Genesis [1]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Tarara~ tarea
: Mi enfermedad - Andrés Calamaro
: Mi bolsa de dormir ;3;!

Título: Genesis
Autor: Satommy
Parejas: Inoodai
Género: No sé ewe~
Extensión: Mini-serial
Notas: Ódienme... pero la inspiración me vino sola y de la nada y me hizo acordar de un libro que quiero leer y se me salió de las manos pero éste es mini-serial e incluso la extensión por capítulo es más corta que la de SR ._. así que u3u no creo que sus actualizaciones demoren y si demoran :'D PERDÓN hahahaha uwu está random, y feo porque por primera vez hago en primera persona Q_Q *fail* Perdón :C



Lo vi de pie junto a la columna de aquel bar, tenía el celular en la mano pero llamaba sin ver la pantalla, sus ojos estaban plasmados en la figura delante suya bailando de arriba hacia abajo con el cuerpo de un joven delgado, coqueto y sin ofenderlo, sexual. Se notaban las intenciones de ambos y al parecer, no sólo yo lo veía. Ese castaño de mirada parda que dejaba libre la delicadeza de su alma a vista y paciencia de quienes ahí estábamos, también lo notaba. De pronto el joven, el que danzaba tan pegado al otro cuerpo sacó de su bolsillo el celular, mirando con una mueca de fastidio a quien osaba interrumpirlo pero no atendió la llamada, sus manos guardaron rápidamente el aparato y tomaron de la cintura al otro chico, girándolo hasta que sus labios encontraron su camino, dándole paso a sus lenguas que con descaro, se dejaron ver ante su público: el castaño y yo. Pero ese chico, fui testigo de cómo se quebró y si alguien me preguntara, yo podía dar cuenta de que había escuchado algo romperse pues sus ojos ahora no brillaban. Tenía lágrimas, sí, pero ya no estaban vivos, parecía un cuerpo sin razón de ser y ahí comprendí tal vez lo que le acontecía, no era muy difícil de suponer.
Empujándome entre tantas personas alcancé aquel lugar a su lado, tomándolo por los hombros para cobijarlo contra mi pecho, sintiendo como es que el llanto salía despedido sin control alguno para refugiarse en mi cuerpo desconocido, queriendo comprenderlo, deseando hacer algo para poder sanar aquel diminuto ser que ahora se hallaba destrozado, ¿por qué había tanta crueldad con los humanos?
La pureza de las almas como la de aquel joven se ensuciaban a causa de eventos así, con éste tipo de incidentes era que siempre las personas se volvían malas y yo debía hacerme cargo cuando habían colmado el límite de cada una de estas.
En silencio, una vez sentí que la presión de sus manos sobre mí se hizo más suave, lo tomé por la cintura y lentamente lo llevé fuera de aquel establecimiento, por aquel día mi trabajo debería de esperar puesto que aquel chico me necesitaba y aunque yo no tuviera alma, poseía compasión y quería cuidarlo.

-L-lamento que me veas así… que pena, que un desconocido me deba consolar…

Su voz salió entrecortada y tuve que sostenerme yo de su cuerpo para no caer al suelo, a pesar de llorar aquel joven luchaba por mantenerse en pie y poder mirarme, hablándome forzadamente pero aún entonando cada sílaba tan armoniosamente que me asustó. La piel se me erizaba. Parpadeé confundido y negué, no había manera en que yo hablara, mi voz saldría tan grave que temía asustarlo.

-G-gracias… por sacarme de ahí… - me miró sonreír y me correspondió, nuevamente haciéndome sentir fuera de mis cabales – Supongo que soy muy tonto, ¿verdad? Cualquiera iría a reclamarle a su novio… por besarse con otro y yo… yo sólo me pongo a llorar
-No eres tonto… - agradecí que mi voz no saliera alterada, sino con un tono normal y para mi gusto, un poco aguda – No tienes que culparte de algo así
-No es así – susurró, soltándose de mi agarre con suavidad pero noté con el tacto de su fría mano, que temía que deseara aprovecharme de él – Pero lo dejaré… y-yo, yo terminaré con él aunque me duela

Mantuve silencio, en la poca experiencia adquirida había tenido la oportunidad de ver que la mayoría rogaba por mantenerse atada a la persona que le lastimaba, quedarse a su lado por mucho que fuera algo dañino y desgastante, yo no lo entendía y lo notó, sus ojos nuevamente me miraron, ésta vez con una gracia viva pero no era felicidad lo que me mostraba, era burla que le quemaba el cuerpo lacerado de heridas.

-Siempre me lo ha hecho pero nunca lo había visto… Él siempre me engaña, él… hace mucho que dejó de amarme…

¿Amor? Su término era basto y yo no le hallaba un significado tan corto como para enlazarlo a un alma, pero al verlo ahí de pie dudé de ello, incluso dudé de mi existencia y de mi propósito. Una vez leí en un libro: “¿Qué pasaba si el amor y la muerte se abrazaban? ¿Se muere el amor o se enamora la muerte? Tal vez la muerte moriría enamorada y el amor amaría hasta la muerte”.

Gracioso, e irónico… ¿Qué pasaba entonces si la muerte se enamoraba del amor de un humano?

4 comentarios :

Akire Yamada dijo...

Yo quiero la continuacion u3u
Aun que digas que no, tu siempre escribes demasiado bien y todos tus fics son perfectos uwu a mi me encantan y los amo u3u ♥
Espero que no demore amoda mia uwu yo quiero saber que pasa? ;O;

mabelucome dijo...

Creo que este fic me va a gustar e.e Conti~ dsadsadsadsadasdsa

Natarashi dijo...

Dai tiene el corazón roto u.u pobre
pero Kei me intriga saber que es y como es quese enamorar siendo algo que nunca a sentido

yuumhi dijo...

Crei que la ultima frase estaba ligada a Psicologia y casi me hago bolita XD! es que eso no me va ;w; Pero aun asi, te digo que me enamoré de este nuevo fic, mucho tiempo no tengo para leer asi que... MEEE GUUUSTOO y este prologo estuvo genial. Fue tan, tan... asdasdasd, me atrapaste con este fic♥


up