Cruel [Drabble]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Mi espalda D:!
: Nada ._.
: La cama de mis padres -3-

Título: Cruel
Autor: Satommy
Pareja: Ariokamoto-oneside Inoodai
Género: Angst -3-
Extensión: Drabble
Notas: Digan lo que digan, al real si lo amo... PERO SOLO AL REAL D: dios que ando furiosa XD! Sheila... este drabble es todito tuyo que lo basé en lo que me dijiste LOL




----(FLASHBACK)----

-¿Pero irás? - preguntó el menor en voz baja con ese tono que incluía los nervios y la ilusión combinados - ¿De verdad?
-Sí lo haré – prometió con una pequeña risa - ¿Es que no me crees?
-Pero es que tu...
-Kei tiene examen, además... no tiene por qué enterarse siquiera

----(FIN FLASHBACK)----

Recordó aquella conversación telefónica y aquella melodiosa voz que lo había citado ahí, ese día y a esa hora... ¿Cuánto ya llevaba con esto? Su amor por Arioka había superado los límites del tiempo y había esperado pacientemente por un poco de atención de su parte... ¿Es que acaso era tan malo amar a alguien que ya tenía dueño? Miró a todas partes con los ojos y luego vio el celular para asegurarse con la hora.

“4:30 p.m.”

Ya era la hora acordada y no habían señales del pelicastaño, trató de encontrar su sonrisa en alguna de las personas que pasaba por su lado pero no lo hallaba... ¿Por qué es que se encontraba atado? Deslizó los pies por el piso y se sentó en una de las banquetas, escuchó el pitido del tren anunciando su llegada y suspiró, cerró sus ojos y se puso a divagar en su mundo, en ese mundo que había creado para él ser feliz, para donde no tenía que preocuparse ni de su carrera ni de sus estudios, menos de su vida privada...

Siempre que la mentalizaba se hallaba en una casa de campo, era amplia y cálida, hogareña. El se hallaba junto a la ventana componiendo una canción y luego aparecía Daiki por la puerta con unas partituras, pidiéndole con esa sonrisa tan suya que le tocara algo y que también se la cantase.

Otro pitido de tren lo hizo despertar, abrió los ojos sobresaltado y miró la hora “5:15 p.m”, se había quedado dormido pero... No, no había nadie ahí... Se volvió a parar y dirigió al anden, tal vez el mayor había pasado pero al no verlo se puso a buscarlo en otro lado... ¿Verdad? Giró la cabeza en su búsqueda pero no había señal alguna de su prescencia... ¿Por qué?
Se colocó los auriculares de su iPod y se dedicó a escuchar música, fiel a la idea de que tarde o temprano llegaría ¿Por qué faltar a la cita que él mismo había acordado? Cerró los ojos con fuerza impotente a la realidad que lo envolvía... ¿Por qué todo era tan cruel? Unas amargas lágrimas cayeron por sus mejillas y las secó desganado con el dorso del saco que llevaba puesto... ¿A qué hora ya se habían hecho las 6:30?
Entumecido caminó fuera de la estación de trenes, consciente de que no habría ya una cita acordada en aquel lugar, miró a las personas pasar a su lado, incluso algunas le chocaban el hombro pero... ¿y a él qué le importaba?
Escuchó su risa tintineante y alzó la mirada... ¿Es que eso era cierto? Miró a Daiki colgarse del brazo de Inoo y sus ojos volvieron a humedecerse ¿Por qué ese hermoso niño tenía que ser tan cruel con él? ¿Por qué solo jugaba con sus sentimientos? Quiso atraer su atención con algo, lo que fuere pero no fue necesario, sus ojos... Esos hermosos ojos marrones se posaron en los suyos y rió con cinismo, un cinismo que solo fue perceptible por unos míseros segundos... ¿Cuándo es que se había vuelto un iluso? Arioka pasó de largo ignorando su prescencia, incluso con descaro dejó un beso en los labios del pelinegro, todo delante de su mirada... ¿Es que jamás iba a tener en cuenta que estaba enamorado de él? Caminó como alma en pena por las calles, sin notar lo que lo rodeaba ni nada que pudiera guiarlo. Escuchó otro pitido de tren y se detuvo, miró hacia la derecha y una luz blanca lo cegó, unos gritos fueron el último sonido que logró escuchar y luego, todo era negro...

Arioka... ¿Por qué eres tan cruel conmigo?

JUMP House [2]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Mi cel ;w;♥
: Nada ._.
: Ya estoy en mi cama uxu



Título: JUMP House [2]
Autor: Satommy
Parejas: Takachii, Yamajima, Inoodai
Género: Funny [?]
Extensión: Drabble


Chinen se quedó estático apenas entró en la casa, su mano buscó la de Takaki y la apretó, él, quién recién terminaba de sacarse los zapatos se sobresaltó y más aún cuando el más bajo terminó por abrazarlo.

-Deténlos... - murmuró el pelinegro - Si no...

El castaño alto vio hacia la sala, el mismo lugar en donde su pequeño novio había fijado la vista. Su cuerpo también se tensó apenas se percató de quiénes estaban ahí y en lo que estaban haciendo... ¿Acaso es cuarteto no había aprendido? Yamajima estaba a un lado de la mesita de centro e Inoodai al otro, jugaban Pictionary en parejas y la última vez que lo hicieron, no había terminado nada bien: Ryosuke se fue por tres días de la casa e Inoo y Daiki en una sesión de sexo desenfrenado por casi una semana... Valga aclarar que nadie había dormido esos días, ya fuera por los gritos e insultos de Yuto o por los gemidos de los otros. La tensión de esos días fue extremo, todos, pero absolutamente todos tenían mal humor, salvo los dos tórtolos que no les importaba ser indiscretos y descarados... Takaki maldijo para sus adentros y es siempre era así, dependiendo de quién ganara o perdiera, se armaba toda una guerra en la casa y todos tenían que sufrir en conjunto. Sintió el cuerpo de Yuri temblar entre sus brazos al oír a Inoo chasquear los dientes en señal de molesta y sin pensarlo se separó de su novio, corrió a la mesita para coger todas las tarjetas y el dado del juego, y luego, de un solo tirón les quitó los dibujos a todos, oyó los quejidos y protestas de todos pero los ignoró, saliendo como alma que lleva el diablo de esa casa, pensando donde botar todo aquello...

Todo fuera por hacer prevalecer la paz de aquel lugar.

JUMP House [1]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Mi gata molesta mucho -3-
: Ultraviolet - Stiff Dylans
: El piso D:!

¿Se acuerdan de los drabbles que dije que haría? Pues :D Acá comienza la saga... Si están feos -3- Perdón, pero recién los inicio... Además que valga aclarar que solo serán drabbles toditos los que haga con "JUMP House", serán como... episodios de la vida cotidiana de los chicos de HSJ viviendo bajo el mismo techo XDDD o sea que pueden leerlos sin ningún orden, solo que éste será... Por decirlo de algún modo, el "primero" o "inicio. Espero que les guste D: y si no lo hace, díganme y dejo de hacerlos~~~ Bueno :D Eso es todo, gracias por leer [?] XD Comenten D:



Título: JUMP House [1]
Autor: Satommy
Parejas: Hikato
Género: Lime [?]
Extensión: Drabble
Summary: No era por nada que Keito tenía temor~


Keito sacó lo último de ropa que tenía en la maleta y la guardó en el cajón. Soltó un largo suspiro apenas terminó y se acercó a su guitarra acústica, la tomó con sumo cuidado entre las manos, dándole su primera tocada en aquel lugar... ¿Cómo era que Yabu había logrado convencer a Kitagawa de eso? Hacer que todos los JUMP vivieran juntos era una locura. Y él tenía miedo. No creía que pudiera pasar un solo día tranquilo ahí ¿Cómo se supone que iba a estudiar? Él necesitaba tranquilidad y...

-¿Terminaste? - el mayor le dio una nalgada y luego lo abrazo por la cintura - ¿Qué te parece tu habitación?

...Y más que nada, necesitaba estar alejado del hormonal de su novio, dudaba que no le hiciera perversidades cada que le diera en gana y sabía que no podría detenerlo porque Hikaru nunca aceptaba un "no" por su parte. Y ese nunca era nunca.
Suspiró con algo de excitación al sentir esas manos recorrerle todo el vientre y caderas hasta la entrepierna, presionando por sobre la tela y causando que de inmediato su miembro despertara.

-Keito... - susurró en su oído el mayor - Deja tu guitarra mientras yo cierro la puerta con seguro

Solo asintió y caminó al pedestal... No, definitivamente no iba a tener paz en esa casa...

Yo las quiero :D

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Mala persona~
: La tv ._.
: Mi rincón azul [?]

Hola :D! Satommy acá... creo que hace muchísimo que no pongo un post de admi, creo que tampoco había motivos XD pero esto lo amerita aunque sea plenamente para marketear un aparato que me hará más fácil la vida LOL! Y para alzarme un poco yo mi ego [?] honey, si lees esto, pues que te enteres que regalos tuyos no necesito :) solitos me los pago ¿si?

Volviendo al tema, ustedes sabrán como es estar en una pc/laptop, el internet te jala a muchos lados D: Eso me pasa a mi... Me distraigo con absolutamente todo lo que es TODO ._. no sé... en serio XD no sé cómo es que a veces abro word y me quedo cuatro horas pegada en otra cosa totalmente ensimismada y me olvido de escribir -3- Bueno... Eso es lo que me pasa y he ahí... el detalle de este post.
Solo Mabe ha visto mi cuaderno rosa con brillitos donde escribo, pero no es el único lugar donde lo hago, escribo en otros cuadernos también, o en mis hojas de clase, siempre XD pero siempre me inspiro en clase o en el bus y eso... En clase puede ser conveniente usar el cuaderno pero en el bus... Créanme que es incómodo D: no puedo ._. y a veces hasta me duermo ;3; Y justo pensaba "Entraré a clases D: menos tiempo" pero luego razoné... "Hay word para celulares *-*" Así que me eché a buscar un celular con Windowa Mobile pero no... El que me gustaba no convencía a mi señor padre así que... Busqué uno Android :D! Y me conseguí un hermoso smartphone uxu♥

Photobucket

Ahí se ve el protector de pantalla que tengo también en la laptop ._. aunque solo es una parte XD Me gusta esa porque justo están ID y YJ LOL~ la más obsesionada, asdasdasd no es hermoso *-*? Le conseguiré un sticker de pinguino así como el de ovejita que está ahí pegado XDDDDDDDDDD
Este celular es... perfecto *-* No solo tiene teclado Qwerty, sino que la pantalla es táctil... y es Android, como ya dije, no hay nada más perfecto♥ Estoy enamorada de un celular ;3; ¿ya les dije acaso que soy una geek? Creo que hace menos de un año decía "Estoy enamorada de mi kindle ;w;!" Jajajajaja sadads ¿ven el cuadradito morado? Bueno :3 ese cuadradito morado enmarca justamente el "Documents to go", una aplicación para usar word, excel y powerpoint :D o sea, me va de lujo para la universidad también♥ Pero justamente, también me va perfecto para escribir uxu ya en estos dos días de clase he andado avanzando "No me olvides", espero terminarlo pronto ;3;! Y luego con GnR y así :'D volver a ser responsable con mis fics XD aish, bueno, eso era todo lo que quería comentar, contar, marketear y toda la cosa... uxu♥ Bye.

Bye [Drabble]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Nunca XD voy a superar esto...
: Midnight Train - JUMP Band
: Sigo en mi cama D:

Título: Bye
Autor: Satommy
Pareja: Ariokamoto
Género: Angst fail
Extensión: Drabble
Summary: "Si te enamoras de dos personas, quédate con la segunda porque si en verdad estuvieras enamorado de la primera, jamás te hubieras enamorado de otra"
Notas: Sin comentarios XD no puedo -w- dejar de meter al Inoodai



Daiki sintió como lentamente su mano era soltada y se giró a ver asustado al menor a su lado quien se tapaba los ojos con las manos para que no lo viese. Quiso dar un paso hacia su lado para abrazarlo y poder preguntar qué le pasaba pero Keito lo esquivó, alejándolo de lado, negando suavemente mientras se controlaba.

-Terminemos...
-N-no... Keito... Sé que... estuvo mal pero...
-¿No lo entiendes? - lo miró con los ojos vidriosos - ¿Como es que hasta yo lo hago pero tú no?

El castaño bajó la mirada y esos brazos tan cálidos que muchas veces lo habían abrazado y le habían transmitido su amor, lo acurrucaron con suavidad en su pecho, dejando un beso en su frente antes de que se humedeciera por las lágrimas que salían del otro.

-No me amas...
-Sí te amo...
-No Daiki, tu me amabas... Ya no lo haces... - se le cortó la voz al decirlo y recién después de unos minutos volvió, minutos en los que ambos lloraban en pequeños sollozos – Ya te... volviste a enamorar de otra persona...
-No Keito... De verdad... Yo te amo, yo...

Otra vez ese frío sentimiento se hizo presente cuando las manos del menor lo soltaron, lo miró sonreír sin alegría, le despeinó el cabello y negó ¿como es que había dañado a un ser tan hermoso? Arioka se puso a llorar más fuerte, tapándose el rostro con ambas manos para que no lo viese llorar de aquella manera, tan humillante y a la vez vergonzosa.

-Prométeme que te cuidarás ¿sí? No quiero que te enfermes... - dio un paso hacia atrás – Dile a Inoo que te cuide bien, que no por nada te haya arrebatado de mi lado

No hubo más que decir, Okamoto se dio media vuelta y con la dignidad que aún poseía se marchó con el rostro en alto, dejando parado ahí a la persona que más había amado en su vida pero que ahora debía dejar libre.

Du, Min [Drabble]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Keito~♥
: Nada
: En mi país ;3;

Título: Du, Min
Autor: Satommy
Pareja: Hikato
Género: Fluff fail
Extensión: Drabble
Summary: Porque esa faceta... Solo debería ser vista por él
Notas: Hahahaha lo que me hace Midnight Train XD ¿ya dije que amo la canción?


Estaban todos sentados en la sala de estar, mirando ya lo último del DVD del Summary que Ryosuke con tanta insistencia les había hecho ver. Él yacía sentado al lado de Yabu con Keito sentado atrás suyo en el respaldar, miraba al menor de reojo y luego a la pantalla, se cruzó de brazos con una actitud ciertamente hosca y al terminar el video, se levantó de golpe, saliendo a zancadas de la habitación. Se dirigió a una de las máquinas de refrescos y sacó uno, abriéndolo y tomándolo para calmar su enojo.

-¿Qué te pasa?

La voz de Keito con su palpable acento inglés lo hizo girarse, bufó con enojo y se giró hacia el otro lado, como haciendo berrinche.

-Hikaru...? - se le acercó por la espalda, abrazándolo por la cintura y apoyando la cabeza en su hombro - ¿Qué te sucede?
-¿Porque tienes siempre que querer resaltar tocando la guitarra?
-¿Qué?
-Te ves tan... endemoniadamente sexy – susurró y rendido se volteó hacia él, abrazándolo con posesividad – Odio saber que ya todos pueden ver lo perfecto que es Okamoto Keito, no quiero que te roben de mi lado...
-Baka – el menor se rió entredientes y lo abrazó por el cuello, uniendo sus labios por algunos segundos - ¿No eras tú el que me enseñaba a ser “cool”?
-Me arrepiento, volvamos a hacerte nerd...
-¡Yo nunca he sido nerd!
-¡Pero debemos hacer algo para que no te vean! - miró al menor e hizo una mueca - ¿Y si te lo pido por favor?
-Olvídalo – volvió a reírse y se separó de él, tomando su mano – No deberías siquiera preocuparte por sandeces como esa
-Claro... - bufó – Te gusta la atención...
-Uhm? - le guiñó el ojo – Me gusta la que me da mi novio... - se relamió los labios con lascivia - ¿Qué decías de que me veía endemoniadamente sexy?

Hikaru sonrió, tal vez las personas ahora podían ver lo perfecto que era su novio pero habían cosas que aún solo estaban reservadas para él.

Ego Timeo, Ego Desiderium [OneShot]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Estoy... con ganas de matar gente -w-
: Rambling Girls - After School
: La terraza :)

Título: Ego Timeo, Ego Desiderium 
Autor: Satommy
Parejas: Inoodai
Género: Slash ._.
Extensión: Oneshot 
Summary:  Hay cosas que en la vida no pueden detenerse, hay cosas que están simplemente puestas en la línea de tiempo que llegan a dar un “click” e ir en cuenta regresiva... Esta, esta es una de esas cosas
Notas: Me la fumé, feo así que… no me critiquen mucho e.e
P.D.: ESTE FIC ESTÁ DEDICADO A MABELUCOME ;w; Perdóname niña por la demora asddasasd ;3; en serio... Espero que te guste...

 
"Juré no volver a amarte, juré olvidarte, juré jamás añorarte y juré... Juré no querer volver a tu lado"

Los lentes negros que llevaban eran más que prácticos y más que eso... Le ayudaban a recordar y a asimilar su realidad, le hacían ver de modo gris todo los que le rodeaba, "la triste realidad" en la que vivía que aunque tal vez la exageraba, era de de la forma que se había resignado a vivir.

-Kei...

Sabía que nadie lo entendía, todos en el grupo lo miraban extrañados cada que llegaba con los lentes puestos, los usaba en verano, primavera, otoño e incluso en invierno; siempre pensando que era para ocultar las ojeras que dejaban sus trabajos de la universidad...

"Menuda mentira... Nada más lejos de la realidad"

Era verdad, ya habían pasado casi dos años en los que no dormía y las bolsas oscuras que tenía bajo los ojos eran muy notorias pero no eran por sus tareas o proyectos, no claro que no y mucho menos usaba los lentes para ocultar las ojeras, él las usaba para ocultar su mirada, no le gustaba que se dieran cuenta a dónde miraba...

----(FLASHBACK)----

-¿Porque siempre lo miras? 

La voz de Yabu lo hizo paralizarse y se giró asustado a verlo, sin embargo ser un as en la mentira tenía sus facilidades incluidas, solo se rió despacio y le dio una palmada en el hombro al mayor.

-¿Es que tu no lo ves Kota? Tiene la camiseta al revés, estaba pensando si en ir o no a decirle algo, pero mejor ve tu, si yo se lo digo lo tomará a mal

----(FIN FLASHBACK)----

"Tomarlo a mal... Claro... Simplemente no tenía cara para ver a Daiki"

Inoo Kei se odiaba a sí mismo por quedarse idiota muchas veces viendo al menor, pendiente de cada mínima acción que este realizaba, sintiéndose impotente de no poder acercarse a abrazarlo o a hacerle bromas ¿En qué momento también perdieron su amistad? Desde hace mucho que ambos habían sobrepuesto aquella unión por sobretodo y todo... Era realmente todo... Inoo se había enamorado de él, antes o después de algún momento, la cuestión era que lo amaba pero... Como Arioka le había dicho alguna vez...

"Eres la persona más importante en mi vida, no quisiera perderte por ninguna tontería"

Una estúpida rima que se hacía presente en su mente cada que abría la boca para confesarse, él no quería perder a Daiki, jamás iba a querer eso.

Irónica. La vida era irónica.

Ahora no tenía ni siquiera su amistad... Aquella barrera, esa distancia marcada que se formó entre sus almas era notable para todos... ¿Qué había ocurrido?

-Kei, te estoy hablando - giró el rostro con molestia y miró al mayor - ¿Cómo es que siempre estás en tus nubes?
-No te molestes Kota, simplemente, estaba pensando en una maqueta que debo terminar...
-¿Para cuando es?

El castaño tomó al pelinegro por el brazo y lo jaló de su lado del sofá para sentarlo en sus piernas, era imposible que Inoo ocultara el sonrojo que ahora tenían sus mejillas ¿Pero quien decía que era ese sonrojo dulce y tierno de los “enamorados”? Era mas bien de vergüenza, de vergüenza de ser tratado así, más por alguien a quien no amaba pero a quien usaba solo como escudo y una fácil excusa... Aprovecharse de los sentimientos de Yabu no era justo, pero tampoco era justo tener que aguantar las acciones cariñosas de Daiki con su novio, lo que él hacía era autodefensa, no estaba prohibido y siquiera un mínimo quería al mayor... Debía de hacerlo, aunque fuera solo para fingir bien.

-Para la próxima semana Kota – suspiró con cierta molestia y se quitó los lentes para verlo - ¿Por qué me preguntas?
-Porque... -se acercó a sus labios y los rozó – Quería que vinieras a mi casa para...

Un chasquido, ese chasquido que siempre sonaba y que jamás llegaba a identificar de quien era. Una vaga ilusión, una simple esperanza le hacía creer que era de Daiki y su corazón palpitaba con fuerza ante aquello, giró el rostro como muchas veces antes pero solo lo encontró acaramelándose con Takaki... ¿Porqué? ¿Por qué el podía tenerlo así?
Yabu lo tomó de la barbilla y empezó a besarlo... Y se entregó al contacto, imaginando que aquellos labios, que aquella piel que sus manos acariciaban, que aquellos roces de nariz tan cariñosos que compatía con el mayor eran en realidad con Daiki... Pero sabía, no muy en el fondo sabía... Que los labios de Daiki eran mucho más dulces y delicados, sabía que su piel, más suave que la seda era frágil a las caricias. Cómo le gustaría ser él quien pudiera darle y recibir todas aquellas cosas por parte suya, pero la vida no le había dado esa opción y él, resignado, lo aceptaba así. Todo fuera por no dañar a aquel hermoso ser llamado Arioka Daiki. Él entendía su posición, él sabía que... Era su ex mejor amigo, ahora solo compañeros.

----

-Kei, voy a salir
-Ajam...
-Cierras con seguro cuando te vayas

La voz de Kota sonaba a lo lejos, como pequeños murmullos, pero no quería despertarse, no quería verlo y mucho menos quería recordar el sexo que habían tenido la noche anterior. Entregar su cuerpo por el placer y por el despecho jamás había sido gratificante...

“Daiki... ¿Acaso tu ya te has entregado?”

El teléfono del departamento del mayor lo sacó de sus cavilaciones, en un primer momento pensó en no responder pero la insistencia era desquiciante, salió de la cama desnudo y alzó el teléfono sin percatarse que en realidad, era el intercomunicador.

-¡YABU KOTA! ¡ESTOY SUBIENDO, TIENES 5 MINUTOS PARA ESTAR CAMBIADO Y RECIBIRME!

Se quedó perplejo, no reconoció la voz alterada por el aparato pero entendió el mensaje, corrió a la habitación por algo de ropa, solo alcanzando a colocarse el boxer cuando la puerta fue abierta como si nada.

“Maldición Yabu, tu manía de dejar todo sin seguro”

Corrió al estar para ver quien era y ofrecer unas disculpas pero no hubo palabra que lograra salir de sus labios, ni siquiera un pequeño ruido que diera a entender que sabía lo que ocurría.

-¿Kei?

Daiki se lo quedó mirando de pies a cabeza y agradeció a todos los cielos no haber dejado ni esa vez ni nunca que Yabu lo marcara ¿cómo iba a hacerlo si ni siquiera se sentía suyo?

-Dai-chan...
-No sabía que tú y... Yabu... - sus mejillas se tiñeron de rosa y avergonzado de no haberlo dejado de mirar tan directamente, desvío la trayectoria de sus ojos, enfocándose en los adornos de la pared
-Eso hacen las parejas ¿no? Takaki ya te...
-Soy virgen Kei, no quiero acostarme con Yuya

Maldita sea la curiosidad, aquel que estaba en frente suyo había pasado de ser perfecto a ser sagrado, lo miró con un tipo de aura que envolvía la pureza y se controló de no tirarlo al piso y poseerlo.

“Me encantaría ser el primero”

-¿Qué te trae por acá tan temprano? - preguntó el mayor, tratando de llenar aquel molesto silencio que se había establecido entre ellos – Es gracioso que vinieras a hablar con Yabu tan temprano siendo que tú no eres de los que puedan levantarse temprano
-¡Eso es cruel!

Daiki caminó hasta él y le quiso dar un golpe en el hombro. Pero solamente quiso. Sus mejillas rosadas se tiñeron rojo intenso de tan solo imaginar su piel siendo tocada por sus palmas, retrocedió un paso y se volteó.

-¿Está?
-No, habrá salido ya hace casi una hora...
-¿Ah sí? ¿Y tu porque te quedaste? ¿Que acaso ahora ya viven juntos?

¿Sonaban con desprecio acaso aquellas palabras? ¿Porque aquel fino sentimiento de dolor podía ser detectado en su tono de voz al decirlas? O tal vez... Él las quería entender así, una estúpida forma de querer avivar la llama de esperanza.

-No, pero la universidad y tratar de tener una relación... Cuando tengo el día libre me gusta quedarme dormido hasta tarde
-¿Día libre? - Daiki empezó a contar con los dedos, haciendo una cara de sorpresa - ¡La grabación del Yan Yan JUMP!
-¿Qué? - asintió mirándolo sin entender bien – Sí, debía ir junto con Hikaru y Takaki...
-Yamada, Yuto y Chinen están con sus doramas, Keito con la universidad, hoy tiene clases hasta tarde y... ¿Por qué me miras?
-¿Por qué lo haces?
-¿El qué? - frunció el ceño para verlo pero nuevamente su desnudez lo distrajo – Kei ¿es mucho pedir que te pongas ropa?
-¿Te pongo nervioso? - solo jugaba y para hacerlo más entretenido se acercó a él – Si te sientes incómodo, sácate la ropa y así ambos quedamos igual, no tendrías ya...
-¡Lárgate a cambiar!

No pudo ni siquiera ver por el rabillo del ojo al menor, éste lo había empujado de un solo movimiento a la habitación para que se pusiera ropa encima ¿Como era que Arioka Daiki a sus 20 años aún podía ser así de inocente? Se colocó el pantalón y la camiseta, apenándose de que ambas prendas las hubiera usado ayer; salió a los minutos, encontrándose con un agradable olor a café, caminó a la cocina de Yabu y lo vio. En cinco segundos pudo enter a la perfección qué era lo que más anhelaba en la vida...

-¿Ya estás cambiado?
-No, me quité la ropa interior y ahora voy a violarte Dai-chan
-¡¿Qué?! - se giró a verlo y lo vio cambiado ¿porqué carajos había hecho eso? Se volvió a girar, sirviendo el huevo revuelto en un pequeño plato junto con dos pequeñas salchichas – Siéntate y come
-¿Por qué me estás haciendo el desayuno?

Tímido... Se sentía tímido, algo cohibido, con ganas irremediables de llorar por aquel hermoso gesto que le hacía la persona que amaba, no miró al menor, sino hubiera encontrado sus mejillas rosadas otra vez pero esa mirada llena de sentimiento que solo podía dedicársela a él.

-Te acabas de quejar hace un rato de tu triste vida, hay que hacerla más alegre y lo que a ti te anima, es la comida

Kei rió con fuerza y lo miró, regalándole una sonrisa sincera... ¿Cómo es que después de tanto podía compartir así con él? Se inclinó haciendo un agradecimiento y empezó a comer, cogiendo los cubiertos en vez de los palillos para no desperdiciar nada de lo que tenía servido. Escuchó el ruido de una silla moverse y vio a Arioka sentarse delante suyo, mirándolo con expectación, deseando saber qué le había parecido lo que le había hecho.

-Sé que no es la gran cosa pero...
-Daiki, está delicioso – le susurró, dejando el plato vacío a un lado – Así que no...
-Kei, tengo curiosidad – lo calló por la vergüenza, no queriendo escuchar sus halagos - ¿Porque usas siempre lentes de sol? A veces creo que te has envuelto en una pelea y quieres ocultar los moretones
... ¿Por qué?

“Porque me quitas el sueño”

-Simplemente me molesta que me pregunten si estoy bien
-¿Por las ojeras? - asintió - ¿Porque no duermes más? Antes lo hacías y...
-Desde que perdí a mi asistente favorito se me hace más difícil terminar los proyectos, así que debo amanecerme más seguido
-¿Tu asistente? No sabía que... - se volvió a callar al caer en cuenta de lo que hablaba - ¿Te refieres a mi?
-¿Quién más? - se rió sin alegría, más bien con cierto dolor.

----(FLASHBACK)----

-Daiki, alguna vez... ¿te has enamorado?

El menor sabía a qué se refería, él se sentía de igual forma pero no quería admitirlo, mucho menos decirlo, había visto demasiadas películas -su fuente más confiable para relaciones- como para saber que las amistades se arruinaban por una relación y si él alguna vez llegaba a perder a Kei, podría... Morir...

-No lo sé...
-¿No lo sabes?
-Takaki me invitó a salir... Hemos ido a dos citas ya...

Mentira, todo era mentira, no había salido con él y había rechazado sus invitaciones pero, desde su punto de vista era la forma más fácil de evadir el tema.

-Ah... ¿Y entonces?
-No sé, me gusta, pero no creo que esté enamorado...
-Ah...

Después de aquello, tuvo que sí aceptar la invitación del otro mayor, sonriendo falsamente al inicio y luego solo acostumbrándose a su prescencia ¿Cuánto ya de eso? ¿un año? Era gracioso como aun siendo pareja no lo dejaba sobrepasarse con él, muchas veces habían peleado pero Yuya, proclamando su amor decía que lo esperaría pero si en algo estaba seguro Arioka, era en eso... Jamás se entregaría si no era por amor.

----(FIN FLASHBACK)----

-Dejaste de invitarme desde que te dije que salía con Yuya
-¿Cómo tomarías tú que tu novio se vaya a dormir a la casa de otra persona?
-Él no es celoso...
-Aunque no lo sea, creo que no era, ni es lo más...
-Kei...
-¡¿Qué te pasa hoy que no quieres que termine de hablar en nada?! - le dijo medio riéndose

Daiki lo escuchó y se rió divertido, embobando al mayor con aquella sonrisa. Dios, ¡¿como maldita sea podría controlarse de hacerle algo si estarían solos en aquel maldito departamento todo el día hasta que Yabu regresara?!

“Claro... Acuéstate con él en el departamento de tu novio”

-¡No te rías! Lo decía en serio – mejor pararlo antes de hacerle algo, lo miró calmándose y sonrió – Dai-chan ¿Takaki no te ha dicho nada? Son 2 años de relación, es extraño que...
-No me excita
-¿Eh?
-Yuya no me excita – sus mejillas se sonrojaron con violencia, mirando hacia la mesa – Me gusta... abrazarlo, es agradable, me gusta que me cargue pero... De una forma más íntima, no me atrae
-Siento que lo describes como tu oso de peluche favorito
-Es algo así

Inoo abrió y cerró la boca, no sabiendo como entender aquella confesión.

-Daiki... ven un rato...

El menor no entendió en un primer momento pero no preguntó, vio a Inoo levantarse y salir de la cocina, así que solo lo siguió, entrando al final en la habitación de Yabu, siendo sorprendido cuando el pelinegro lo tomó de los hombros y lo sentó en el borde de la cama.

-¿Qué... vas a hacer?
-Una pequeña prueba, me causa curiosidad... - le dijo sonriendo – Si yo no logro excitarte tu...
-Kei ¿eres seme o eres uke?
-¿No digo? No me dejas terminar... - dijo en voz baja pues se sintió humillado por la pregunta
-¡No seas malo Kei! ¡Cuéntame~!
-Uhm... el segundo – dijo, tosiendo amargamente
-¿Entonces que no lo has hecho por adelante aún? - vio al mayor negar e inevitablemente sonrió – Sigue con lo que decías...
-Daiki, me estás mirando pervertidamente
-¡Mentira! ¡Tu eres quien me trajo a la habitación!

Se quedó mudo de impotencia, es verdad, lo había hecho y no tenía ni un mísero deseo de querer irse de ahí sin haber profanado a aquel menudo cuerpo que estaba ahí sentado, tan... Dispuesto.

“Oh Daiki... Me encantaría besarte ¿pero no es acaso ese un pecado?”

Se sentó en la cama junto al menor y se echó mirando al techo, suspirando y meditando qué hacer.

-Kei ¿por qué dejaste de hablarme? - se recostó a su lado, mirando de igual forma hacia arriba
-No fui yo el que se alejó ¿sabes? De pronto tu fuiste distanciándote, estabas con Yuya y yo di por sentado que no querías agregados
-Nunca has sido un agregado, eres mi mejor amigo... Además que yo sentí de igual forma cuando empezaste a salir con Yabu...
-Eso fue casi un año después Daiki, no lo uses de excusa
-No lo uso de excusa, es lo que sentí
-Tu para ese momento ya no me hablabas – giró solamente la cabeza, mirándolo de perfil - ¿Por qué te importa eso ahora?
-Kei... - el también se movió, pero con todo el cuerpo para mirarlo fijo - ¿Tú lo amas?
-¿A quién? - no se dio cuenta de lo dicho hasta ya después, suspiró con pesadez y también giró su cuerpo, tomando al menor de la cintura para acercarlo más, no con doble intención pues era algo que solía hacer desde siempre, o por lo menos algo que hacía antes de distanciarse – Creo que eso lo responde ¿o no?
-Creo que... No – se acercó como si fuese lo más común del mundo al mayor, hasta unir las puntas de sus narices - ¿Amas a Yabu? - miró al otro negar, sin dejar que sus ojos se despegaran de los suyos – Yo tampoco... amo a Yuya... - susurró bajito en un resoplo
-Creo que eso... si era obvio Dai-chan – le dijo con una media sonrisa – Si lo amaras, te causaría un cosquilleo ese que... - bajó la mano con suavidad hasta su vientre, acariciándolo por debajo de la ropa – Nace acá y se exparse por todo tu pecho – subió hasta aquella zona de su cuerpo y acarició, esperando ser detenido en cualquier momento pero eso no ocurrió.
-Kei... La prueba de hace un rato... - sus mejillas se tiñeron de un rojo intenso, mirándolo con tanto deseo que era imposible no notarlo – Excítame...
-Daiki...

Se quedó mudo por la sorpresa pero la sonrisa perversa que se dibujaba en sus labios era imposible de ocultar, bajó nuevamente su mano y lo tomó por las caderas, haciéndolo girar hacia la cama y el posicionándose encima suyo. Se acercó a sus labios, dándoles un pequeño roce como preludio antes de besarlo pero no... No en esa dulce boquita entreabierta que el menor tenía, sus labios se dirigieron directamente a la tersa piel blanca del cuello, dejando una marca descarada para causar revuelo, marcar un cuerpo ajeno, profanarlo... Reclamarlo suyo.
Lamió preparándolo, chupó suavemente pero luego hizo una fuerte succión que remató con una mordida volviendo violácea esa parte y recibiendo un hermoso y fuerte gemido a cambio. Gloria, eso era gloria. Las manos las apoyó en la cama solo para alejarse y verlo a los ojos, sonriendo aún más al verlo excitado con tan poco, ¿un chupón en el cuello podía ponerlo así? ¿Y si lo tocaba más? Sus manos ni lentas ni perezosas se hicieron dueñas de la camiseta del menor, sacándosela de un jalón, un poco brusco pero sin llegar a lastimarlo, lo miró a punto de murmurar una disculpa pero dios que fue imposible... Se veía tan sumiso... Tan... apetecible... Si fuera él, ya lo estaría embistiendo pero no, tenía que disfrutar de pleno todo lo que Daiki en su primera vez podía ofrecerle y más que eso... Debía él darle todo el placer posible con sus caricias y besos, quería que a pesar de todo, a pesar de ser tal vez la calentura y el amor guardado que tenían en ese momento, el menor lo disfrutara, que fuera algo que recordara y memorara cada día, a todo momento, anhelando volver a entregarse. El quería iniciarlo sexualmente no solo por amor, sino también por su propio vicio... De alguna forma terminaría por atraparlo ¿y qué mejor que en la cama?

-Kei...

Gimió su nombre en busca de poder sentir más de aquellas caricias, maldición que si hubiera sabido que se sentía así de bien hace mucho hubiese dejado de ser virgen, los labios de Inoo lo recorrían con tal astucia... Con tal pericia que le provocaba gemir y necesitarlo más a todo momento ¿es que era humanamente posible aquello? Su miembro ya erecto dolía bajo el pantalón, se sentía aprisionado y adolorido, tampoco si siquiera se había sado placer con la mano como para saber lo que se sentía aquel tacto en la entrepierna pero al escuchar el sonido del zipper abriéndose, todo movimiento y ruido que había estado liberando quedaron en silencio, mirándolo atento y sorprendido como aquellos labios carnosos bajaban por su vientre y con gran facilidad y ayuda de las manos, se posicionaban frente a su hombría que ya estaba dura, totalmente erguida y que salía orgullosa por entre sus piernas, dándole a entender al mayor como lo había puesto. Lo vio acercarse con lentitud al falo, temblando de nervios por lo que haría. “No lo hagas” pensó pero apenas la humedad de la cavidad envolvió en su totalidad aquella parte íntima y dolorosa, sus dedos tocaron el cielo y lo enviaron más allá, se arqueó de placer y un grito ensordecedor llenó toda la habitación, sin esperarlo, casi inconsciente, empezó a mover las caderas, embistiendo la boca del mayor tratando de llegar más al fondo y poder seguir disfrutando, deleitándose con aquella maravillosa sensación. Su primera vez... Iba a ser el motivo de su locura. Escuchó a Inoo jadear y su cuerpo se tensó, el mayor lo empujó de las caderas hacia la cama y pudo vislumbrar todo el deseo que su cuerpo albergaba. Y él quería calmarlo. Hiz un ademán de moverse para tocarlo, besarlo... Lo que sea que fuera a darle ese cosquilleo al igual que él se sentía pero no, el otro lo volvió a empujar a la cama y más que eso, lo hizo girarse, colocándolo en cuatro. Se sentía extraño, sus mejillas ardían avergonzadas de estar tan expuesto ante el mayor. Movimientos y sonidos de ropa caerse... ¿Para qué decirle que se vistiera si al final ambos terminarían desnudos?

-AHHH!

Inoo lo sacó de sus pensamientos de una sola lamida; de una manera lasciva había separado sus gluteos con las manos después de desnudarse y hubo acercado el rostro a su trasero, pasando la nariz por aquella suave piel de las nalgas y luego acercándose con los labios y la lengua a esa virgen abertura, cerrada y estrecha... Sabrosa. Pasó la lengua nuevamente solo por el borde, probando, tanteando cada centímetro hasta que de un movimiento rápido, lo penetró con ésta hasta donde podía, acariciando el interior, moviendo la lengua circularmente para poder dilatarlo, para hacerlo excitar más y que se entregase con toda pasión a su acto. Por mucho que ya lo estuviera haciendo. Los gemidos de Daiki no se acallaban, salían libres y con potencia, se podía incluso notar como el menor quedaba ronco de tanto gritar de placer. Y fue justo en ese momento que el perdió la cordura. Aquel cuerpo blanco y esbelto bajo el suyo, siendo tocado y besado en partes que jamás nadie había tocado lo descolocarlon... Y sin pensarlo siquiera dos segundos introdujo su miembro de una sola embestida, penetrándolo de golpe, dilatando sus paredes solo con ese movimiento, teniéndolo ya bajo su dominio total al haberle dado aquella estocada de triunfo.
Y gritó, el menor gritó al sentir aquella única sensación que jamás había sentido. Hacer el amor de una manera tan poco delicada pero en la que a fin de cuentas se entregaba todo... Era en verdad el paraíso. Los vaivenes de ambos se hicieron uno y las embestidas coordinadas y acompasadas se hicieron más marcadas, fuertes, profundas e intensas, sentía como cada centímetro de su interior cedía y sus paredes recién estrenadas se dilataban solo para el tamaño justo del miembro de su amante, era todo exacto, perfecto... Y era delicioso. Sus gemidos, gritos y jadeos salían juntos con los de Kei, ambos se entregaban al deseo y la lujuria junto con sus sentimientos, cada movimiento más rápido los acercaba a ese gran apogeo: al climax. No pudo resistirlo más, Inoo en un arrebato había tomado su miembro y lo había empezado a masturbar con fuerza y velocidad, llegan en un par de minutos a eyacular con un fuerte grito en su mano, su pecho y en la cama, su cuerpo convulsionó de placer y se contrajo vilmente, apretando con toda la fuerza que podía poseer el falo del otro que tenía en su interior, sintiendo instantáneamente como un líquido caliente lo llenaba hasta el fondo, haciéndolo estremecer con ese cosquilleo placentero que ahora lo envolvía en sus brazos y lo llevaba a un lugar borroso en donde todos sus sentidos solo se enfocaban en su acompañante, en como lo abrazaba y hacía girar con cuidado, sin salir de su interior, besando sus labios tan delicadamente y luego murmurando en un suave susurro “Te amo”, un susurro tan dulce que creyó imaginar hasta que se lo volvió a decir, teniendo más que nunca la certeza de algo en su vida.

----

-Es la primera vez después de casi tres años que veo a Inoo y a Daiki sonreír con sinceridad – comentó Hikaru al momento que se sentó a su lado
-Claro... ¿Y eso me importa por...?
-¿Sigues odiándolos? - vio a su compañero bufar en molestia y rió – Si fue descarado por parte de Inoo serte infiel en tu propia cama pero... - miró al castaño y al pelinegro que vivían casi en su mundo rosa y susurró – Era cuestión de tiempo y tu lo sabías
-Hikaru... Cállate

Él también los miró de reojo pero sin poder sostener la vista de aquello se fue, cerrando la puerta de la sala de estar de un golpe, no mucho después Takaki lo siguió, tampoco pudiendo soportar la vista de aquella pareja.

FIN

up