I can wait forever [SongFic]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Ni siquiera ya sé por qué me odian...
: I can wait forever - Simple Plan
: Mi balcón junto con mis cigarros~



Título: I can wait forever
Autor: Satommy
Pareja: Inoodai
Género: Angst fail
Extensión: Songfic
Summary: "Pero puedo esperar para siempre"
Notas: Escuché la canción y fue inevitable hacerlo... me llegó al alma y pues, está dedicado esto solo que es alguien que no lee el blog, así que qué más da~ u3u


Miró al menor alistando sus cosas, sabía que pronto terminaría marchándose del departamento y no podía hacer nada por detenerlo, muchas veces lo había hecho esperar, había desgastado sus sentimientos y su paciencia ¿con qué derecho podría decirle que no quería que lo dejara si él era quien lo dejaba a su merced todos los días?

Te ves tan preciosa hoy
Cuando estás sentada ahí es duro para mí mirar hacia otro lado
Así que trato de encontrar las palabras que podría decir
Sé que la distancia no importa pero te siento tan lejana que no puedo mentir

----(FLASHBACK)----

-Dijiste que no podías vivir sin mí

La elección de palabras no fueron las más acertadas de Inoo y no necesitó más que la mirada vacía de Daiki como para darse cuenta de su error. Trató de arreglarlo diciendo algo más pero el castaño fue más rápido en dejar que sus labios expresaran lo que sentía.

-Kei, no se puede vivir con la ausencia de alguien que siempre ha estado para ti… No puedes vivir con la falta de quien te da el aliento a diario… en nuestra relación… ¿crees haber sido tú quien daba todo eso por mí? – los ojos negros vidriosos del pelinegro le respondieron en ese silencio incómodo - No puedes extrañar a quien jamás dio nada por ti, no puedes necesitar a alguien que no se dio el tiempo de marcar su presencia en tu interior, no puedes sentir la ausencia de alguien que jamás estuvo… Yo puedo vivir sin ti… lo he estado haciendo todo este tiempo

----(FIN FLASHBACK)----

-Daiki… - trató de encontrar su voz en el nudo que se le había hecho, sus manos alzándolas en deseo de poder abrazarlo pero su misma conciencia se lo impedía, dejándolas caer hacia los lados – A mí me haces falta siempre

Y no puedo mentir
Cada vez que me marcho mi corazón se vuelve gris
Y quiero volver a casa para ver tu cara esta noche
Porque simplemente no puedo soportarlo

-Porque yo siempre he estado para ti… - sonó como un eco acusador sus palabras, el pelinegro temblando con temor, sabiendo lo que significaría para él su ausencia – Siempre he estado contigo o tras tuyo Kei… siempre

Otro día sin ti conmigo
Es como una espada que me atraviesa
Pero puedo esperar para siempre
Cuando llamas, mi corazón se detiene
Cuando te vas, mi corazón no deja de sangrar
Pero puedo esperar para siempre

Inoo se quedó de pie impotente al verlo cerrar ya la maleta con todas sus cosas, en un momento creyó que era posiblemente un sueño por tantas horas despierto que había estado pasando debido a la universidad pero al querer encontrar alguna prenda en el armario vacío, era más que obvio que el menor se estaba yendo, ya había tomado su decisión.

-Cuando ames mucho a alguien – habló su castaño, bajando la maleta de encima de la cama – Cuando lo ames… como yo te amé a ti…
-No lo digas en tiempo pasado

Te ves tan preciosa hoy
Es como si cada vez que me doy vuelta, viese tu rostro
Lo que más echo de menos es despertarme a tu lado
Cuando miro dentro de tus ojos, desearía poder quedarme

Su voz era un ruego, no debió dejarlo tanto tiempo, no debió desatenderlo pero él siempre estaba y jamás, no creyó posible que pudiera aburrirse…Y su error había sido ese, creerlo tan seguro que ahora por su misma causa lo estaba abandonando.

-Es pasado Kei… tú me hiciste ya no amarte…
-No tenía tiempo Daiki, no podía…
-¡Lo tenías! No tenías para estar todo un día conmigo… pero ni una llamada… ni un mensaje… Quien mucho se ausenta pronto deja de hacer falta – espetó llorando, con rabia en esos hermosos ojos miel que muchas veces le habían hecho sentirse la persona más amada del planeta – Ya… ya no me haces falta…

Y no puedo mentir
Cada vez que me marcho mi corazón se vuelve gris
Y quiero volver a casa para ver tu cara esta noche
Porque simplemente no puedo soportarlo

-No me dejes

Su último aliento y fueron las tres palabras tal vez más vergonzosas que pudo atreverse a decir en voz alta, jamás había rogado a nadie, jamás había ido detrás de nadie pero Daiki era alguien, no quería perderlo.

-Te amo… siempre lo he hecho y siempre lo haré, aunque no esté el tiempo que quisieras… aunque no sea el novio que tal vez necesites… Daiki, yo…
-No me lo digas ahora… no es justo – susurró sin mirarlo – No es justo esperar a decirlo hasta el último momento…

Otro día sin ti conmigo
Es como una espada que me atraviesa
Pero puedo esperar para siempre
Cuando llamas, mi corazón se detiene
Cuando te vas, mi corazón no deja de sangrar
Pero puedo esperar para siempre

-Ha habido semanas que no he sabido de ti a menos que fuera yo quien te llamara o viniera a verte como alma en pena, ansioso de poder sentirte…

Sujetó con firmeza el mango de la maleta, cada palabra que mencionaba le calaba a Inoo dentro suyo al recordar los días en los que había abierto la puerta porque Arioka había aparecido sin aparecer, haciéndole sentirse vivo entre tantas clases, siempre daba por sentado que él debía hacerlo, que él siempre iría por él. Buscó sus ojos otra vez aunque solo fueran de dolor y al verlos, supo sin necesidad de esforzarse que lo que le decía no era con alguna intención de culparlo o de echarle nada en cara, era tan solo para recordarse el por qué se iba.

-Pero eso no era lo peor… lo peor era saber que llamabas a todos tus amigos, que hablabas con ellos, que salías con ellos… Jamás he sido lo suficientemente importante

Sé que se siente para siempre,
Supongo que es solo el precio que tengo que pagar
Pero cuando vuelvo a casa, sentir tu tacto lo hace mejor
Hasta ese día no hay nada que pueda hacer

-Siempre has sido importante… créeme… ¿por qué no me crees? ¡Daiki!

Aunque se sintiera sin vida por cada una de las palabras que se incrustaban en él, dejándolo sin aliento que le ayudase a respirar y mantener la calma, se adelantó los pasos suficientes para poder alcanzarlo y retenerlo, aunque hubiera sido el peor de todos en todo sentido no quería ni podía permitir que se fuera, porque lo amaba, aún lo hacía.

-Lo lamento, siempre dijiste que no importaba… siempre decías que solo querías estar conmigo, siempre…
-Lo siento… - su voz era rendida, Kei ya sabía lo que eso significaba – No quiero sufrir ya… Adiós Kei

Otro día sin ti conmigo
Es como una espada que me atraviesa
Pero puedo esperar para siempre
Cuando llamas, mi corazón se detiene
Cuando te vas, mi corazón no deja de sangrar
Pero puedo esperar para siempre

-Te esperaré… esperaré a que me perdones… a que dejes de odiarme… Esperaré… y te buscaré, Daiki…

No hubieron palabras más que pudiera hacerle llegar pues el menor ya había empujado suavemente su cuerpo lejos del suyo para que lo dejara marchar, su maleta arrastrándose por el suelo con ayuda de esas pequeñas ruedas que ya eran lo único que hacían eco entre las paredes, camuflando el sollozo silencioso de ellos dos, quedando solo uno cuando la puerta se abrió y cerró para dejarlo partir de su lado.

Cuando llamas, mi corazón se detiene
Cuando te vas, mi corazón no deja de sangrar
Pero puedo esperar para siempre

“Puedo esperar para siempre”

[ADMI] Oh~ te interesa esto

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: No quiero hacer nada
: CSI NY
: Mi cama


 photo fc368cf5-9785-485a-91b5-3bf43793ef6c.jpg

Pues para las pocas que saben y las que no saben... Acá su servidora estudia una hermosa carrera llamada Marketing~ quiero probar algo como parte de una teoría mía para fundamentar algo que leí.
Chicas/chicos/lo-que-sean, he decidido hacer algo que toda la vida que he tenido abierto el blog he deseado hacer, no e_e las Dream Novels siguen estancadas en mi word, así que eso no... Sino, que un concurso, sí~ como suena! Un concurso, no diré el premio porque no sería justo aunque creo que unas cuantas ya lo saben o por mi fb o porque se los he comentado, pero hablándolo me dí cuenta también que habían algunas fisuras en el proyecto y es por eso el por qué de esta entrada :D! Voy a ser buenita para darles tiempo y pues será una hipótesis más a mi teoría...
Si leen lo que hay acá, comenten~ comenten toooooooooooooooodo lo que puedan porque eso será de ayuda para la segunda fase del concurso, está bien si no lo hacen porque igual podrán participar pero OJO, tendrán menos chance que las que sí lo hacen~ o sea, hasta ahora las personas que podrían tener más chance a ganar si logran la segunda parte del concurso -que tampoco diré ahorita- Serían: Namida, Hitomy-chan, Pao, Yuumhi, Carol cuando se le da por spamearme de comments, Amis y Mabe~
Todo correrá por mi cuenta :3 así que no deben preocuparse de gastos[?]
Un saludo~~ y si quieren participar de esta cosa random, vayan diciéndome los países de donde residen, no importa si están hasta el otro lado, si la ganadora es de Australia, le enviaré su regalo hasta allá~ Pero debo ir viéndome mi presupuesto así que,díganme desde donde me leen!

P.D.: Trataré de actualizar seguido pero, me es imposible con mis clases y otros deberes e_eUu pero haré mi intento D:!

Presente [Drabble]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Sueño~
: Mi hermano durmiendo XD♥
: Cama de mis padres


Título: Presente
Autor: Satommy
Parejas: Arijima
Género: Friendship [?]
Extensión: Drabble
Notas: Se lo dedico a mi Vale y a la cosa a la que le digo Azúcar♥ jamás nunca lo leerán[???] pero aún así, que sepan que son importantes u3u y que siempre están cuando más se los necesita... Gracias, no sé a veces qué haría sin ustedes...



Una mirada bastaba para que entre ellos la comunicación fluyera, no era necesario expresarlo verbalmente o con alguna expresión de más pues los ojos negros del pelinegro alto lo conocían tan bien que cada brillo u opacidad que los ojos pardos del más bajo denotaran, sabría cómo interpretarlo.
Yuto abrió los brazos de par en par y Daiki dejó sus cosas caer al suelo ¿qué importaba si las demás personas lo veían? ¿Qué si el staff se pusiera hablar? ¿Si el manager los regañaba? Su comportamiento no era nada romántico y era solo la clara expresión de su estrecha amistad, Arioka dependía de Nakajima así como Nakajima dependía de él.

-¿Qué pasó?
-Nada

Su voz sonaba quebrada aunque ninguna lágrima saliera de sus ojos, era tan claro como el agua para él que se hallaba herido en su interior pero el menor jamás lo juzgaría o regañaría por hablar con las frases esquivas o mintiendo para no contestar, a fin de cuentas, si tan solo el castaño necesitaba un abrazo él estaría ahí para dárselo.

-Ánimo Dai-chan… acá estoy
-Lo sé, gracias… tú nunca te irás ¿verdad?
-Jamás nunca

Besó su frente, siquiera ahora entendía un poco de lo que le sucedía a su mejor amigo, la ausencia que le hería ya de hace mucho. Sonrió ladino, definitivamente, él no lo dejaría.

Finito [Drabble]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Amn estaría feliz~
: Lovey Dovey - T-ARA
: Mi cama destendida~~

Título: Finito
Autor: Satommy
Parejas: Hikato
Género: No sé ._.
Extensión: Drabble
Notas: Hahahaha momento random de la mañana uwu



Hikaru despeinó al menor de ambos, el acto en sí no era nada como un cariño que quisiera hacerle sino más bien algo con lo que llamar su atención y sacarlo de aquel mundo en el que se había metido al empezar a leer alguno de los tantos libros de misterio que Daiki le había prestado.

-¿Sigues enojado?
-No puedes pretender dejarme, meterte con otro y luego volver conmigo – dijo cortante el menor, levantándose del sofá
-Pero Kota no es…
-Hikaru, me aburrí de ti – cortó el guitarrista, girándose a verlo – Estaba bien, tontear… tener “algo”, pero mejor terminamos con esto antes que me enamore de ti… No puedo estar con alguien así

Ni siquiera esperó una respuesta, ni siquiera él sabía bien lo que había dicho puesto fue su orgullo lo que habló por él. Tomó sus cosas y con paso firme se fue de ahí.

Laberinto [Drabble]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Aish, me puse a llorar
: Michina jodiendo~
: Mi incómoda silla ewe

Título: Laberinto
Autor: Satommy
Pareja: Yamajima
Género: Angst
Extensión: Drabble
Notas: Éste drabble tiene un significado más profundo que lo que en realidad se podrá saber nunca, pero de ahí en más... Deben saber que me inspiré en un libro de John Green que se llama: "The fault in our stars", no lo he leído porque en serio me terminaría suicidando de hacerlo, pero sé que es hermoso XD estoy leyendo "Looking for Alaska", otro libro del autor, se los recomiendo mucho!



Yamada le dejó coger su agenda para que el alto supiera qué le acontecía emocionalmente en su mente. Era un día sombrío y pesado, exactamente hace 11 meses que la persona que más quería había fallecido en un fatídico accidente dejándolo en un laberinto sin salida en el cuál ni siquiera la luz del día iluminaba.
Yabu se acercó al menor y lo abrazó con fuerza, eran amigos desde hace ya muchísimos años aunque por los constantes viajes que realizaba, casi nunca se veían, pero para el bajo, Kota era el hermano mayor que siempre le daba su hombro y dejaba sus mejores consejos para él.

-Está ahí, en algún lugar - le reconfortó aún sin recibir ningún sonido a cambio – Yuto no está del todo muerto

Bajó la mirada, sus manos se apretaron en puños con mucha fuerza hasta que el color blanco fue total en cada centímetro de piel ¿estaba en algún lado? Si era así ¿qué hacía él esperándolo?

-Ryosuke… los análisis dieron positivo, al igual que en el libro… Pareces un árbol de navidad

Sus ojos se abrieron de par en par al saber qué suponía eso, entendía sin querer entenderlo pero era esa su salida, por fin el laberinto derrumbaba sus paredes para dejarlo pasar.

-Ko-chan… - susurró con una sonrisa lastimera, acompañada de lágrimas que caían hasta su mentón, rodando despreocupadas - ¿Me dejas tus pastillas?

El mayor se separó de él para buscar en un bolso un pequeño frasco con un moño arriba, no había que ser muy astuto para saber que eran para dormir. Yabu tenía trastornos de sueño hace ya mucho tiempo y las recetas eran normales para él, un frasco que se le “perdía” no era nada.

-D-diles… a mis padres que los quiero – susurró – Pero que… no quería que siguieran sufriendo, tampoco que gastaran aún más – fue abriendo el frasco que acababan de darle en la mano, sus ojos se cerraban a medida que hablaba, tomando una a una las pastillas que le sabían amargas al contacto con la saliva – Diles que y-ya, encontré la salida a mi laberinto

Escuchó la puerta cerrarse, Yabu no se despidió porque lo entendía, era el único que lo podía entender. La vez que se conocieron fue en ese hospital, Ryosuke diagnosticado con cáncer a los huesos, el mayor tan solo internado por una apendicitis pero su amistad no tuvo barreras y ahí, en ese mismo lugar también conoció a Yuto. La única persona que había amado pero, apenas se recuperó de su enfermedad, tuvo un accidente de tránsito que le arrebató la vida, algo irónico para la realidad que ambos afrontaban pues él, su pelinegro había sobrevivido a la leucemia.

-¿Escuchaste, Yuto? Soy un árbol de navidad… - susurró, adormecido recién tomando el valor para ver sus análisis que su amigo había revisado por él – No tengo cura… - sus ojos delinearon las líneas brillantes de sus huesos, cada brillo significaba que estaba contaminado con la enfermedad, si se dedicaba a contar, no había ni una sola parte de él que estuviera limpia – Espérame, Nakajima

Las últimas palabras que dijo fueron también las primeras que intercambiaron, tal vez, en otro mundo ellos dos sí merecieran estar juntos contra todo pronóstico, contra todo destino, incluso en contra de la maldita vida que les había tocado.

Are not the same [OneShot]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Gracias por el favor[?]
: Tsunagu te to te - Hey! Say! JUMP
: Mi escritorio :3


Título: Are not the same
Autor: Satommy
Parejas: Inoodai-Ariokamoto
Género: Angst
Extensión: OneShot[?]
Summary: “El primer amor, no es el amor de tu vida”
Notas: Pues uwu me inspiré en "Tres metros sobre el cielo" y su segunda parte, "Tengo ganas de ti"... Si alguien las leyó, ya sobreentenderá de qué trata esto... Está cortito y algo fail uwu espero les guste~


El castaño cerró los ojos un momento mientras caminaba por la calle desierta esa noche, sentía el aire golpeteando contra su piel hasta volverla ligeramente frágil por el frío. Habían momentos como ese en los que los recuerdos lo invadían que le daban enormes ganas de llorar, imágenes que una tras otra se agolpaban para revivir las mínimas cosas que un momento le hicieron feliz ¿hace cuánto ya de ello? Sus sentimientos habían cambiado, no había duda pero por algún motivo no lograba superarlo del todo, tal vez fuera porque la manera en que todo quedó atrás fue abrupta y ni siquiera pudo hacer nada para evitarlo. Sonrió triste. Sus pasos se volvieron más pausados para que la nostalgia se quedara algo más de tiempo de lo debido en su interior, no había nada de malo en eso porque, era obvio que pasaría, la fecha en el calendario marcaba el día en el que hubieran cumplido un año de relación con su ex pareja ¿acaso Inoo también llevaría la cuenta? El día lo perseguía cada mes aunque siempre se las arreglaba para que no lo molestase, siempre podía lograr hacer algo para que sus pensamientos divagaran en algo más que en lo que ocurrió o no terminó de ocurrir… Su primer amor había sido definitivamente el flechazo más hermoso que jamás había tenido la oportunidad de experimentar a sus 21 años, algo que no se olvidaba, según su mejor amigo, era algo con lo que se acostumbraba a vivir.
Su celular lo sacó de sus pensamientos un segundo, revisándolo antes de proseguir.

[sms: Te espero! ¿Dónde estás?]

Fue inevitable, en sus labios se formó una pequeña sonrisa y aceleró el paso hasta donde debía ir. Tal vez, las cosas no habían sido como hubiera querido, el tiempo siempre era algo que le había jugado en contra, los celos también terminaron por arruinarlo por igual… ¿Había sido justo el motivo por el cuál terminaron? Aunque hubiera estado corriendo, fue como si todo jugase en contra y la luz de los peatones se puso en rojo, obligándose a detener para no ser atropellado. Sí, era verdad, en su existencia también había aprendido que nada en la vida era justo y que casi todo dependía de algo más, ellos no habían sido la excepción. Arioka había deseado de corazón que su primer amor hubiera sido el amor de su vida mas alguien o algo no fue así como quiso que fuera y, por más que le hubiera dolido y por mucho tiempo pensara que podría morirse de dolor, todo seguía su curso, él lo hizo al igual que sus sentimientos.
Nuevamente inhaló profundo, quería que cada partícula de oxígeno se colara en cada célula para sentirse vivo, para que la energía no huyera de sí mismo, ese día no podía dejarse vencer por lo que tanto se había esforzado por dejar atrás.

-Él me dejó, no fui yo… él… no me amó, yo lo amaba a él

Se repetía una tras otra y otra vez hasta que el dolorcito intenso que no solo punzaba en su corazón y su estómago fue menguando, era como un alivio recordarse eso, le servía como ungüento para su alma adolorida y llena de cicatrices. Algunos empujones le hicieron darse cuenta que el tránsito de personas volvía a ser continuo y que la luz le daba permiso para seguir, no se demoró un segundo y el impulso volvió hasta sus piernas, corriendo con todo lo que podía hasta su pequeño lugar de encuentro, aquel puente de peatones cerca del lugar donde había dado el primer beso a Inoo…

-No debería recordarlo - se dijo a sí mismo con una pequeña mueca

A medida que iba acercándose los recuerdos se fueron diluyendo, después de todo lo que habían vivido, abarcando desde un simple abrazo hasta las noches más hermosas en las que hubieron hecho el amor, no había vuelto a ver a aquel que había prometido estar a su lado toda la vida pero ¿quién promete algo así, verdad? Son solo promesas de personas enamoradas… También, su mejor amigo le había dicho que jamás se hacía una promesa cuando se es feliz, no piensas bien cuando la estás haciendo.
Y fue ahí cuando quiso llorar, sus pasos llegaban ya torpes al lugar donde lo estaban esperando, una figura delineándose en el contorno de la noche tenía los codos apoyados en el borde del barandal, su mirada perdida en el tránsito que con sus luces le iluminaba el rostro.

-Keito…

El menor se giró al escuchar su nombre, no necesitaba más que verlo y saber el tono que usó como para poder entender lo que ocurría con él, que se sentía devastado. Le sonrió gratamente y con total calidez, Daiki aún era muy puro. A paso lento se acercó al castaño que se había quedado de pie sorbiendo su nariz en un intento de contener sus lágrimas, era en vano casi pero Okamoto no tardó en brindarle un abrazo protector. Cada uno de sus brazos lo tomaron por la cintura, dando un pequeño tironcito, lo acurrucó en su pecho para que no se sintiera solo o desprotegido.

-¿La fecha? – el mayor asintió – Hm, Daiki… - dulcemente alejó el rostro surcado de gotitas del mayor para poder enfrentarlo – Cásate conmigo… - se rió ante la mirada incrédula del otro, negando despacio – Quiero que cada uno de los malos recuerdos, o buenos que tengas queden ya atrás, de ahora en adelante, seré yo quien ocupe cada uno de ellos, si “él” de te dedicó una canción, yo haré algo para que al escucharla, solo me recuerdes a mi… Si él te besó en algún lugar, yo te haré el amor ahí… - lo apretó posesivamente, inclinándose hasta besarle suavemente en los labios – Es mi turno ahora, él te dejó ir… Yo no me rendiré nunca

Sonrió, puro y sincero. Era verdad, su primer amor hace mucho ya había terminado pero a cambio, tal vez sí había encontrado al amor de su vida.

up