01 mayo 2013

Are not the same [OneShot]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Gracias por el favor[?]
: Tsunagu te to te - Hey! Say! JUMP
: Mi escritorio :3


Título: Are not the same
Autor: Satommy
Parejas: Inoodai-Ariokamoto
Género: Angst
Extensión: OneShot[?]
Summary: “El primer amor, no es el amor de tu vida”
Notas: Pues uwu me inspiré en "Tres metros sobre el cielo" y su segunda parte, "Tengo ganas de ti"... Si alguien las leyó, ya sobreentenderá de qué trata esto... Está cortito y algo fail uwu espero les guste~


El castaño cerró los ojos un momento mientras caminaba por la calle desierta esa noche, sentía el aire golpeteando contra su piel hasta volverla ligeramente frágil por el frío. Habían momentos como ese en los que los recuerdos lo invadían que le daban enormes ganas de llorar, imágenes que una tras otra se agolpaban para revivir las mínimas cosas que un momento le hicieron feliz ¿hace cuánto ya de ello? Sus sentimientos habían cambiado, no había duda pero por algún motivo no lograba superarlo del todo, tal vez fuera porque la manera en que todo quedó atrás fue abrupta y ni siquiera pudo hacer nada para evitarlo. Sonrió triste. Sus pasos se volvieron más pausados para que la nostalgia se quedara algo más de tiempo de lo debido en su interior, no había nada de malo en eso porque, era obvio que pasaría, la fecha en el calendario marcaba el día en el que hubieran cumplido un año de relación con su ex pareja ¿acaso Inoo también llevaría la cuenta? El día lo perseguía cada mes aunque siempre se las arreglaba para que no lo molestase, siempre podía lograr hacer algo para que sus pensamientos divagaran en algo más que en lo que ocurrió o no terminó de ocurrir… Su primer amor había sido definitivamente el flechazo más hermoso que jamás había tenido la oportunidad de experimentar a sus 21 años, algo que no se olvidaba, según su mejor amigo, era algo con lo que se acostumbraba a vivir.
Su celular lo sacó de sus pensamientos un segundo, revisándolo antes de proseguir.

[sms: Te espero! ¿Dónde estás?]

Fue inevitable, en sus labios se formó una pequeña sonrisa y aceleró el paso hasta donde debía ir. Tal vez, las cosas no habían sido como hubiera querido, el tiempo siempre era algo que le había jugado en contra, los celos también terminaron por arruinarlo por igual… ¿Había sido justo el motivo por el cuál terminaron? Aunque hubiera estado corriendo, fue como si todo jugase en contra y la luz de los peatones se puso en rojo, obligándose a detener para no ser atropellado. Sí, era verdad, en su existencia también había aprendido que nada en la vida era justo y que casi todo dependía de algo más, ellos no habían sido la excepción. Arioka había deseado de corazón que su primer amor hubiera sido el amor de su vida mas alguien o algo no fue así como quiso que fuera y, por más que le hubiera dolido y por mucho tiempo pensara que podría morirse de dolor, todo seguía su curso, él lo hizo al igual que sus sentimientos.
Nuevamente inhaló profundo, quería que cada partícula de oxígeno se colara en cada célula para sentirse vivo, para que la energía no huyera de sí mismo, ese día no podía dejarse vencer por lo que tanto se había esforzado por dejar atrás.

-Él me dejó, no fui yo… él… no me amó, yo lo amaba a él

Se repetía una tras otra y otra vez hasta que el dolorcito intenso que no solo punzaba en su corazón y su estómago fue menguando, era como un alivio recordarse eso, le servía como ungüento para su alma adolorida y llena de cicatrices. Algunos empujones le hicieron darse cuenta que el tránsito de personas volvía a ser continuo y que la luz le daba permiso para seguir, no se demoró un segundo y el impulso volvió hasta sus piernas, corriendo con todo lo que podía hasta su pequeño lugar de encuentro, aquel puente de peatones cerca del lugar donde había dado el primer beso a Inoo…

-No debería recordarlo - se dijo a sí mismo con una pequeña mueca

A medida que iba acercándose los recuerdos se fueron diluyendo, después de todo lo que habían vivido, abarcando desde un simple abrazo hasta las noches más hermosas en las que hubieron hecho el amor, no había vuelto a ver a aquel que había prometido estar a su lado toda la vida pero ¿quién promete algo así, verdad? Son solo promesas de personas enamoradas… También, su mejor amigo le había dicho que jamás se hacía una promesa cuando se es feliz, no piensas bien cuando la estás haciendo.
Y fue ahí cuando quiso llorar, sus pasos llegaban ya torpes al lugar donde lo estaban esperando, una figura delineándose en el contorno de la noche tenía los codos apoyados en el borde del barandal, su mirada perdida en el tránsito que con sus luces le iluminaba el rostro.

-Keito…

El menor se giró al escuchar su nombre, no necesitaba más que verlo y saber el tono que usó como para poder entender lo que ocurría con él, que se sentía devastado. Le sonrió gratamente y con total calidez, Daiki aún era muy puro. A paso lento se acercó al castaño que se había quedado de pie sorbiendo su nariz en un intento de contener sus lágrimas, era en vano casi pero Okamoto no tardó en brindarle un abrazo protector. Cada uno de sus brazos lo tomaron por la cintura, dando un pequeño tironcito, lo acurrucó en su pecho para que no se sintiera solo o desprotegido.

-¿La fecha? – el mayor asintió – Hm, Daiki… - dulcemente alejó el rostro surcado de gotitas del mayor para poder enfrentarlo – Cásate conmigo… - se rió ante la mirada incrédula del otro, negando despacio – Quiero que cada uno de los malos recuerdos, o buenos que tengas queden ya atrás, de ahora en adelante, seré yo quien ocupe cada uno de ellos, si “él” de te dedicó una canción, yo haré algo para que al escucharla, solo me recuerdes a mi… Si él te besó en algún lugar, yo te haré el amor ahí… - lo apretó posesivamente, inclinándose hasta besarle suavemente en los labios – Es mi turno ahora, él te dejó ir… Yo no me rendiré nunca

Sonrió, puro y sincero. Era verdad, su primer amor hace mucho ya había terminado pero a cambio, tal vez sí había encontrado al amor de su vida.

8 comentarios:

Namida Gabriela dijo...

Owwww que hermoso ;^;... Es cierto, no es que sioempre sea tu primer amor el de toda la vida, aunque quien no desea eso? :3 Daiki, GANBATTE!! Keito está siendo muy dulce, ya me imagino con sus brazos abrazando *o*. Muero de ternura~~~
Está lindo n.n

Paoo Inoue dijo...

Precioso! Se van a casar! Estúpido Inoo Kei, no sabes de lo que te as perdido.

Ryusei Matsuda dijo...

Hermoso, casi lloro... El primer amor es inolvidable, pero eso no significa que ese sea el verdadero, el destinado a ser para toda la vida. ¡afgasdf! Me ha encantado. >w<!! Aunque casi me arranca unas lágrimas x'D!

aNix FriKi dijo...

casi lloro T.T
maldito Kei, porq lo dejo?
weno uno nunca sabe quien sera su verdadero
me encanto :D
-seguire leyendo mas-

Ageha Chihara dijo...

El primer amor no siempre es el amor de tu vida...duele olvidar...duele mucho para algunos...para otros no tanto....pero si ese dolor será recompensado asdasd Keito lo hace de maravilla~~ *^* INOO IDIOTA!!!
En fin el pingüino será feliz >.<

Nana Yamada dijo...

aw <3 que es bello tener segundas oportunidades, sobre todo en el "amor" bueno,eso se ve lindo en las historias <3 si que fue muy linda, que filosófica la propuesta de Keito <3 la ame, no había pensado bien en el ariokamoto, pero sonó bien , fue amor <3 thaaaaanks <3

Carol~ dijo...

y así sucede, el primer amor, no es el amor de tu vida, pero bien que te marca y te la jode -w-<3 pero te puede hacer mejor persona si se aprovecha lo bueno que hubo en la relación

la proposición de Keito <3 por qué eres tan tierno y amoros ;A;!?
aunque, me queda la duda si el mejor amigo es él o.o

Hai☆ne dijo...

Hmmnnnsdbhsad ;_; creo que soy la única estúpida que ando llorando por leer este fic ;_; Putos todos -tira la mesa por la ventana literalmente-
Me gustó mucho y así es~ realmente el primer amor nunca es el que perdura para toda la vida