Stick [Drabble]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Empty
: Nothing~
: Escritorio

Título: Stick
Autor: Satommy
Parejas: Ariokamoto friendship!
Género: Angst[?]
Extensión: Drabble
Notas: Está dedicado, llegará a quien deba llegar aunque dudo ciertamente que lo lea.


Keito era callado, al punto que a veces se preguntaba si en realidad estaba escuchando todas las cosas que tenía para decir pero cuando sus ojos encontraban los suyos, entendía sin necesidad de algún sonido en particular que el menor estaría ahí para él.

Que siempre estaría ahí.

No tenía una vida normal, el día a día en su casa eran peleas constantes, una guerra de palabras hirientes y sarcasmo que muchas veces amenazaban a llegar a los golpes, haciéndole temblar de miedo. Haciéndole cuestionar, por qué él entre todos los demás tenía que sufrir algo así.
No es que no amara a sus padres o a su hermano, para él eran su razón de ser pero desde que aquella mujer pisó su hogar, poco a poco toda la situación se fue desmoronando.

¿El amor, era tan ciego?

Muchas veces callaba, observando como la joven de cabello ondeado respondía a su madre y criticaba el accionar de cada miembro en el hogar, callaba porque sabía que a su hermano le dolía cuando alguien iba en contra de la madre de su sobrina y de la persona que amaba.

Entendía el sentimiento, de proteger a quien quería pero de verdad, ¿el amor era tan ciego?

Quería ayudar, quería apoyar, pero los gritos iban y venían, haciéndolo sentir cada vez más inútil en ese lugar, que realmente más que apoyar sólo era un estorbo.

Y le dolía, porque era su familia y veía como alguien que no pertenecía a ella, la hacía trizas.

-No llores, Dai-chan

Sus ojos pardos se cristalizaron y se abrazó más a sus rodillas mientras las manos del joven recorrían su cabello hasta sus mejillas tratando de darle consuelo porque era lo único que podía hacer.

Porque era lo único que sabía hacer.

Era tan malo diciendo palabras de ánimo, palabras de apoyo… Cada que trataba de decir algo bueno, terminaba siendo un desastre e hiriendo más al castaño pero al fin de cuentas, siempre seguía ahí apoyándolo porque lo quería, porque lo entendía, porque en su casa tampoco era todo tan fácil y comprendía la impotencia de querer ser de ayuda y hacer a todos felices pero no ser capaz y menos, cuando eso involucraba traicionarte a ti mismo.

-No es justo, Keito… No lo es
-Sé que no – susurró – Pero no llores, por favor

Arioka se arrimó un poco más al menor y se quedó sollozando, aunque jamás le dijera nada bueno como apoyo, aunque jamás pudiera darle consuelo con palabras de ánimo, su sola presencia hacía que todo lo malo en su vida se convirtiera en algo relativamente, tolerable.

Collision [Drabble]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Odio esto ._.
: I'll be there for you - LED Apple
: NotFound414

Título: Collision
Autor: Satommy
Parejas: Inoodai
Género: Angst
Extensión: Drabble
Notas: No, ni pregunten cómo salió ni por qué ._. estoy para la mierda right now orz


Dudaba que muchas personas entendieran a plenitud la situación actual en la que se encontraba su corazón. Dudaba, que alguien pudiera darle palabras de consuelo cuando lo que menos podía hacer era escuchar, no cuando todo lo que llegaban a sus oídos era su propio llanto y ese palpitar intenso que se incrementaba cuando sus pasos se hacían más y más rápidos, corriendo por toda la maldita avenida con la esperanza de poder alcanzarlo.

Con la esperanza, de poder tomar su mano y detenerlo porque odiaba su orgullo, odiaba su maldita forma de ser y más odiaba el hecho de amarlo tanto. Pero si lo hacía, ¿cómo iba a dejarse vencer? Siempre habría problemas, siempre iba a haber dolor pero aun cuando los dos ni siquiera pudieran verse ni por pintura, quería ser capaz de estar de pie a su lado, acompañándolo en silencio en cualquier paso que estuviera dispuesto a dar, incluso si ese involucraba dejarlo atrás.

-¡KEI! ¡KEI, ESPERA!

El cuerpo del mayor le daba la espalda, veía la frialdad de su perfil y el corazón se le comprimió, pero siguió corriendo hasta cogerlo del brazo, haciendo presión con sus dedos pero evitando hacerle daño.

-No te vayas… por favor

El silencio fue suficiente respuesta y sus lágrimas volvieron a volcarse con brusquedad por sus mejillas, ¿por qué siquiera lo intentaba? Pero incluso con el mayor pasando de él, harto de él, Daiki no se marcharía porque su masoquismo era tan sólo la ilusión de poder arreglar lo imposible, de poder luchar por algo que ya hace mucho, había perdido su fundamento de existir.

El castaño buscaba luz, pero hace mucho que el pelinegro había marchado ya a la oscuridad.

Living together [Drabble]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: La Chui está acá uwu
: Harry Potter[?]
: Cama u3u♥

Título: Living Together
Autor: Satommy
Parejas: Inoodai
Género: Fluff
Extensión: Drabble
Notas: Sigo en hiatus ._. pero bueno, como ya deben de saber~ cada 3 de cada mes es especial para mi, así que no hay forma que el hiatus me lo quite o algo e3e pero tampoco es que escriba la gran cosa~ sólo un cliché más en mi lista de clichés :'D Espero que les guste, si aún me leen[?] y... eso... u3u
P.D.: CAMBIÉ DE BLOG[?] Bueno, de link X'D Ahora es "Satommy World" o si les da flojera XD http://satommybittersweet.blogspot.com/ es lo mismo -lol- es mi blog personal con cosas random ewe por si quieren saber[?] tiene más info que facebook, btw~ XD

Cuando compró aquel colchón para su habitación, aquella imagen que ahora brillaba delante de sus ojos negros era exactamente la que había tanto fantaseado despierto en los últimos tres meses. Aunque debía admitir que sí, que era un plus premium el que las sábanas que también había adquirido ese día fueran de algodón pyma egipcio, el más caro y fino del mundo.

“Agradable, cálido y suavecito”.

Eso había dicho la dependienta y él sin dudar de su palabra, había sacado su hermosa tarjeta de crédito negra para pasarla por la dichosa maquinita, aceptando la transacción. No había precio tan alto que no pudiera justificar su felicidad y su deseo de gloria, ni siquiera el costo de mil dólares para su habitación “compartida”. Valía cada poco, la pena.

-Deja de mirarme… me miras mucho…

La voz de Daiki resonó perezosa entre sus brazos, removiéndose apenas para acurrucarse más cerca de su pecho y que sus manos se deslizaran más abajo en sus caderas, llegando a sus piernas. La cercanía hacía que sus labios chocasen contra su piel y que su voz, saliera media amortiguada pero el silencio que los rodeaba era suficiente para que se escuchara cada silenciosa sílaba.

-Kei-chan… deja de verme

El menor volvió a susurrar, insistiendo con sus mejillas tiñéndose ligeramente de rojo y él sólo rió, complacido de tener a un ser tan perfecto, perdidamente enamorado de su imperfecta persona. Pero lo agradecía y cada día que pasaba, lo agradecía más y más, ¿acaso había más dicha que ello?
La decisión de mudarse juntos le había costado más de lo que nadie pudiera haber imaginado pero ahora, ambos ahí, rodeados de miles de cajas con las pertenencias de cada uno que pronto se convertirían en un bien común, le hacían llegar a la conclusión que no había nada más estupendo que empezar a compartir una vida, con la persona que más amabas y que más te había llegado a conocer.

-Me gusta verte, eres bonito – rió el mayor ante el puchero que el castaño hacía – Anda, duerme
-Soy feo… - el menor respondió en un bostezo pero no tardó mucho en volver a caer dormido, aferrado a su delgada y blanca cintura – Te… a..mo…

Definitivamente, Inoo Kei podría acostumbrarse a dormir así y despertar así, lo que le restara de días en la tierra.

up