Wai wai Hey! Say! Jump [13 y 14]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: No sé que haré por mi año nuevo...
: Me vale - Maná
: En idonealandia~

Acá les traigo el manga después de un mes y unos días, creo que algunas personas las que más han tratado conmigo y me conocen más saben o suponen el por qué de que me haya demorado tanto con estas cosas… No viene al caso y no voy a hacer mayor explicación sobre el tema… Pero bueno, como no lo diré tan públicamente, echémosle la culpa a los comentarios -3- LOL
Es 31 de diciembre :3 Espero que hoy festejen como suelen hacerlo y se diviertan muchísimo ya sea con su familia o sus amigos, yo la pasaré con las chicas de Brand NEWS Day haciendo quien sabe que cosas XD Particularmente, quiero saludar a Shiibi, Hitomi Matsumi, Isa y Yukito, son 4 de las chicas con las que más me he hablado de las que me agregaron y me hablaron lol excepto Matsumi que es especial [?] claro que sin contar a Sora, Carol, Melissa y todo mi manchón de chicas con las que he hablado desde hace muchísimo y a quienes amo con todo mi corazón de pollo y mi alter ego que es Daiki.
A todas las que vieron el Tozai Uta Gassen, el Kohaku y el Countdown ¿los disfrutaron? Yo si, pero adsasd en el countdown sufrí, pero no se preocupen, desde el próximo año, BEST, a excepción de Daiki… Serán mayores de edad así que podrán salir en el programa completo 8D
Este año estuvo lleno de muchas cosas, gracias a todas las que se pasan y comentan, husman, chismean, curiosean, leen y demases. Particularmente de mi parte D:,, también gracias a las/los hipócritas que, si no fuera por ellas/os, no seríamos mejores personas cada día, la vida te enseña muchas cosas, y a mi ya me enseñó de ida y vuelta, dudo que alguien me llegue a enseñar algo más a mis 18 años XD Como les habré comentado a algunas, mi vida ha sido muy completa JAJAJAJA así que cada cosa que me hacen o a lo que quiero y/o me gusta, me ayuda a crecer como persona, mis metas para el próximo año serán: Seguir mejorando y pelear por mis sueños convertidos en metas me fui para otro tema, maldición

Los créditos 8D
-A hanarok@lj por los raws
-A http://community.livejournal.com/kouhi_kurabu/ por la traducción en inglés (strawberryrin@lj)
-A Sheila y a Melissa por ayudarme, como siempre, a darle sentido a algunas cosas

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Photobucket


Photobucket


P.D.: Mediafire está rebelde conmigo desde ayer, así que me cansé y solo lo subí al Megaupload, cuando el mf reaccione, lo subo ahí

Feliz navidad~♥

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Mi sobriita cumplió un mes o_o
: El Juego - Tranzas
: En Dreamland

¿No les dije que algún día haría un hetero? Pues, ese día llegó y solo apareció para desearles a todas una feliz navidad de parte mía, Sora, Jipo y del Onigiri’s en general. En verdad lo que he escrito es… raro LOL no me culpen, el sueño y la navidad me ganaron u_u Pero como te dicen cuando te dan un regalo que no te gusta: La intención es lo que vale. Espero que cada quien que se pase por acá y lea la entrada esté o vaya a pasar un rato lindo con la familia y con sus seres queridos, también es el cumple de Aiba-chan… Bueno XD Eso no tiene nada que ver pero debía mencionarlo :3
Ahora, unas indicaciones para esto… No es un fic hetero, es una DN ¿Qué rayos es una DN? Son las siglas de Dream Novel, una historia donde eres la personaje principal ¿Cómo es eso posible? Pues, con el poder del internet… ¿No me crees? Míralo por ti misma… Pero antes, si usas Internet Explorer, tienes que hacer esto:

1° Entra a opciones de internet -> A seguridad -> Nivel personalizado
2° Busca “Permitir que los sitios web envíen mensajes de información por medio de ventanas generadas por scripts”
3° Eliges “Habilitar”
4° Y por último “Aceptar”

Esto es porque el IE no acepta los scripts tan fácilmente como cualquier otro explorador, por eso yo uso el Firefox :3 Ahora, la historia 8D
Ahora... Ya, datos a saber, para una DN te preguntan cosas, te salen ventanitas donde debes responder, háganlo XD No tengan miedo LOL~ No es nada raro, lo prometo... En esta les preguntarán por el nombre y apellido del chico que les gusta, pues, es obvio que deben poner el de algún chico de HSJ -w- Lo digo en serio, pongan solo algún nombre de algún chico del grupo... Creo que eso es todo~~


P.D.: Comenten ¬¬ Para así saber si es que les gusta la idea de las DNs o qué u_u Ya que es algo que estoy haciendo por primera vez y pues que es algo rarísimo de encontrar por la web [?] Mayormente lo usan para otras cosas así que, en verdad necesito llevar un control de a quienes les gusta y a quienes no...
P.D.2: Mis heteros son raros -w-Uu


Encuesta D:

Contesten esto, da igual si dejan comentario, pero siquiera den su click -w- De eso depende el próximo lay del blog, gracias :3



Trial del nuevo layout = El nuevo fondo de prueba
¿Y a qué me refiero si lo miran mal?
Den click acá :3

Hiatus, again~ [?]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Inoo... Eres un idiota... *cries*
: Un montón de estrellas - Polo Montañes *está emo*
: En algún bar de Tokyo, oke no XD

Daiki: No llores…
Satommy: Es que no es justo!
Daiki: Lo sé ;________;
Satommy: Debimos irnos cuando podíamos….
Daiki: Aún podemos ;3;
Satommy: No… Ya no se puede!! *lo abraza* Perdóname…
Daiki: No es tu culpa, es de ellos… *la abraza* Pero… Pero… Verás como todo se arregla ahora que te desapareces…
Satommy: ¿Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde? ;__;?
Daiki: Exacto ;__;
Satommy: ¿Te irás conmigo? ;___; Di que sí
Daiki: Sí… Yo también necesito alejarme… Todo lo que pasa es tan… Malo…
Satommy: *aclara su garganta* Es la época del año que MÁS odio…
Daiki: Sumándole todas las cosas malas que están pasando… *mira a todos* Gomen ne por usurpar el lugar de Hika-chan
Satommy: Últimamente Daiki y yo hemos creado un vinculo especial [?] Y nos hemos vuelto muy cercanos el uno al otro ;w;
Daiki: Si lo hicimos ;w; Cuando se sufre así, el dolor une a las personas… Tú me apoyas y yo a ti, ne?
Satommy: Aasdsd lo que me jode es que es mi culpa ¬¬ Y ahora por eso tu y yo estamos así de bipolares! Pero bueno, a lo se iba, nos vamos :3 Por dos semanas!
Daiki: Porque acá mi-más-que-amiga-casi-hermana-y-quien-sabe-que-más entra a exámenes finales y por cuestiones de fuerza mayor, ahora si tendrá que estudiar fuertemente
Satommy: Oe D: Siempre he estudiado… Algo… Pero ahora sí lo tengo que hacer en serio, así que, debo desaparecerme parando todo lo que estaba haciendo…
Daiki: Lo que incluye el manga y sus fics…
Satommy: Aparte, estaba teniendo un bloqueo mental y… Bueno… “No me olvides” dará un giro que hará que me odien quienes lo leen… Isa… Perdóname, en especial tú… Créeme que te deberé una muy muy grande
Daiki: Yo creo que es… Lo mejor…
Satommy: Dai-chan T_T *llora y lo abraza de nuevo, mira su dp y llora más* ;__;
Daiki: Lo sé ;3; *también mira su dp y llora* No debimos empezar en primer lugar!
Satommy: Lo sé… *se limpia la cara* Volviendo al tema… OTRA vez, me DESAPARECERÉ y me llevaré a Daiki conmigo :3 Y… En otras noticias… SOY TÍA!!! De una hermosa niña que se ha vuelto mi ángel y a quien no tienen idea de cómo amo…
Daiki: No Saqqu, tú no, sino Amy Alessandra
Satommy: Una beba preciosa que nació el 23 de Noviembre a las 2:03 p.m. con 3300 gramos♥
Daiki: Somos tíos!
Satommy: Creo que se lo comente a algunas :3 Pero bueno, ahora lo publico porque realmente soy feliz
Daiki: Ejem… Otra vez nos desviamos…
Satommy: Lol… Creo que sí… Bueno XD Nos fuimos del tema again… Pero creo que ya hice lo que debía, les avisé que me desaparecería para estudiar todo lo que no he estudiado en un ciclo… Aunque de alguna manera, siempre la hago, aunque este ciclo dudo pasar a las justas -w-
Daiki: Pesimista
Satommy: Siempre :3
Daiki: Bueno… Supongo que te entiendo, tú me entendiste cuando más necesite a alguien
Satommy: Pasamos lo mismo al mismo tiempo [?]
Daiki: Si, lo hicimos!! *sonríe* Bueno, nos despedimos!!
Satommy: Cuídense mucho y no se preocupen que… Volveré~ Volveré~♫♪
Daiki: Volveremos!
Satommy: Y nos volveremos más malos y fríos que antes
Daiki: Exacto, lo que no mata te fortalece y esto no volverá mucho más fuertes
Satommy: Eso… Jajajaja Prepárense 8D
Daiki: Los que no nos valoraron...
Satommy: Ahora sabrán lo que es sufrir u_u


Photobucket


SEE YOU~!

Photobucket

Innocent and Pure [5]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Me iré a la universidad a vagar 8D
: Oh yeah! - Arashi
: Lejos del arcoiris de Melissa y Aiba

Photobucket

Notas: Aasdasd XD Este mini ya llegará pronto a su fin 8D No me odien cuando lo haga... Estoy peleada con el photoshop, así que no digan nada sobre el banner que ya sé que está horrible Melissa ya me dio sus críticas de publicista y diseñadoraY... Y... No tengo nada más interesante por decir :3 Cuidense, ya saben, comentarios son amor♥

---------------------------------------------------------

Se despertó y lo primero que percibió cuando sus ojos pudieron enfocar bien fue el angelical rostro de Ryutaro durmiendo a su lado, su corazón latió con una rapidez que ni el mismo sabía que podía, es verdad que cuando veía a Takaki sentía un golpeteo rápido en su pecho, pero comparado con el que ahora sentía, ese no era nada... Eran latidos muy diferentes, estos eran más cálidos.
Posó una de sus manos en la sonrosada mejilla del menor y su cuerpo se estremeció solo ante aquel contacto, acomodó un poco el cabello que tenía este en su rostro y sintió como se empezaba a sonrojar… Yabu tembló al descubrir aquellas sensaciones en su persona ¿Qué es lo que estaba sucediendo con él? Ryutaro se removió un poco en su sitio acurrucándose más en la cama, sonrió complacido y pasando una mano por la cintura del menor, lo atrajo hacia él, haciendo que apoyara su cabeza en su pecho, cerró los ojos y apoyó su rostro contra esta, oliendo su cabello, cuanto habría deseado que ayer hubieran amanecido así… Su cerebro dejó de procesar información en ese momento y su cuerpo se tensionó, el no podía estar sintiendo algo por aquel niño ¿verdad? El solo deseaba eso porque… Porque… ¿Por qué? No halló respuesta a su propia pregunta, el habría querido amanecer así con Morimoto en el hotel, con sus brazos alrededor de su cuerpo, sintiendo el lento sube y baja de su pecho contra el suyo, viendo aquel pacífico rostro lleno de inocencia… Maldijo internamente, algo no andaba bien, nada bien si es que se ponía a meditar un poco…

-Me gusta como hueles – murmuró el menor sin moverse ni un centímetro de su lado.
-Tú hueles mejor - le contestó dándole un beso en la frente

Era muy agradable estar así con él pero… No era correcto, Ryutaro era un niño, uno que probablemente se hallaba completamente confundido y todo por su culpa e irresponsabilidad ¿Por qué lo había hecho? Amaba a Takaki, pero si lo amaba tanto ¿Por qué ahora sentía que no quería separarse de aquel menudo cuerpo al que estaba aferrado? Empezó a dolerle la cabeza… Tal vez, lo estaba pensando mucho en vez de disfrutar aquel momento…

-¿En qué piensas? - alzó la mirada y vio los ojos preocupados de Yabu - ¿Sucede algo?
-Tus padres me van a mirar raro – mintió a medias, no era lo que le preocupara mucho, pero era mejor que decirle sobre los conflictos internos que estaba teniendo en ese momento – Y me prohibirán venir a verte
-Ellos ya deben haberse ido, siempre salen temprano incluso los fines de semana
-¿En serio? – lo miró un poco preocupado - ¿Y no vienen a despedirse?
-No es así tampoco… - suspiró y ocultó su rostro - Es solo que prefieren que mis hermanos y yo durmamos hasta tarde los sábados y domingos
-Cuando escucho lo solo que paras… - Yabu se acomodó encima del menor, dándole un pequeño beso en los labios – Siento la necesidad de quedarme todo el tiempo que sea posible a tu lado

Morimoto frunció la frente pero solo podía aparentar por fuera, la cercanía del mayor le dio un vuelvo a su corazón… ¿Amaba a Yabu? Le gustaba sí, y mucho… Y adoraba sentirse así de protegido pero… No… No podía ser amor.

-¿Por qué me miras así?
-No te miro de ninguna forma Yabu
-Si lo haces – le mordió suavemente el labio inferior – Y es Kota
-Yabu – refunfuño, sonrojándose violentamente
-La otra noche, no me llamabas así – le susurró lujuriosamente en el oído - ¿O ya no lo recuerdas?

Yabu no supo si arrepentirse o no, pero Ryutaro tenía nuevamente aquel rostro tan inocente que lo llamaba para poseerlo… Era simplemente hermoso, ese rostro tan puro tenía la lujuria dibujada en todas sus facciones, bajó la mirada y vio como su pecho empezaba a subir y a bajar descontroladamente, rozó las puntas de sus narices y sintió como el menor temblaba ante eso.
Ryutaro posó sus manos en el pecho de Kota, acariciándolo un poco, subiendo luego lentamente hasta su cuello para abrazarlo y acercarlo a sus labios para poder besarlo. Estaba nervioso, no sabía si era lo correcto pero tenía la necesidad de hacerlo y lo confirmó cuando tocó los labios de Yabu… Su mundo estuvo completo y supo que eso era lo único que deseaba. Empezó con un movimiento lento que fue correspondido al instante por el mayor, pero la intensidad de aquel acto se incrementó en el momento Kota introdujo su lengua en la cavidad del menor, jugando ahí y tocando todas las zonas sensibles que podía, todo eso solo incentivo a que Morimoto dejara salir un pequeño gemido. Se separaron unos centímetros solo para poder respirar un poco, ambos se sentían acalorados, con las mejillas y labios rojos, con la piel erizada, con aquel bendito deseo corriéndoles por la sangre…

-Ryutaro…

Ese niño era su perdición y lo sabía… Pero no le importaba, con tal de tenerlo entre sus brazos cada que pudiera, con tal de tenerlo así de sumiso ante su tacto… Yabu lo empezaba a comprender pero no quería aceptarlo, era mejor verlo solo como un momento de lujuria que verlo como lo que en verdad era… Se inclinó un poco para besarle el cuello, dejando nuevamente pequeñas marcas en él, saboreando aquella tersa piel, disfrutando los dulces sonidos que el menor soltaba al sentir como lo rozaba, movió un poco sus caderas y lo escuchó…

-Ko… Kota...

Puso sus manos en el rostro del nombrado y este estaba a nada de volverse a descontrolar, el niño que estaba debajo de él era simplemente hermoso, lo besó de nuevo y volvió a rozar sus cuerpos, haciéndoles sacar suspiros a ambos, sus manos iban descendiendo para poder recorrer aquel menudo cuerpo cuando un sonido en la puerta los hizo reaccionar.

-Nii-chan!! ¿Ya se despertaron?

El sonido de la manija moviéndose asustó al mayor que por los nervios terminó cayéndose al piso, segundos después entró Shintaro con una bandeja donde estaba el desayuno.

-Nii-chan!! ¡¿Cómo has podido hacer dormir a tu invitado en el piso?!
-¡YO NO HE HECHO NADA!
-Y porque Yabu-kun está ahí! – hizo un gesto con la cabeza y luego negó lentamente – Tú no tienes solución, ni siquiera sabes tratar bien a las personas

Yabu sonrió y se levantó del piso para acercarse al menor y coger la bandeja que tenía en sus manos, la colocó en la mesa, volvió hasta Shintaro y se agachó para estar a su altura.

-No digas eso, tu hermano es una persona muy amable, lo sé porque la forma en que nos conocimos lo demuestra
-¿Eh? ¿Cómo se conocieron?
-Tu hermano me salvó de que me atropellaran – despeinó un poco su cabello – Así que no lo molestes…
-Yabu-kun – Shintaro frunció el ceño – Le debes gustar a mi hermano, no encuentro otro motivo para que él haya actuado así…
-¡VETE DE ACÁ, IDIOTA!

Ryutaro le tiró con las almohadas, sábanas, peluches y todo lo que tuviera cerca a él, poco le faltó para tirarle su celular pero su hermano menor ya había salido de la habitación.

-¿Es verdad lo que dice? – preguntó Kota recogiendo la bandeja y llevándola hasta la cama, agachándose a la altura de la cabeza de Ryutaro - ¿Me salvaste porque te gustaba?
-N-no! – su sonrojo fue más que evidente y se alejó del rostro del mayor – ¡Yo no lo hice por eso! ¡¿Cómo me ibas a gustar si en ese momento no te conocía?! Solo… Solo sentí que debía hacerlo

Yabu meditó la palabra “ibas” en su cabeza, un calorcito interno lo recorrió pero, solo fue grato por unos segundos, la culpa se hizo dueña de su cuerpo y lo empezó a incomodar, otra vez… ¿Qué hacía ahí con Morimoto? El no podía estarlo, no tenía porque… No debía… En primer lugar, ni siquiera era él mismo cuando estaba con aquel niño, no era el tranquilo, callado y tímido Yabu Kota de siempre, era alguien mucho más extrovertido y directo ¿Eso no era fingir? Aunque no sintiera que fingiera… No estaba bien, bajó la mirada sin saber qué hacer, estaba a punto de hablar cuando la mano del menor se posó en su mejilla.

-¿Estás bien? – le preguntó con el ceño fruncido, tratando de ignorar sus nervios – Te quedaste callado de repente y…
-No… No es nada – dijo en voz baja, mirando con tristeza a los ojos del menor
-Dime que sucede Yabu… - se sintió incómodo, algo no andaba bien
-No me sucede nada – dijo con una sonrisa, cogiendo con su mano la del otro
-Entonces ¿Qué es lo que piensas? – se estaba hartando y el tono en su voz daba muestra de ello
-¿Cómo sabes que pienso algo?
-Tu cara de madre preocupada puede dar cuenta de ello sin que tú menciones una sola palabra – contestó bruscamente pero luego besándolo en la nariz, en forma de disculpa – Entonces ¿Qué es?
-Es solo que… - suspiró, debía decirle - Ryutaro ¿No es extraño?

Se quedó callado sin entender por completo las palabras del mayor ¿Qué era extraño? ¿Él era extraño? ¿La situación? ¿Qué? El miedo empezó a invadirlo sin entender qué sucedía, percibía los nervios y dudas de Kota y eso lo ponía más nervioso.

-No frunzas la frente – puso un dedo en las pequeñas arrugas que se habían formado en el menor, tratando de relajarlo – Es solo que… Es extraño que recién nos conozcamos y…
-¿Te arrepientes? – preguntó fríamente, quitando su mano de la mejilla del otro, alejándolo un poco - ¿Te arrepientes y por eso estás así? ¿Es extraño que a pesar de arrepentirte sigues acá? ¿O qué Kota? Es extraño que un niño idiota como yo piense que alguien como tú… - se quedó callado
-Yo no dije eso… - se enderezó con el pánico tratando de invadirlo
-Pero lo piensas y por eso te quedas callado – dejó la bandeja del desayuno a un lado y se paró – Nadie te obliga a quedarte ¿lo sabes no?
-Ryutaro…
-¿Qué? – lo miró molesto – El que te hayas acostado conmigo… - se sonrojó violentamente y se giró a coger unos libros para evitar verlo – El que lo hayas hecho no tiene porque forzarte a ser nada mío, tampoco es que lo busque, si lo piensas tú eres el que me buscó a mí, la puerta es bien grande Yabu

Sonrió a medias, ese era el niño que él había conocido, el niño terco, frío y cínico, el niño que él había dominado en cuestión de minutos y que también había… Ultrajado… Su sonrisa se tornó poco a poco en una mueca de tristeza y de dolor… Ryutaro tenía razón, él era el que lo había buscado y ese era el principal motivo por el cual no podía quedarse a su lado… Los motivos no eran correctos… Sintió un nudo formándose en su garganta, se acercó al otro que ahora lo miraba preocupado, lo abrazó por la cintura y le dio un corto beso en los labios.

-Lo siento Ryutaro… - murmuró solo separándose unos centímetros – Ti-Tienes razón… - lo soltó y se dirigió hasta la puerta – Adiós – dijo en voz baja, casi quebrándose al final de la palabra
-¿Q-Qué? – la impresión lo dejó anonado, a pesar de haber dicho lo que dijo, no esperaba eso, más bien, no quería eso…
-No debo estar aquí y tú no debes estar a mi lado…
-¡Entonces vete! ¡Ya te dije! NADIE TE DETIENE! – gritó con odio, sin poderse contener

Kota pudo vislumbrar las pequeñas lágrimas que se asomaban por el borde de los ojos del menor, quería abrazarlo y decirle que nada importaba, que lo perdonara, que al final todo se solucionaría… Pero no podía, tenía que entender sus sentimientos, siquiera le debía eso a Morimoto después de tomarlo como un simple experimento, tal vez cuando lo hiciese… Tal vez en ese momento podría retenerlo entre sus brazos sin sentir culpa.

----

-Kou-chan…

La voz de Takaki sonó al otro lado de la línea y Yabu se reincorporó para poder despertarse un poco, miró hacia su reloj y vio que eran las 3:00 am. Ese día no podía estar saliendo peor, había peleado y cortado relación con Ryutaro, se sentía pésimo como para que Yuya lo llamara.

-¿Qué sucede?
-Recógeme~

La risita acompañada con las palabras arrastradas le dio a entender al mayor que su amigo no estaba en todas sus facultades físicas.

-¿Por qué has tomado Yuya?
-Yuri… - se escuchó un sollozo – Terminó conmigo… Dice… Dice que me odia…

Los ojos de Yabu se abrieron para luego volver a cerrarse, mientras con su mano libre masajeaba una de sus sienes, Takaki estaba llorando por un niño… Aunque, no lo juzgó mucho, cuando llegó a su casa, el también había derramado lágrimas por Morimoto.

-¿Dónde estás?
-S.X club… - trató de controlar su llanto y murmuró - Gracias
-No digas eso, soy tu amigo

Cortó la llamada y se cambió lo más rápido que pudo, siempre había hecho lo que sea por Yuya, esta no sería la excepción por más deprimido que estuviera, se lavó la cara en el baño y salió de su casa sin hacer ruido.
Caminó todo lo que pudo para luego tomar un taxi, los lugares que Hikaru, él y Takaki frecuentaban eran los mismos de siempre, no tendría problema en ubicarlo, cosa que se confirmó cuando llegó a su club favorito de la zona. Yuya agitó su mano de tal manera que lo hizo perder el equilibrio y hacerlo tambalearse hacia la pared, apoyándose contra esta mientras se reía amargamente.

-¿Por qué tomar Yuyan? – preguntó haciendo que este pasara uno de sus brazos por su cuello mientras él lo agarraba por la cintura – No te ayuda en nada
-Ayuda a olvidar las penas – contestó amargamente – Lo amo Yabu… Lo amo…

Se puso a llorar de nuevo, deteniendo el paso que habían empezado a hacer, Yabu se quedó quieto, no quería marear a Takaki, pero su cuerpo se tensó cuando este pasó su otro brazo por su cuello, abrazándolo y acercándose poco a poco a su rostro ¡¿Qué demonios estaba haciendo?!

-Kota… - le dijo a pocos centímetros de su rostro, haciéndolo oler el alcohol que había ingerido – Hazme olvidar… Por hoy… Hazme olvidar
-Yuya… Tu…

No pudo decir nada más, los labios del castaño estaban sobre los suyos, pidiendo respuesta, una que no tardó en llegar ¿Cuántas veces había soñado con eso? ¿Cuántas veces lo había deseado? Pero algo andaba mal, esos labios no eran suaves… Tampoco eran dulces… Esos labios eran fríos, amargos y secos, no se parecían en nada a los tiernos labios de… ¿Por qué pensaba en eso? ¿Por qué tenía que recordarlo justo en el momento que debía ser el más feliz de su vida? ¿Por qué?

-Vamos… A otro lado – le dijo Takaki lamiendo un poco el labio inferior del otro, dándole suaves mordidas – Vamos a ese hotel…

Yabu lo empujó, eso no estaba bien, nada estaba bien, se cubrió el rostro con las manos, quería llorar de impotencia, estaba demasiado confundido y ahora con la mención de ese hotel, el lugar donde un día él y sus amigos fueron a parar por estar muy mareados, el hotel donde había poseído a Ryutaro, el hotel donde le había quitado su pureza y su inocencia…

-No… No está bien Takaki… No lo está… - dijo con voz entrecortada – Tu amas a alguien y yo… Yo… - se quedó callado, ni siquiera sabía que decir, unas lágrimas empezaron a rodar por su rostro – Yo también lo hago…

----

-¡Ryutaro! - Hokuto sacudió la carpeta del chico logrando con esto solo recibir un golpe en la cabeza - ¡¿Todavía que uno te despierta y tu lo pegas?!
-¡¿Quién te manda a despertarme?!

Le contestó de mala manera y cogiendo su mochila salió de clase, ni siquiera había llegado la hora del almuerzo y el ya se estaba yendo, no tenía cabeza para estar ahí, Ryutaro no se había concentrado en nada durante todo el fin de semana y como lo habían predicho sus miedos, Yabu se desapareció sin dejar rastro, no sabía donde estudiaba como para ir a buscarlo y no era tan cobarde como para hablarle por teléfono para tratar de aclarar las cosas… Se quedó parado frente a la puerta principal ¿Aclarar qué? Ellos no eran nada, solo dos personas desconocidas que habían intimado y que a lo mucho sabían sus nombres…

-¿Otra vez escapando?
-Matsumura, no tengo ganas…
-Te quiero acompañar – Hokuto pasó un brazo por sus hombros – Necesitas un amigo a tu lado ¿verdad? Yo sabía que ese tipo no era…
-¡No hables mal de Yabu! – lo empujó y desvió la mirada – El no es malo, es solo que…
-No quiero oírlo Ryutaro – lo tomó del brazo y lo sacó del colegio – Simplemente quiero que me digas que estarás bien, eres mi amigo, me preocupo ti

Salieron caminando sin hablar, Morimoto tenía fuertes ganas de ponerse a llorar ahí mismo, pero su orgullo no lo dejaba, estaba agradecido con Hokuto por acompañarlo, pero prefería estar solo, no había persona en el mundo que pudiera ayudarlo en ese momento.
El paso era lento y silencioso, ni uno decía nada, ni parecía que se molestaran en querer hacerlo. Llegaron a un parque después de caminar unos quince minutos y se dirigieron por acuerdo tácito a los columpios a sentarse, Matsumura sabía que de un momento a otro su amigo le contaría lo que sucedía pero antes de siquiera preguntarle, Ryutaro se paró con los ojos bien abiertos pero con la mirada perdida y empezó casi a correr, se giró hacia donde iban sus ojos y ahí estaba ese chico mayor que lo había ido a buscar hace unos días, pero también había otro alto de cabello castaño y uno pequeño de cabello negro, uno que parecía de su edad o hasta incluso, menor que ellos… Estos dos últimos estaban llorando ¿Qué sucedía? Hokuto corrió tras de su amigo, se detuvieron a una distancia prudente para poder ver y oír lo que pasaba, ocultándose convenientemente detrás de unos arbustos.

-Yuyan… – decía el pequeño mientras lloraba – …me lo contó… - sus pequeñas manos trataban de detener las lágrimas – Gracias… Gracias por… Por cuidarlo… - su llanto era demasiado, se inclinó un poco y continuó – Lamento… Lamento los... muchos problemas que te ocasionamos… Pero… Pero Yabu-san… - hizo ruido con su nariz mientras caía al piso de rodillas – No… No puedo evitar odiarte… Te odio por haberlo besado… Por más… Por más que en ese momento él y yo hayamos estado peleados… Por más que él lo haya iniciado… Yo… No puedo dejar de odiarte porque… Porque yo amo a Yuya… Lo amo… Lo amo mucho…

Hokuto vio como el castaño que lloraba en silencio se arrodillaba junto al pequeño y lo abrazaba, murmurando mil y un “Lo siento” en su oído mientras le daba pequeños besos en la cabeza, volteó a ver al que conocía, tenía un rostro lleno de dolor por la situación en la que estaba pasando, se giró para preguntarle a Morimoto por lo que ocurría pero, este también estaba llorando.

-Ryutaro – lo llamó pero cuando apenas lo tocó en el hombro, este salió corriendo - ¡RYUTARO!

Su grito hizo reaccionar a los otros tres que están por ahí, ahora el rostro de Kota era uno de completo pánico. El mayor reaccionó casi instantáneamente y salió disparado hacia la dirección que suponía que era su Ryutaro, había salido corriendo, no lo veía por ningún lado y el parque ya estaba por llegar a su fin, estaba pensando en donde más buscarlo si no lo hallaba ahí cuando el sonido de un carro frenando en seco lo hizo asustar, sus piernas se fueron deteniendo poco a poco a medida que se acercaba a la pista… Había un grupo de gente rodeando algo, o más bien, a alguien… Su cuerpo empezó a temblar levemente por el miedo que empezaba a sentir, empezó a dolerle la cabeza y tenía unas inmensas ganas de llorar…

-Apareció de la nada, el conductor no pudo frenar a tiempo…

Yabu escuchó a una señora decir eso y abriéndose paso entre el tumulto de personas, llegó al centro: en el piso yacía un inconsciente Ryutaro, era como ver el rostro de un ángel durmiendo, solo que marcado por un rastro de lágrimas que caían por sus mejillas.

Heart Beat [OneShot]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Sueño~~~
: Nada
: En la oficina de Johnny Kitagawa

Título: Heart Beat
Autor: Satommy
Parejas: Inoodai (con Inoobu y Ariokamoto pero… Inoodai XD y… slight yamajima/hikato LOL)
Género: PG-13 [?] no ¬¬ no hay lemon
Extensión: Oneshot
Summary: Daiki ama a Inoo pero… Las cosas no pueden ser siempre tan fáciles ¿verdad?
Notas: En realidad este oneshot no estaba en mis planes -w- Pero en serio me están traumando con la existencia del Inoobu y el Tadaiki XD Así que, para esparcir el amor Inoodai, va esto :3 Lamento si no les gusta XD Pero mis OTPs son muy fijos jojo
Nota 1: Melissa XD No te atrevas a odiarme y a molestarte u_u Ya te lo expliqué

NOTA IMPORTANTE: FELIZ CUMPLEAÑOS ISA♥
10 de noviembre


-----------------------------------------------------------------------


-Keito!!

Daiki saltó a la espalda del menor, que si no fuera por la costumbre, hubiera caído al piso. En el último mes las cosas habían ido así, el mayor paraba pegado a él todo el rato que estuviera en la compañía o bueno, incluso fuera de ella, siempre le decía para salir juntos y cosas así… No podía decirle “No”, sabía que la estaba pasando mal desde aquel día…

----(FLASHBACK)----

-Parecen novios – declaró Takaki en medio del salón de prácticas, haciendo que todos se quedaran callados y voltearan a ver qué pasaba – Tu e Inoo parecen novios, siempre juntos, de arriba abajo, el te abraza, tu a él… Incluso dijiste en la entrevista que solo vivirías con él y rechazaste al pobre de Ryutaro

Nadie se dio cuenta, solo Keito, de que Arioka había dejado caer su botella de agua y que ahora temblaba levemente, como si retuviera sus ganas de llorar… Cosa que era totalmente cierta.

-No… No somos novios… - contestó Kei nervioso antes de que el mismo Yabu contestara a la acusación – Y… Y… Eso no es verdad!! Si lo fuéramos te lo hubiera contado, ¿verdad Dai-chan? ¿Dai-chan?

Inoo volteó hacia la dirección del chico pero solo logró ver como Keito lo estaba sacando fuera del salón rápidamente.

----(FIN FLASHBACK)----

Y tampoco podía negarse porque Daiki no tenía a quien recurrir ni donde refugiarse, Yamada solo paraba con Yuto y exclusivamente con él… Y como le había dicho el mayor “Aun siendo mi mejor amigo, no puedo ser egoísta y alejarlo de su novio solo para contarle mis problemas existenciales”, Okamoto entendía eso a la perfección, el ahora tampoco podía acercarse mucho a Yuto, quien también era su mejor amigo y novio de Yamada… Aunque tampoco es que se quejara, estar con Arioka era divertido, siempre hacían algo nuevo…

-¿Qué pasa Daiki?
-Cárgame hasta la entrada – ordenó el mayor mientras reía – Me lo debes por no acompañarme ayer a comprar los mangas
-No podía!! Te dije que tenía planes con mi padre! – Keito empezó a caminar con Daiki en su espalda, siempre hacía lo que le pedía – No tengo la culpa…

Pero el agarre juguetón del mayor se volvió algo tenso, alzó la mirada y frente a ellos pudo ver como Yabu abrazaba a Inoo por la cintura y le daba un beso en los labios… También pudo sentir como Daiki ocultaba su rostro entre su cuello y su hombro y derramaba algunas lágrimas humedeciéndole la camisa, lo cargó firmemente y pasó de largo enfrente de los mayores, por un momento le pareció escuchar la voz de Kei llamándolos pero no se detuvo, sabía que Daiki quería estar lo más lejos posible de ahí y él no era quien para hacerlo aguantar ese sufrimiento.

----

-Dai-chan

Inoo se acercó a él aprovechando que estaba solo, por algún motivo siempre lo veía con Keito, era como si el menor fuera su guardaespaldas personal y no lo dejara en ningún momento.

-¿Qué?

El mayor pudo sentir claramente el tono de rechazo de la voz del chico y también se dio cuenta de que estaba buscando a alguien con la mirada, moviendo la cabeza de un lado a otro, algo desesperado.

-Keito acaba de salir a atender una llamada – le dijo algo brusco - ¿Se puede saber qué es lo que te pasa?
-A mi no me pasa nada – se paró del sillón en el que estaba y empezó a caminar hacia la puerta - ¿Para donde fue?
-Me evitas – remarcó la palabra un tanto molesto porque de nuevo se alejaba solo por irse con Okamoto
-No te evito – contestó viéndolo a los ojos, luego se giró a la puerta – Me debo ir…
-Daiki, si prefieres comportarte de manera inmadura a venir a decirme en la cara que…
-¿No debes estar con tu novio? – preguntó el menor, no pudo ocultar el dejo de dolor que en esta se hizo presente
-¿Mi… Mi novio?
-Si, Yabu-kun, ¿No deberías estar con él? ¿Buscarlo a él? ¿Fastidiarlo a ÉL? – se giró a verlo algo serio, casi con odio en los ojos – Que yo sepa tú y yo no estamos peleados, si quieres remarcar que algo anda mal, es tu problema, no mío
-Yo no estoy saliendo con Yabu!
-No es mi problema, te lo estoy diciendo

La puerta se abrió en ese momento, dejando ver a Keito un tanto confundido de ver a esos dos parados ahí con cara de pocos amigos, estuvo a punto de hablar cuando sintió unos brazos alrededor de su cuello y unos labios presionando contra los suyos. Daiki lo estaba besando. Su primera reacción fue el de poner sus manos en el pecho para alejarlo pero antes de siquiera poder hacerlo, un fuerte empujón lo llevó a golpearse contra la puerta y luego sintió como un puño arremetía contra su mejilla haciéndolo volar un poco más allá, se llevó una mano a esta, adolorido… ¿De dónde Inoo tenía tanta fuerza?!

-¡¿QUÉ DEMONIOS TE PASA?! – Arioka corrió donde el menor y se arrodilló junto a él - ¿Estás bien?

Ninguno de los dos se percató de que el mayor salía de la habitación con los ojos llorosos, sufriendo por la escena que acababa de ver.

-¿Por qué lo hiciste? – el menor lo miraba algo fastidiado – Empezarán a soltar rumores por eso
-Lo siento… - Daiki bajó la mirada – Es solo que cuando me empezó a hablar yo…
-Ya ya, si entiendo, creo… Si me vuelve a golpear, no respondo

----

Había pasado una semana y Kei no aparecía por la compañía, no había llamado a nadie del grupo para informar sobre su ausencia, al parecer los únicos que sabían lo que pasaba eran Johnny Kitagawa y dos de sus secretarias, aparte de ellos, Inoo no daba señales de vida.

-Daiki… ¿Podemos hablar?

Yabu llamó al chico que en ese momento estaba jugando con el celular de Keito, Arioka miró inmediatamente a este último cuando escuchó al mayor llamarle, se podía leer el pánico en su rostro y también el grito de ayuda que quería lanzar para evitar aquella charla.

-¿Pa-Para qué? - preguntó nervioso sin girarse a verlo
-Yabu, ya vamos a iniciar con las prácticas, porque mejor…
-Keito, necesito hablar con Dai-chan, a solas – cortó las palabras del otro y miró al otro demandante - ¿Vamos?

Salieron de la sala en silencio y caminaron a través de los pasillos también en silencio, ninguno de los dos producía sonido alguno, lo único audible eran las pisadas que ambos daban. Kota señaló una pequeña sala de estar e hizo señas para que el menor entrara con él.

-Daiki
-¿Qué?
-Perdón
-¿Eh?

En definitiva no se esperaba eso, se esperabas más bien un “Aléjate de mi novio” o algo por el estilo pero… No eso.

-¿Perdón por qué?
-Inoo y yo, bueno… Hemos salido por un mes y…
-¡No quiero oírlo! ¡No me lo digas! – sintió como su corazón se partía, le dolía y mucho - No me interesa lo que…
-Si te interesa – dijo el mayor seriamente – Y me tienes que oír porque Inoo está deprimido y está faltando poniendo de excusa a “sus estudios”
-De… ¿Deprimido? – sintió mareos al escuchar eso, Inoo no podía deprimirse, su mente no podía concebir imagen más triste que la de Kei sin una sonrisa en el rostro
-Escúchame – suspiró y lo miró fijamente - A mí me gusta Inoo, yo fui quien lo presionó para empezar a salir juntos y yo fui quien lo besó aquel día… - se quedó callado unos segundos antes de proseguir - La verdad creí que, bueno… El también creyó que tenía sentimientos hacia mí… Y los tiene pero… No de la forma que él o yo hubiéramos esperado – suspiró, controlando lo que el mismo sentía en esos momentos
-¿Por qué me dices esto Yabu? – preguntó con la mirada baja, tratando de no llorar - ¿Por qué yo debo escuchar esto?
-Porque Daiki, Inoo no me quiere a mi… Te quiere a ti…

Se formó un silencio incómodo entre ellos, el menor no terminaba de creer lo que el otro le decía y el mayor trataba de aceptar mentalmente que ya había perdido a la persona que amaba y que hacer esto era lo correcto para ellos, aunque no para él.

-Yabu yo… - pero no, no tenía nada que decir, mas bien, no sabía que decir - ¿Lo siento?
-Yo fui el que pidió disculpas Daiki – dijo algo molesto - No es secreto entre nosotros, e incluyo a todo JUMP, que tú… Bueno… Que tú quieres a Inoo

Se quedó callado, ahora si estaba furioso, si lo sabía ¿Por qué aun así lo hizo?

-No me mires así Daiki… Puedes ponerte… ¿Siquiera un momento en mi lugar? – preguntó cabizbajo – Si presioné tanto Kei fue porque tenía miedo que tú… Lo alejaras de mi lado… Y… Fui egoísta y ahora por mi culpa ustedes…
-Ya déjalo Yabu… - empezó a caminar hacia la puerta – Dile a Keito que hoy no podré ir con él… Y discúlpame con todos por no quedarme para lo que resta del ensayo

No esperó respuesta a cambio, solo abrió la puerta y salió, tampoco recogió sus cosas, sacó su celular y le mandó un mensaje a Keito diciendo que se las llevara, ya luego las recogería.
En la puerta de la compañía aun no terminaba de asimilar nada, solo sabía que debía ir cuanto antes a la casa de Inoo, debía verlo.

----

Cortó por enésima vez mal el cartón para la estúpida maqueta que debía entregar para finales de esa semana, pero simplemente no podía… Cada que se concentraba su mente se despejaba tanto que invocaba el recuerdo de Daiki besando a Keito y cada que lo hacía, su pecho le dolía ¿Por qué no se había dado cuenta antes? ¿Por qué ahora todo estaba así? Tontamente cogió el cutter del filo y se cortó los dedos, ahora aparte de haber cortado mal el material que tenía, lo había manchado con sangre. Estaba a punto de ir a curarse la herida cuando sonó el timbre, pensó que era su hermana y corrió a abrir la puerta sin ver quien estaba parado frente a ella, fue al baño y empezó a buscar el kit de primeros auxilios.

-¡Aki! ¿Sabes donde están el alcohol y las vendas? Ya sabes… Lo que se supone que está en la cajita blanca que…
-¿Por qué siendo tu casa yo la conozco mejor? - Daiki entró al baño con el pequeño kit y sentó al mayor en el inodoro, bajando primero la tapa de este – Siempre olvidas que tu mamá lo cambió de sitio justamente para que tú no debas moverte mucho por si pasaba esto… - miró el corte y frunció un poco el ceño, sacó algodón y lo mojó con el alcohol - ¿Cómo te hiciste esto? – no obtuvo respuesta – Supongo que es el karma por haber golpeado a Keito

El mayor alejó su mano del cuidado del otro y lo miró molesto ¿Acaso había ido hasta ahí solo para gritarle por lo que había hecho?

-¿Por qué estás acá?
-Mentiste con lo de ser novio de Yabu – contestó bruscamente mientras volvía a coger su mano para seguir curándola – Hablé con él
-No te mentí - murmuró y luego hizo una mueca de dolor – En ese momento yo… Ya no estaba con él – suspiró y bajó la mirada - ¿Qué hablaron?
-De qué trágica es la vida a veces – mordió su labio inferior – Inoo… Lo de Keito…
-Ya sé que te gusta… - se controló lo que pudo, su voz estaba a nada de quebrarse – Ya lo sé y…
-No me gusta – cogió una crema y vertió un poco del contenido en la herida desinfectada – Si lo besé fue por despecho, el solo es mi mejor amigo...
-Tu mejor amigo es Ryosuke, no tienes porque mentirme - cortó friamente al menor
-No te miento – lo miró mal – Yamada y Yuto andan tan metidos en su mundo que no tienen tiempo para los demás… Es por eso que Keito y yo somos ahora mejores amigos
-¿Amigos que se besan? – bromeó y se formó una sonrisa amarga en su rostro
-Te estoy diciendo que fue por despecho… - terminó de vendar su mano y se sentó en sus piernas - ¿Por qué si se supone que todo JUMP lo sabe, tú actúas como si no estuvieras enterado de nada?
-Daiki… - dudó pero aun así rodeo con sus manos la cintura del menor - ¿Enterado de qué?
-De que me gustas… Y que te quiero...

El mayor sonrió complacido al escuchar esas palabras y de poder ver el tierno sonrojo que se hacía presente en el chico, se acercó lentamente a él y lo besó, disfrutando del contacto y del pequeño juego que sus lenguas habían empezado a hacer.

-Lamento mucho si te hice sufrir Dai-chan… - Inoo recostó su cabeza en el hombro del menor – Supongo que lo sabía pero… Tenía miedo…
-Eso ya no importa… - dijo acariciando su cabello – Lo menos que podemos ahora es ser felices
-¿Qué?
-Para que Yabu no se arrepienta de haberte dejado ir… - lo besó de nuevo, tranquila y parsimoniosamente
-Si lo hace… No hay nada que hacerle, tu y yo estamos destinados a estar juntos desde hace mucho…

----

[Extra]

-Keito!

Hikaru corrió hasta el para saltarle en su encima, haciendo que ambos cayeran al piso

-Que... ¿Qué pasa Hikaru? – preguntó adolorido mientras trataba de sacarse al mayor de encima
-Me gustas me gustas me gustas me gustas me gustas me gustas ¡Termina con Dai-chan y acéptame!

Fue inevitable, el rostro de Okamoto se volvió completamente rojo al momento que escuchó aquella confesión… ¿De cuándo acá él le gustaba a Hikaru?

-Eh… Hikaru… Yo no voy a terminar con Daiki…
-Pero… Pero… - su rostro reflejó pánico - ¿Lo quieres mucho?
-No – contestó mientras sonreía – No puedo terminar con él si es que simplemente nunca ha sido mi novio y dudo que algún día lo sea
-Entonces… ¿si vas a salir conmigo?
-Bueno…

No pudo decir que no, el rostro de Yaotome lo decía todo y él no quería arruinar aquella felicidad, aparte… Ahora también tenía que ver que hacer ya que Daiki lo dejaría para pasar tiempo con su ya-novio Inoo Kei.


-----------------------------------------------------------------------

P.D.: Ya sé que está mal y fome -3- Y está raro ;3; Pero... como le dije a Isa [?]
Si a ella le gusta, puedo vivir en paz...

Wai wai Hey! Say! Jump [12]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Siento que las personas me ignoran...
: Only Love - Arashi
: Detrás de un arcoiris junto a Melissa y a Aiba

Me demoré una eternidad con esto ¿Por qué? Porque no comentaron 8D Ok no, es por diversas cosas, pero bueno, ni al caso... ¿Se acuerdan de la advertencia de heteros? Pues, pronto se harán presentes, así que estén atentas porque no son heteros normales~~ Serán Dream Novels ¿Qué es eso? Bueno, cuando llegue el día, se los explicaré, por mientras, si quieren averiguar por su cuenta, háganlo… es algo que sé que les gustará a TODAS y no, no es por mi ego, es por que simplemente lo sé A las chicas que me agregaron al facebook y me hablaron… Gracias [?] Y… Y… No tengo nada más interesante que decir -w- Solo que~ Estoy segura que la coreo del nuevo single de HSJ será matadaza jajajaja pobrecitos… En especial Keito… fuente: mi stalkeo y no-vida personal

Los créditos 8D
-A hanarok@lj por los raws
-A http://community.livejournal.com/kouhi_kurabu/ por la traducción en inglés (strawberryrin@lj)
-A Sheila y a Melissa por ayudarme, como siempre, a darle sentido a algunas cosas
solo copio y pego los créditos de las otras entradas... ¿se nota XD?

Photobucket



P.D.: Les repito, DE NUEVO, nada les cuesta comentar ¬¬ Háganlo

Mensaje a la Nación~~ [?]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Dos exámenes mañana -w-
: Quisiera - Pasabordo
: En el pensamiento de Daiki




POR FAVOR LEER~~


Este mensaje a la nacional en realidad es algo personal XD Y con el permiso de Sora lo estoy haciendo~ Bueno, el punto... Estoy eliminando gente de mi Facebook, no, no porque soy una atorrante y mala persona XD Es solo porque no conozco a todos los que tengo agregados, hay varias chicas que me tienen que no sé como saben que soy yo XD Pero que... No sé quienes son ;3; Y no sé si en verdad saben quien soy a.k.a.: Satommy...
Bueno, en todo caso... Estoy haciendo eso... Eliminando gente de mi facebook porque realistamente no tengo 366 amigos~ Así que bajaré ese monto... Pero bueno, si saben quien soy y lo más importante, quieren conocerme, mi cuenta es

ESTA

Pero chicas/chicos/loquesean, si pongo algo tan personal acá es porque no quiero que de verdad se tomen a mal si las eliminó, hay gente a al que sí he agregado yo XD y no saben quien soy LOL~ Pero bueno, solo les digo algo... Mi facebook es personal~ O sea, no van a encontrar absolutamente nada Johnny, no porque me averguence, todas mis amistades saben de mis gustos, pero no tengo por motivos X jojo si me agregan es porque quieren ser mis amigas/amigos y... Aunque a veces soy mega autista, también soy sociable, así que no piensen que no les contestaré ni nada... Bueno, eso era todo lo que les quería comentar...
Ya saben, si las elimino (si me tienen) es porque no sé quienes son, pero si aun así me quieren volver a agregar, háganlo, pero solo si quieren ser mis amigas/os~~ Y si me agregan por primera vez, repito... No muerdo XD Háblenme -w-

No me olvides [9]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Inoo ;3; te quiero
: Ella se Arrebata - Latin Fresh
: en Hikarulandia

Notas mías: Lo sé, hace mucho que no actualizo este fic... Y creo que este capítulo tiene el yamajima al mínimo XD Estoy traumada con el Inoodai... ¿No se les hace que ya no hay mucho? Estoy entrando en colapso por eso -w- Amo el Inoodai casi tanto como el Yamajima u_u Así que verán esa influencia acá XD Los comentarios son amor♥ Y sobre el manga... Está ahí XD No me odien ;3;
Nota 2: Creo que el capítulo está corto -w- Perdón

---------------------

Ryosuke ya estaba temblando, solo que no sabía si por miedo o por frío, hace horas que llevaba caminando en círculos, o eso quería creer… Si caminaba en círculos significaba que no estaba tan lejos de lugar de retiro del colegio, ¿verdad? Caminar en círculos era mejor que estar perdido… Pero era consciente de que sí estaba perdido ¡¿Por qué todos los árboles debían ser iguales los unos con los otros?!

-¡¿Acaso no creen en el individualismo?!

Su voz resonó en todo el bosque y un leve eco se hizo presente, estaba más que solo en ese lugar y ni siquiera había podido encontrar a Yuto… Siguió caminando, pero esta vez más lento, como si ya estuviera rindiendo, ¿Por qué todo se había complicado tanto? Esa era la pregunta que resonaba todo el día en su cabeza… Inoo había tenido la culpa… Sintió una punzada al recordar como los había encontrado en los vestuarios, pero, también había sido la suya…
Recordó el cumpleaños de Mika, ahí pudo confirmar que ambos aun se amaban pero… ¿Por qué no estaban juntos? Realmente era una tontería, él y Yuto eran unos dramáticos, tercos y resentidos, nada había cambiado en tantos años

----(FLASHBACK)----

-Inoo! Otra vez se pelearon – la voz aguda de Chinen sobresaltó al mayor quien lo abrazó al verlo correr hacia él - Ryosuke y Yuto se volvieron a pelear!
-¿Y ahora por qué?
-Yo que sé! Creo que fue por una chica – hizo puchero – Si son mejores amigos… ¿Por qué se pelean tanto? Nosotros también somos mejores amigos y nunca nos hemos tratado así…
-Supongo que hay amigos y hay amigos y ellos…
-¡Eso no es así! – ahora fue la voz de Yuto la que los sobresaltó a ambos – Ryosuke se declaró a alguien y no me lo dijo!
-¿Eh? – Kei se empezó a reír - ¿Cómo es eso?
-Ne, Yuto ¿te molesta que lo haya hecho y no te lo haya dicho o en sí, que le guste otra persona?
-¡No digas tonterías Chii! Es solo que… - los ojos del chico se llenaron de lágrimas – Seguro ya no va a querer pasar más tiempo conmigo… Y… Y… - se puso a llorar

Kei sonrió, todos eran unos niños y su inocencia era adorable, estaba a punto de soltar a Chinen para ir a abrazar a Yuto para consolarlo cuando vio a lo lejos a alguien acercarse, disimuladamente le indicó al menor que estaba entre sus brazos para alejarse de ahí, este obedeció sin preguntar y lo siguió, el alto no se percató que estaba solo, siguía llorando pero ahora sus manos cubriéndole el rostro.

-¿Por qué te fuiste así? – le preguntó Yamada en voz alta pero no obtuvo respuesta – ¿Estás llorando? - se acercó al menor y lo abrazó por la cintura, recostando su cabeza en su espalda – Eres un tonto…
-Tú eres el tonto! ¿Por qué no te vas con tu novia?
-Eh? – Ryosuke alzó su cabeza pero no lo dejó de abrazar – Yo prefiero estar contigo

----(FIN FLASHBACK)----

Sonrió al recordar eso, esa había sido su primera y única relación con una chica… Y también la más corta que tuviera en su vida… Solo habían llegado a las 2 horas cuando la llamo diciendo que era mejor ser amigos.

-Yuto siempre estuvo antes que nada…

Unas pequeñas lágrimas se asomaron en sus ojos, como deseaba abrazar al chico alto de cabellos oscuros que tanto amaba.

----

Yuto suspiró por enésima vez, si fuera cierto que el alma se va en cada suspiro el ahorita debería estar vacío… Ryosuke y Daiki, Daiki y Ryosuke… Cada que lo pensaba entendía porque Inoo lo había usado y es que, para ser sinceros, el también hubiera usado a alguien para hacer que la persona que amaba dejara a su compañero de turno y es que, Arioka solo podía significar el “compañero de turno” de Yamada, no podría sentir nada más fuerte que lo que sentía por él. Se detuvo para apoyarse contra un árbol, miró al cielo como pidiendo perdón.

-¿Perdón a qué?

Murmuró para sí mismo, pero sí sabía la respuesta… Perdón por llegar y confundir a Ryosuke con sus sentimientos, perdón por ser tan cobarde y no pelear por él más, perdón por no poder ayudar a Inoo, perdón por causarle inconvenientes a Chinen, perdón a Daiki por hacer que lo engañaran, perdón a su familia por arrastrarlos a Japón de nuevo… Perdón a él mismo por no haberse permitido olvidar y ahora estar ahí divagando como un idiota... Perdón a Yabu porque ahora estaba perdido y no tenía ni una vaga idea de cómo volver al campamento… Seguro que todos estaban ahí pensando que había sido un insensato, seguro que Daiki tenía la mano agarrada de Ryosuke mientras le daba fuerzas en la espera y es que, sabía que Ryosuke estaría preocupado por él... Se suponía que aun lo amaba, se lo demostró en el cumpleaños de Mika cuando estaban abrazados así que debía estar preocupado ¿verdad? Tenía que estarlo… Tenía que estar preguntándose si se encontraba bien o no… Tenía que estar incluso, rezando por él…

-Si me ama… ¿Por qué no me eligió a mí? Porque… ¿Por qué eligió a Daiki? – siguió caminando mientras miraba al cielo – Debo buscar la estrella polar o la estrella del sur – frunció el ceño - Se supone que una de ellas me debe guiar a algún lado... – se quedó quieto - ¡Todas se parecen! Y… Si las sigo, ¡¿mágicamente me guiaran a donde quiero?! – frustrado caminó más rápido, casi corriendo – Todo esto es estúpido! – tropezó al no ver por dónde iba y cayó – Genial… - murmuró y cerró los ojos – Ahora… estoy en el piso - se recostó sobre su espalda mientras aun veía el fondo de sus parpados – Me debería quedar acá, así preocuparía más a Ryosuke y el se arrepentiría y dejaría a Daiki…
-Yuto…
-Qué bonita… Es su voz – murmuró – Se siente tan cerca…
-Yuto…
-Si… Mejor me quedo acá, morir escuchando su voz no sería tan malo…
-¡Idiota!

Sintió un golpe a un lado de su cintura y abrió los ojos rápidamente solo para ver a Yamada furioso

-¡¿Qué haces acá?! – Yuto se apoyó en sus codos para verlo mejor
-¡¿Cómo que qué hago?! ¡Te buscaba! – el otro alzó una ceja al verlo sentado – Claro que ahorita no… Pero te estaba buscando… - se tiró encima de él – Pensé que no te encontraría…
-Sigo sin entender… ¿Por qué me buscabas? Deberías haber vuelto con Daiki!
-Idiota! - le golpeó en el pecho mientras unas lágrimas se le escapaban – Como iba a dejar que corrieras por ahí pensando tonterías
-¿Qué?
-¡¿Por qué siempre corres?! ¡Deja de huir! – lo abrazó por la cintura mientras se acurrucaba en su pecho – No me gusta que me dejes solo… Nunca me ha gustado

Yuto lo abrazó de vuelta mientras miraba a la noche… Era un sueño ¿verdad? Seguro se había caído por un precipicio y su mente le estaba dejando tener el mejor sueño de su vida antes de mandarlo al otro mundo.

-¿Por qué no hablas? – murmuró al menor al no obtener respuesta
-Porque… De por sí ya es raro que una alucinación te hable, si te contestara, sería peor…
-¿Alucinación? ¡¿Acaso crees que no soy de verdad?!
-Dudo que lo seas… Mi Yama-chan debe estar con los demás, abrazado de Daiki y pensando donde puedo estar
-Tu Yama-chan esta acá abrazándote a ti – dijo afianzando más su agarre
-No... Eso es lo que mi subconsciente quiere que cre…

Sintió unos cálidos labios sobre los suyos, desprendiendo esa esencia inigualable de la persona que más amaba, lo besó de vuelta, no podía ser una alucinación, nada que él quisiera imaginar podría ser tan real como lo era aquello, ni siquiera su mente podía recordar tan vívidamente los tiernos labios de Ryosuke; el recuerdo tampoco podía producirle aquel cosquilleo que le causaban las pequeñas mordidas que el mayor solía darle en el labio inferior solo por pura costumbre… Solo para recordarle que esos labios solo podían tocar los suyos. El beso se prolongó, sin apuro, sin malas intenciones, solo transmitiendo aquel sentimiento de cariño y amor que se tenían, solo recordando aquel hermoso contacto entre ellos.

-Me gustaría que en mis alucinaciones besaras así de bien… - murmuró cuando terminaron con el beso
-¿De verdad alucinas conmigo? – preguntó en un murmullo
-Ryosuke, estuve en terapia – empezó a jugar con su cabello - ¿Por qué crees que era?

El mayor lo miró entre asustado y preocupado, ¿tan mal había estado Yuto? Pero antes de poder contestar o siquiera hacer algún ruido, el chico debajo de él empezó a reír descaradamente ¿acaso había sido una broma? Le mordió el labio inferior en forma de venganza, no era justo que lo asustara así, Nakajima solo soltó un pequeño quejido y luego volvió a reírse por lo bajo.

-Lo siento – dijo dándole un pequeño beso en la frente
-Me hiciste asustar!! Pensé que en verdad habías enloquecido!
-Yo creo que lo he hecho – dijo más serio mientras abrazaba a Ryosuke posesivamente – Sino, no encuentro motivo razonable para que estés así conmigo
-Tan tonto como siempre… - se reincorporó y volvió a sentarse como había estado minutos antes – Arruinaste el momento
-¿Por qué?
-Porque siempre haces drama! – infló las mejillas como signo de que estaba molesto – Justo estaba terminando con Daiki cuando tú llegaste, dijiste no sé qué tontería y te fuiste corriendo
-Ter… ¿Terminaste con él? – se arrodilló frente mirándolo expectante
-Si… - el mayor miró al cielo y cambió de tema rápidamente – Yuto… ¿Cómo vamos a volver? Está haciendo frío y ya no se puede ver nada en el bosque, está demasiado oscuro
-Ya verás cómo se nos ocurre algo – se sentó a su lado aun expectante – Lo siento, por mi culpa tu también estás perdido, tal vez si meditara un poco más mis acciones…
-No serías tu – Ryosuke rió ante la expresión del otro – Ya me acostumbre al Nakajima impulsivo, por eso no te preocupes… Pero para la próxima, escucha de razones ¿quieres? Así las cosas se harán un poco más fáciles, para ambos…
-Yama-chan… - el alto apoyó su cabeza en la del mayor - ¿De qué querías hablar conmigo?

La noche cubrió el sonrojo de las mejillas de Yamada, se había olvidado por completo del mensaje que le había enviado en el bus y ahora no sabía si tenía el suficiente valor para decirle lo que quería.

----

Daiki tocó la puerta esperando oír alguna respuesta pero no la hubo, esperó unos minutos y volvió a tocar… Aún nada.

-Tal vez Inoo esté durmiendo – murmuró para sí mismo

Pero no iba a rendirse, no después de que él hubiera sido el culpable del sufrimiento de ambos, tenía que arreglar las cosas, aunque no fuera el mejor momento para hacerlo, Yuto y Ryosuke aun no aparecían y eso era algo que traía a todos con los nervios de punta… Y todo eso también era su culpa, necesitaba a Kei para poder sentirse mejor… Giró la manija con miedo, incluso esperando que esta estuviera con llave, pero no lo estaba, la giró por completo y sin ruido entró a la habitación. Todo estaba oscuro, la cama estaba en una esquina, una ventana a su lado derecho, un pequeño velador al izquierdo, unas sillas y una pequeña mesa al medio, vio algo tembloroso el bulto que respiraba encima de la cama… Ya estaba ahí, no podía echarse atrás.

-Kei… - lo llamó pero el mayor no se movió ni un centímetro – Soy Daiki… - vio como la respiración se pausaba – Yo… Necesito hablar contigo
-Es tarde Arioka-kun, quiero dormir
-Por favor…

Inoo estaba petrificado ¿Por qué tenía que hacer eso? ¿Por qué volvía todo más complicado y doloroso, más de lo que ya era?

----(FLASHBACK)----

-Kei! – Chinen corrió a él antes de separarse para las prácticas por equipos – Necesito hablar contigo
-¿Qué sucede Yuri? – preguntó el mayor abrazándolo y dándole una vuelta en el aire, había extrañado tratarlo con tanta familiaridad
-¡Estás deprimido! – le gritó cuando lo bajó y le tiró un golpe en el brazo de paso – No entiendo porque eres tan necio…
-Yo no soy necio
-Si lo eres, si no lo fueras ahorita no estarías triste – lo abrazó con cariño – Eres mi mejor amigo, detesto verte deprimido
-Lo siento Chii…
-Inoo-chan, antes de que empiece a insultar a Dai-chan y a hablar de tu estado de ánimo –se separó de él y lo miró serio – Tengo que pedirte un favor
-¿Qué cosa? ¿Qué ha pasado? ¿Otra vez quieres darle celos a Takaki? - sonrió
-No! – el menor se rió pero luego volvió a ponerse serio – Aléjate de Yuto… Yama-chan sufre cada que los ve juntos…
-Ah… Era eso – suspiró triste – Ya hablé con Yuto, no te preocupes… Ahora solo somos amigos
-¿Amigos amigos? ¿O amigos cariñosos y con derechos? – se apoyó en su pecho
-Amigos amigos, Chii…
-Kei…

Una tercera voz los hizo separarse, Daiki estaba a unos metros de distancia viéndolos, Inoo soltó a Yuri, lo despeinó y se fue hacia las canchas de básquet, no tenía las fuerzas suficientes para verlo.

----(FIN FLASHBACK)----

-Otra vez soy el chico que no habla con nadie… - murmuró en voz baja el menor – Todos me odian… En especial tú
-Yo no te odio – contestó Kei aun sin moverse - Es solo que… ¿Qué haces?

Daiki se había recostado junto a él y con sus brazos lo había abrazado por la cintura, el seguía viendo a la pared mientras que el menor tenía su mirada fija en su espalda.

-¿En serio no me odias? – escuchó su voz como un sollozo - ¿Después de todo?
-¿Qué es lo que buscas Daiki? En serio estoy cansado y mañana va a ser un día muy largo, deberías irte a dormir
-Quiero estar contigo – se aferró con más fuerza – Te necesito

Inoo se quedó callado ¿Lo necesitaba? ¿A él o a su cuerpo? ¿Arioka solo quería satisfacerse a sí mismo? Se sintió mal al pensarse como un objeto sexual… Solo eso había llegado a ser en el corazón del otro a fin de cuentas.

-¿Por qué no me respondes?
-No sé qué es lo que quieres oír de mi Daiki, dímelo, tal vez así pueda satisfacer tus caprichos como siempre, siempre obtienes lo que quieres de mi ¿no es así?

El mayor sintió como su pijama se humedecía, el menor estaba llorando mientras se acurrucaba mejor en su cuerpo, no podía negar el deseo que tenía de poder abrazarlo y decirle que no había pasado nada, pero al final sería lo mismo que siempre y… Sabía que no iba a poder resistir otro desplante de parte de la persona que más amaba.

-¿Y Yamada? ¿Estás así solo porque se ha desaparecido con Yuto?
-No… No digas eso… Ellos no tienen que ver nada aquí
-Claro que si… Uno de ellos es tu novio ¿no es así? – se sacó los brazos del menor de una forma un tanto brusca y aun sin girar a verlo, se pegó más a la pared alejándose de él – No deberías estar aquí
-Quiero estar contigo Kei… Como siempre lo he hecho – murmuró y mientras se acodaba mirando al techo controlando el dolor que sentía por la lejanía de Inoo – Cada una de esas veces está guardada en mi memoria… En especial la primera vez que te quedaste a dormir…

Las palabras salieron de su boca creando una atmosfera un tanto extraña entre ambos, era imposible que Kei olvidara aquella vez… Todo fue tan rápido pero tan especial a la vez… Pero esa vez Daiki lo había hecho por placer ¿Por qué tendría que recordar aquel momento? ¿Por qué? ¿Por qué simplemente no lo olvidaba como el ya lo había decidido?

-Aun recuerdo como mi mano subía y bajaba por tu miembro – la voz de Daiki era baja, sin embargo ello no ocultaba el deseo que en ella se hacía presente – Estabas realmente duro, ¿no, Inoo-chan? Y cuando toqué la punta… Gemiste mi nombre… - se rió un poco – No es adecuado decirlo, ni siquiera es justo pero, me excito de solo pensarlo – deslizó su mano por debajo de su pantalón tocando su parte íntima - ¿Recuerdas como pasaste tu lengua por sobre mi torso? – su mano empezó a subir y a bajar por su propio miembro, dándose placer así mismo – ¿Y cómo bajaste para engullirme por completo? Hmmm… Kei… - gimió al hacer presión en la parte superior de su hombría – Mi primera vez ahh – gimió más alto al recordar los besos y caricias que el mayor le había dado aquella vez – Y cuando me penetraste… - su otra mano fue hasta su entrada e introdujo dos dedos – Ahhh Kei… Y… Te empezaste a mover… C-con un vaivén lento ahhh pero… Profundo…

Inoo escuchaba cada sonido sintiéndose cada vez más inseguro, cada pequeño gemido que el menor soltaba, era el sonido más hermoso que él jamás podría concebir, sentía como la parte de debajo de su pijama se tensaba, el también recordaba aquel momento a la perfección, en especial como las estrechas paredes de Daiki lo hicieron tocar el cielo al aprisionar su miembro…

-Ahh Kei… Recuerdas… Recuerdas todas las veces… Ahhh… - se seguía masturbando y la intensidad con la que lo hacía aumentaba a cada segundo – Todaaahs las veces que… ¿Lo hemos hecho? Mi… Mi favorita AHH – gritó cuando el mismo tocó su punto especial y mientras su otra mano seguía subiendo y bajando – Mi fahhvorita fue… La vez de la azotea… Kei… Esahhh fue… La primera vez que… - su cuerpo estaba llegando al límite, se correría pronto – Que me dijiste “Te amo” – su cuerpo se contrajo y sintió como temblaba levemente - KEEEEEEI! – gimió con todas sus fuerzas el nombre del mayor y sintió como algo pegajoso ensuciaba su mano

Inoo tenía lágrimas en los ojos, era verdad, la primera vez que le había dicho a Daiki que lo amaba había sido la vez de la azotea, se reincorporó levemente hasta sentarse y destapó al menor dejando al descubierto su cuerpo agitado y su mano aun abajo, sonrió con amabilidad y le bajó el pantalón de la pijama, lamió con cuidado todo el semen que estaba en la piel del menor, dando especial cuidado a su miembro que, de tan solo sentir su aliento, se estaba volviendo a poner duro.

-Kei…
-No es justo que… - el mayor no lo miró, simplemente siguió con su trabajo – Quieras hacer todo tu solo…
-Gracias…

Esa palabra terminó por destruir el interior del mayor ¿Gracias por qué? ¿Por complacerlo? Solo… ¿Solo era sexo para Daiki? Unas lágrimas saladas resbalaron por sus mejillas pero las secó al instante. Besó la punta del miembro erecto del menor y luego lamió toda la extensión sacándole un leve gemido de placer, besó con delicadeza la piel que lo rodeaba, besando sus muslos al tiempo que sus manos también los acariciaban, cuando llegó a sus pies dando besos, se reincorporó un poco y se sacó la parte de arriba de su ropa, pudo ver por unos segundos la mirada de alegría de Arioka, pero, ese fue el único momento de contacto visual que tuvieron, volvió a las piernas del menor y empezó a lamer desde estas hasta llegar a su hombría que ahora estaba nuevamente erguida, paseó su lengua por encima de la ingle, escuchando un fuerte gemido por departe de Daiki, siguió su camino hasta la punta a jugar ahí, chupó un poco, introduciéndose en la abertura de la glande, tocando todas las partes sensibles de esa zona y cuando sintió que estaba suficientemente duro, empezó a engullir su miembro despacio, saboreando cada milímetro de carne y de semen que aun estaban en él.
El menor buscó con sus dedos el cabello del mayor, enredándose en él, ayudando con el estímulo…

-Kei… - gimió un poco cuando este succionó de nuevo la punta, sintiendo como su cuerpo se tensaba – Ahh… Así…

Sintió como su cuerpo se estremecía al escuchar aquella mención de su nombre, chupó con algo más de fuerza e intensidad, subiendo y bajando más rápido a cada momento, el menor temblaba ante el movimiento de su boca y supo que su orgasmo estaba por llegar cuando éste jaló un poco su cabello para atrás, tratando de evitar que se corriera dentro. El líquido blanco inundó toda la cavidad y el mayor saboreó con lujuria el elixir, sin esperar mucho tiempo más, giró a Daiki haciéndolo ponerse boca abajo en la cama, este se arrodilló y separó sus piernas lo más que pudo, apoyándose un poco en sus codos solo para mostrarle su ya dilatada entrada a Inoo, dándole a entender que lo deseaba dentro de una vez.
Se bajó el pantalón solo lo suficiente para liberar su palpitante miembro y con delicadeza puso la punta en el borde la entrada de Daiki, colocó sus dos brazos a cada lado del cuerpo del chico y dio cortos besos en su espalda, antes de penetrarlo de una sola estocada y sin previo aviso, arrancando gemidos de ambos.

-Ke-Kei… - se quejó el menor entrecortadamente

El mayor lo abrazó suavemente por la cintura y le dio otros pequeños besos en su dorso antes de empezar a moverse lenta y delicadamente para que el menor se vaya acostumbrando a la intromisión.
Fue cuestión de tiempo para que las embestidas se volvieran más fuertes y profundas, Inoo sabía a dónde llegar, solo él sabía en qué punto tocar para volver loco al chico que estaba poseyendo en ese momento, sus manos fueron hasta los muslos de Arioka y los hicieron estirarse para luego cargarlo de las caderas, haciendo que el chico imitara la posición de una carretilla…

-AHHH KEIII

Su voz inundaba todo el cuarto, el mayor entraba ferozmente en él, desquiciándolo y haciéndolo querer más.

-Más…. Fuerte… AHHH INOO MÁS!

El mayor volvió a bajar sus piernas solo para poder liberar sus manos y así masturbar libremente el desatendido miembro del menor, haciendo que su movimiento sea igual al de las estocadas que le estaba dando.
El cuerpo de Daiki tembló de forma un tanto inquietante, su espalda se arqueó mientras su cuerpo se contraía sádicamente por ser la tercera vez que se corría esa noche…

-TE AMO KEI!

Gritó antes de expulsar su semilla y aprisionar el miembro del mayor de tal manera que también lo estimuló a correrse. Sin embargo, lo que esperó que sucediera, no lo hizo. Kei salió rápidamente de su interior y se acomodó el pantalón, luego buscó la parte de arriba de su pijama y se la puso, Arioka se arrodilló en la cama con unos ojos que expresaban su confusión y miedo, pero la frialdad en la mirada del otro era determinante. Esa era la última vez que complacería a Daiki, la última vez que lo poseería, esa noche, ese momento, le entregó lo último de amor que le quedaba por aquel chico.

-Esta es la última vez que me acuesto contigo Arioka, tú y yo ya no tenemos nada y ya me cansé de solo servirte como desfogue sexual…
-Kei… Acabo de decir que…
-¿Te amo? ¿Qué me amas? ¡Ni siquiera tú te crees eso! No tengas la desfachatez de venir a gritar algo así solo porque eres feliz de que alguien te complazca en la cama!
-Pero…
-En verdad ya no Arioka… Ya… No… - las lágrimas salieron fervientemente de sus ojos y con las mangas trató de detenerlas sin ningún resultado – Hoy se acaba todo, tú sigue con tu vida, yo haré lo mismo con la mía…

Antes de escuchar alguna otra réplica, salió de la habitación a paso presuroso, solo queriendo encontrar un lugar vacío donde poder expulsar todo el dolor que sentía en el pecho.

----

-¿Qué haces acá?

Yabu alzó la mirada y se encontró con Ryutaro, suspiró pesadamente y le hizo un espacio en la banca en la que estaba sentado.

-No tienes porque sentir que todo recae siempre sobre ti, ¿sabes? Que seas el mayor no te hace el responsable – después de decirle eso, recién se sentó a su lado - ¿Por qué todos tienen que ser tan idiotas? – Kota rió un poco – Lo digo en serio
-No es que sean idiotas… - el menor alzó una ceja ante eso – Tal vez si un poco, pero supongo que es porque aun no son lo suficientemente maduros como para admitir sus sentimientos y encarar que en algún momento se equivocaron…
-Si es así, no debieron enamorarse en primer lugar
-¿Y tú como sabes que están enamorados?
-Yabu, que sea el menor no significa que no sepa nada – le contestó algo molesto – Aparte, yo estudié con Yuto y Ryosuke cuando estábamos en primaria, no hay un solo día que recuerde en el que no estuvieran juntos, pero recién para pasar a secundaria los vi ya como… Pareja… ¡¿Por qué todos tienen que ser gays?!

El mayor estalló en una carcajada al escuchar las últimas palabras del menor, pasó un brazo por los hombros de este y le dio unas palmadas.

-¿Arruinaron tu inocencia? – preguntó algo burlón
-No! Sino que… - lo miró serio – Eso me hace pensar también raro de mí
-Simplemente no lo veas como que son “gays”, piénsalo solo como dos personas que se aman
-¿Tú haces eso con Hikaru?
-¡¿Qué?! – se quedó algo sorprendido
-No lo niegues
-Él… Él es solo mi mejor amigo – el mayor apretó un poco el hombro del menor – A mí me gusta otra persona
-Y apuesto a que también es hombre – dijo con ironía Ryutaro
-¿Tanto te molesta eso? – preguntó algo triste
-No es que me moleste, ni siquiera sé que es lo que siento al respecto – refunfuñó – Pero no es fácil ver que todos los que te rodean tienen pareja y esa pareja es de su mismo sexo, altera tu visión del mundo ¿sabes?
-Supongo que si… ¿Nunca te has fijado si sientes algo especial por alguien?
-¿Qué? No gracias… Inoo y Arioka, fallido, Ryosuke y Yuto, fallido, Takaki y Chinen… Ellos no están mal pero hay veces en los que parecieran que se odiaran más que amarse, si “el amor”… – hizo comillas en el aire – …es así, yo no lo quiero… - recostó su cabeza en el brazo del mayor – Volviendo al tema, ¿Qué vamos a hacer con los dos que se han perdido? Estoy seguro que avisarle a la escuela no es una opción, no si no queremos que expulsen a algunos cuantos
-No es bueno cerrarse así, Ryutaro – lo abrazó un poco – No sabes a quien puedes perder por pensar así… - suspiró y apoyó su cabeza en la del menor – Sería bueno que todos los que me rodean fueran tan maduros como tú – se rió un poco – No lo sé, creo que al final tendremos que buscarlos nosotros solos
-¿Y se puede saber cómo?
-Eh….
-Si si, ya sé que tenemos unos tres días antes de entrar en desesperación pero buscarlos por nuestra cuenta abarcaría el riesgo de que nosotros también nos perdamos
-¡Te lo dije!

La voz algo chillona de Chinen los hizo sobresaltarte, miraron de donde estaba hablando y lo vieron de los brazos de Takaki, señalando hacia donde ellos estaban sentados.

-Le gusta – volvió a decir el más bajo de todos
-¿A quién le gusta quien? – preguntó Ryutaro fastidiado - ¿Y qué hacen ustedes dos acá, tan tarde?
-¿Nosotros no deberíamos preguntar lo mismo? – Yuya alzó una ceja y miro con cierto desdén al menor – Kota, ¿de cuándo acá te gusta ese niño?
-¿Qué? – Yabu parpadeó un par de veces hasta entender bien a lo que se refería - ¡Yo no salgo con Ryutaro!
-Yo no dije nada de salir – se rió y bajó con cuidado a Yuri al piso y le dio un beso en los labios – Tenías razón
-Siempre tengo razón – le dio otro beso en los labios – En todo

Morimoto se tapó la cara con ambas manos, no veía nada justo que enfrente suyo, esos dos se estén besando… Aparte de ser incómodo, le daba cierta envidia… “Comer pan frente a los pobres”.

-Ryu se ha sonrojado – dijo Chinen algo burlón
-Cállate Yuri
-¿Pero porque? ¿Te avergüenza parecer tierno frente a los demás?
-Pero si acá el único tierno eres tu – Yuya lo abrazó por la cintura y lo atrajo a su cuerpo – El más tierno y perfecto de todos…

Le importó poco el publico que tenían y cargó a su novio para besarlo con urgencia, Chinen enredó sus brazos alrededor de su cuello y sus piernas alrededor de su cintura, Takaki lo cogía con un brazo mientras que el otro recorría toda la extensión de la espalda del menor.

-¡Yabu! Diles que se detengan!
-Ni aunque se los diga me van a hacer caso, siquiera agradezco que Chii esté en el equipo de fútbol, así no me preocupo de escuchar sonidos raros en la habitación
-Esto es estúpido… Me largo!!

Ryutaro se paró molesto y empezó a caminar hasta la entrada del edificio, lo único que quería ahora solo era meterse en su cama y encontrar paz… ¡¿Por qué demonios solo lo rodeaba gente rara?!

----

-Yo… Ya lo olvidé – mintió Ryosuke en voz baja – Lo siento
-¿En serio lo has olvidado o no me quieres decir? – el mayor se quedó callado por lo que atinó a abrazarlo por los hombros – Solo dime… Por favor
-Hablé con Yabu-kun
-¿Qué?

Se notaba de lejos que esa no era la respuesta que esperaba pero, la curiosidad de saber que tenían para hablar los capitanes de los equipos de la escuela le llamó la atención.

-¿Ah sí? ¿Y de qué?
-De ti y de Daiki

----(FLASHBACK)----

-Deja de llorar Yama-chan…

Kota no podía hacer más que consolar al chico que tenía en brazos, estaba que lloraba y lloraba maldiciendo a cada rato su incapacidad de no haber podido esperar a Yuto…

-Pero es que… Si no fuera… Yo ahorita…

Yabu lo alejó un poco y secó sus lágrimas con cuidado, limpiando también sus mejillas de algún rastro de ellas.

-Escúchame bien – le dijo seriamente – Si tú no quieres a Daiki, no tienes porque forzarte a estar con él… Por lo que me has dicho, ya ni siquiera hablan ¿En serio crees que eso es una relación Ryosuke? No lo es, solo es un compromiso… Si en verdad quieres a Yuto, díselo… Si no lo quieres, también hazlo y ya supéralo, nadie te obliga a querer a nadie, ni siquiera la culpa y si tanto miedo tienes que estén juntos estos días, renuncia…
-¡Yo no quiero renunciar!
-Entonces toma una decisión, a veces es más fácil de lo que crees… ¿Nakajima o Arioka? Solo tú sabes la respuesta, nadie más te la puede decir…
-Pero no quiero hacerle daño a ninguno…
-Mira – suspiró con pesadez – No hay manera en el mundo para hacer que todos sean felices, siempre hay una parte que pierde… La cuestión es que tú no seas esa parte… Se egoísta, busca tu felicidad…
-¿Pero si así pongo en riesgo la de alguien más?
-Por eso te digo que seas egoísta…

----(FIN FLASHBACK)----

-Ya… veo…

Ryosuke alzó la mirada y vio como el menor se estaba quedando dormido con su cabeza apoyada en él, infló los cachetes algo molesto pero luego sonrió, se abrazó por la cintura a Yuto y se acurrucó en su pecho para también dormir, estaban en medio de la intemperie pero nada de eso arruinaría el momento, ya no había nada posible que lo hiciera.

Johnny's International

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: OMFG OMFG CASI ME DESMAYO~
: El noticiero 8D
: En las nubes junto a Arashi, NEWS y HSJ

Pues~~ No sé si alguna lo ha leído o ha dejado de leerlo XD Hace... ¿Un mes? Algo menos empezaron a llegar correos de email a las chicas que asistieron al concierto de Jin en LA o que dejaron mensajes en el Tackey CHANnel~~ Bueno ¿Que a quien le importan ellos si no son HSJ? porque yo sé que la mayoría acá es fan de HSJ aunque varias como yo aman a casi toda la compañía Porque... TATATATAN~~ La Johnny's dijo que haría una página INTERNACIONAL, oh si gente~ Como lo leen XD Una página internacional para fans internacionales... Cuando lo leí por primera vez, LLORÉ, porque con 4 años en el fandom, una piensa "Fuck ;__; Tío Johnny nos hizo caso..." Y créanme, la emoción de eso no tiene igual...
Pero ya bueno, la entrada no es solo para eso... Es para decir que... Ha llegado un segundo email ABRIENDO EL REGISTRO para dicha página XD Yo sé que casi ninguna se pasa por el livejournal, y como claramente ahí dice difusión, lo difundo!!
Si quieren leer el 1° email, acá está:

http://brand-news-day.blogspot.com/2010/10/johnnys-international.html


COMÉNTENLES SI LO LEEN D:

Aasdsadsdasad y bueno, para el link de registro den CLICK AQUÍ

No está difícil para entenderlo ¬¬ Así que no me digan que no sé inglés XD Hasta alguien con un inglés básico lo entiende! Dice claramente que solo es para recibir emails, pero vamos gente asdsaasd es un gran paso y... Aasdsadsad XDD Abuse de Sheila 8D si si, mi amiga que de vez en cuando se pasa a molestar acá y que es admi de BND y que me ayuda también con el manga... Pues~ Abuse de ella y le hice traducir el 2° email y lo hice porque ella está en clase y no puede subirlo a su página y me lo está pasando por gmail, así que agradezcanselo! Y comenten D: Debo saber cuantas son felices por el amor Johnny♥



Particularmente XD lo que a mi más me emociona es lo de los tickets para el fandom internacional ;3; ahora si tengo para molestar con ganas a mis padres XD Aunque... Ya lo estaba haciendo con irme a estudiar allá LOL ni al caso, estoy muy feliz... Creo que... Aasdsa XD No, en serio, soy feliz jajaja

Innocent and Pure [4]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Me matarán en la universidad~
: Nada
: En el bolsillo de Keito

Photobucket

Nota mía: Y este capítulo llega a ustedes gracias a Carol♥ Si no hubiera sido por su apoyo/ayuda/whatever, no lo hubiera logrado terminar... Gracias por leer el fic ;3; Por cierto -w- Lo maté y está fome y medio corto... No me odien u_u
Nota mía 2: No me olvides aun existe LOL~ Solo que estoy teniendo problemas para seguirlo ;__; Pero si existe y está a medias x_x Si lo leen, por favor esperen un poco más!


--------------------

Ryutaro llegó a su casa, nervioso y deprimido, se había decepcionado así mismo, pero más importante aún, había decepcionado a su familia. Había sido un irresponsable y había actuado egoístamente… Se portaba como un completo desagradecido… Le mandó un mensaje a Hokuto diciendo que no iría a clases y después de hacerlo, apagó su celular.
Después de ponerse el pijama, se tiro a su cama y, enredándose con las sabanas, se hizo un ovillito al medio, quería bañarse y ponerse a estudiar, al fin y al cabo no iría a clases y hoy no tenía academia, solo podía estar en su casa leyendo y practicando, como hacía cada que tenía tiempo libre. Estaba a punto de moverse cuando el rostro de Kota apareció en su mente otra vez… Si se bañaba el olor del mayor que seguía impregnado en su cuerpo desaparecería y él… Él no quería eso…
Su piel se empezó a erizar al recordar la noche anterior, nunca se había sentido así y dudaba poder hacerlo de nuevo ¿Por qué le estaba ocurriendo eso? Sin embargo, no necesitó pensarlo mucho, en cierto modo ya lo sabía… Sabía que se había enamorado de aquella persona, tal vez no en un primer momento, tal vez no había sido amor a primera vista, pero cuando sintió aquel calorcito en su cuerpo cuando sus manos se entrelazaron, algo cambió, algo lo atrapó. Las lágrimas del menor no se hicieron esperar, le dolía el pecho, lo peor no había sido enamorarse, lo peor es que lo había hecho de alguien mayor y que era un hombre, al igual que él… ¿Quién le aseguraba que lo de ayer no había sido más que un juego? Kota era el que sabía todo de él: donde estudiaba y donde vivía, en cambio, él no sabía nada, Ryutaro solo sabía su nombre y edad, nada más, y ni siquiera podía estar seguro de que fueran reales ¿Qué iba a pasar si solo lo había usado? El lindo sentimiento que lo embargaba al pensar que le había entregado su inocencia a Yabu, se fue tornando oscuro y poco a poco fue opacando su corazón. Saltó de la cama y corrió hasta el baño, abrió la ducha y se metió con todo y ropa, tratando así de que el agua le hiciera sentirse menos… Sucio.

----

-Disculpen…

Yabu vio a los cuatro chicos que había visto hace dos días con Ryutaro salir del colegio, supuso que eran sus amigos así que se acercó a ellos, no podía dejar que se fueran.

-¿Quién es? - preguntó uno de ellos
-Kento! – Hokuto le gritó algo asustado – Es… Amigo de Ryutaro – se escondió detrás de Fuma
-¿Ryutaro tenía amigos mayores?
-Yuugo! – Hokuto volvió a gritar pero aun escondido del otro – Respétalo…
-¿Qué es lo que deseas? – Fuma lo miró con algo de desconfianza
-Fuma!
-Ya cállate! – gritaron los otros tres haciendo que Hokuto los mirara de muy mala manera
-Eh… Es que estuve llamando a Morimoto-kun y… Su celular está apagado
-¿En serio? – Kento sacó su celular y marcó, esperó un rato y luego volvió a guardar el aparato – Es verdad, lo tiene apagado… Qué raro…
-¿Por qué? – el mayor miró expectante al chico
-Es que en la mañana me avisó que no vendría – miró a sus amigos - ¿Le habrá pasado algo?
-Ne, ¿es posible que haya recaído? – los ojos de Yuugo estaban cargados de miedo - ¿Si se ha desmayado y ahora está en el hospital? Qué pasa si…
-¿Hospital? ¿Recaer? – el corazón de Kota empezó a latir a mil, no podría haberle pasado nada a Ryutaro... No a su pequeño niño – Alguno… Alguno me puede explicar… ¿Qué es lo que sucede? –sintió la mirada de los cuatro en él – Por favor…
-Supongo que si ¿no? – Fuma miró a Kento y este asintió – Pero acá no… Vamos a otro lado
-¿De verdad lo harás? - la voz de Hokuto hizo que todos lo miraran – Ryutaro odia que se hable del tema y odia que más personas lo sepan – miró a Yabu – Lo siento, yo no te conozco… Y yo no puedo contarte nada sobre él

El chico hizo una venia y se fue, Yuugo no dijo nada pero después de inclinarse un poco, siguió los pasos del otro. El mayor miró a los otros dos chicos quienes ahora se veían un poco contrariados y como meditando si decirle o no.

-Ustedes no me conocen pero… Yo soy alguien que se ha vuelto muy cercano a Ryutaro… Por favor – se inclinó lo más que pudo – Por favor, explíquenme lo del hospital
-En una versión corta y nada detallista – empezó a hablar Fuma, rápido y algo nervioso – Ryutaro entró en coma y hace recién dos meses salió de ella

La cara de Kota era un cuadro, la sorpresa dibujada en sus ojos y boca abierta eran indescriptibles, trató de asimilar bien lo que había dicho aquel niño ¿Qué Morimoto Ryutaro había estado en coma? ¿En serio? Pero si el parecía tan fuerte y resistente…

-El semestre pasado estábamos jugando en un terreno baldío – ahora el que hablaba era Kento – Y mientras corríamos, Ryutaro se hizo una herida en la pantorrilla con un clavo o algo, en ese momento no le tomó importancia porque era un pequeño corte, pero…
-Cuando estábamos volviendo en la noche a nuestras casas, se puso mal… – Fuma bajó la voz – Primero estuvo con nauseas y se puso a arrojar en medio de la calle…
-Creímos que estaba enfermo, que la comida le había caído mal o algo…
-Lo estábamos llevando a su casa ya medio cargando cuando se desmayó… Inmediatamente llamamos a su mamá y…
-Lo llevaron de emergencia – Nakaken hizo una mueca de dolor al recordar aquel momento – Ese fue el último día que hablamos con Ryutaro, porque… Porque ese día entro en coma… Y salió recién a los tres meses…

Yabu sintió como poco a poco se le bajaba la presión y las piernas le empezaban a flaquear ¿Tres meses? ¿Tres meses en los que no abrió los ojos? El pensar siquiera en un día sin Morimoto fue incómodo, incluso doloroso…

-Es por eso que… - la voz del mayor era temblorosa - ¿Es por eso que está atrasado con sus estudios? – los menores asintieron, tenía un millón de preguntas en la cabeza pero había una en especial que lo estaba molestando – Ustedes dijeron que… Podía recaer… Eso… ¿Es verdad? - creyó que caería al piso al verlos asentir levemente.

No podía, Ryutaro no podía recaer… Simplemente ese mocoso no podía desmayarse y entrar en coma y dejarlo, no podía… No tenía ese derecho.

-Es por eso que también se siente culpable –Fuma miró hacia el piso sintiéndose completamente mal – Por eso es que cambió tanto…
-¿Cambió? ¿Cómo que cambió? – el mayor los miró expectante, al parecer su mirada era tal que, los chicos aun renuentes a contarle, siguieron hablando.
-Ryutaro nunca ha sido tan serio ni tan maduro – Kento suspiró pesadamente y algo melancólico – El era más relajado, hacía bromas y siempre sonreía…
-Pero a la semana de despertar, se enteró de los problemas económicos en los que su familia se había metido por mantenerlo conectado…
-Le dijo a Hokuto que todo eso estaba pasando por su irresponsabilidad, descuido e inmadurez, ahí ya sentía la culpa… Pero todo empeoró cuando volvió a clases… -Nakaken miró a Fuma y ambos tenían la mirada cargada de tristeza.
-¿Qué pasó al volver a clases? - Yabu ya estaba algo desesperado ¿le habían pasado más cosas malas?
-La gente lo empezó a tratar con lástima – Fuma frunció un poco el ceño – Pero lo peor fue que él se deprimió al ver que estaba perdido con los temas que estábamos estudiando y quiso dejar el instituto para ponerse a trabajar…
-Lo convencimos que la mejor forma de retribuirle a sus padres era estudiando y felizmente nos hizo caso… Pero… Se volvió alguien muy frío y cerrado… No sabemos cuándo necesita apoyo o cuándo se siente mal…
-Por eso… Que faltara hoy…

Ni siquiera terminó de escuchar lo que decía Fuma, empezó a correr en dirección a la casa del menor, tenía que verlo y saber que estaba bien.
El miedo lo empezó a invadir y su mente comenzó a hacerle malas pasadas… Involuntariamente podía imaginar a Ryutaro recostado en una cama de hospital, conectado a una máquina que lo ayudaba a seguir vivo y el a su lado, cogiéndole la mano, esperando que en algún momento, el menos esperado, abriera los ojos… En la estación de trenes se saltó todo, no pagó el ticket ni nada, solo entró y corrió hacia el tren que estaba a punto de salir. Estaba ansioso, sentía que iba demasiado lento y que cada segundo que se demoraba era peor para el menor. Cuando el vagón se detuvo y las puertas se abrieron, salió corriendo empujando a varias personas en el proceso, no le importaba, todo lo que quería era estar a su lado…

----

Estaba tratando de leer un poco de historia japonesa pero en tres horas solo había leído dos páginas y según iba a atardeciendo más se desconcentraba. Recostó su cabeza en la mesa, la opresión en su pecho no desaparecía, es más, parecía que a cada segundo crecía y dolía más… ¿Qué era Yabu Kota para él? Esa pregunta lo había empezado a acosar hace una hora y no se la había quitado de la cabeza, se había enamorado de él pero… ¿Qué era? ¿Qué significaba? Si se le daba la oportunidad ¿Estaría a su lado? No, esa no era la pregunta correcta, la pregunta correcta era ¿Ryutaro lo quería a su lado? Se puso a llorar por enésima vez, mojando así el libro que estaba debajo suyo, no debió haber accedido, no debió siquiera besarlo ni dejar que lo tomara de la mano… No podía tenerlo a su lado, eso significaba una distracción y el no podía darse ese lujo, el solo debía pensar en estudiar… Por algo sus padres hacían un gran esfuerzo por mantener su familia a flote, el debía poner su parte, él ya no era un niño, el niño de su interior desapareció el día que no tomó importancia a esa herida y por lo cual enfermó… Si tan solo se la hubiera limpiado un poco, pero no… Por su infantilismo todo eso había ocurrido, por seguir jugando…
El timbre sonó y lo sacó un poco de su ensimismamiento, no quería abrir, pensó que la persona de afuera e aburriría pero no, esta seguía insistiendo, se levantó desganado y molesto, y antes de abrir la puerta se lavó un poco la cara. Abrió la puerta y antes de poder articular alguna pregunta, Yabu ya había abierto la reja de afuera y había corrido hacia él. El mayor se dejó caer en el piso delante suyo, estaba arrodillado y sus brazos habían ido a parar a la cintura del menor, abrazándolo cálidamente mientras su rostro se ocultaba en su pecho, mojando con sus lágrimas el pijama del chico. Morimoto se quedó quieto ¿Qué estaba pasando? ¿Por qué lloraba? ¿Por qué lo abrazaba así? Una imagen de deja vú apareció en su mente cuando recordó a su madre llorando así por él cuando despertó en el hospital… Pero Kota no sabía eso, no tenía como saberlo ¿Entonces porque lloraba? Algo tembloroso, abrazó al mayor de vuelta, jugando un poco con su cabello y agachándose levemente para darle un beso en la cabeza, Yabu alzó la mirada y vio a los ojos al menor, llorando con más intensidad que antes, su abrazo fue un poco más fuerte esta vez, no quería alejarse de él, quería cuidarlo… Ryutaro dejó de abrazarlo solo para limpiar un poco las lágrimas del rostro del chico, estaba haciéndolo con cuidado cuando de sus propios ojos empezaron a caer unas gotas… Dolía, dolía mucho, querer a alguien pero saber que no era posible estar a su lado. Yabu se paró y lo abrazó con sobreprotección, tratando de transmitirle algún consuelo, tratando él de encontrar consuelo. Uno lloraba por saber que el otro estaba ahí, bien, vivo y sano… El otro lloraba porque no iba a poder estar a su lado por mucho más tiempo, no sin sentir culpa y dolor cada que lo hiciera…

----

-Ryutaro… - Yabu estaba en el cuarto del menor, sentado en su cama, viendo como este estudiaba - Déjame ayudarte…
-No – dijo algo cortante – Ni siquiera me has dicho porque has venido ni porque has llorado
-Tú tampoco me has contestado porque te fuiste sin decirme nada ni porque has llorado

El menor volteó a verlo de reojo, algo tenso, suspiró un poco y se giró para seguir leyendo, se tiró un golpe mentalmente, ahora si podía concentrarse, de solo saber que Kota estaba ahí su cuerpo estaba más relajado y hasta feliz.

-Hablé con tus amigos – dijo por fin, algo dudoso, sin saber si era correcto decirle que ya estaba enterado de todo lo que le pasaba – Me contaron lo del hospital y lo de tu familia…
-¿Qué? – se quedó quieto y volteó a verlo molesto, solo había ido hasta ahí por lástima ¿verdad? Porque se enteró que había estado en coma y ahora le tenía lástima - ¿Por qué te lo dijeron? – preguntó molesto
-Porque yo pregunté – Yabu se paró y caminó hasta él, apoyándose en la mesa de estudios del menor - ¿Qué fue lo que pasó? Como es posible que por un corte tu…
-Se llama “Síndrome de shock tóxico” y es producido por una bacteria llamada estafilococo aero - dijo serio, recitando de memoria lo que le había ocurrido – Por mucho que sea una enfermedad poco frecuente, todas las personas tenemos esta bacteria en la piel… Lo que me pasó a mi fue que estaba con las defensas bajas… Acababa de tener varicela y aun no me recuperaba, aun así salí con mis amigos a jugar… Me hice una herida y no la desinfecté, la bacteria reaccionó de alguna manera y se metió en mi sangre, causando así que la infección se propagara - se quedó callado – Quien pensaría que entraría en coma solo por eso… - sonrió amargamente – En realidad fue solo mala suerte, si la bacteria hubiera sido un estreptococo, y debió serla por la varicela, no hubiera sido grave… Solo unos días en cama y algo de tratamiento…
-Ryutaro…
-¿Qué más te dijeron? – lo miró molesto, no era algo de lo que le gustara hablar - ¿De la hipoteca que mis padres le pusieron a la casa o de los préstamos que se hicieron solo para que yo viviera un poco más? – ya prácticamente estaba gritando -¡ ¿Te dijeron que por mi culpa mi familia está en muchos problemas?!

El mayor lo abrazó, ocultando las lágrimas que empezaban a caer de los ojos de Morimoto, le estaba dando unos pequeños golpes en el pecho, lamentándose todo lo que le había ocurrido y todo lo que le estaba ocurriendo.

-¿Por qué estás aquí? ¿Por qué lo haces más difícil? ¿Por qué yo? – dijo mientras seguía llorando, dejando salir todo ese dolor en su pecho - ¿Por qué siento esto? ¿Por qué ahora? ¿Por qué Yabu? ¡Dime por qué!
-No… Lo sé… - pudo sentir como el niño en sus brazos lloraba desconsoladamente – De verdad lo siento…

¿Qué podía contestar ante eso? En realidad lo había elegido porque no lo conocía y era casi imposible que se involucrara con él pero… Solo casi… Solo casi porque lo había hecho y ahora le dolía ver el sufrimiento que había ocasionado, el sufrimiento al que Ryutaro había tratado de sobreponerse en un pasado, él lo había empeorado pero, ¿en verdad era tan malo? Es verdad que comenzó solo como una prueba, como la manera de contestar a su pregunta pero ahora… ¿Ahora qué era? ¿Qué sentía? ¿Qué era aquel niño para él? ¿Y si era algo, Takaki en que se convertía? No podía contestar nada si ni siquiera él tenía respuesta a sus preguntas…

-¡Tadaima!

Ryutaro lo soltó de inmediato al escuchar aquellas voces en el primer piso y corrió al baño a lavarse la cara, desde ahí gritó un “Okaeri” y varios pasos presurosos se escucharon. Yabu vio como una niña y un chico entraban en la habitación.

-Niichan! - gritó el chico - ¡¿Quién es él?!
-Es muy lindo! – dijo la niña que corrió hacia Yabu y lo abrazó, era tan pequeña que sus brazos solo llegaban a la altura de sus piernas – Yo lo quiero
-Nada de que lo quieres – Ryutaro volvió a aparecer, con su expresión seria y abrazó por la cintura a su hermana para alejarla del mayor – El no es un objeto – la cargó un poco y la llevó junto a su hermano
-Pero… Pero… - se iba a poner a llorar – Shin!! Dile algo
-Pero ¿Por qué? – preguntó riéndose un poco – Si es el amigo de niichan, le pertenece a él…
-¡Que no es un objeto!
-¡Yo no dije lo contrario! - le gritó Shintaro en respuesta - ¿Por qué siempre tienes que ser tan histérico?
-Yo no soy histérico!
-Ya no peleen – la niña corrió hasta Kota y lo tomó de la mano – Ven, te mostraré la casa ¿Quieres casarte conmigo?
-Eh… - Yabu se quedó en blanco, no sabía si reírse o salir corriendo, los hermanos Morimoto eran… hermanos, sonrió un poco, el también era así con su hermano mayor – No me puedo casar contigo
-¿Por qué? – le miró con ojos llorosos
-Porque yo ya quiero a alguien… - contestó amablemente pero la niña lo pateó y salió corriendo
-¡Todos son iguales! – se escuchó su grito desde otra habitación
-Perdónala – pidió Shintaro – Es algo extraña… - hizo una venia y se presentó – Morimoto Shintaro, 13 años, mucho gusto
-Yabu Kota… Mucho gusto – también se inclinó un poco, aun confundido con lo que había acabado de ocurrir
-Ryutaro, la próxima vez que te vayas a dormir a la casa de alguien, avisa con tiempo, me voy a hacer los deberes, con su permiso

Shintaro cerró la puerta tras de si dejando a los otros dos aun ahí parados.

-Tus hermanos son… Iguales a ti – dijo el mayor tratando de llenar el vacío – O sea, me refiero al físico…
-Yabu… - Ryutaro volteó a verlo con una mirada seria y profunda - ¿A quién quieres? - el menor se había quedado callado desde que le había dicho eso a su hermana… La duda lo estaba matando.
-¿A quién quiero?

La pregunta sonó como eco a través de su cerebro, causándole una extraña sensación de culpa… De nuevo no podía contestar a eso, no estaba seguro de su respuesta.

-Olvídalo – el menor pasó de largo hasta su mesa – Olvida lo que acabo de preguntar

Al fin y al cabo Ryutaro no quería saber la respuesta, sería doloroso escuchar que quería a alguien más, cogió su libro de matemáticas y se puso a resolver los problemas. Yabu lo miraba desde atrás, sin reaccionar, rompiéndose la cabeza pensando en qué decir, al final, se acercó al menor, lo cargó, se sentó él en la silla y con cuidado acomodó a Ryutaro en su regazo, cogiendo el lápiz que él había tenido momentos antes y viendo los problemas que tenía frente suyo.

-Si te soy sincero… - empezó a hablar mientras escribía algunos números y formulas – No lo sé, pero por el momento, no quiero alejarme de ti, así que por favor… Tú no te alejes

¿Por qué? Morimoto empezó a temblar un poco, sintiendo su corazón latiendo a mil por tener a Kota tan cerca suyo, estar sobre sus piernas y que su cuerpo lo abrigara, se sonrojo notablemente y con algo de temor rozó los labios del mayor, asintiendo levemente… Él tampoco quería alejarse.

up