20 noviembre 2010

Innocent and Pure [5]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Me iré a la universidad a vagar 8D
: Oh yeah! - Arashi
: Lejos del arcoiris de Melissa y Aiba

Photobucket

Notas: Aasdasd XD Este mini ya llegará pronto a su fin 8D No me odien cuando lo haga... Estoy peleada con el photoshop, así que no digan nada sobre el banner que ya sé que está horrible Melissa ya me dio sus críticas de publicista y diseñadoraY... Y... No tengo nada más interesante por decir :3 Cuidense, ya saben, comentarios son amor♥

---------------------------------------------------------

Se despertó y lo primero que percibió cuando sus ojos pudieron enfocar bien fue el angelical rostro de Ryutaro durmiendo a su lado, su corazón latió con una rapidez que ni el mismo sabía que podía, es verdad que cuando veía a Takaki sentía un golpeteo rápido en su pecho, pero comparado con el que ahora sentía, ese no era nada... Eran latidos muy diferentes, estos eran más cálidos.
Posó una de sus manos en la sonrosada mejilla del menor y su cuerpo se estremeció solo ante aquel contacto, acomodó un poco el cabello que tenía este en su rostro y sintió como se empezaba a sonrojar… Yabu tembló al descubrir aquellas sensaciones en su persona ¿Qué es lo que estaba sucediendo con él? Ryutaro se removió un poco en su sitio acurrucándose más en la cama, sonrió complacido y pasando una mano por la cintura del menor, lo atrajo hacia él, haciendo que apoyara su cabeza en su pecho, cerró los ojos y apoyó su rostro contra esta, oliendo su cabello, cuanto habría deseado que ayer hubieran amanecido así… Su cerebro dejó de procesar información en ese momento y su cuerpo se tensionó, el no podía estar sintiendo algo por aquel niño ¿verdad? El solo deseaba eso porque… Porque… ¿Por qué? No halló respuesta a su propia pregunta, el habría querido amanecer así con Morimoto en el hotel, con sus brazos alrededor de su cuerpo, sintiendo el lento sube y baja de su pecho contra el suyo, viendo aquel pacífico rostro lleno de inocencia… Maldijo internamente, algo no andaba bien, nada bien si es que se ponía a meditar un poco…

-Me gusta como hueles – murmuró el menor sin moverse ni un centímetro de su lado.
-Tú hueles mejor - le contestó dándole un beso en la frente

Era muy agradable estar así con él pero… No era correcto, Ryutaro era un niño, uno que probablemente se hallaba completamente confundido y todo por su culpa e irresponsabilidad ¿Por qué lo había hecho? Amaba a Takaki, pero si lo amaba tanto ¿Por qué ahora sentía que no quería separarse de aquel menudo cuerpo al que estaba aferrado? Empezó a dolerle la cabeza… Tal vez, lo estaba pensando mucho en vez de disfrutar aquel momento…

-¿En qué piensas? - alzó la mirada y vio los ojos preocupados de Yabu - ¿Sucede algo?
-Tus padres me van a mirar raro – mintió a medias, no era lo que le preocupara mucho, pero era mejor que decirle sobre los conflictos internos que estaba teniendo en ese momento – Y me prohibirán venir a verte
-Ellos ya deben haberse ido, siempre salen temprano incluso los fines de semana
-¿En serio? – lo miró un poco preocupado - ¿Y no vienen a despedirse?
-No es así tampoco… - suspiró y ocultó su rostro - Es solo que prefieren que mis hermanos y yo durmamos hasta tarde los sábados y domingos
-Cuando escucho lo solo que paras… - Yabu se acomodó encima del menor, dándole un pequeño beso en los labios – Siento la necesidad de quedarme todo el tiempo que sea posible a tu lado

Morimoto frunció la frente pero solo podía aparentar por fuera, la cercanía del mayor le dio un vuelvo a su corazón… ¿Amaba a Yabu? Le gustaba sí, y mucho… Y adoraba sentirse así de protegido pero… No… No podía ser amor.

-¿Por qué me miras así?
-No te miro de ninguna forma Yabu
-Si lo haces – le mordió suavemente el labio inferior – Y es Kota
-Yabu – refunfuño, sonrojándose violentamente
-La otra noche, no me llamabas así – le susurró lujuriosamente en el oído - ¿O ya no lo recuerdas?

Yabu no supo si arrepentirse o no, pero Ryutaro tenía nuevamente aquel rostro tan inocente que lo llamaba para poseerlo… Era simplemente hermoso, ese rostro tan puro tenía la lujuria dibujada en todas sus facciones, bajó la mirada y vio como su pecho empezaba a subir y a bajar descontroladamente, rozó las puntas de sus narices y sintió como el menor temblaba ante eso.
Ryutaro posó sus manos en el pecho de Kota, acariciándolo un poco, subiendo luego lentamente hasta su cuello para abrazarlo y acercarlo a sus labios para poder besarlo. Estaba nervioso, no sabía si era lo correcto pero tenía la necesidad de hacerlo y lo confirmó cuando tocó los labios de Yabu… Su mundo estuvo completo y supo que eso era lo único que deseaba. Empezó con un movimiento lento que fue correspondido al instante por el mayor, pero la intensidad de aquel acto se incrementó en el momento Kota introdujo su lengua en la cavidad del menor, jugando ahí y tocando todas las zonas sensibles que podía, todo eso solo incentivo a que Morimoto dejara salir un pequeño gemido. Se separaron unos centímetros solo para poder respirar un poco, ambos se sentían acalorados, con las mejillas y labios rojos, con la piel erizada, con aquel bendito deseo corriéndoles por la sangre…

-Ryutaro…

Ese niño era su perdición y lo sabía… Pero no le importaba, con tal de tenerlo entre sus brazos cada que pudiera, con tal de tenerlo así de sumiso ante su tacto… Yabu lo empezaba a comprender pero no quería aceptarlo, era mejor verlo solo como un momento de lujuria que verlo como lo que en verdad era… Se inclinó un poco para besarle el cuello, dejando nuevamente pequeñas marcas en él, saboreando aquella tersa piel, disfrutando los dulces sonidos que el menor soltaba al sentir como lo rozaba, movió un poco sus caderas y lo escuchó…

-Ko… Kota...

Puso sus manos en el rostro del nombrado y este estaba a nada de volverse a descontrolar, el niño que estaba debajo de él era simplemente hermoso, lo besó de nuevo y volvió a rozar sus cuerpos, haciéndoles sacar suspiros a ambos, sus manos iban descendiendo para poder recorrer aquel menudo cuerpo cuando un sonido en la puerta los hizo reaccionar.

-Nii-chan!! ¿Ya se despertaron?

El sonido de la manija moviéndose asustó al mayor que por los nervios terminó cayéndose al piso, segundos después entró Shintaro con una bandeja donde estaba el desayuno.

-Nii-chan!! ¡¿Cómo has podido hacer dormir a tu invitado en el piso?!
-¡YO NO HE HECHO NADA!
-Y porque Yabu-kun está ahí! – hizo un gesto con la cabeza y luego negó lentamente – Tú no tienes solución, ni siquiera sabes tratar bien a las personas

Yabu sonrió y se levantó del piso para acercarse al menor y coger la bandeja que tenía en sus manos, la colocó en la mesa, volvió hasta Shintaro y se agachó para estar a su altura.

-No digas eso, tu hermano es una persona muy amable, lo sé porque la forma en que nos conocimos lo demuestra
-¿Eh? ¿Cómo se conocieron?
-Tu hermano me salvó de que me atropellaran – despeinó un poco su cabello – Así que no lo molestes…
-Yabu-kun – Shintaro frunció el ceño – Le debes gustar a mi hermano, no encuentro otro motivo para que él haya actuado así…
-¡VETE DE ACÁ, IDIOTA!

Ryutaro le tiró con las almohadas, sábanas, peluches y todo lo que tuviera cerca a él, poco le faltó para tirarle su celular pero su hermano menor ya había salido de la habitación.

-¿Es verdad lo que dice? – preguntó Kota recogiendo la bandeja y llevándola hasta la cama, agachándose a la altura de la cabeza de Ryutaro - ¿Me salvaste porque te gustaba?
-N-no! – su sonrojo fue más que evidente y se alejó del rostro del mayor – ¡Yo no lo hice por eso! ¡¿Cómo me ibas a gustar si en ese momento no te conocía?! Solo… Solo sentí que debía hacerlo

Yabu meditó la palabra “ibas” en su cabeza, un calorcito interno lo recorrió pero, solo fue grato por unos segundos, la culpa se hizo dueña de su cuerpo y lo empezó a incomodar, otra vez… ¿Qué hacía ahí con Morimoto? El no podía estarlo, no tenía porque… No debía… En primer lugar, ni siquiera era él mismo cuando estaba con aquel niño, no era el tranquilo, callado y tímido Yabu Kota de siempre, era alguien mucho más extrovertido y directo ¿Eso no era fingir? Aunque no sintiera que fingiera… No estaba bien, bajó la mirada sin saber qué hacer, estaba a punto de hablar cuando la mano del menor se posó en su mejilla.

-¿Estás bien? – le preguntó con el ceño fruncido, tratando de ignorar sus nervios – Te quedaste callado de repente y…
-No… No es nada – dijo en voz baja, mirando con tristeza a los ojos del menor
-Dime que sucede Yabu… - se sintió incómodo, algo no andaba bien
-No me sucede nada – dijo con una sonrisa, cogiendo con su mano la del otro
-Entonces ¿Qué es lo que piensas? – se estaba hartando y el tono en su voz daba muestra de ello
-¿Cómo sabes que pienso algo?
-Tu cara de madre preocupada puede dar cuenta de ello sin que tú menciones una sola palabra – contestó bruscamente pero luego besándolo en la nariz, en forma de disculpa – Entonces ¿Qué es?
-Es solo que… - suspiró, debía decirle - Ryutaro ¿No es extraño?

Se quedó callado sin entender por completo las palabras del mayor ¿Qué era extraño? ¿Él era extraño? ¿La situación? ¿Qué? El miedo empezó a invadirlo sin entender qué sucedía, percibía los nervios y dudas de Kota y eso lo ponía más nervioso.

-No frunzas la frente – puso un dedo en las pequeñas arrugas que se habían formado en el menor, tratando de relajarlo – Es solo que… Es extraño que recién nos conozcamos y…
-¿Te arrepientes? – preguntó fríamente, quitando su mano de la mejilla del otro, alejándolo un poco - ¿Te arrepientes y por eso estás así? ¿Es extraño que a pesar de arrepentirte sigues acá? ¿O qué Kota? Es extraño que un niño idiota como yo piense que alguien como tú… - se quedó callado
-Yo no dije eso… - se enderezó con el pánico tratando de invadirlo
-Pero lo piensas y por eso te quedas callado – dejó la bandeja del desayuno a un lado y se paró – Nadie te obliga a quedarte ¿lo sabes no?
-Ryutaro…
-¿Qué? – lo miró molesto – El que te hayas acostado conmigo… - se sonrojó violentamente y se giró a coger unos libros para evitar verlo – El que lo hayas hecho no tiene porque forzarte a ser nada mío, tampoco es que lo busque, si lo piensas tú eres el que me buscó a mí, la puerta es bien grande Yabu

Sonrió a medias, ese era el niño que él había conocido, el niño terco, frío y cínico, el niño que él había dominado en cuestión de minutos y que también había… Ultrajado… Su sonrisa se tornó poco a poco en una mueca de tristeza y de dolor… Ryutaro tenía razón, él era el que lo había buscado y ese era el principal motivo por el cual no podía quedarse a su lado… Los motivos no eran correctos… Sintió un nudo formándose en su garganta, se acercó al otro que ahora lo miraba preocupado, lo abrazó por la cintura y le dio un corto beso en los labios.

-Lo siento Ryutaro… - murmuró solo separándose unos centímetros – Ti-Tienes razón… - lo soltó y se dirigió hasta la puerta – Adiós – dijo en voz baja, casi quebrándose al final de la palabra
-¿Q-Qué? – la impresión lo dejó anonado, a pesar de haber dicho lo que dijo, no esperaba eso, más bien, no quería eso…
-No debo estar aquí y tú no debes estar a mi lado…
-¡Entonces vete! ¡Ya te dije! NADIE TE DETIENE! – gritó con odio, sin poderse contener

Kota pudo vislumbrar las pequeñas lágrimas que se asomaban por el borde de los ojos del menor, quería abrazarlo y decirle que nada importaba, que lo perdonara, que al final todo se solucionaría… Pero no podía, tenía que entender sus sentimientos, siquiera le debía eso a Morimoto después de tomarlo como un simple experimento, tal vez cuando lo hiciese… Tal vez en ese momento podría retenerlo entre sus brazos sin sentir culpa.

----

-Kou-chan…

La voz de Takaki sonó al otro lado de la línea y Yabu se reincorporó para poder despertarse un poco, miró hacia su reloj y vio que eran las 3:00 am. Ese día no podía estar saliendo peor, había peleado y cortado relación con Ryutaro, se sentía pésimo como para que Yuya lo llamara.

-¿Qué sucede?
-Recógeme~

La risita acompañada con las palabras arrastradas le dio a entender al mayor que su amigo no estaba en todas sus facultades físicas.

-¿Por qué has tomado Yuya?
-Yuri… - se escuchó un sollozo – Terminó conmigo… Dice… Dice que me odia…

Los ojos de Yabu se abrieron para luego volver a cerrarse, mientras con su mano libre masajeaba una de sus sienes, Takaki estaba llorando por un niño… Aunque, no lo juzgó mucho, cuando llegó a su casa, el también había derramado lágrimas por Morimoto.

-¿Dónde estás?
-S.X club… - trató de controlar su llanto y murmuró - Gracias
-No digas eso, soy tu amigo

Cortó la llamada y se cambió lo más rápido que pudo, siempre había hecho lo que sea por Yuya, esta no sería la excepción por más deprimido que estuviera, se lavó la cara en el baño y salió de su casa sin hacer ruido.
Caminó todo lo que pudo para luego tomar un taxi, los lugares que Hikaru, él y Takaki frecuentaban eran los mismos de siempre, no tendría problema en ubicarlo, cosa que se confirmó cuando llegó a su club favorito de la zona. Yuya agitó su mano de tal manera que lo hizo perder el equilibrio y hacerlo tambalearse hacia la pared, apoyándose contra esta mientras se reía amargamente.

-¿Por qué tomar Yuyan? – preguntó haciendo que este pasara uno de sus brazos por su cuello mientras él lo agarraba por la cintura – No te ayuda en nada
-Ayuda a olvidar las penas – contestó amargamente – Lo amo Yabu… Lo amo…

Se puso a llorar de nuevo, deteniendo el paso que habían empezado a hacer, Yabu se quedó quieto, no quería marear a Takaki, pero su cuerpo se tensó cuando este pasó su otro brazo por su cuello, abrazándolo y acercándose poco a poco a su rostro ¡¿Qué demonios estaba haciendo?!

-Kota… - le dijo a pocos centímetros de su rostro, haciéndolo oler el alcohol que había ingerido – Hazme olvidar… Por hoy… Hazme olvidar
-Yuya… Tu…

No pudo decir nada más, los labios del castaño estaban sobre los suyos, pidiendo respuesta, una que no tardó en llegar ¿Cuántas veces había soñado con eso? ¿Cuántas veces lo había deseado? Pero algo andaba mal, esos labios no eran suaves… Tampoco eran dulces… Esos labios eran fríos, amargos y secos, no se parecían en nada a los tiernos labios de… ¿Por qué pensaba en eso? ¿Por qué tenía que recordarlo justo en el momento que debía ser el más feliz de su vida? ¿Por qué?

-Vamos… A otro lado – le dijo Takaki lamiendo un poco el labio inferior del otro, dándole suaves mordidas – Vamos a ese hotel…

Yabu lo empujó, eso no estaba bien, nada estaba bien, se cubrió el rostro con las manos, quería llorar de impotencia, estaba demasiado confundido y ahora con la mención de ese hotel, el lugar donde un día él y sus amigos fueron a parar por estar muy mareados, el hotel donde había poseído a Ryutaro, el hotel donde le había quitado su pureza y su inocencia…

-No… No está bien Takaki… No lo está… - dijo con voz entrecortada – Tu amas a alguien y yo… Yo… - se quedó callado, ni siquiera sabía que decir, unas lágrimas empezaron a rodar por su rostro – Yo también lo hago…

----

-¡Ryutaro! - Hokuto sacudió la carpeta del chico logrando con esto solo recibir un golpe en la cabeza - ¡¿Todavía que uno te despierta y tu lo pegas?!
-¡¿Quién te manda a despertarme?!

Le contestó de mala manera y cogiendo su mochila salió de clase, ni siquiera había llegado la hora del almuerzo y el ya se estaba yendo, no tenía cabeza para estar ahí, Ryutaro no se había concentrado en nada durante todo el fin de semana y como lo habían predicho sus miedos, Yabu se desapareció sin dejar rastro, no sabía donde estudiaba como para ir a buscarlo y no era tan cobarde como para hablarle por teléfono para tratar de aclarar las cosas… Se quedó parado frente a la puerta principal ¿Aclarar qué? Ellos no eran nada, solo dos personas desconocidas que habían intimado y que a lo mucho sabían sus nombres…

-¿Otra vez escapando?
-Matsumura, no tengo ganas…
-Te quiero acompañar – Hokuto pasó un brazo por sus hombros – Necesitas un amigo a tu lado ¿verdad? Yo sabía que ese tipo no era…
-¡No hables mal de Yabu! – lo empujó y desvió la mirada – El no es malo, es solo que…
-No quiero oírlo Ryutaro – lo tomó del brazo y lo sacó del colegio – Simplemente quiero que me digas que estarás bien, eres mi amigo, me preocupo ti

Salieron caminando sin hablar, Morimoto tenía fuertes ganas de ponerse a llorar ahí mismo, pero su orgullo no lo dejaba, estaba agradecido con Hokuto por acompañarlo, pero prefería estar solo, no había persona en el mundo que pudiera ayudarlo en ese momento.
El paso era lento y silencioso, ni uno decía nada, ni parecía que se molestaran en querer hacerlo. Llegaron a un parque después de caminar unos quince minutos y se dirigieron por acuerdo tácito a los columpios a sentarse, Matsumura sabía que de un momento a otro su amigo le contaría lo que sucedía pero antes de siquiera preguntarle, Ryutaro se paró con los ojos bien abiertos pero con la mirada perdida y empezó casi a correr, se giró hacia donde iban sus ojos y ahí estaba ese chico mayor que lo había ido a buscar hace unos días, pero también había otro alto de cabello castaño y uno pequeño de cabello negro, uno que parecía de su edad o hasta incluso, menor que ellos… Estos dos últimos estaban llorando ¿Qué sucedía? Hokuto corrió tras de su amigo, se detuvieron a una distancia prudente para poder ver y oír lo que pasaba, ocultándose convenientemente detrás de unos arbustos.

-Yuyan… – decía el pequeño mientras lloraba – …me lo contó… - sus pequeñas manos trataban de detener las lágrimas – Gracias… Gracias por… Por cuidarlo… - su llanto era demasiado, se inclinó un poco y continuó – Lamento… Lamento los... muchos problemas que te ocasionamos… Pero… Pero Yabu-san… - hizo ruido con su nariz mientras caía al piso de rodillas – No… No puedo evitar odiarte… Te odio por haberlo besado… Por más… Por más que en ese momento él y yo hayamos estado peleados… Por más que él lo haya iniciado… Yo… No puedo dejar de odiarte porque… Porque yo amo a Yuya… Lo amo… Lo amo mucho…

Hokuto vio como el castaño que lloraba en silencio se arrodillaba junto al pequeño y lo abrazaba, murmurando mil y un “Lo siento” en su oído mientras le daba pequeños besos en la cabeza, volteó a ver al que conocía, tenía un rostro lleno de dolor por la situación en la que estaba pasando, se giró para preguntarle a Morimoto por lo que ocurría pero, este también estaba llorando.

-Ryutaro – lo llamó pero cuando apenas lo tocó en el hombro, este salió corriendo - ¡RYUTARO!

Su grito hizo reaccionar a los otros tres que están por ahí, ahora el rostro de Kota era uno de completo pánico. El mayor reaccionó casi instantáneamente y salió disparado hacia la dirección que suponía que era su Ryutaro, había salido corriendo, no lo veía por ningún lado y el parque ya estaba por llegar a su fin, estaba pensando en donde más buscarlo si no lo hallaba ahí cuando el sonido de un carro frenando en seco lo hizo asustar, sus piernas se fueron deteniendo poco a poco a medida que se acercaba a la pista… Había un grupo de gente rodeando algo, o más bien, a alguien… Su cuerpo empezó a temblar levemente por el miedo que empezaba a sentir, empezó a dolerle la cabeza y tenía unas inmensas ganas de llorar…

-Apareció de la nada, el conductor no pudo frenar a tiempo…

Yabu escuchó a una señora decir eso y abriéndose paso entre el tumulto de personas, llegó al centro: en el piso yacía un inconsciente Ryutaro, era como ver el rostro de un ángel durmiendo, solo que marcado por un rastro de lágrimas que caían por sus mejillas.

13 comentarios:

♥soanychinenlove♥ dijo...

*llora* PORQUE!!!!!!!!!! T^T
tan lindos que estaban acurrucados!!!
xlo menos no dejaste que yuya te llevara xq entonces sii é__é
buaa *sigue llorando*
atopellaron a ryu x tu culpa Ó__Ó
GRRRRRRRRRR ;o;

arigatou por la actualizacion >O<
a mi me precio hermoso la imagen de ryu <3

Yukito dijo...

O_o...

Estoy en Shock...

asdasd

es que... es que... como puede empezar tan lindo y terminar tan mal T^T

A mi pobre Ryu~chan no le bastaba con enfermarse y quedar en coma T_T
ahora mas encima lo atropellan !!!

Y todo x la culpa de ese Yabu ¬¬
y es que
[...]
quería abrazarlo y decirle que nada importaba, que lo perdonara, que al final todo se solucionaría… [...]
si eso era lo que realmente queria por que no lo hizo TT_TT y entonces las cosas estarian mejor

pero bueno al menos ya admitio de que esta enamorado de Ryu pero aun asi... TT^TT *lloro*

waaaahhhhh quiero saber que mas pasa

haber si Ryu se recupera luego de ese accidente y si perdona a Yabu x haber besado a Takaki

como siempre me encanto ♥ !!!

conti~~~ conti~~~!!!

atzin.love dijo...

ohhhhhhh mendigo yabu como hace sufrir a ryutaro....
y lo atropellan noooooooooooo.
XD espero el siguiente cap

AmiS dijo...

waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!
como??...poqe??..kelo mas!! ta buenoo

Carol~ dijo...

me hiciste adicta al yabutaro!!!
lo amo, lo amo, lo amo, lo amo, lo amo
a shin no le ensñaron a tocar la puerta antes de entrar -__-
pero las inseguirdades de yabu fueron las que terminaron por matar el momento tan lindo y amoroso que se estaba desenvolviendo
no deja de aburrirme la idea del takaki borracho, no importe qué tan gastada esté 8D
hay chii, no deberías de odiar a yabu u___u, agradece aunque sea un poco que ryu está en el corazón de yabu sino creo que más de un beso hubiera sucedido
odié que plasmaras una ironía de la vida y ahora me dejas preocupada s:
y aún no puedo creer que me intentaras chantajear por el msn
no los separes, ni mandes a ryu a coma otra vez, o que pierda la memoria o que muera o no sé, no se me ocurren más escenarios de momento, ni quiero hacerlo tampoco u__u
ya sabes que tus descripiciones me encantan
gracias por actualizar
adasa... el yabutaro está llegando a su fin O:

Inma dijo...

Ahhh nooo Ryu!! cuando por fin Yabu se había dado cuenta de que lo amaba ToT, que tristeeeeee

Ayaa dijo...

Pe...pe...pe... ¡¡¡¿¿Pero por qué??!!!
TT_____________TT
nooooooooooooooooooooooooo *grito dramatico*
aaaaaaaaawww es que aaww ¿por que eres tan cruel? LOL
yo casi lloró por todo lo que esta sufriendo Yabu internamente y ahora esto?? TToTT
espero el siguiente para salir del trauma ¬¬

Isa dijo...

Wauuuuu
Fue tan... tan lindo y... y... TT___TT El final me desencajó, por qué? por qué lo atropeyaron?? Bueno... conductores idiotas! (?)

Fue HERMOSO Satommy... simplemente HERMOSO <3
Graacias!! Espero el proximo capitulo... ^3^

daniela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Satommy dijo...

Asdasasd XD
Daniela D: Nos cruzamos!!!
Borraste tu comentario duplicado,
al igual que yo XD Y al final eliminamos los dos!
Bueno u_u Si es posible y quieres XD
Hazlo de nuevo y si -3- Ya estoy con lo del
cap 13 del manga~~

shiibi h. dijo...

OMFG CAPITULO 5 *OOOOOOOOOOO*!!!!!!!

durmieron juntos y en la casa de ryutaro owo omg y sus padres?

asdasdasla mordedura de labio :*

~~kota~~
XD yabu es un caliente xD

OMG AMO CUANDO SE BESAN Y AJSKDJASKDJASKAJSDES DEMASIADOLINDOOOOOOO *3* AMOTUSMUT *3* (o semismut-makingout-toketeos -3-)

DDDDDDDDDD:< SHINTAROOOOOOOOOO
o__o le dijo idiota XD
ryutaro ♥♥♥

"Ti-Tienes razón…"
ÒoÓ ....QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE DDDDDDDDDDDDDDDD:< TE MATARÉ YABUUUUUUU KOTAAAA!!!!!ب_ب

owo por qué se habrán peleado chinen y tataki ºOº~~

~~menos mál que yabu lo rechazó u.u~,,

DDDDDDD: RYUTAROOOOOOOOOO T_________T!!!!!!!!!!!

~~continnuación~~~~~ T3T

ryuu dijo...

xk atropellan al pekeño ryu-chan
pobresito

no keria k le pasara eso ahora lloro TT-TT

ta muy genial el fic kierosaber k pasa con ryu-chan
oajal kno le pase nada grave
onegai siguelo k esta muy genial

aNix FriKi dijo...

Noooooooooo!!!!
espera!
Choto matte, choto matte!!

¿Porque le pasa eso a Ryutaro?
T^T lloro
Pero si Yabu habia alejado a Yuyan
de el, ¿Por que Chinen tuvo
que seguir mencionando aquel beso?

Tambien que estaban antes de todo
eso T.T
yo sabia que la duda que aun tiene
Yabu le harian daño a Ryu-chan
pero no crei que fuera atropellado T.T
-me quede en shock-