30 julio 2010

No me olvides [7]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: me falta ver a NEWS y a HSJ
: el aire acondicionado
: Xi an, en la mesa del hotel

Daiki caminaba lento por el pasillo, ya era viernes, habían pasado dos días desde el raro comportamiento de Ryosuke, no había hablado con él al respecto y cómo hacerlo si éste lo evitaba cada que se acercaba, pero la verdad es que eso no lo molestaba, prefería que fuera así… El seguía teniendo a Kei en la cabeza ¿Cómo prestarle atención a otro problema con algo así rondándole? Tenía que hablar con el mayor pero nunca lo encontraba y cuando lo hacía, siempre estaba con Yuto… Ya no sabía cuánto tiempo más iba a soportar ese extraño dolor que se le producía en el pecho cada que los veía juntos, necesitaba hacer algo.

-Arioka-san

Escuchó como murmuraban despacio en su oído y volteó algo asustado. De tanto pensar en Inoo ya lo había invocado.

-¿Arioka-san? – preguntó Daiki algo dolido - ¿Ya no más Dai-chan?
-No mientras siga la guerra – sonrió el mayor – Uhm… Estaba yendo al invernadero ¿me acompañas?

El menor sintió como una oleada de calor lo embargaba y su rostro, antes deprimido, se iluminó. Asintió feliz ante la proposición de Kei y empezó a caminar a su lado, logrando que varias personas se giraran a verlos.

-¿Qué hace Inoo-chan caminando junto a Arioka? – escuchó Daiki como una chica le murmuraba a su amiga
-No sé, no me gusta – le contestó ésta molesta – Solo espero que Yuto-kun no se moleste cuando se entere… El es la persona indicada para Inoo-chan
-Si… Aunque me gustaría más que Inoo-chan fuera para mí – se sonrojó al decir eso
-Oie! A mí me gustaba antes!!
-Pero tú te rendiste cuando…

Por más que la conversación que había escuchado a medias lo había molestado, no se acercó a decirles nada, para él era suficiente que Inoo quisiera pasar tiempo con él, eso era lo único que quería y que pedía, aparte que ellas nunca podrían probar sus labios ni rozar su piel como él lo había hecho, ellas estaban lejos de poder tener algo con su Kei.

Caminaron hasta el lugar propuesto, Daiki se sintió como la primera vez que había ido ahí, era realmente bello… Hubiera el clima que hubiese, aquel sitio siempre sería así, siempre tendría aquel aire de magia que le subía el ánimo.

-Sigue siendo perfecto para no deprimirse, ¿no? – el mayor se recostó en el césped y sintió como la brisa lo despeinaba
-¿Por qué actúas tan raro conmigo?
-¿Yo? – preguntó Inoo sin moverse de su sitio
-Sí, tú – el menor se acercó y se sentó a su lado – Ya no me hablabas ni me dejabas acercarme a ti y ahora… Como si nada me dices que te acompañe y… ¿Qué es lo que pasa?
-Solo quería que estuvieras seguro de tus sentimientos – le contestó – Y con lo que Yuto me acaba de comentar creo que ya lo estás, así que ya no hay nada de malo en que esté cerca tuyo
-¿Seguro de mis sentimientos? – titubeó un poco cuando meditó lo otro - ¿Qué te dijo Nakajima?
-Nada – suspiró – Pero sabes, por un tiempo creí que sentías algo por mí
-¿Q-Qué?
-Nada Dai-chan, me alegro que hayas estre…

Sus labios fueron sellados antes de poder terminar aquella oración, se quedó sorprendido pero al ver que Daiki quería profundizar aquel roce, le correspondió, siempre lo hacía… Un masoquismo que nunca iba a superar, no mientras el dueño de su corazón fuera aquel chico de cabello castaño. Se separaron lentamente y el menor se recostó en su pecho escuchando el palpitar acelerado de Inoo, se sentía relajado al oír aquel sonido, era la melodía más hermosa que alguna vez haya escuchado en su vida ¿Cómo no se había percatado de aquel antes?

-¿Eso qué significa Daiki? – preguntó en un susurro Kei mientras sentía un impulso incontrolable de abrazarlo
-No… lo sé… - dijo el menor ocultando el rostro – Solo sé que no quiero que te alejes de mi

----

Miró por enésima vez el sobre lila que su hermana le había dado, el día ya estaba acabando y era su última oportunidad de dárselo a Yuto, en los dos días que pasaron estuvo meditando una y otra vez como entregárselo pero no encontraba la forma… Si no lo hacía Mika se molestaría con él, y es que tenía razón, los problemas que tuvieran entre ellos, no tenían nada que ver con ella.

-¿Qué sucede Yama-chan? – le preguntó Chinen sacándolo de sus pensamientos – Pareces angustiado
-¿Te puedo pedir un favor Chii? – dijo el otro mirándolo esperanzado
-Eh? ¿Qué es lo que sucede? – se asustó un poco por la mirada que recibía
-¿Puedes darle esto a Nakajima? – le mostró el sobre - ¿Por favor?
-¿A Yuto? Ryosuke… Yo… - el bajito lo meditó mejor, era su oportunidad para que ambos hablaran siquiera un poco – Es algo que debes hacer tu, lo siento
-Pero… Yuri!!
-Ne, Nakajima-kun ¿no te molesta la gente que hace mucha bulla? – la chica que preguntó eso adrede miró a Ryosuke y luego se sentó delante del alto – Me gustaría que nos cambiaran de clase, sería mejor para las personas que…
-Hayashi-san – contestó Nakajima mientras se paraba – Los problemas que tengo con Yamada son eso, nuestros problemas, por favor, abstente de intervenir en ellos – y diciendo eso salió de clase.

Yuri y Ryosuke vieron como la chica se quedaba perpleja ante la contestación del otro y con la cara roja de la vergüenza corrió a contarle lo que había pasado a una de sus amigas.

-Parece que Yuto está solo… ¿Por qué no vas a buscarlo ahora?
-¿No quieres ir tu, Chii? – lo miró implorante pero fue ignorado – Por favor…
-Lo siento Ryosuke…

Sin decir más Chinen se fue dejándolo como al principio, pensando la forma correcta de cómo decirle que vaya… ¿Pensaría que es un invitación de él? ¿Qué le diría después de lo que vio con Daiki? Maldijo para sus adentros, aun no hablaba con Arioka por su extraño comportamiento del martes... ¿Qué tan mala suerte pudo haber tenido para que justo Yuto entrara a su habitación en ese momento? Quería vengarse pero no quería ser visto, solo buscaba una forma de hacerse creer que el también podía hacerlo con alguien sin que ese alguien fuera Yuto, claro que nunca lo diría en voz alta… Pero, hasta él lo había dicho…

-El dijo que aun me amaba – Ryosuke no pudo evitar sonreír al mencionar esas palabras

Sin estar seguro de nada salió del salón en busca de Nakajima, solo habían dos lugares donde podía estar: la azotea o la biblioteca. Fue primero a la azotea pero no estaba ahí, no era difícil buscar ya que era un espacio abierto. Bajó rápidamente y entró a la biblioteca, nunca había ido por lo que meditó bien por donde buscar.

-Disculpe – dijo el chico a la bibliotecaria - ¿Dónde se encuentran los libros de misterio?
-En la fila 8, sigues de frente, llegas al final y volteas a la izquierda, ahí está la sección de misterio y terror
-Gracias

Caminó por donde le había indicado la mujer, definitivamente tenía que ir más seguido ¿Cómo era posible que no conociera la biblioteca de su escuela? Vislumbró al chico alto releyendo un libro ahí mismo, de pie, se acercó sigilosamente por detrás suyo, no quería desconcentrarlo de lo que estaba haciendo.
Con uno de sus dedos le tocó el hombro. El menor estuvo a punto de gritar por el susto que se había llevado pero Ryosuke le tapó la boca antes de que lo hiciera.

-Cálmate, solo soy yo… - le susurró
-¿Qué quieres? – pregunto en voz baja mientras dejaba el libro que había estado ojeando
-Es que… - sacó el sobre lila de su saco – El cumpleaños de mi hermana es mañana y… Me dijo que te invitaran – sintió como su cuerpo se relajaba inmediatamente
-¿Mika? – miró sorprendido la invitación, no se acordaba que por estas fechas era el cumpleaños de la hermana menor de Ryosuke – Supongo que tengo que comprarle un regalo… ¿Aún le gustan los gatos?
-Sí, ya sabes, ama a los gatos pero es más de tener perros… – su rostro palideció – No le he comprado nada!
-¿Qué clase de hermano eres Yamada? ¡¿Por qué no le has comprado algo si mañana es su fiesta?!
-Shhh! No hagas ruido… Nos van a botar – el mayor dirigió su vista al piso – Estuve pensando en muchas cosas ahora último que me olvide completamente de hacerlo… Mika me va a odiar
-Ella y Chihiro… - guardó el sobre con cuidado – Después de clases iré a comprar el mío, si quieres me acompañas y escoges el tuyo

Yuto se calló de pronto ¿Por qué lo había invitado? Pero en definitiva la cara de sorpresa de Ryosuke era mayor que a la de él, se vieron unos segundos pero siguieron sin decir nada.

-Claro, si quieres… No es que te este obligando… Es solo que…
-Si quiero ir contigo… - contestó el más bajo - Gracias…

Después de aquella conversación el timbre de vuelta a clases sonó por lo que ambos chicos se dirigieron juntos a su salón. Al entrar, pareció que alguien había apretado algún tipo de botón de silencio ya que todo el sonido desapareció, ignoraron aquel detalle e incluso la mirada inquisidora de Chinen que se turnaba para verlos a ambos de cuando en cuando.
La salida llegó demasiado lento para su gusto, aunque Yamada sentía que estaba sudando todo un océano por los nervios. Evitó en todo momento ver a Yuto, no quería parecer ansioso de pasar la tarde con él.

A la salida tampoco se miraron, su acuerdo tácito junto con lo mucho que se conocían bastó para que ambos salieran en la misma dirección y al mismo tiempo, pero ya que era la hora de salida, todo el mundo fue testigo de que estaban saliendo juntos a pesar de la guerra, que entre ellos y sus equipos, se había formado.

-¿Dónde está Dai-chan? – preguntó una chica de cuarto al ver a Yuto junto a Ryosuke - ¿No debería él estar con Yama-chan?
-Es verdad, no lo he visto desde la hora de receso – contestó su amiga – No me gusta ver a Nakajima con Yama-chan, ¿no es un tipo de violación a la fidelidad de los equipos?
-Lo sé!! ¿Por qué Nakajima no puede ir y serle fiel a Inoo?
-Nakajima es una mala persona, él no respeta…

Ambas chicas se quedaron calladas al ver lo que pasó después. Yuto se había quedado parado escuchando cada palabra de sus bocas y sintió como cada una de ellas le hacía una pequeña herida en su corazón y en su orgullo, pero justo cuando iba a contestarles Ryosuke lo tomó de la mano.

-¿Vamos? Se está haciendo tarde – y con una sonrisa amable lo hizo avanzar con él, cuando sintió que Yuto lo seguía dijo en voz alta para que todos los curiosos que estaban ahí lo escucharan – Soy yo quien quiere estar con él, nadie tiene derecho a decir nada – miró a las chicas – Y sería mejor que no abran la boca si no tienen nada inteligente que decir.

Dicho esto el mayor afianzo la mano del alto y caminaron asi hasta la salida. Nadie tenia derecho a tratar mal a Yuto, el era demasiado amable y de un corazón muy noble como para merecer palabras tan frias de gente que nunca lo había tratado.

----

-No puedo creer que nos hayamos quedado dormidos – murmuró Kei mientras limpiaba su uniforme
-Lo siento, fue mi culpa – Daiki se sonrojó levemente – Es solo que… estar contigo de esa forma fue…
-Arioka!! – gritó uno de sus compañeros del equipo de futbol – No sabes lo que…. – miró a Inoo e hizo una mueca – Con que ustedes también…
-¿Nosotros también qué? – la expresión del menor se tornó preocupada
-Es que… - el muchacho dudó – Yamada acaba de irse con Nakajima…

Daiki estaba a punto de salir corriendo cuando sintió como su brazo era sujetado levemente.

-Si te vas ahora, significa que te dejo ir – murmuró Inoo – Pero si te dejo ir es porque espero que nunca más vuelvas y que… - las lágrimas se estaban asomando en los ojos del mayor - Nunca más volverá a haber algo entre nosotros, te dejaré ir de mi corazón para siempre

Arioka se quedó paralizado, no le agradaba la idea de que su novio se fuera con otro, pero el solo pensar que Kei ya no estaría a su lado y que no lo quisiera, le daban pánico.
El compañero de equipo del menor miró algo contrariado la escena y las palabras que acaba de escuchar, miró por última vez a Daiki, pero este estaba perdido en su mundo por lo que decidió desaparecer de ahí.

-Sabes que yo…
-Quiero que decidas Daiki, según lo hagas dependen muchas cosas

----

La encargada de la tienda los miró fijamente, los analizaba de pies a cabeza y se daba vueltas alrededor suyo para verlos por todos los ángulos posibles.

-Disculpe… - habló Yuto – Esto es… incómodo
-Oh perdón… Es que no creí volver a verlos juntos, quiero recordar esta imagen
-Eso es vergonzoso – murmuró Yamada mientras se sonrojaba notoriamente
-Supongo que si… - dejó de hacerlo y volvió a su lugar junto a la caja – ¿Qué están buscando?
-Mañana es el cumpleaños de mi hermana menor
-Y el se ha olvidado de comprarle un regalo – el alto lo miró desaprobatoriamente
-¡¿Quién se olvida el regalo de su hermana?!
-Lo mismo dije…
-Hey! No fue adrede… Solo pasó
-Bueno, no sé que gustos tiene tu hermanita pero sé que acá encontrarás el regalo perfecto – le guiñó un ojo – Son libres de pasearse y ver todo sin compromiso, chicos
-Gracias – asintieron ambos y empezaron a buscar por toda la tienda

Estuvieron casi una hora viendo todo lo que había en la tienda, Yuto sintió cierto deja vú al hacerlo pero no dijo nada. Al final ambos no tuvieron mejor idea que comprarle una mochila con forma de gato llena de unos pequeños muñecos de peluche con diferentes diseños cada uno.

-Supongo que esto le gustará a Mika…
-Si… - Yamada miró lo que eligieron – Pero vamos a comprar esto entre ambos ¿Cómo sabrá que se lo regalamos los dos?
-Hagan una tarjeta! – la encargada apareció tras de ellos con un pequeño sobra rosa en las manos – Si la escriben juntos sabrá que ambos se esforzaron buscándole el regalo perfecto
-Eh~¿Cómo apareció tan rápido? – el mayor la miró algo asustado
-Es imposible no prestarles atención a ustedes….
-¿Nos estuvo escuchando y siguiendo todo el rato? – Yuto le lanzo una mirada entre sorprendido y molesto
-Claro que no! Eso sería acoso… Pero llegué a escuchar que no sabían cómo hacer que la hermana menor de él – señalo a Yamada – Supiera que ambos compraron el regalo y se me ocurrió la tarjeta… - les entregó el sobre
-Supongo que… Está bien – Ryosuke suspiró y le sonrió a Yuto - ¿Tienes un lapicero?
-Si – el alto le devolvió la sonrisa – Acá tengo uno…

La encargada sonrió y se volvió alejar, le encantaba ver como ambos chicos se sonreían entre ellos.

----

Cuando Yuto despertó ya eran las 3 de la tarde, no había planeado dormir tanto, ni siquiera pasarse más del medio día metido en la cama pero no había conciliado el sueño en toda la noche por lo que era obvio que su cuerpo haya recobrado horas de sueño durante el día.

-Es la última vez que vengo a despertarte, mamá ya esta renegando, ni siquiera bajaste a almorzar – Reiya se tiró encima de él y lo empezó a sacudir – Que ya te dije! Tú eres el hermano mayor, compórtate como tal!
-Bájate!! – el mayor quiso empujarlo pero no lo logró
-No Yuto!! No lo haré hasta que estés bien despierto y dejes de pensar en quién sabe quién
-¡¿Cómo sabes que es un quién?! - el mayor encontró fuerzas de la nada y se libró del ataque de su hermano menor
-¿Cuándo no lo ha sido? – dijo este con una sonrisa burlona – Báñate, dentro de una hora mamá te irá a dejar a la casa de los Yamada y debes estar presentable, dice que si no te apuras, ya no te dejará salir.

Por impulso de alguna fuerza divina, Yuto se levanto corriendo de su cama y se metió directo al baño, no podía hacer que lo castigaran en un día tan importante…

-¿Importante por qué? – murmuró para si mismo mientras se sacaba la ropa – Es el cumpleaños de Mika… Solo eso… - se quedó quieto – Es… algo normal…
-¡QUE TE APURES O MAMÁ TE DEJA! – la voz de Reiya lo hizo saltar en su sitio y siguió desvistiéndose para empezar a bañarse.

Logró su cometido a los 15 minutos, pero de nada le sirvió, su madre lo había apurado no para llevarlo temprano donde los Yamada, sino para que la acompañara a hacer recados del trabajo y compras para la casa, ya eran casi las 6 de la tarde y recién estaba yendo a la casa de Ryosuke.

-Estoy llegando tarde, mamá – le reclamó el chico – Se supone que debía estar ahí más temprano
-No creo la fiesta acabe ahorita Yuto, ya cálmate, falta poco
-Mamá! Pero llegar tarde tampoco es educado!
-Ellos son como familia, Ryosuke es como tu hermano, ¿verdad? El entenderá
-Mi hermano… - aquella palabra le molestó, lo último que quería que Ryosuke fuera, era que sea su hermano, él lo prefería de otra cosa… – Solo apurémonos…
-Tan serio… - la señora suspiró – De acuerdo, tomaremos un atajo

----

-Lamento la demora Mika-chan… - dijo Yuto algo avergonzado – Tuve que acompañar a mi madre a hacer algunas cosas
-Pensé que mi hermano no te había dado la invitación – dijo la menor haciendo un puchero
-¡Ey! – reclamó Ryosuke pero nadie le prestó atención
-¿Quieres algo de comer? – Mika lo cogió del brazo y lo llevó dentro de la casa – Mamá ha cocinado un montón de cosas y…
-Mika, tienes más invitados a los que atender, no molestes a Yuto, aparte, él y yo tenemos que hablar… - Chihiro agarró por los hombros a la menor y la llevó hasta la sala para luego volver – Yuto, ven, tengo algo que comentarte
-No!! – Ryosuke empezó a sudar frio ¿Qué es lo que su hermana quería decirle a Nakajima? Tenía miedo, por lo que agarró al alto por uno de sus brazos y se aferró a él – El no puede ir…
-No creo que sea malo que hable con tu hermana – murmuró Yuto mientras se sonrojaba levemente al sentir el tacto del mayor
-Sí lo es! – gimió el abrazándolo más fuerte
-Ryosuke, no seas infantil – su hermana hizo que lo soltara muy fácilmente y tomando por la muñeca al chico se lo llevó

Lo arrastró hasta el pasadizo del segundo piso, no había nadie por los alrededores, todos estaban abajo celebrando el cumpleaños de Mika. Chihiro miró de reojo a Yuto, a pesar de ser mayor que él, este seguía siendo mucho más alto que ella.

-Se puede saber… - empezó a hablar - ¿Qué es lo que quieres de Ryosuke?
-¿Eh? No… No entiendo… - el chico se sonrojó y bajó la mirada
-Yuto, me conoces desde hace mucho, sabes que no soy ninguna tonta
-Pero es que no sé qué es lo que quieres que te diga…
-No me digas que eres tan infantil como ese niño – su mirada se tornó más seria – Cuando tú te fuiste, mi hermano estuvo a nada de suicidarse, ¿sabías?
-¡¿Qué?! Pero si él… Yo…
-Bueno, tal vez exagero – corrigió la chica al ver la cara de pánico que se dibujo en Yuto - Pero creo firmemente en que si no hubiera conocido a Arioka-kun justo en la época donde tocó fondo, mucho no le hubiera faltado para hacer alguna tontería, realmente fue un golpe duro el que te marcharas de su lado
-No fue elección mía, Chihiro-san
-Yo sé que no lo fue, pero estoy segura que si alguien le hubiera hecho tal daño a Reiya-kun, tu no dejarías que ese alguien se le acercara de nuevo, ¿verdad?
-Chihiro, tu…
-Nakajima Yuto, te tengo muchísimo aprecio, después de todo, hemos crecido juntos, pero no voy a permitir que mi hermano vuelva a…
-¡Cookie!

La voz de Ryosuke sonó de repente sobresaltándolos a ambos, Chihiro iba a coger por la mano a Yuto para llevarlo al despacho de su padre a seguir hablando cuando el pequeño perro de su hermano pasó corriendo entre ellos con algo en la boca.

-¡Vuelve acá! ¡Cookie!
-¡¿Porqué tanto escándalo?! – gritó ya algo molesta la chica
-Le acabó de dar su regalo a Mika y… - miró a Yuto – Cogió uno de los peluches!!
-¡¿Eh?! ¿Cuál de ellos? – preguntó el menor mientras iba tras el otro en busca del perro
-El gato!!
-¡Es blanco! Se va a ensuciar!!
-Lo sé!! Por eso es que quiero que…
-Ahí esta!

El alto salió corriendo escaleras abajo ya que era el lugar por donde había ido Cookie, Ryosuke tardó unos segundos más en reaccionar pero también fue por el mismo camino.
Chihiro miró como ambos se iban y empezó a renegar consigo misma, no estaba cumpliendo con su papel de hermana mayor, no como se debía por lo menos. Tendría que hablar más seriamente con Yuto y en un lugar donde no hubiera interrupciones.

Ambos chicos llegaron al patio trasero persiguiendo al pequeño perro de Ryosuke, los invitados con los que se cruzaron en el camino pensaban que estaban jugando por lo que no les dieron mucha importancia.

-Se metió ahí… - señaló el mayor mientras se arrodillaba en el piso y trataba de ver por la abertura oscura donde había entrado su mascota – No veo… Cookie!! – gritó al sentir un lengüetazo en la cara – Que es lo que… ¡Y ahora te vas!
-Ni tu perro te hace caso Ryosuke… - Yuto trató de no reírse pero se le dibujó una gran sonrisa en el rostro al ver como el perrito se iba corriendo adentro de la casa – Voy a sacar al gato

El chico tomó la misma posición que el otro y metió su mano en el hueco, palpó hasta que sintió algo suave y al hacerlo, se aferró a el.

-Creo que ya lo encontré…
-Yuto… ¿Y si es una rata?
-¡¿Una rata?! – gritó el otro soltando el objeto y sacando su mano – Ryosuke – ahora lo miró serio – Si hubiera sido una rata ya me hubiera mordido!
-Bueno, sí, pero… ¡No me mires así! Solo era una opinión…
-Yo ya metí mi mano, ahora te toca a ti… - el alto se cruzó de brazos, pero al ver el rostro desesperado del otro se rindió - ¡Pero ahora no me hagas asustar!
-Estaré callado!

Yuto repitió la acción y metió su mano en la abertura y buscó hasta sentir algo suave de nueva cuenta, cuando lo hizo, lo agarró con cuidado y lo sacó despacio, pensaba que en cualquier momento lo mordería.

-Esto es…
-¡Ahí estabas! - Ryosuke le quitó el peluche que Yuto tenía en sus manos y lo abrazó con sobreprotección
-Tú… ¿Lo tiraste? – preguntó el menor mientras sentía una gran opresión en el pecho, al fin y al cabo, ese era el peluche que le había regalado a Yamada el día de su cumpleaños.
-Claro que no!! Solo que un día lo busqué y ya no estaba… No sabía que Cookie lo había… ¿Estás llorando?
-No… - Yuto desvió la mirada mientras trataba de controlar las lágrimas
-Como puedes creer que lo bote, este peluche es demasiado importante para mi…

----(FLASHBACK)----

Después de comprar el regalo de Ryosuke, ambos empezaron a caminar sin rumbo, sin embargo se podía ver que Yuto estaba nervioso y esto hacía que el mayor también lo estuviera.

-Yama-chan… Yo… Debo decirte… Algo – murmuró mientras lo llevaba a por un camino por el que no había nadie de gente alrededor
-¿Qu-Qué pasa? – preguntó este sintiendo un pequeño nudo en el estómago
-Yo… Yo… - tomó aire y cerrando los ojos dijo – Te amo

El mayor pudo ver como Yuto se ponía rojo pero no le contestó y al no hacerlo, este empezó a cambiar de expresión y pudo vislumbrar como unas lágrimas se asomaban por sus ojos.

-Tu… No me amas… - murmuró el menor mientras controlaba su voz para que no se quebrará con cada palabra
-No sé que es el amor – dijo Ryosuke mientras abrazaba el peluche que contenía la foto de ambos – Para mí, tú eres la persona más importante que tengo en la vida, eres alguien con el que sueño todas las noches y con quien disfruto mi día a día, sé que quiero estar a tu lado cueste lo que cueste, que cada que rías lo hagas conmigo al lado, que tu mirada solo se fije en mi y que tus labios solo besen los míos, quiero estar cada contigo cada que derrames una lágrima y sé que cada que sienta que el mundo cae encima mío, buscaré tu compañía… Para mí, si tú no estás a mi lado no me imagino yendo a ningún lugar ni haciendo prácticamente nada, para mí, las cosas solo tienen sentido si estás acá, a mi lado… Si eso es amor… Pues yo… Yo también te amo… Pero decirlo después de que lo has hecho tú, suena más como un compromiso que como un sentimiento
-Ryosuke… - el alto lo abrazó por la cintura mientras apoyaba su cabeza en la cabeza del otro – En verdad eres la persona más hermosa que conozco en el mundo… Soy tan feliz de haberme enamorado de ti… - le besó con ternura en los labios – Gracias por estar a mi lado…

----(FIN FLASHBACK)----

-Como puedes creer que… - Ryosuke empezó a llorar – Que esto, siendo lo más valioso que tengo, lo haya querido botar… Fue lo único que me ayudó a sobreponerme un poco a tu partida… Era el único recuerdo tuyo que tenía…
-Lo siento… - dijo el alto mientras lo abrazaba – Cuando estaba en Inglaterra… Para mí… No fue tan fácil… - escondió su rostro en el cabello de Ryosuke y el también empezó a llorar – A pesar de que me fui en agosto, recién entré a clases en setiembre, no quería salir de mi habitación y siempre estaba encerrado en ella… Mis padres… Tuvieron que mandarme a terapia para poder salir de la depresión en la que entré… Sin embargo, no podíamos volver a Japón… Mi padre dijo que tenía que cumplir siquiera un año del contrato de trabajo para poder hacerlo… Y… Pasó el año – lloró más fuerte - Y yo insistía con volver pero… Reiya consiguió novia y… Entró en el equipo de fútbol junto con mi mejor amigo de allá, justo cuando empezaban los nacionales de nivel secundario… No quería… No quería arruinarle el sueño a mi hermano menor… Pero… Por hacerlo… Por darle preferencia a él… Yo… Yo te perdí…
-¡Lo sabía!

Antes de que Ryosuke pudiera contestar o decir algo, Mika llegó corriendo hasta ambos y los abrazó.

-Me han dado el mejor regalo del mundo – dijo mientras los soltaba y sonreía de oreja a oreja – No saben lo feliz que me hacen de solo saber que están juntos de nuevo… - miró al más alto – Yuto-niichan, que te quede claro que no voy a aceptar a nadie más de cuñado que no seas tú! Tú eres la persona que está destinada a estar con mi querido hermano mayor…
-Eh?! – Ryosuke se limpió disimuladamente las lágrimas de sus mejillas en el pecho de Yuto – Qué dices Mika…
-Cuando leí la tarjeta… Me puse a llorar… - la menor se secó una pequeña lágrima – Para mí, que ustedes vuelvan a estar juntos, es uno de los mejores regalos que me pudieron haber dado hoy…
-Mika-chan, tu regalo era la colección de peluches con el bolso de gatito que compramos tu hermano y yo… - dijo Yuto con una débil sonrisa y unas cuantas gotas en su mejilla – Diciendo eso pareciera que no te gustó lo que te dimos…
-Me encantó!! Pero en serio, me gustó más el hecho de que…
-¡Mika! – llamó la señora Yamada desde la puerta de la casa - ¡Es hora de cortar el pastel! Ryosuke, Yuto, ustedes también entren…

La menor sonrió ante lo que dijo su madre y cogiendo a ambos chicos por los brazos, los llevó adentro.

10 comentarios:

Natsu 山田 dijo...

waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
por dios T----T
ioreeee todo un mar (?)
;O; esta super mega geniiiiiaal satommy T-T Waaaaaa siie sie ese tambien seria mi regalo perfecto ke
Ryosuke y Yuto esten juntos ese par de tontitos ke se aman >o< aw definitivamente ame este cap < 3 i aun sigo iorando :S hahahaha la señora de la tienda ke miedo 8D bueno io tbmn estaria mui atenta viendolos aww >-<

Midori dijo...

Satommy ;O;!! me has hecho llorar!!
escribes tan genialosamente >.< me llenas de sentimientos con cada oracion (?)
te amooo >..<!! pero parece ser que todo se arreglara y terminara de felizmente feliz :)
espero con ansias el siguiente capitulo

Carolina dijo...

WAAAAAA!!!!!!!
No me esperaba el cap, estoy que ya no puedo con mi felicidad de haberlo leído.
Fue full yamajima, evadiste el inoodai! Estoy que me muero por saber qué fue lo que Daiki eligió.

Apareció el peluche fugitivo lol
me dio no sé qué al leer el FB, fue tan hermoso
Y Yuto, tuvo que ir a terapia ;__;
Y Keito salió de mencionado como el amigo XD
Ya extrañaba a Reiya, me divierten sus intervenciones.

Gracias por el cap Satommy me has levantado los ánimos
Caro

♥soanychinenlove♥ dijo...

waaaaaaaa que tierno este cap >W<
espero que ahora con todo lo que
se dijeron yamada y yuto ya no esten distanciasdos n-n

y me muero x saber que le respondera daichan ah inoo (?)
aunque creo k inoo va a sufrir T_T

me encanto este cap !!

espero conti pronto^^

AmiS dijo...

O_O
O_O
O_O
O_O
espectacular!!!!
mas kelo mas!!

vinny_nea dijo...

Hola!

waaaaaaaaa

me encanto muy lindo

^^

Continualo Quiero saber q pasara entre Inoo y Daiki

me gusto mucho

nos vemos..

Inma dijo...

Ahhhh hasta que mi internet me quiso dejar que comentara ¬____¬
Que eligira Daiki¿? me muero por saberlo... espero que decida quedarse con Inoo, que lindos Yuto y Yamada, ^^.
Me encanto el capi, me voy que mi internet no da para mucho ¬¬, bye bye

パオ dijo...

qué bonito momento InooDai<3
hgdfgfdfgd Arioka, tienes que pensar bien o_ó
haha que lindo Satoo ;O;

dani-chan dijo...

se inundo mi salaaa
snif snif q preciosos
soy tan kawaiii
me gusta como escribes
owo una rata aaaaaaaaa gas
jejejejej
quiero mas pero no puedo
me mandaron a dormir¬¬
abuuuu toka mañana

Chô dijo...

Amo a la hermana de Yamachan ;___;
Chihiro amalos u.u

♥♥

awwwwww ;c

qe lindo fic >o<
quiere que esten juntos mis nenes♥~~~


Daiki con Inoo son amor *-*