08 julio 2010

No me olvides [6]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Hace demasiado frío D:
: Maboroshi - Inoue Joe
: mi mesa

Chinen sentía que ya no podía más con su vida, o se suicidaba o se volvía asesino. Un mes completo ya había pasado y más caótico no podía haber sido, empezando que poco después del incidente del gimnasio Yamada y Yuto se empezaron a odiar a muerte. No le tomó mucha importancia hasta que un día casi se agarran a golpes en plena clase, fue el único que los logró calmar… Claro que luego se arrepintió ya que por tal motivo el profesor cambió de lugares a toda la clase solo para que ellos tres quedaran en fila en la parte de atrás y así no molestaran a nadie, ni siquiera entre ellos porque Yuri actuaba de mediador, pero un mes ya era más que suficiente, estar al medio de esos dos significaba tolerar las indirectas, insultos y claro que también las miradas llenas de odio que se dirigían entre ellos, ya no podía con la migraña.
Sin embargo, ese no era el único problema a lidiar. Los equipos de fútbol y básquet estaban en un tipo de guerra de popularidad e Inoo era la base de todo. No pasaron ni dos semanas de la llegada de Yuto para que empezara el rumor del año… “Inoo Kei deja el equipo de fútbol porque su amante entró al equipo de básquet”, Yuri pensó que sería algo pasajero pero no fue así, cuanto más tiempo pasó, los rumores se volvieron más fuertes y ahora eran hasta novelas completas. Lo peor es que se habían formados dos bandos en todo el colegio, los que apoyaban al equipo de fútbol y los que apoyaban al de básquet.

----(FLASHBACK)----

-Yuto-chan! ¿Vamos a comer? – Chinen se acercó a él al final de la clase, sabía que el alto iría a comer con los del equipo de básquet, una excusa suficiente para que él pudiera ver a Takaki.
-No puedes Yuri – dijo Ryosuke con la voz fría – Tienes que almorzar con nosotros
-Es verdad Chinen-kun! – dijo una de sus compañeras de clase – Aparte que no puedes juntarte con ellos, son unos traidores
-¡¿Traidores?! – reaccionó otra chica – Los de fútbol son los traidores que en primer lugar se llevaron a Inoo-san ¿verdad Nakajima?
-Pues…
-Ves! Me él me apoya – dijo mientras se iban formando dos grupos en el salón
-Yamada-san, no le hagas caso, los ignorantes que siguen al equipo de básquet son todos unos rastreros
-Sí , lo sé – dijo Ryosuke mientras miraba con odio a Yuto – Rastreros, mentirosos y traidores

En ese momento Yuri tuvo que volver a meterse porque parecía que la clase iba a entrar en una guerra campal.

----(FIN FLASHBACK)----

La clase de deporte estaba por empezar y Chinen estaba en colapso nervioso, era la peor clase con la que lidiar, era tan problemática que el profesor decidió que solo se practicaría beisbol el resto del semestre así nadie causaría demasiados problemas.
Su clase no era la única que estaba en ese trajín, toda la secundaria se hallaba dividida. Un millón de veces se había roto el cráneo tratando de idear alguna manera con la cual arreglar las cosas pero a cada día que pasaba, era más difícil. La única solución era que Yamada y Yuto se amistaran y que Inoo se volviera a hablar con Daiki.

-Daiki… - murmuró bajito mientras terminaba de ponerse las zapatillas – Todo el mundo terminó odiándolo por lo de Kei…

La popular de Inoo había aumentado de sobremanera, la gente lo seguía apreciando y queriendo, y ahora era mucho más acosado… La mitad del equipo estaba en último año por lo que los mayores se hallaban menos divididos que los otros grados. El por su parte ya no podía acercarse a Takaki, hablarle a Yuto o pedirle consejo a Inoo, estar dentro del equipo de fútbol y ser uno de los amigos más cercanos del capitán tenían sus problemas.

-Chii, apúrate – le llamó Ryosuke desde la puerta – Ya se están formando para salir y no creo que quieras quedarte con gente indeseable cerca – miró a Yuto que todavía se estaba cambiando pero no recibió respuesta a su insulto
-Yuto
-¿Ah? – el alto alzó la cabeza al escuchar una voz diferente pero conocida y se topó con la mirada de Inoo - ¿Qué haces acá?
-Pensé que querrías volarte esta clase conmigo, sé que no te agrada compartir con los inmaduros del equipo de fútbol – miró a Yamada – Sin ofenderte, claro está Chinen
-No hay problema – dijo el más bajo en un suspiro - ¿Nos vamos Yama-chan?

Pero ya no estaba, acababa de salir por la puerta empujando a Kei en el camino. El mayor solo sonrió y siguió mirando expectante a Nakajima.

-Chii, dile al profesor que no sentía bien y me fui a enfermería – terminó por decir Yuto mientras dejaba de alistarse para la clase.

Yuri lo vio con desaprobación pero con una leve inclinación le dio a entender que lo haría. Antes de salir vio a Inoo con preocupación, le daba miedo que su mejor amigo jugara de esa forma con Nakajima y es que hace poco le había confesado sus planes…

----(FLASHBACK)----

-¿Qué pasa Chii? ¿Por qué me hiciste venir a tu casa?
-En el colegio no podemos hablar – le dijo el menor mientras lo tomaba de la mano y lo hacía subir a su habitación – Pasa
-Te noto preocupado
-Estoy preocupado por ti Kei – dijo mientras lo sentaba al mayor en la cama y el traía una silla y se sentaba en ella - ¿Por qué andas tan cerca a Yuto?
-¿Cerca a él? Es mi amigo…
-Un amigo al que acosas sexualmente, diría yo – suspiró - ¿No confías en mí? Dime que es lo que pasa Kei… - pero no recibió más que una sonrisa amable departe del mayor – Bueno, no quieres hablar, pero igual tengo algo que contarte yo – sonrió – Ya sé que plan hacer para que Arioka sufra por todo lo que te hizo
-¿Eh? – la expresión de su rostro cambió radicalmente - ¿Por qué habrías de vengarte de Daiki?
-Porque es un idiota que tira y afloja… Eso no es justo – el menor frunció el ceño - ¿Por qué me miras así?
-No le hagas nada Chii, de por sí ya está sufriendo con lo que yo estoy haciendo…
-¿Qué quieres decir con eso?
-El por qué estoy tan cerca a Yuto es porque quiero poner celoso a Daiki…
-¿Eso lo pone celoso?
-Si – dijo con una sonrisa – Solo así puede darse cuenta de cuánto me ama
-¿Y si no te ama Kei? – dijo en un susurro pero sabía que era escuchado – Aun sabiendo que te tenía a su lado buscó tener algo con Ryosuke… Si de verdad sintiera algo por ti…
-Yuri ¿recuerdas como fue que empezaste a salir con Takaki? – vio el sonrojo del menor - ¿No fue porque sintió celos de que nosotros fuéramos tan cercanos?
-Siento que es diferente…
-No te preocupes – dijo poniéndose de pie y acercándose a él – Todo saldrá bien…
-¿Seguirás jugando con Yuto?
-No lo mires así, míralo desde la perspectiva de que él y yo salimos ganando, el se venga de Ryosuke y yo presiono a Daiki para que acepte sus sentimientos.
-Y de paso desfogas todas tus hormonas ¿no?
-Es simplemente algo que viene en conjunto – el mayor lo despeinó – Me debo ir, te veo en la escuela

----(FIN FLASHBACK)----

Chinen llegó corriendo al patio de la escuela y pudo ver como Ryosuke ya lo estaba esperando ahí, solo que se notaba que estaba esperando a alguien más.

-¿Nakajima se quedó con Inoo? – preguntó con cierto fastidio en la voz
-Sí, Yuto me dijo que lo excusara de la clase
-Aparte de traidor, vago - el más bajito no le contestó, sabía claramente que es lo que cruzaba por la cabeza de su amigo - Chinen, ¿me disculpas de la clase? Creo que me he olvidado algo…
-¿Qué? – Chinen reaccionó lo más rápido que pudo a aquellas palabras y tomó por el brazo a Ryosuke – Si ellos quieren estar juntos ahora… No tienes porque ir
-Yo no estoy yendo por ellos – se soltó un poco brusco – Es solamente que me olvide algo

Yamada vio como el otro quiso detenerlo de nuevo así es que esta vez esquivo su agarre, le sonrió a medias y empezó a caminar con paso firme a los vestuarios, cada paso que daba hacía que su corazón latiera más rápido, sabía que era muy probable que viera algo de lo que luego se arrepentiría pero debía asegurarse, debía confirmar lo que pensaba desde que vio aquella marca en el cuello de Yuto aquella vez.

Inoo tenía al menor pegado contra los lockers y lo besaba intensamente en el cuello robándole suspiros de excitación de cuando en cuando, pasaba su mano por la entrepierna de este logrando que su miembro se pusiera duro ante tal acto.

-No… Podemos… Ahhh… Hacerlo acá Kei… - dijo con la voz entrecortada
-Yuto… - dijo Kei mientras afianzaba con su mano el miembro del menor – Hace semanas que me tienes en ese plan
-Pero… Ahora estamos… Ah!!

Se mordió los labios para no gemir más alto, el mayor había descendido hasta llegar a su parte baja y de algún modo en que él no se dio cuenta, le había quitado de encima todo lo que cubría su hombría solo para que su lengua jugara con ella.

-Kei… No… Ahhh… No lo hagas
-¿Por qué aun te resistes? – dijo el mayor mientras seguía con lo que estaba
-Sa-Sabes bien porque… - dijo Yuto ahogando un gemido de placer
-Dices eso pero… - hizo presión en la punta del menor haciendo que este gimiera alto – Lo disfrutas
-Kei… Sabes que a pesar de esto y de todo… Ahhh… Amo a Ryosuke
-No te atrevas a decir mi nombre! No seas tan… tan… descarado…

Nakajima e Inoo reaccionaron en cuestión de segundos, se separaron inmediatamente solo para ver como Yamada los miraba con lágrimas en los ojos y salía corriendo de aquel lugar. Yuto quiso correr detrás de él pero, aparte de no tener el valor de enfrentarlo, su orgullo se lo impedía ¿Por qué habría de aclarar las cosas con alguien con quien no tenía absolutamente nada?

----

-Ryosuke no volvió a clases en todo el día – comentó Chinen mientras volvía a su casa junto a Yuto
-No es mi problema – dijo el alto tratando de ocultar su rostro de culpa y preocupación
-¿Pasó algo? Te siento raro…
-No Yuri, estoy bien… Por cierto, ¿no te preocupa que te vean conmigo?
-Esa pelea es totalmente estúpida – dijo el menor mientras fruncía el ceño – Detesto estar en medio de ella, yo puedo tener amigos en donde quiera y pueden ser quienes yo quiera
-Ok, ok, no te molestes – dejó de caminar - ¿Te molesta si vas solo? Todavía no quiero volver a casa…
-Uhm… Si, no te preocupes de todas maneras tengo que apurarme, mamá quería que la ayudara con algunas cosas

Nakajima asintió y vio como Chinen caminaba más aprisa a la dirección contraria de hacia donde él ahora se dirigía.

----

“Daiki… Ven a mi casa saliendo de clases,
no te demores - Ryosuke”

Arioka tenía aquellas palabras repitiéndose en su cabeza una y otra vez, por una parte tenía miedo porque, desde el incidente de las marcas en el cuello, él y su novio no habían estado en muy buenos términos, era probable que le dijera para terminar pero, si fuera así, se lo hubiera dicho de frente en la escuela, es por eso que también estaba nervioso, Yamada nunca lo invitaba a su casa, era como si evitara el tenerlo ahí dentro… Todas las veces que había ido fueron porque el se auto invitó… Por eso esa situación lo ponía tan alterado.
Llegando a una esquina empezó a correr, quería saber qué es lo que estaba pasando y qué es lo que pasaría entre ellos.

-Mi… Mika-chan – dijo el mayor cuando la hija menor de los Yamada le abrió la puerta - ¿Está Ryosuke?
-Si está arriba, en su habitación – dijo la menor viéndolo un poco contrariada y aun sin darle paso para que entrara en la casa - ¿Sigues con…?
-Mika! Ven acá – la llamó Chihiro – Lo siento Arioka-san, mi hermano está arriba, pasa – dijo mientras empujaba a su hermana a la cocina

Daiki ignoró un poco la pequeña escena y subió de tres en tres las escaleras, cuando estuvo delante del cuarto de Ryosuke tomó aire y tocó despacio, no oyó respuesta por lo que volvió a tocar.

-Pasa… - se escuchó con voz débil desde adentro

Giró la perilla dudoso y vio como Yamada lo esperaba de pie junto a su cama, con una mirada que nunca había visto en su rostro…

-Qué pasa Ryosu…

No pudo terminar de formular su pregunta, sus labios habían sido sellados por un beso totalmente diferente a los que alguna vez se había dado con alguien, en especial con Yamada, el sentimiento que en ese momento se transmitía al roce de sus labios era amargo.

----

-Oh vaya – dijo una mujer viendo al chico alto que acababa de entrar por la puerta – Has crecido…
-¿Usted me recuerda? – pregunto Yuto con sorpresa
-Como le dije a… A tu ¿amigo? – dudo en decir otra palabra al ver la cara de sorpresa del chico
-¿Qué le dijo a mi amigo? – pregunto algo triste al decir eso
-Fueron mis amuletos de la suerte cuando abrí el local, nunca podría olvidarlos… ¿Qué te trae por acá?
-Quisiera saber… - bajó la vista apenado - ¿Tiene algún regalo que sin necesidad de palabras diga “Lo siento”?
-Ya veo… Hay unos cuantos que me acaban de llegar… Por si quieres verlos puedes pasar al almacén
-¿En serio?
-Claro!

----

-No… Ryosuke… Detente – Daiki se alejó un poco del menor y trató de regular su respiración - ¿Qué te sucede?
-Nada – se acercó de nueva cuenta a él, solo que esta vez empezó a besarle en el cuello – Es solo que… Creo que no hemos llegado… Hasta donde deberíamos ¿no crees?
-¿Hasta dónde deberíamos? - inconscientemente la imagen de Inoo se hizo presente en la mente de Daiki - ¿A… A que te refieres?
-¿No crees que… Ya es hora que lo hagamos? – Yamada le habló seductoramente al oído y después le lamió el lóbulo de la oreja

El mayor dejó escapar un suspiro de placer, y dejándose llevar agarró a Ryosuke por la cintura y empezó a besarlo, lo llevó hasta la cama y lo recostó encima, lo miró unos segundos y se sintió identificado… Inoo siempre hacía eso cuando tenían sus encuentros, definitivamente no podía hacerlo, no podía acostarse con Ryosuke.

----

La joven vio como Nakajima estaba desesperado buscando el regalo perfecto, era como la tercera vez que se daba la vuelta a todo el almacén buscando algo.

-Sabes – dijo la chica tomándolo por los hombros – Un regalo no siempre expresa lo que uno quiere decir
-Pero es que yo…
-Una sola palabra puede ser suficiente, “Perdóname” puede ser lo único que necesites para poder arreglar las cosas, vamos, no dudes– le sonrió y lo llevo hasta la puerta de la tienda – Simplemente díselo con el corazón en la mano, todo saldrá bien

Yuto asintió, puede que las cosas con él y Ryosuke no estuvieran en su mejor término, y era probable que estuvieran al borde de odiarse hasta la muerte pero… No podía soportar más la culpa de tener algo con Inoo, ya no importaba más el hecho de que Yamada siguiera con Daiki, si él estaba en paz consigo mismo y sus sentimientos, todo saldría bien.

La lluvia empezó a caer mientras él se dirigía a la casa donde paso los mejores años de su niñez, le estaba empezando a hacer demasiado frio, tenía que llegar cuanto antes.
Empezó a correr lo más rápido que sus largas piernas se lo permitieron, cuando vislumbró la cuadra en donde se hallaba la casa de Ryosuke dejó de hacerlo y caminó a paso lento mientras meditaba todas las palabras que estaba por decirle… Aun no entendía bien porque le debía esa explicación, el tenía claro sus sentimientos pero el mayor… Por algo no había terminado su relación con Arioka. Paró en seco y se arrepintió totalmente de estar ahí, yendo a buscar a Ryosuke a su casa para pedirle perdón… El que se había acostado con otro primero fue él ¿no? Entonces ¿Por qué él tenía que sentir aquella culpa? Nunca había llegado a concretar nada con Inoo, siempre se echaba para atrás en el último momento… Pero Yamada si lo había hecho, eso significaba que ya no lo quería ¿verdad? Porque, para hacer algo así con alguien, de verdad debes sentir algo muy fuerte…

-Niichan! – la voz de Mika lo sacó de su ensimismamiento - ¡¿Qué haces parado bajo la lluvia?! Te puedes enfermar!!
-Mika-chan… - Yuto sintió un fuerte dolor en todo el cuerpo, el frío de la lluvia lo estaba calando hasta los huesos
-Estas temblando… Vamos, entra a la casa – la muchacha lo cubrió con el paraguas que llevaba – Mi hermano está en su cuarto así que puedes entrar a pedirle ropa seca
-Si… - el chico trató de juntar todas sus fuerzas en calentarse así mismo, sentía que en cualquier momento sus brazos se le caerían - ¿T-tu que hacías afu-fuera Mika?
-Acompañe a Chihiro a la estación, hoy va ir a dormir a la casa de una amiga
-A-Ah
-¿Sigues peleado con Ryosuke?
-¿Q-Que? – sus ojos se abrieron como platos al escuchar eso
-Cuando mi hermano está mal contigo, su comportamiento cambia, eso y las expresiones que lleva
-P-Porqu-que supones q-que es por mi?
-Niichan! ¿En serio lo preguntas? – abrió la puerta de la casa y lo hizo entrar – Ryosuke solo está completo y es él cuando está contigo, espérame acá voy a traer unas toallas

Yuto se quedó helado en la puerta, pero ya no porque estuviera mojado, sino por lo que acababa de decir Mika, siempre pensó que sus hermanas nunca se habían dado cuenta de lo que ellos dos tenían pero, con ese comentario, era obvio que lo sabían y mejor que nadie.

-Toma – dijo y le pasó dos toallas – Trata de secarte lo más que puedas y sube al cuarto de mi hermano, te prepararé algo de té caliente para que recobres calor corporal - y sin más se fue en dirección a la cocina.

Nakajima se secó el cabello y un poco la ropa, quería sacársela para poder ponerse algo seco, así que no le quedaba más opción que ir a buscar a Ryosuke, tal vez si lo viera encontraría el valor para decirle todo lo que quería y arreglar las cosas de una vez por todas.
Cuando estuvo parado frente a la puerta de la habitación del mayor pudo oír algunos ruidos raros que provenían de adentro, tocó la puerta y se abrió un poco ya que esta no estaba cerrada por lo que la empujó por completo, al hacerlo se llevó una gran impresión de la escena que estaba presenciando.

-No… No sabía que estaban ocupados…

Fue lo único que pudo articular al ver a Yamada encima de Daiki y ambos encima de la cama. Cerró como pudo la puerta y bajó las escaleras lo más normal que pudo ya que no quería que la hermana menor de Ryosuke pensara que había pasado algo.

-Mika – dijo entrando a la cocina – Debo irme, mi mamá me acaba de llamar – mintió y sonrió apenado – Lo siento, gracias por tu hospitalidad… Por cierto, tu hermano dice que está ocupado y que por favor nadie vaya a molestarlo
-¿Eh? Pero y el té?
-Será otro día, gracias
-No, espera… Niichan!

Y haciendo una venia salió de ahí y se dirigió a la puerta, trato en todo momento de que su cuerpo no perdiera el control de sus acciones, llegó a la calle y caminó lo más lejos posible de aquella casa, la lluvia ya no lo molestaba, tampoco el frío, el dolor en su pecho era más fuerte que ambos, ahora lo único quería era tirarse encima de su cama y no despertar jamás.

Ryosuke llegó corriendo al primer piso y buscó con la vista a Yuto aunque sabía internamente que no lo encontraría.

-¿No que estabas ocupado?
-Mika, ¿Dónde está Yuto?
-Se acaba de ir… ¿No te dijo que su mamá lo llamó?
-¿Qué? Pero si… - Ryosuke se quedó quieto - ¿Te dijo para qué venía?
-La verdad, no sé si venía acá, me lo encontré afuera bajo la lluvia…
-Ryosuke, me debo ir, ya es tarde… Hasta luego Mika
-Adiós Arioka-san – dijo la menor ignorándolo por completo
-Te… Te veo mañana Dai-chan… - la cara de Yamada era tal que ni siquiera levantó la vista para despedirse, sentía demasiada vergüenza
-Si… Nos vemos
-¿Qué paso?
-¿Qué paso de qué? – Ryosuke vio por donde salía Arioka para no prestarle mucha atención a su hermana
-Nada, nada… - lo miró molesta – Bueno, ya que Yuto-niichan salió corriendo de la casa quien-sabe-porqué, tu tendrás que darle la invitación a mi cumpleaños – le dio un pequeño sobre lila – Asegúrate que venga Ryosuke, sus problemas contigo no deberían interferir conmigo…

El chico iba a protestar pero la tetera sonó con un fuerte silbido y su hermana se fue para apagarla. Vio el sobre que tenía en sus manos… ¿Cómo iba a entregárselo? No tenía cara para verlo…

-Yo… Lo siento… -murmuró bajo mientras controlaba las intensas ganas de llorar que tenía.

7 comentarios:

Carolina dijo...

Por Dios!!!
Satommy!!!!
;O;
Yuto, Chii...
*llora*
que importa que esté corto, el capi me llegó...
Qué lios, qué lios...
Yamada desesperado!!!!
Ashhhh! Yuto iba a ir a arreglar las cosas, quería llevarte un regalo y tú tratnado de hacer cochinadas con Daiki, ya no te quiero ¬o¬ de momento te dejo de querer.

E Inoo, ten cuidado, estas jugando con fuego
Chii no te suicides, Satommy aún tiene que escribir un poco de takakchii y sin chii no hay takachii XD

パオ dijo...

OHH SATOOOOO -se vuelve loca-
Me encanta todo el drama que se produce en la escuela por estos cabros XD Y pobre Chii que la tiene que llevar toda ;__; pero tiene razón Carol,SIN CHII NO HAY TAKACHII! y aún tiene que haber u_ú

Bueno... Inoo es... no se cual es la palabra correcta, pero lo que hace no es correcto aunque tenga razón lo que dice y blahblah, pero, adhgashda YA XD
Yuto tan lindo que se iba a disculpar y el MALDITO $&#&#&%/ ahh de yamada... le sale con esas jaladas D: y Daiki que no quería pero si u_ú!

AH, QUIERO MAS, D':
me alegra que ya hayas salido de vcaciones!
TE QUIERO SATO♥

Natsu 山田 dijo...

waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa OMG!
;O; estoi ke muero por dioooss >o<
ryosukeeee malditoo malditoo T-T
Yutin keria arreglar las cosas contigo waa mugre daike porke no lo detuvistes porke no lo empujastes i salistes orriendo con tu inoo waaaaa maldicion T--T
>o<
satommy genial el cap espero la continuacion pronto

Ayaa dijo...

adfhsmfijfkjhfiehgvijerhvaehfñkhfaiehvñaeiñvhaeiuvaeñvhiuñehfviuñevijñenvijaenhijvaenh

*solo eso demuestra mi impresión*
XD
okey, *respira*
DIOS!!!
Que buen capitulo!!! DIOS!! me mataste!! estoy en shock!!!!! de verdad no sé ni que decir o.o bueno si sé XD quiero más!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Inma dijo...

Hay que ver, cuantos lios.. pobre Yuto, el que queria arreglar las cosas... pobre

En cuanto a Chinen, nada de morir ni de suicidarse, que yo tambien quiero algo de Takachii xD, que buen capituloo!!! ^^

dani-chan dijo...

no pude evitar imaginar la esena de ryo con un grupo de chicos y chicas detras y de igual forma yuto los 2 grupos en lados contrarios lansandose fuego por los ojos jajajajajaa
pero siempre terminan asiiiiiiiiii
(eso es lo q le pone misterio y mucho interes)me gustaaaaaa

Chô dijo...

Chii hermoso♥:c

asdasdasdsadasdsadsa No Yuto y Yamada tontos DDDD;
tontos tontos -w-

asdasdasdsadsadsadasd LO SABIA! DAIKI SOLO AMA A INOO e__e


ta hermoso este capii! todos tan lindos *w*


de nuevo, gracias x el capi XD