No me olvides [4]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Me muero de sueño~
: Baby comeback - Magic Juan
: En mi escritorio 8D

Daiki llegó al colegio desganado, no tenía cabeza para pensar en nada, sentir a Inoo después de tanto tiempo fue simplemente glorioso, nada podría ser comparado al sentimiento que se producía en el cada que hacían ese tipo de cosas.
Suspiró con pesadez durante la clase de historia, ¿de cuándo acá sentía duda sobre los sentimientos que tenía hacia Ryosuke? ¿Cuándo comenzó a sentir algo tan fuerte por Kei?
Sonrió, claro… Desde que llegó a aquella escuela supo que Inoo Kei era alguien especial…

----(FLASHBACK)----

Daiki se quedó a un rincón durante la clase de deportes, se sentía cohibido ante tantas personas que nunca había visto en su vida y más aun, sentía que no encajaba en ese mundo, todos ellos ya estaban establecidos, el solo llevaba una semana de clases ahí, ni siquiera tenía un amigo… Se sentía tan solo…

-¿Qué haces acá?

Un chico alto de cabello negro se sentó a su lado, lo había visto un par de veces, siempre rodeado de gente… Era uno de los chicos más populares de la escuela ¿Por qué le hablaba a él? No lo sabía ni quería hacerlo, prefirió ignorarlo, nada bueno resultaría de hablarle a alguien de su grado social.

-Ven conmigo

Daiki no se dio cuenta en qué momento ya no estaba sentado en su rincón, sino corriendo por los terrenos del colegio, tomado de la mano con esa persona… Ese chico era demasiado extraño, pero por algún motivo se dejó llevar, no tenía nada mejor que hacer, de todas formas, no estaba participando de su clase.

-Mira – dijo el chico mientras regulaba su respiración – Cuando quieras estar solo, puedes venir acá, nadie te molestara y el lugar es muy hermoso como para deprimirse

Era verdad, aquel lugar era precioso, el invernadero de la escuela tenía un aire de magia, sonrió complacido y murmuró un gracias bajito, sintió como su mano era aferrada con más ahincó, se giró y miró al otro con curiosidad.

-¿Por qué haces esto? – habló por fin Daiki
-Porque no me gusta ver a las personas tristes, aparte, he notado que tienes una linda sonrisa, deberías usarla más seguido – sonrió ante el sonrojo que había producido en el menor – Entonces me voy, hasta luego

En ese momento, cuando Arioka sintió que se iba a quedar solo, no dejó que el pelinegro soltara su mano, se podría decir que prácticamente lo agarró con más fuerza y lo pegó a su lado.

-No me dejes… Tú me has traído acá… Hazte cargo de tus acciones
-De acuerdo Dai-chan
-¿Qué? ¿Cómo me conoces? - se podía ver de lejos que estaba conmocionado, de lo que el supiera, nunca le había dicho su nombre
-El chico misterioso de tercero es popular, ¿sabías?
-¿Eso que tiene que ver conmigo?
-Que tu Dai-chan, eres el chico misterioso
-Yo no soy popular – dijo frunciendo el seño después de quedarse un rato callado – Si lo fuera, todo el mundo me hablaría como lo hacen contigo
-Ahí te equivocas – dijo el mayor – Yo no soy popular, yo soy sociable…
-¿Cuál es la diferencia?
-Que yo si tuve que trabajar para conocer gente, tu lo hiciste sin mover un dedo

Se movió justo cuando Daiki iba a golpearle, empezaron a jugar así un buen rato hasta que ambos, agotados, se sentaron en el césped, era una sensación agradable, la brisa del día refrescaba ante el sol que se encontraba en lo más alto.

-Yo… Yo no sé tu nombre – dijo algo nervioso y avergonzado
-Ahí tienes una clara prueba que no soy popular – sonrió – Me llamo Inoo Kei, soy un año mayor que tu
-Ya veo… Inoo-chan – se rió – Gracias por ser mi nuevo y único amigo
-Sonso – dijo golpeándole levemente en la cabeza – Solo habla, verás como todos se volverán cercanos a ti

Daiki solo sonrió ante ese comentario, ese chico era muy agradable, se sentía feliz de haber podido conocer a alguien como él.

----(FIN FLASHBACK)----

-Mi nuevo y único amigo… - murmuró Daiki para si mismo – Un amigo con el que hice muchas cosas….
-Arioka-san, me alegra que quiera empezar a escribir un monólogo pero si sigue sin prestar atención a la clase va a reprobar la materia – la profesora de inglés le llamó la atención
-Lo siento – dijo este haciendo una venia – No volverá a ocurrir

La profesora siguió con su clase pero él seguía sin poder quitarse de la cabeza los recuerdos que tenía con Inoo. Sus compañeros lo veian extrañados, era raro que el estuviera tan distraído.

----(FLASHBACK)----

-Por favor… - imploró Daiki – No quiero quedarme solo…
-Pero tengo entrenamiento hoy y…
-Kei… - su voz sonó tan solícita que el mayor no pudo negarse
-De acuerdo, hablaré con Yabu, ¿Cuándo vuelven tus padres?
-Para pasado mañana, tienen que ubicar bien a mi hermano y de ahí regresan
-De acuerdo… Déjame ir a hablar con los del equipo y te me esperas en la puerta
-Gracias Inoo-chan

Lo esperó en la puerta como le había dicho, estaba feliz, no se quedaría solo esa noche, detestaba sentirse solo pero sus padres habían tenido que acompañar a su hermano mayor porque había entrado a la universidad en otra ciudad y debían de ubicarlo, el no podía ir con ellos porque estaba aplicando para el equipo de fútbol, sonrió, Kei dormiría en su casa por primera vez.

-¿Nos vamos? – preguntó el mayor mientras lo despeinaba y sacaba de sus pensamientos
-¿No te cause muchos problemas, verdad?
-Solo los de siempre – sonrió
-¡Oie! – le frunció el ceño – Si tantos problemas te causo ¿Por qué aun eres mi amigo?
-Porque es divertido

Caminaron juntos calle arriba, sin hablar ni nada, para ellos el silencio no era molesto, la compañía entre ambos era suficiente.

-Tu casa es bonita Dai-chan – dijo el mayor cuando estuvieron en la puerta
-No lo es, no seas mentiroso – abrió la puerta y lo hizo pasar – Mi cuarto es el segundo a la derecha, ve yendo mientras yo preparo algunos bocadillos…
-A tus órdenes

Daiki se rió ante el comentario y fue a la cocina, buscó algunas galletas y de ahí, pan de molde para hacer algunos sándwiches, lo hizo lo más rápido que pudo, no quería dejar a su invitado solo.
Cuando entró a su habitación vio a Inoo revisando sus álbumes de fotos, avergonzado dejó la bandeja con comida en su mesa y corrió a quitárselos.

-¡¿Porque los ves?!
-Estás todo rojo! – decía Kei mientras se reía – Quería saber cómo eras de pequeño
-Yo pero en versión pequeña – dijo mientras le quitaba las fotos – Eres demasiado curioso, ¿sabías?
-No del todo… ¿Qué se supone que vamos a hacer ahora?
-Estaba pensando en ver una película… Mi hermano tiene algunos dvds ¿me ayudas a elegir alguno?
-Sí, claro

Ambos fueron al cuarto de al lado, habían varios discos con diferentes títulos, sin embargo se decidieron por uno que decía “El paraíso perdido”, no prestaron mucha atención al empaque ni a la reseña, solo lo tomaron y volvieron al cuarto de Daiki.

----(FIN FLASHBACK)----

-El paraíso perdido… - sonrió para sí mismo – Ahí fue que comenzó todo…
-Dai-chan – lo llamó uno de sus compañeros – El profesor de deportes dice que nos apuremos…
-¿Me puedes cubrir un rato? Debo ir a un lugar

Arioka no espero respuesta y salió a paso apresurado al baño, aquel recuerdo siempre le producía una extraña excitación…

----(FLASHBACK)----

Pusieron el dvd en el lector y adelantaron los créditos, Inoo solo comía mientras Daiki llegaba al inicio de la película.

-Una playa… Que obvio – dijo el mayor mientras ahogaba una sonrisa
-¡Hey! Ya no seas tan pesado Kei que…

Ambos miraron a la pantalla con los ojos como plato, esa película no era nada de lo que habían imaginado, “El Paraíso Perdido” no era comedia, drama, acción ni nada, lo que habían sacado del cuarto del hermano mayor de Daiki era un video porno de unas mujeres en una isla…

-Qui… Quita eso… - dijo el mayor mientras un leve rubor se dibujaba en sus mejillas
-¿Acaso te avergüenza? – le contestó el otro fingiendo tranquilidad – Sería normal que viéramos algo así… ¿No?
-No entre chicos Daiki! – Kei se quiso parar pero las imágenes que se proyectaban en el televisor incentivaron más su parte baja impidiéndole lograr su meta – Ari-chan… Por favor

El menor ya no le prestaba atención, su mente estaba ensimismada en aquellas poses, besos y más, tanto fue que se olvidó de donde estaba y empezó a tocar su miembro por encima de la ropa.

-¿Por qué no lo haces tú también Kei? No es malo… Es… placentero…
-No pienso hacer algo así contigo acá Daiki – dijo lo más serio que pudo
-Pero no hay nada de malo! Mira…

El menor tomó con su mano la del otro chico y lo ayudó a masturbarse, Kei soltó un gemido que sorprendió de sobre manera al otro chico quien, con más excitación y deseo se sentó sobre él para friccionar sus miembros entre sí. Inoo no soportó más aquella situación, su mano libre se posicionó en la nuca de Daiki y lo acercó a su rostro para besarlo. Aquel beso fue evolucionando poco a poco y, dejando de lado el televisor, los chicos pasaron una noche insaciable en la que unieron sus cuerpos en más de una manera.

----(FIN FLASHBACK)----

Se mordió el labio cuando se corrió en su propia mano, las gotas de sudor frío se deslizaban por su rostro, se apoyó contra la puerta del baño, solo con Inoo podía experimentar sensaciones así ¿Por qué? Tal vez era porque nunca lo había hecho con Ryosuke… Tenía que hacerlo, no había otra manera de sacarse esa duda, se acomodó la ropa y con papel higiénico limpio su mano, iba a salir cuando escuchó unos pasos acercarse.

-¿Por qué me sigues?
-Yo no te sigo, solo venía al baño

Pudo reconocer al instante ambas voces, una era de su enamorado y la otra del chico nuevo, ese tal Yuto.

-Idiota - murmuró el más bajo
-Traidor – le contestó el otro
-Terco
-Inseguro
-Gigantón!
-¡Enano!

Ambos se quedaron callados, Daiki quería ver lo que pasaba afuera pero no podía, si se movía lo podían descubrir y no iba a poder seguir escuchando la conversación.

-No llores… - la voz de Nakajima sonó algo arrepentida – No eres enano…
-Cállate!
-Lo siento… De verdad… - se acercó y lo abrazó
-No me abraces… - el más alto le obedeció pero apenas se separó un centímetro de él, rodeó su cintura con sus brazos – Te extrañé… A pesar de todo de extrañé… Seré un enano feo pero… Yo…
-No eres un enano feo… - murmuró Yuto - ¿No que querías que te dejara de abrazar?
-Cállate…
-Lamento haberte dicho algo tan estúpido…
-Yuto… ¿De verdad me odias? – solo hubo un silencio - ¿Algún día me perdonarás?
-Debemos irnos

La voz de Nakajima volvió a cambiar para la ultima oración, se podía sentir la frialdad y dolor que puso al pronunciar aquellas palabras, sus pasos fueron los primeros en salir del baño, un rato y algunos sollozos después, le siguieron los de Ryosuke.
Daiki se sintió raro, ¿Qué acaba de presenciar? Yamada nunca le había hablado así, a él lo trataba más cuidadosamente, en cambio con ese otro chico era más abierto… Golpeó la puerta con fuerza ahora que estaba solo, ¿Por qué ese tal Nakajima le estaba robando a las dos personas más importantes de su vida?

----

-Llegas tarde a la práctica Arioka – dijo el entrenador de fútbol demasiado serio – Te esperábamos para hacer un anuncio a todo el equipo

Daiki pudo ver como todos estaban formados y corrió a su posición detrás del capitán del equipo, en otras palabras, detrás de Ryosuke, estaba rojo de la vergüenza, detestaba que las miradas se fijaran en el, aun seguía siendo el chico tímido del principio.

-Pues, como les decía, debemos empezar a buscar otro defensa – su mirada se torno fría - Inoo Kei acaba de dejar el club

Se oyó un murmullo general entre todos, es verdad que Kei llevaba solo un año en el equipo pero era uno de los titulares más importantes que podían tener, el que los dejara provocaba un gran hueco formación de los jugadores.

-¿Dijo porque?
-¿No lo supones Yamada? – dijo serio – Volvió a sus inicios… ¡Daiki! ¡Vuelve acá!
-Yo voy por el…
-Yamada!
-Por favor, prometo traerlo de regreso, el equipo no me necesita en estos momentos… Debemos ir buscando otro defensa, Chinen – dijo mirando al más chiquito – Haz pruebas de coordinación con Hokuto y Yuugo
-Lo que digas – el bajito lo miró preocupado - ¿Puedo hacerlo entrenador?
-Tienes 10 minutos Yamada… - no dijo nada más porque el otro ya había salido corriendo.

Corrió a pesar de que escucho una voz adulta llamarlo, iba a ir y gritarle algunas cuantas cosas a Inoo ¿Quién se creía para dejarlo de la noche a la mañana? Bueno… No dejarlo a él, sino, dejar al equipo… Se detuvo en seco al frente de la puerta del gimnasio ¿Cuál era la verdadera razón por la que estaba ahí? Unas risas desde adentro le hicieron tomar valor y abrir las puertas.

-Así no es Yuto – Inoo estaba parado atrás del chico con sus manos encima de las de él enseñándole como hacer un tiro libre – Uhm… Si algo así – dijo mientras apuntaban juntos la pelota
-Eh~ No respires tan cerca de mi cuello… Me haces cosquillas – se podía vislumbrar un leve color carmesí en las mejillas del menor
-¿En serio? – se acercó más a él – Tal vez podamos terminar lo de a…
-Oigan tortolitos – dijo Yabu serio desde el otro lado de la cancha - ¿Podrían seguir practicando en vez de coquetear?
-¡Yo no estoy coqueteando! – grito Nakajima completamente rojo
-¿Y tu Inoo? – la voz burlona de Takaki también se dejo escuchar entre todos quienes se empezaron a reír
-Perdónalos Yuto, están celosos…
-¿Celosos de que exactamente?
-Pues Hikaru, de que soy el mejor armador del equipo
-Yo también soy bueno… - Ryutaro hizo un pase a Takaki y este encesto, todo en cuestión de segundos
-Eso no cuenta – Inoo se acercó de nueva cuenta a Yuto y le murmuró - ¿Seguimos practicando? ¿O prefieres ir a vestidores?

Daiki no supo bien que paso en ese momento, cuando se dio cuenta alguien lo había empujado y se había caído yendo a parar al piso, cuando pudo reaccionar vio que Inoo se estaba cogiendo la mejilla en la cual se podía ver una gran marca roja y un hilillo de sangre caer por el borde de su labio, todos los del equipo de básquet estaban atónitos y ni uno se movía. El castaño no se movió de su lugar, ni siquiera cuando escucho lo que menos esperaba oír en ese momento.

-¿Ese no era el capitán del equipo de futbol? – preguntó Hikaru a los demás mientras recobraba el aliento
-Si… Era Yamada Ryosuke – contestó Takaki mientras veía preocupado a su amigo en el piso

Kei reaccionó e iba a correr detrás del par que acababa de salir por la puerta principal cuando sintió un peso extra a la altura de su cintura.

-No vayas… - la voz de Daiki daba a entender el estado de conmoción en el que se encontraba – Ryosuke no es de pelear… Que te haya golpeado quiere decir que has hecho algo realmente malo y…
-Daiki… ¿Estás llorando? – murmuró el más alto al sentir el uniforme de básquet humedecerse
-¿Ryosuke también lo ama a él, cierto? – dijo aun en shock.

5 comentarios :

パオ dijo...

OMGGGGGGGGGGGGGGGGG!! PORQUE SE TERMINA ASÍ? -muere-
asdsada Daiki sin vergüenza (?) HAHAHAHA X'D "El paraíso Perdido" MORÍ XDDD
Ay Sato, lo amo D: tienes que continuarlo u_u!!!

Ayaa dijo...

ajajajaja
el paraido perdido XD eso me dio risa, me pude imaginar sus caras al principio, pero bueeenoo lo que le siguio fue mejor xDD

hay pero me confundí~ lol
¿por que Ryosuke le pegó a Inoo? o.ó ahahaha algo de seguro le hizo a Yuto~ no se~ no comprendo~ pero ahora Daiki sabe que quiere a Inoo ahahaha pequeño bribón XDD
que buen capi Satommy~ como siempre tu fic me fascina!! espero y el proximo no tarde tanto lol
aun asi yo estare esperandolo~

Carolina dijo...

O________________________________O

Sattomy desde que Daiki se haía teñido el cabello no lo veía = y ahora con este cap lo miro mucho peor.

dani-chan dijo...

aaaaa sinverguensa daiiiiii
pervirtio a inooo jajaja
me gusto mucho el capi
pero ia kelo ver a inoodai
feliz jejejeje
voy por el otro capi
parararara

Chô dijo...

sin palabras e_é
solo una cosa, Daiki
Yamada no es tuyo e__é
SOlo Inoo aparte
Yuto no tiene la culpa de ser tan sexy lindo tierno asdasdasd♥


up