03 junio 2010

No me olvides [2]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Y ahora resultaste gay! XD Apa del mal~
: Lo peor de todo - Rio
: laralandia~

-Inoo-chan me presenta a su nuevo amigo – Daiki arrastró las palabras, como si dudara decir “amigo”
-¿Quién? – Ryosuke miró emocionado al susodicho cuando se percató que era Yuto, se quedó en blanco ¿Por qué Inoo lo abrazaba tan familiarmente?
-¿Recuerdas a Nakajima Yuto, Ryosuke? – pregunto Inoo mientras reposaba la cabeza en el hombro del chico.
-Si… - dijo en un murmullo – Si lo recuerdo
-Ahhhh ¿era él a quien señalabas ayer? – Daiki miró más detalladamente al alto - ¿Pero no se supone que eras nuevo?
-Yo ya he estudiado acá… - dijo con frialdad mientras evitaba la mirada de Yamada - Con su permiso, debo irme… Te veo después Inoo

Nakajima se soltó del agarre de Kei y salió a paso apresurado hacia secretaría, sentía sus ojos arder pero no iba a llorar, ya no iba a hacerlo, no tenía porque lamentarse de un lindo pasado, tenía que vivir su presente.

-No me cae ese chico – Daiki abrazó a Yamada recibiendo una mala mirada de Inoo
-No lo conoces! – el menor empujó a su pareja
-Ryosuke… Otra vez estas actuando muy… raro – Arioka lo miró con preocupación, no entendía que le pasaba, era la segunda vez que lo rechazaba tan fríamente
-Yo… Yo… Solo… No hables así de Yuto, no lo conoces… - esquivó la mirada inquisidora del otro
-¿Y tu si?
-Solo no lo hagas Dai-chan – Ryosuke bajó la voz y miró hacia el piso ¿Cómo decirle a su actual enamorado que su ex había vuelto y nunca lo había logrado olvidar?
-Si Dai-chan, no lo hagas – Kei sonrió de oreja a oreja – Mira que él es mi próxima conquista

El timbre sonó justo después de aquellas palabras por lo que el mayor lo tomó de ventaja y salió corriendo a su salón sin dar mayor explicación a los otros que habían perdido el color en sus rostros.

Llegó agitado y llamando la atención de todos en la clase, algo que por alguna razón siempre hacía, se sentó en su sitio dejando sus cosas a un lado e ignorando las miradas que aun se posicionaban encima de él.

-¿Otra vez entreteniéndote con tus menores? – Hikaru sonrió con burla – Ya deberías buscar a otra persona
-No – dijo con placer en sus palabras – Vas a ver que dentro de poco Dai-chan vendrá a mi
-Kei – le dijo su amigo – Eso estas esperando hace más de un año
-Bueno, digamos que ahora sé que táctica usar

Hikaru lo miró con resignación, había intentado mil y un formas de persuadir a su amigo sin ningún resultado, el no se percataba pero era demasiado popular: resaltaba en los estudios, deportes e incluso en las clases de artes. Pero justamente por esa popularidad, todo el mundo andaba pendiente de él por lo que, por lo menos la mitad de la clase ya sabía que andaba tras su compañero de equipo, Arioka Daiki y la otra mitad lo sospechaba. Hikaru lanzó miradas asesinas a las chicas que aun miraban a Inoo y estas se voltearon inmediatamente haciéndose a las desentendidas.

-Si tienes a un montón de las chicas del colegio a tus pies, ¿Por qué lo quieres específicamente a él?
-Simple – le volvió a sonreír – El no es del montón
-Kei – Hikaru le dio un leve golpe en la cabeza – Dejaste el equipo de básquet solo para meterte al fútbol y estar cerca a él ¿pero te digo algo? No te ayudo en nada, ese “chico especial” te está haciendo perder muchas cosas
-Eh~ Pensé que me conocías – Inoo se puso serio de pronto - Pensé que sabías que me gustan los retos
-Pero…

No pudo seguir refutándole, el profesor había entrado al salón y estaba tomando lista. Hikaru sabía que dijera lo que dijera, reto o no, Kei se había enamorado de alguien que tal vez nunca le correspondería. Le dolía ver a su amigo luchar tanto por algo y no obtener resultados.

----

-¿Nakajima Yuto? – el profesor lo vio un tanto extrañado - ¿No has estado ya antes en esta escuela?
-Si… Pero me transfirieron a Inglaterra hace dos años y acabo de volver…
-Me alegra que hayas vuelto – dijo con una sonrisa – Tu experiencia en el extranjero puede servir de ejemplo para los otros estudiantes.
-Supongo que sí – contestó desganado
-Ahora que recuerdo – dijo viéndolo detenidamente – Tú eras muy amigo de Yamada-kun, te alegrara saber que estará en tu misma clase.

Si la cara de horror que se le dibujo a Yuto en el rostro no fue suficiente para su nuevo tutor, el que prácticamente se desmayara en la puerta del salón de clase, al escuchar eso, significó suficiente para saber que algo andaba mal con su nuevo alumno.

-Nakajima!!

Ryosuke había estado pendiente de toda la bulla que había en el pasillo porque gracias a los rumores que circulaban en la escuela, ya sabía que Yuto iría a su salón. Se asomó instantáneamente a la puerta al oír el apellido de su ex y al verlo tendido en el piso sintió pánico y toda la sangre se le fue del rostro ¡¿Qué hacía Yuto en el piso y porque demonios el profesor no reaccionaba?! Corrió hasta él y trato de levantarlo, pero definitivamente ser más bajo que él tenía sus problemas: no podía cargarlo. Pasó el brazo del más alto por su hombro, posó los suyos en su cintura y trató de cargarlo sin ningún resultado. Todo estaba pasando en cuestión de segundos. Unos segundos que para Yamada eran interminables.

-¿Qué… Qué haces? – Yuto abrió los ojos y se quedó viéndolo con incredulidad
-¿Despertaste? – Ryosuke dejó de forcejear con su cuerpo para tratar de cargarlo pero no soltó su agarre en ningún momento – Genial, apóyate en mi
-Pero…
-Solo hazlo!
-Haz lo que te pide Nakajima-kun – el profesor salió de su shock momentáneo y ayudo a parar al chico - ¿Te molestaría acompañarlo a enfermería Yamada-kun?
-No, no lo hace
-Entonces te lo encargo
-Sí, confíe en mí

Yuto no se apoyó en Ryosuke, solo colocó su brazo en los hombros del chico para complacerlo, ¿Por qué? Ni el mismo lo sabía, se sentía bien sabiendo que hacía algo por él. No quería admitirlo, ya que a la larga sería más doloroso pero, saber que Yamada aun se preocupaba por él lo alegraba. Ninguno de los dos intercambio palabra en el trayecto aunque si intercambiaron miradas de vez en cuando.

-¿Es un nuevo miembro del equipo? – la enfermera los vio con curiosidad cuando entraron al tópico
-No, se desmayó antes de entrar a clase – explicó Ryosuke mientras “cargaba” a Yuto hasta la camilla – El profesor me envió con el
-Vamos a revisarte…
-Pero estoy bien, solo fue… Fue… - el alto se calló – Estoy bien
-¿Nombre? – dijo la mujer mientras escribía en un papel
-Nakajima Yuto
-¿Qué te paso?
-Solo vi todo nublado y… Estoy bien!!

La enfermera lo ignoró y empujando a un lado a Ryosuke cerró las cortinas alrededor de la camilla obstruyéndole la mirada, estuvo unos minutos haciéndole preguntas y quien sabe que más, solo se podía escuchar el sonido de objetos moviéndose.

-No estás nada bien – dijo la enfermera levantándose – Estas deshidratado y… - su celular empezó a sonar – Discúlpenme chicos… Yama-chan – le sonrió - Dale una ojeada de mi parte.

La mujer salió del lugar con paso apresurado cuando vio el identificador de llamadas de su celular.

-Me siento extraño – Yuto se recostó dándole la espalda a Ryosuke – Antes yo era el que te cuidaba…
-Eso era porque parecías mayor que yo – infló los cachetes pero cambio su expresión al ver que el otro no le dirigía la mirada
-Aun lo parezco – sonrió para sus adentros – Pero eso ya no importa…

Los dos se quedaron callados, el más bajo entendió a que se refería el otro, sabía claramente que hablaba de Daiki, las lágrimas se arremolinaron en sus ojos pero antes de poder decir o hacer algo para que Yuto no pensara eso, la enfermera volvió a entrar.

-Nakajima, ¿tienes a alguien que te recoja? – preguntó seria
-Mis padres están trabajando… No creo que puedan venir – se sentó en la cama mirándola fijamente para evitar la mirada penetrante del otro chico
-¿Algún hermano o alguien disponible?
-Mi her…
-Si quiere que alguien lo lleve a su casa, yo lo hago – dijo Ryosuke sin dudar – Conozco donde vive y su familia me conoce
-¿Ah si? – la mujer miró a Yuto
-Sí… - asintió algo deprimido
-Pero perderías clases Yamada…
-Pero sería malo si Raiya-kun, el hermano menor de Yuto, perdiera las suyas, porque es su primer día y recién está conociendo a todos ¿No cree que eso es malo? Piénselo, perdería la oportunidad de compenetrarse con sus compañeros…
-Tendré que creerte por esta vez – la enfermera le sonrió de nueva cuenta – Pero no te acostumbres, solo lo hago porque me acaban de llamar por un tema muy urgente que debo atender cuanto antes.
-Pero… ¿No puedo simplemente quedarme acá? – la voz de Yuto sonó suplicante
-Lo siento – negó con la cabeza – Debo irme y cerrar esto con llave, es un tema personal a tratar, ahora, después de esto, iré donde el director a informarle que me retiro por el día de hoy, sin embargo, tu estás enfermo, no has comido ni dormido bien en por lo menos un mes… ¿Qué cosa te ha pasado?
-Es que… hace un mes me enteré que volvería a Japón – la voz de Yuto sonó con un dejo de tristeza – Y supongo que… la emoción me alteró un poco…
-¿Un poco? Diría que mucho pero bueno… - escribió algunas cosas en un papel y se lo dio a Ryosuke – Te lo confío Yama-chan
-No se preocupe… Iré a traer mis cosas, te espero en la puerta Yuto

Nakajima se quedó callado viendo fulminante a la enfermera que en vez de ayudar un poco la situación, la empeoraba ¿Por qué decía que tuvo mucha emoción? Suficiente con saberlo él como para que ahora Ryosuke lo supiera, se volvió a recostar en la camilla mientras oía la puerta del tópico abrir y cerrarse, dentro de un rato el tendría que pararse y dirigirse a la puerta a esperarlo como una chica enamorada… Sacudió la cabeza, ya estaba pensando tonterías, siempre le pasaba lo mismo cuando se trataba de Ryosuke.
Yamada salió corriendo con un tipo de emoción extraña en el corazón… Sabía que estaba jugando con fuego pero si este era Nakajima Yuto no le importaba salir con quemaduras de tercer grado. Entró de golpe al salón de clases y recogió sus cosas ¿Dónde estaban las de Yuto?

-Las cosas de Nakajima están en su nuevo lugar – explicó el profesor al adivinar lo que el otro buscaba.

Ryosuke vio a donde se le indicaba y se quedo un rato quieto ¿Se iba a sentar atrás de él? ¿Ahora como se supone que iba a estudiar? De por si sentía un millón de sentimientos encontrados como para que le compliquen más la situación, se acordó que el más alto lo estaría esperando y sin pensar más tomó lo que le faltaba y con las mismas con las que había entrado a la clase, volvió a salir.

Corrió para darle alcance, su corazón palpitaba a mil, parecía que los sentimientos que alguna vez sintió nunca hubieran desaparecido.

-Vaya, has mejorado en tu velocidad – comentó Yuto cuando caminaron juntos hacia la salida
-Estar en el equipo ayudó en eso…
-Con que cumpliste tu deseo…
-Deseo no, promesa – Ryosuke detuvo su caminar ¿Acaso lo había olvidado? – Yo te prometí estar en el equipo de fútbol y ser el capitán porque quería que…
-Supiera lo fuerte y decidido que eras y que así como lo serías en el fútbol lo serías conmigo – el alto siguió adelante sin ver al otro ya que sabía que si lo hacía empezaría a llorar
-Si… - se arrepintió en ese momento, ¿Por qué tenía que recordar algo como eso?
-Pero hay otras promesas que nunca cumpliste Ryosuke, ¿Por qué cumplir una tan simple y no una que si valiera la pena para… ambos?

Se quedó callado y bajo la cabeza, es verdad, ¿Por qué no lo espero? El prometió que volvería pero… Daiki había insistido tanto… Y el pensó que Yuto no volveria…

-Yuto yo…
-No quiero hablar de eso, pasado pisado ¿no?
-Eso quiere decir que tu…
-Eso no quiere decir nada Ryosuke – dijo fríamente
-Sí, tienes razón… Mejor vamos rápido a tu casa, no vayas a ponerte mal de nuevo

----

-¡Chinen! – Daiki detuvo a un muchacho bajito que salía de clase - ¿Dónde está Ryosuke?
-No lo sé, en la primera hora no estuvo, cuando volvió, cogió sus cosas y se fue, traté de llamarlo al celular pero lo tiene apagado
-¿En serio? Qué raro…
-Sí, supongo que lo es… - el chico se quedó callado – Bueno, voy a comer, ¿vienes?
-Te alcanzó dentro de un rato

Chinen le sonrió pero apenas dio vuelta al pasillo su sonrisa cambió a una cara de preocupación.

-¿Ocultando cosas a tu compañero de equipo Chii?
-No creo ser el único, ¿verdad Inoo? – el más bajo lo vio detenidamente – El no sabe nada pero…
-Tampoco tiene porque saberlo
-¡Yuto volvió! Daiki tiene que saber lo importante que el fue para Yama-chan…
-¿Por qué? Por algo Yama-chan acepto estar con él, no debería desconfiar de sus sentimientos
-No seas así Inoo, tu sabes perfectamente como yo que…
-¿Qué cosa? ¿Qué él me quiere pero esta con otro? – golpeo la pared asustando al menor
-Pensé que… Ya lo habías superado
-¿El amor se supera Chinen? Yo pensé que era cuestión de olvidar…
-¿Y porque no lo olvidas? – se acerco y lo abrazo por la cintura mientras apoyaba su cabeza en el pecho del alto - ¿Por qué no lo intentas?
-Porque amo tanto a… Daiki, hola ¿Qué sucede? ¿Por qué esa cara? – el chico cambió totalmente de expresión y tono de voz e incluso se alejo un poco del menos que lo abrazaba.
-¿Kei? ¿Chinen? – el castaño se quedó viendo a ambos con la cara inexpresiva - ¿No se supone que ibas a comer?
-Sí, pero Inoo me empezó a hablar, ya sabes cómo es de hablador – Yuri solto al alto – Ahora si me voy, por cierto – miro al chico que antes había estado abrazando – Takaki me dijo que aun te espera de vuelta en el equipo de básquet
-¿Equipo de básquet? – Daiki no entendió la frase - ¿Por qué en el equipo de básquet?
-Porque él era la estrella del equipo y lo dejó por el fútbol, por eso – Chinen estaba a punto de irse a paso rápido cuando la voz de Inoo lo detuvo
-Dile que hoy por la tarde voy a pasar por ahí, que quiero volver y que tal vez lleve un nuevo miembro
-Yo le digo si lo veo – ahora si el menor salió prácticamente corriendo, la mirada de Daiki era fulminante, tanto que sintió que la intensidad con que lo miraba le estaba haciendo una herida en la espalda.
-¿Vas a dejar el equipo?
-Sí, pensé que me seria completo jugando futbol pero no
-¿Por qué? ¿Por qué vas a dejarlo?
-Te digo que no me siento completo Ari-chan
-No te creo! – lo miró serio y hasta con resentimiento - ¿A quién vas a llevar contigo a ese entrenamiento? ¿Acaso es a ese tal Nakajima?
-Yuto es perfecto para jugar en el equipo de básquet, tiene la talla y…
-¡¿Es perfecto?! – entró en shock y ni siquiera sabía el porqué -
-Daiki… No tengo tiempo para tus escenas de celos… - se alejó de él - En este momento me dirigía al salón de Yuto – enfatizó la palabra lo más que pudo - para buscarlo y llevarlo a comer, tu deberías ir y hacer eso con tu novio

Dicho esto Inoo caminó dejando al otro con las palabras en la boca, si, definitivamente todo estaba saliendo como él lo había pensado: Daiki sentiría celos de Yuto y por fin se daría cuenta de sus verdaderos sentimientos, a la vez que él se divertía un poco.
Avanzó hasta la clase 3-B y buscó por todas partes sin obtener resultados, ahí no estaba, vio a un profesor salir de la clase y corrió hasta él para preguntarle por el paradero de su “amigo”.

-Disculpe… ¿Nakajima Yuto no está en esta clase?
-Sí, lamentablemente se tuvo que retirar a su casa por motivos de salud
-¿Se fue solo? – frunció el ceño algo preocupado
-No, uno de sus compañeros lo acompaño, no te preocupes, para mañana seguro que se recupera y está de vuelta

Inoo vio como el hombre se alejaba sin esperar una respuesta por su parte, se quedó parado sacando sus conclusiones, solo había una persona en el mundo que podría haber ido con Yuto a su casa.

----

-¿Estás cocinando? – Yuto se sentó y recostó su cabeza en la mesa de la cocina
-¿Ya despertaste? – el otro le lanzó una mirada de ironía – Igual es de buena educación preguntar – infló los cachetes y volvió a prestar atención a la olla que estaba delante suyo
-Huele bien… Hace mucho que no pruebo algo que tú haces…
-Pero ahora no solo hago postres, también hago buenos almuerzos – sonrió con satisfacción
-Ryosuke, estoy enfermo de agotamiento… No quiero enfermarme también del estomago!
-Ey! No seas malo… Me he esforzado en prepararte esto…

Ambos se sonrieron transmitiéndose el cariño de antes, se sonrojaron con la misma ternura que cuando eran más jóvenes y sus sentimientos eran puros y sin ninguna mancha de dolor.

-¿Conociste a alguien en Inglaterra? – Yamada se volvió a girar hacia la olla y miró un punto fijo en ésta, sabía que tal vez arruinaría todo ese momento pero debía de saber si es que Yuto había encontrado a alguien
-Conocí a muchas personas - dijo el otro pensando de inmediato en Daiki – Pero no como tu lo hiciste, yo solo encontré buenos amigos
-Daiki… También fue un muy buen amigo…
-Sí, creo que de eso me puedo dar cuenta

Se quedaron callados, Ryosuke sirvió toda la comida en la mesa, parecía un ama de casa actuando así, cuando lo pensó sonrió: él era el ama de casa que daba de comer a su esposo, que era Yuto. No hablo ni dijo nada, pero pudo distinguir la lágrima que caía por la mejilla del chico alto y su sonrisa se borró, sintió una presión en el pecho, sabía que claramente que esa lágrima era por su culpa. No lo pensó dos veces y lo abrazó, lo amaba demasiado y nunca lo había podido olvidar ¿Cómo pudo haberlo dañado? Nakajima fijó sus ojos en los del más bajo que aun lo abrazaba y apoyó su frente en la de él, se sentía en calma a su lado. Sintió como sus labios se rozaban y lo besó al igual que la primera vez que lo hizo, con toda la ternura y amor que podían sentirse el uno por el otro.

5 comentarios:

Ayaa dijo...

quiero ser primera :DDDD
asi que antes de leer expreso lo emocionada que estoy por leer *----*

{corre a leer}

パオ dijo...

Ayaa u.ú!

AHH! Pobre Yuto, me da penita D:
Inoo es un casanova jijo de su asdas X'DD me encanta *¬*
yamada es un infiel (?) HAHAHAHAXD

SATO! No importa cuanto demore el InooDai, igual haya o no haya, seguiré leyéndolo :3

Ayaa dijo...

aaaaaaaaa~
sabes, haces que ame más a Inoo *--* yo quiero un Inoo asi para mi~ LOL
okey ya! al comment xD

Lo ame~ es que aaah esos dos se aman tanto~ no pueden tratarse mal por mas que quieran!!
pero me encanta que Inoo se meta con Yuto solo para darle celos a Daiki :D eso hace que las cosas se pongan buenas!!
y que? Chii que? a Chii el gusta Inoo? *---* o interprete mal por que mi deseo por un InooChii habla en mi lugar? xD
Aaaah gracias por este capitulo~ necesitaba leer algo~ y tu me has dado exactamente lo que deseaba leer *---* estare esperando el proximo~

dani-chan dijo...

yutito pobesito
esta sufriendo mucho
pero yama-chan tambien
abuuuuu
pero me gusta interesante muy interesante y eso q a mi no me gusta
nakayama
=D

Chô dijo...

Ojala no se lastimen con sus comentarios u__u

Ryosuke aprovechado 8DDDD
ALGO me dice qqe estoy leyendo muy rapido ¿Dónde está el lemon? *-* xD ok ya .__.

¿Por qué escribes tan lindo? *--* asdsadsadsasasadas Kei me va a caer mal si sigue asi e__e Daiki ahm~ no mucho xD
siempre que dicen algo de Chii que habla con alguien me lo imagino todo pequeñito como pulguita 8D


gracias~ :)