13 junio 2010

No me olvides [3]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Voy a jalar argu~
: Nantoka Narusa
: mi cama x_x

Daiki pateó con tal fuerza la pelota que, en vez de entrar al arco, salió volando para arriba. Maldijo para sus adentros y corrió al otro lado del campo ¿Por qué tenía el celular apagado? Le habían dicho que se había ido con ese tal Yuto ¿Por qué ese nombre le daba una muy mala espina con el paso del tiempo? Llevaba horas conociéndolo… No podía odiarlo sin motivos ¿verdad? Ryosuke era muy amable así que seguro se ofreció a acompañarlo por eso mismo, pero e Inoo? ¿Por qué él estaba tan pegado a él? Recordó lo que mencionó en la mañana y se puso de peor humor ¿Próxima conquista? ¿No se supone que Inoo ya amaba a alguien? ¿No se supone que ya lo amaba a él? ¿Cómo podía pensar en “otra conquista” amando a otra persona? El silbato del entrenador lo hizo pisar tierra, vio como Inoo se estaba preparando para recoger los balones y decidió ir a ayudarlo, de todas maneras tenía que hablar con él.

-Kei – lo llamó - ¿Necesitas ayuda?
-Dai-chan – el chico no se tomó la molestia de verlo – La verdad no, los novatos van a ayudarme – lo miró de reojo – No deberías buscar a Yama-chan?
-¿Sigues resentido con eso? – se acercó a abrazarlo pero una voz se lo impidió
-Inoo – Chinen llamó desde el otro lado de las rejas que separaban las canchas de las butacas - ¿Vamos? Te estuve esperando
-Pero todavía debo bañarme y…
-No importa! Si quieres te ayudo en las duchas – Chinen se rió con su comentario hasta que volvió a sentir una mirada fija y se percató de que Daiki también estaba ahí – Dai-chan…
-Hola Chinen – su voz, aunque trató de controlarla, sonó fría – No te vi en la práctica
-Estoy enfermo – dijo el menor algo intimidado, la mirada de odio que recibía de Daiki era demasiado – Estuve con los del equipo de básquet y… - miró a Inoo – Takaki te llama
-Que desesperado es Yuya – Kei se rió relajadamente – Ve adelantándote Chii, me doy una ducha rápida y los alcanzo
-De acuerdo… Hasta mañana Dai-chan

Chinen no se molestó en esperar una despedida y salió corriendo, aun no entendía porque siendo tan posesivo con Inoo, estaba con Yamada, se molestó consigo mismo, permitía que Daiki lo hiciera asustarse y lo peor es que no había motivo, el no estaba enamorado del mayor, si en realidad Arioka supiera con quien estaba saliendo las cosas serían más relajadas y no sentiría que su vida está en riesgo cada que abrazara a Kei. Suspiró con pesadez, su mejor amigo era Inoo ¿Cómo no ser cariñoso con él? Lo había apoyado cuando sentía que era el fin, lo impulsó a seguir con sus sentimientos por “aquella persona” y siempre lo ayudó en todo lo que pudo, ¿Cómo no tratar a Kei con tanto afecto? Aparte, el siempre sufría por culpa de Daiki, eso no era justo. Se molestó más de solo pensar las lágrimas que el chico había derramado por él.

-Kei… - murmuró bajito – Haré lo imposible para que Daiki sienta lo mismo que tu sentiste cuando se declaró a Ryosuke…

----

El beso de Yuto y Ryosuke terminó como empezó, apoyando sus frentes y mirándose fijamente, los ojos de Yuto estaban vidriosos, ese beso le había traído tantos buenos recuerdos que ahora solo eran dolorosos. Se perdió en los ojos negros de la persona que estaba a su frente, al igual que lo había hecho hace dos años, solo había algo diferente… Algo que aunque quisiera no podía dejar pasar.

-No puedo… - Nakajima se alejó bruscamente de él – Esto está mal
-Por…. ¿Por qué? – Yamada se asustó un poco, los ojos de pena de Yuto ahora contenían rabia en ellos
-¡Tú estás con otra persona! – le reclamó – Yo no pienso ser solo tu juego Ryosuke…
-Tú no eres un juego! Tu eres…
-¿Qué vas a decir? Ryosuke… Por algo no me esperaste y aceptaste salir con él! Date cuenta! ¿Si no soy un juego que soy? ¿Un recuerdo? ¿Un desahogo?
-¡¿Cómo puedes decir eso?!
-¡Eres el único culpable de que piense de esa manera!
-¡¿Por qué solo yo debo ser el culpable?! – Yamada se hartó y se paró golpe poniéndose también a la defensiva – ¡¿Acaso desde que has llegado no paras en puros conqueteos con Inoo?! ¡¿No lo paras abrazando y tomándote de la mano con él?!
-¡Eso es diferente!
-¡Para mí no lo es!
-¡Claro que para ti no lo es! Si hubiéramos pensado igual tu nunca me hubieras olvidado y… - no pudo terminar la frase pero sabía con toda certeza que el otro había entendido – Lárgate de mi casa…
-Estás enfermo... No puedo… - el comportamiento de Ryosuke había cambiado – Tienes que…
-¡Vete!

Yuto no esperó una respuesta, lo cogió de la mano y lo llevó arrastrando hasta la puerta, recogió las cosas del chico que estaban en el piso, se las lanzó al pecho y lo sacó fuera.

-Duele verte Ryosuke, duele verte y saber que ya no sientes nada por mi… Olvida ese beso, olvídalo como olvidaste lo que paso entre nosotros hace dos años!

Diciendo eso le cerró la puerta en la cara y corrió a su habitación conteniendo una vez más el llanto, si por él fuera lo hubiera seguido besando y lo hubiera retenido a su lado todo el tiempo que pudiera pero, sabía que estaba mal, sabía que no podía hacerle algo así a Daiki, a pesar de que lo odiara por robarle al ser que más quería en la tierra, no podía ser tan frío y pasar por alto sus sentimientos.

----

Inoo se metió a las duchas a paso presuroso, no quería hacer esperar a sus amigos y ex compañeros del equipo de básquet, eso y quería evitar a Daiki, era parte de su plan, evitarlo y hacerle creer que lo estaba olvidando, algo completamente lejos de la realidad. Miró a todos lados, no había nadie, la última persona había salido justo cuando él entraba, los novatos seguirían un buen rato en las canchas, eso quería decir que tendría las duchas solo para él, se empezó a cambiar cuando sintió una cabeza apoyarse en su espalda desnuda. No volteó a ver, se hacía una idea de quién podía ser.

-¿Por qué me tratas mal? – la voz de Daiki lo hizo estremecerse al instante - ¿Por qué estas así conmigo Kei?
-Daiki, debo apurarme, lo siento

El mayor luchó con todas sus fuerzas consigo mismo por no abrazar al menor, lo alejó de su cuerpo al tiempo que se ponía una toalla alrededor de la cintura y se sacaba la parte de abajo de su ropa, el otro solo se apoyó en los casilleros y se dedicó a observarlo profundamente. Inoo lo ignoró olímpicamente y se dirigió a las regaderas, suspiró con alivio al ver que no era seguido, se retiró la toalla que lo cubría y abrió la llave de agua caliente, sintió sus músculos relajarse al instante, a veces el fútbol lo agotaba demasiado.

-No lo entiendo… - volvió a decir el menor pero con un tono de voz más seco
-¡Daiki! Vete, me estoy bañando! – Inoo se tapó con ambas manos su parte íntima y miraba furioso al otro chico
-No me voy a ir hasta que me expliques – el chico se metió a la ducha aun con el uniforme puesto - ¿Qué de especial tiene ese Nakajima para que te haya hecho olvidarme en dos días?
-¡¿Crees que es momento para hablar de esto?! No estoy con ropa Daiki!
-Eso ya lo note! – dijo este sonrojado – Pero explícame!
-¡¿Qué te importa?! ¿De cuándo acá te importa lo que yo sienta por ti?
-Siempre lo ha hecho! Solo que…
-¿Qué cosa? ¿Qué solo me ves con un amigo? Entonces, con más razón no tiene porque importarte si quiero o no a Yuto…
-¿Lo quieres? – la voz de Daiki se quebró - ¡¿Por qué?! ¡¿Qué tiene él?! - algunas lágrimas que se le lograron escapar se camuflaron con el agua que aun caía
-Yuto es un chico responsable, amable y dedicado, no es que me guste recién de ahora Ari-chan – sonrió con malicia al ver el rostro desencajado del otro – Me gustaba antes de conocerte y mira que gracioso, también me gusta ahora, después de cono...

Se quedó callado cuando el castaño lo empujaba contra la pared y lo acorralaba entre esta y su cuerpo.

-¿En serio te gusta? – preguntó en un murmullo – No sé porque no te creo
-No es cuestión de que me creas o… Ahhh - Kei gimió al sentir los labios de Daiki en su cuello
-Eso no suena a que te guste Yuto… ¿Qué pasa si hago esto? – dijo dejando una marca en el pecho del mayor
-Daii… Ahh deja de hacer eso!
-¿Aun dices que te gusta él?
-Sabes que es una reacción instantánea del cuerpo, el que yo…
-Kei – Daiki bajo sus manos hasta posarlas encima de las del mayor – Yo se que ahí hay algo duro que no piensa lo mismo que tu
-Eso no piensa – dijo tratando de controlarse, si seguía así tal vez haría algo de lo que luego se arrepentiría
-Vamos a ver que tiene para decir entonces

Se arrodilló y sin ningún esfuerzo sacó las manos de Inoo que cubrían su parte baja semi-erecta.

-Lo sabía, el me prefiere a mi - Daiki sintió la mirada del otro y le sonrió.
-No digas… Ahhhhhhhh

Se mordió el labio inferior para no gemir más alto, Daiki acaba de empezar a succionar su miembro dándole especial dedicación a la punta de este, empezó lento, luego como enviciado empezó a subir y a bajar más rápido mientras que con su lengua lo masajeaba y le daba más placer si es que acaso era posible. En medio de todo eso, Kei perdió el control de sus propias hormonas y sentimientos y agarró los cabellos del menor ayudándole con el movimiento de succión, disfrutando cada momento que este le estaba regalando.
Después de unos segundos se corrió en la boca del menor quien con malicia dejó correr un poco del semen de Inoo fuera de su boca para que este viera como luego lo lamía seductoramente y saboreaba. El mayor no esperó más y cambio posiciones con él, le quito la camiseta que ya estaba más que mojada y pasó su lengua por cada rincón de esa piel blanca y dulce que había extrañado probar, se detuvo cuando llegó a uno de los pezones de Daiki, ya estaba duro y como si fuera un caramelo empezó a chuparlo. El menor soltaba gemidos que lo excitaban más, bajó sus manos hasta el short del chico y lo bajó, con uno de sus dedos recorrió la extensión de la hombría de Arioka y en la punta hizo presión, escucho un gemido más fuerte y sonrió. Sus labios fueron subiendo hasta su rostro y lo besó en la boca, un beso que de inocente no tenía nada, Daiki subió sus manos hasta el cuello del mayor y lo abrazó, profundizaron más aquel beso. Inoo aprovechó sus manos libres para masturbar el miembro necesitado del menor, sus movimientos fueron tan rápidos y precisos que lo hizo correrse con un fuerte grito.

-Si haces eso, pueden escucharnos… - murmuró el mayor en el oído del otro causándole un estremecimiento en todo el cuerpo.
-Es tu culpa…
-Tú me incitaste…

Arioka le lanzó una sonrisa lasciva y morbosa por lo que Inoo no lo pensó dos veces y con el líquido del menor aun en su mano fue penetrándolo con los dedos, sabía que no le dolería, no era la primera vez que lo hacían, pero si era la primera después de 6 meses, justo el tiempo en el que había comenzado a salir con Ryosuke. Vio la cara de placer de Daiki cuando empezó a mover el dedo índice de forma circular ya dentro de su parte trasera, le encantaba ver ese sonrojo y esa sonrisa pervertida que se le dibujaba en el rostro, nada podía compararse a eso. Daiki empezó a mover las caderas, quería sentir más aquella sensación, Kei no se hizo de rogar, lo alzó sin ninguna dificultad y lo penetró de una sola estocada, el menor gimió de placer, ya estaba acostumbrado a hacer aquellas cosas con Inoo, nunca había llegado tan lejos con su actual pareja, así es que hace tiempo que estaba en abstinencia, volver a sentir de esta manera a su ex amante era grandioso.
El vaivén de las caderas del menor yendo al ritmo de sus penetraciones acompasadas, eran rápidas y deliciosas, el placer en ambos se podía sentir incluso en el ambiente, a cada embestida Daiki le regalaba sonidos agradables que le daban a entender que disfrutaba aquel momento casi tanto como él.
Terminaron juntos, como siempre lo habían hecho, Kei no salió del cuerpo del chico hasta que su miembro hubo vuelto a su estado natural por completo, cuando lo bajó, Daiki lo abrazó como reteniéndolo, pero el mayor lo alejó con un dolor punzante en el pecho pero una determinación única.

-Arioka-san – vio la mirada llena de miedo del otro chico por como lo había llamado – Lo siento pero esto no puede seguir, tu estas con alguien y yo no soy tu juguete, no pienses que puedo estar contigo cada vez que quieras

Diciendo esto cogió su toalla y se fue, dejando al otro helado aun debajo del agua caliente.

----

Ryosuke caminó sin rumbo, lo último que quería era volver a su casa, no quería explicar sus ojos rojos a sus hermanas, menos a Chihiro quien era capaz de ir y matar a Yuto, pero ¿Por qué lo haría? La verdad nadie la podía cambiar, el no había cumplido su promesa y eso era lo que importaba. Llegó hasta una tienda de juguetes en su caminata, la recordó inmediatamente ¿Cómo la iba a olvidar?

----(FLASHBACK)----

-¿Te gusta mucho? – preguntó Yuto mientras sonreía ante el rostro que tenía Ryosuke al ver un enorme oso de peluche.
-Sí pero… Es muy caro…
-No, no lo es y yo te dije que te daría lo que quisieras por tu cumpleaños – el más alto lo abrazó por la cintura mientras que apoyaba su cabeza en su hombro – Quiero consentirte
-Pero darme algo como eso no es necesario! – infló los cachetes demostrando su inconformidad - Mejor cómprame el de allá – señaló un peluche más pequeño pero que era más tierno y lindo que el anterior – Incluso tiene para poner una foto, podríamos poner una de los dos…

Yuto se iba a negar, pero ante el rostro del otro no pudo seguir objetando, cogió el peluche y lo llevó con Ryosuke hasta caja, solo había una joven que los veía con curiosidad y emoción.

-¿Van a llevarlo? – preguntó mientras cogía el oso con delicadeza
-Sí, ¿lo puede envolver en papel de regalo? - el alto sonrió de oreja a oreja causándole una risita a la mujer - ¿Qué pasa?
-No nada… - dijo mientras veía a ambos chicos con ternura – Saben, son los primeros clientes de mi tienda, supongo que me darán suerte ¿Qué tal si les regalo una foto de ustedes juntos para que la pongan en el peluche? Así cuando lo abran ya tendrá la imagen de recuerdo
-¿De verdad? – Yamada se quedo viéndola feliz - ¿Nos va a regalar la foto?
-Claro! ¿Se animan?

Ambos chicos asintieron por lo que sacó una cámara de la vitrina y se acercó a ellos, los acomodó de tal manera que todo el paraíso de peluches, rosas y regalos, quedó atrás dándole un paisaje único a la foto, la cámara instantánea capturó la imagen más dulce y tierna de ambos, que abrazándose, sonreían y tenían un leve sonrojo en sus mejillas.

----(FIN FLASHBACK)----

-Vaya, uno de mis amuletos de la suerte volvió – se acercó la misma joven de aquella época
-Buenas tardes – dijo Yamada mientras hacía una leve reverencia
-Te veo triste ¿ha pasado algo con tu novio? – preguntó preocupada la chica, aquella pareja de chiquillos la había fascinado desde el primer momento en que los vio en su tienda
-Yo… - Ryosuke bajó la mirada – Hace mucho que no estoy con esa persona…
-Oh, lo siento… - dijo esta con una voz más baja
-No, eran cosas que debían ocurrir – quiso sonreír pero solo salió una mueca de dolor
-Si debía ocurrir ¿Por qué luces tan deprimido?

Ryosuke se quedó callado, ¿Qué podía contestar ante algo así? Solo suspiró y se dedicó a ver los regalos que habían ahí… ¿Dónde estaba el peluche que Yuto le había regalado ese día? Ahora que lo pensaba… No lo había visto en mucho tiempo, por algún motivo se empezó a sentir ansioso.

-Discúlpeme, debo irme

El chico no espero respuesta de la dependienta y salió corriendo a su casa, ese pequeño oso de peluche era una de las pocas que tenía de Nakajima ¿Acaso lo había perdido? No, no podría haberlo hecho, era demasiado valioso.

----

-Idiota – Hikaru le dio un pequeño golpe en el hombro Kei - ¡¿Por qué tardaste tanto?!
-Por cosas – dijo este riéndose - ¿Qué acaso uno ya no se puede bañar en paz?
-Que yo recuerde, tú te bañabas rápido – Takaki se rió ante la mirada asesina de su amigo – Perdón, perdón, no creí que fuera a ponerte en evidencia
-No te preocupes, no lo has hecho, no tengo nada que ocultar – el pelinegro sonrió a medias, aun sentía el tacto de Daiki por su piel.
-Oie Inoo ¿No ibas a traer a alguien contigo? – Yabu miró a todos lados atrás de él
-Lo iba a hacer, pero Yuto se fue a casa temprano…
-¿Yuto? ¿Ese Yuto? – Ryutaro de lo que había estado en un rincón se acercó directamente a Kei
-¿Lo conoces? – preguntaron Chinen y Kei al mismo tiempo
-Estuve en la misma primaria que ellos – miro serio al par - ¿Él lo sabe? ¿Él sabe quién es Yuto?
-¿Se puede saber de que rayos hablan? – la voz de Takaki era algo exasperada - ¿Quién es Yuto?
-El chico nuevo de la clase de tercero – explicó Kei – Es perfecto para el equipo, prometo que mañana lo traeré
-Sí, solo un compañero de tercero – Ryutaro se volvió a quedar callado
-¿Es definitivo que dejas el equipo de fútbol Kei? – Yabu lo miró con duda - ¿No nos vas a dejar como aquella vez?
-¿Todavía desconfías de mi Ko-chan? Pensé que todo ya estaba perdonado
-Y lo está… Es solo que me sorprende tu decisión
-Yo creo que – Hikaru sonrió – Deberíamos celebrar la vuelta de Inoo al equipo, ¿Qué tal si vamos al karaoke?
-Lo siento, hoy paso - Kei sonrió – Tengo que hacer algunas cosas ¿si lo dejamos para mañana?
-Sí, será mejor mañana, así de paso pedimos permiso – agrego Takaki – Entonces, ya nos vamos?

Todos asintieron y fueron a recoger sus cosas, Ryutaro cogió las suyas primero y salió ¿Por qué no habían contado lo de Yuto a los demás? Chinen e Inoo lo conocían, sabían de su historia con Ryosuke, pero por el rostro que ambos pusieron era obvio que Daiki no estaba enterado de nada.

-Espera – la voz de Chinen lo detuvo a medio camino de la salida del colegio – Necesitamos hablar
-¿De qué? – pregunto el más alto incómodo
-Tú sabes lo de Yuto y Ryosuke, verdad? - no obtuvo respuesta pero la mirada que recibía de él lo decía todo - Ryu, no digas nada, por favor…
-¿Por qué no habría de hacerlo? – dijo indignado
-Solo… No lo hagas… - Chinen pensó bien en lo que iba a decir - Creo que ambos se están olvidando todavía, si se lo mencionas a Dai-chan puedes causarle problemas a Yama-chan y si terminan para él será más difícil su día a día junto a Yuto, ¿no crees?

El menor lo meditó mejor, a pesar de todo, Yuri tenía razón, suficientemente doloroso debía ser estudiar de nuevo con tu ex como para tener que tolerar eso y otro rompimiento.

-De acuerdo – dijo Ryutaro y fue inmediatamente abrazado por el mayor - ¿Se puede saber que haces?
-Es que me acabas de hacer sentir aliviado! – dijo este feliz – Gracias, en verdad
-De nada pero no tienes porque…
-Yuri!

Ryutaro dejó de sentir en cuestión de segundos el abrazo del mayor y vio como el capitán del equipo se lo llevaba a rastras lejos de él.

-En que colegio habré ido a parar – dijo el menor mientras seguía su camino

----

-Mika ¿no has visto un peluche mío?
-No Ryosuke – dijo su hermana menor por enésima vez - Te lo acabo de decir, otra vez
-Es que no lo encuentro!
-¿Por qué no le preguntas a Chihiro?
-No creo que le interese mucho…

El timbre sonó y lo sacó de los pensamientos que lo empezaban a embargar, corrió a abrir y vio a su novio ahí.

-¿Puedo pasar? – preguntó
-Dai-chan! – dijo mientras se hacía a un lado – Lamento no haberte avisado el que me fui de la escuela, un compañero se puso mal y…
-No te preocupes… Pero te extrañe mucho – dijo mientras lo abrazaba protectoramente - ¿Podemos subir a tu cuarto?
-Si claro… ¿Estás bien?
-Ya te dije, te extrañe mucho

Ryosuke lo vio confundido pero no dijo nada más y lo guio a su cuarto, apenas cerró la puerta tras de sí, sintió los labios de Daiki posesionándose de los suyos, lo correspondió inmediatamente, al fin y al cabo era su novio, tenía que hacerlo. Después de unos segundos se separaron y se quedaron callados viéndose mutuamente tratando de comprender aquel momento.

-Yama-chan… - dijo el mayor mientras le daba un beso corto – Nunca me dejes…
-Dai… - se quedo callado, la mirada del otro no le dejaba decir una negativa – No lo haré…

Daiki lo abrazó ocultando su rostro y las ganas de llorar ¿Por qué los besos que se daba con el eran tan vacíos? ¿Por qué el besar a Inoo era tan diferente? ¿Por qué no podía dejar de pensar todo el día en que lo hiciera suyo?

-¿Quieres algo de comer? Pareces agotado… - murmuro Ryosuke mientras se separaban
-Sí, gracias…

El menor salió corriendo de su habitación… No podía soportar la sensación inevitable de comparar el beso que se había dado con Yuto esa misma tarde con el de Daiki.

----

-Yuto, abre la puerta
-Déjame dormir Raiya – dijo el mayor – Se supone que debo descansar
-Bueno, entonces le diré a Inoo que se vaya
-¿Está acá?
-Llevo diciéndote eso desde hace media hora!

Se escuchó una risita en el pasillo así es que Yuto tratando de limpiarse el resto de lágrimas fue a abrir.

-Por fin… - Raiya suspiro pesadamente y se fue
-Perdóname Kei, no sabía que eras tú…
-Estuviste llorando – preguntó el mayor cuando entró a su cuarto.
-Solo un poco
-Por cómo están hinchados tus ojos, diría que toda la tarde – el menor se recostó en su cama y se quedo callado - ¿Fue porque Ryosuke vino aca?
-¿Cómo sabes eso? – dijo el otro cambiando su tono de voz pero sin cambiar de posición
-Porque Yuto – Inoo se acercó a él y se recostó a su lado en la cama – Yo sé todo de ti
-¿Ah sí? ¿Eso porque? – dijo volteando a verlo directamente al rostro
-Porque me importas y me interesas - se acercó con delicadeza a su rostro y lo besó – Yo no dejaré que nadie te dañe, solo dame la oportunidad de hacerlo

Nakajima se quedó en shock ¿acaso lo había besado? ¿Inoo Kei acababa de hacer eso? Miro sus ojos pero no pudo descifrarlos.

-Estás hablando tonte…

Pero Kei aprovechó que estaba hablando para invadir su cavidad bucal con su lengua y comenzar un beso lleno de despecho y desamor. Al principio el menor se negó pero al recordar que Yamada ya estaba con otra persona, le correspondió, siguiendo el ritmo del otro, Inoo al sentirse aceptado se coloco encima del chico y pego mas su entrepierna al del menor.

-Inoo! Mamá pregunta si te quedas a cenar! - Raiya tocó la puerta y grito eso haciendo separar a los dos chicos al instante
-No! No te preocupes Raiya, yo ya me iba… - miró el sonrojo en las mejillas de Yuto y el pequeño bulto que se había formado en su entrepierna - ¿Te veo mañana?

Yuto solo asintió, no recuperaba la facultad de hablar todavía… ¿Qué rayos se suponía que estaba haciendo? Kei se despidió con un beso en la mejilla y salió cerrando la puerta tras de sí. Todo estaba saliendo bien…

5 comentarios:

パオ dijo...

Primero que nada...
askhdksahdjkahdghadgsadgsaghadhsg INOO, DAIKI, AGUA, AJSKDHSAKDSA -muere-♥
....
Ya... son tontos! todos ;O; Daiki es un infiel! y aunque me encanta, no me gusta que uegue con Kei u.ú
también Inoo, me da penita Yuto! No se debería de aprovechar T__T
PERO ASI ES LA VIDA, Y ASI NOS TIENES ENVICIADAS *¬*

ahhhh Satooo, necesitaba esto de verdad, si, ahora te amo más *O*
Gracias y continúa n_n

-vuelve a morir-

Carolina dijo...

aaaaaaaaaaaaaa

Satommy qué fue eso ¿O.o?
Así que Inoo y Dai tienen un pasado, pero si lo tienen por qué rayos Daiki se hizo novio de Yamada!!!! agrrhhh!!! No lo entiendo, espero y lo expliques pronto.
Esas escenas estuvieron tan... y el final, cuando Inoo le habla tan serio... waaa!!1

OwO el FB de Ryosuke fue tan tierno, pero dónde está ese oso? Oso de peluche no es momento de jugar a las escondidas!!!!!!!

el final fue tan... Por qué Raiya tenía que interrumpir.

Ayaa dijo...

aaawww nooo xO por que se acaba ahi?? aaaa noo

okey ya, lo superé XD

me gusta~ *---* ese Daiki acosando a Kei waa fue glorioso!! y me agrada la idea de Inoo por molestar a Daiki pero... por que usar a Yuto?? ;O; aah ese niño esta que se corta las venas por Ryosuke!! aaaa~~~ quiero mas!!!
jajajaja
estaré esperando el proximo *---*

dani-chan dijo...

inoodai inoodai inoodai
*dando vueltas por el cuarto*
son unos infieles asdasdasdasdas
dai ama a inoo pero ta con yama-chan????
inoo se aprovecha de yuto para darle a dai celos
waaaa increible
pero yuto y ryo
tan mal =(
voy por el 4

Chô dijo...

Imaginármelos mirándose fijamente de frente a frente después del beso es tan lindo ;____; ♥
¿Por qué rompiste con el momento Yuto? u___u

¡¡DAIKI!! e___é

Kei malo D; deja a Yuto es de Ryosuke -w-


Thanks :) ta lindo triste,asasdsadsa lindo lindo *-*
es emotivo♥