Dreams [Drabble]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: No fui a clases
: Criminal minds[?]
: Mi cama♥


Título: Dreams
Autor: Satommy
Parejas: InooDai
Género: Fluff
Extensión: Drabble
Notas: Satommy is back, bitches.
P.D.: Sobra decir que he estado ausente más de lo que hubiera debido y querido. Muchas cosas se atravesaron en mi vida, en mi camino y bueno, digamos que a estas alturas, ya volví a encontrar mi centro de alguna manera. No creo volver a ser constante de nuevo con mis escritos, pero ya tampoco los dejaré en el olvido o en el abandono. ¿Todavía hay personas que me leen? Bueno, quienes no me conocen, bienvenidos sean a éste rincón de fanfics. Ojalá todavía sea de su completo agrado.


La sonrisa que Daiki le dedicó, podría definirla simplemente como inocente, pura. E incluso, tal vez, aniñada. Era esa curva pequeña que sus labios formaban entre adormilado y feliz que le terminaba por borrar el sueño pues Inoo no lograba concebir algo más bonito que el menor a su lado.

"La pureza no es algo físico, es algo mental."

Recordaba plenamente esas palabras, justo cuando sus dígitos se deslizaban de manera tenue por su espalda desnuda. ¿Hace cuánto tiempo había tomado de su pareja aquella "inocencia"? Fue una calentura del momento, un deseo incontenible que les había alborotado las hormonas a los 15 años y que les había hecho mantener una relación de sexo casual por unos dos años más. Unos años más de distanciamiento e incomodidad al no poder definirse sexualmente y luego simplemente, su paraíso personal.

Inoo, en momentos como esos donde la luz de la mañana se colaba por entre sus cortinas, se cuestionaba cómo es que todo había terminado así. Daiki no era virgen, él más que nadie lo sabía, pero cuando veía sus ojitos cerrados, sus labios gruesitos en una expresión de calma eterna que le hacía parecer a un minino, se daba que cuenta que podría pensar que un ángel reposaba a su lado en la cama. Tan "tierno", que le daba ganas de comerlo a besos, a ver si así él mismo se recordaba que sí existía y que ese ser tan irreal, le amaba de regreso.

Le amaba a él, tan idiota, tan torpe tan... Inoo.

- Si me sigues observando, me voy a enfermar. - la voz queda de Arioka le trajo de golpe a la realidad, haciéndole ocultar la mano con la que lo tocaba, debajo de la almohada. Se sentía como un niño atrapado robando una galleta. Aunque su galleta estuviera con los ojos entreabiertos para observarlo y él se tentara mil veces más a saborearlo. Una buena "comida" para el desayuno-. Kei-chan, detente.

Inoo rió, sabía que su novio era capaz de leerle el pensamiento con una facilidad envidiable que incluso a su madre le daba celos. Se encogió de hombros, no tan arrepentido de siempre perderse en la belleza del menor. Con la mano que había ocultado, lo volvió a acariciar, sólo que ahora en la mejilla hasta que pudo atraerlo a su rostro, sus labios encontrándose en un mar de sensaciones que siempre la mañana post-sexo les dejaba.

"Paraíso" quedaba corto para el concepto de plenitud que lo albergaba.

- Te amo, Dai-chan.

La sonrisa despierta y dedicada que le regaló Daiki, era definitivamente, lo más valioso de su vida.

3 comentarios :

Nina Segawa dijo...

¡Satommy volvió!
Yo siempre espero que traigas cosas, porque me gustan muchísimo tus fics *A*
Y este es tan, tan rebosante de ternura, que simplemente me encantó, no sabría ponerlo en otras palabras *A*

Isa dijo...

Bonito *^*

AmiS dijo...

Hermosho....


up