Alone [Drabble]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Ah~ frustra mucho
: Cómo te olvido - Corazón Serrano
: Escondida en el mundo gris[?]

Título: Alone
Autor: Satommy
Parejas: friendship!Arijima
Género: Angst
Extensión: Drabble
Notas: Bleh, mal humor... :') además de decepción y rabia u3u *sigh* Y ahí, nada[?] -random-


Si tenía que definir lo que sentía en ese momento, una descripción de lo que es la soledad saldría a flote en sus pensamientos. No es que no tuviera amigos, ¿cómo no tenerlos? Vivía rodeado de ellos aunque fueran unos cuantos pero realmente creía, a ciencia cierta, que si él faltara no habría diferencia.
Era extraña la sensación de celos que a veces comprimía su vientre cuando veía a su mejor amigo hablando con aquellas personas que juraban odiarlo, aquellas que apenas podían le hacían la vida miserable con comentarios, con indirectas o manipulaciones de personas con las que trataba de entablar conversación, sólo por el simple hecho de que lo querían ver aislado, al borde del abismo.

Y no era justo.

Daiki giró la cucharita dentro de su taza, mirando como de a pocos el líquido recibía pequeñas gotas saladas a causa de sus lágrimas que caían y nuevamente, en aquel café se preguntaba, ¿por qué seguía ahí? No era una pregunta suicida, sino una que cuestionaba su existencia porque no le encontraba sentido; sus padres eran ajenos a él, su hermano tampoco era de lo más consciente de su sentir… Y si ni siquiera llamaba la atención para los que eran importantes para su persona, si ni siquiera ellos lo tomaban en cuenta, ¿por qué quedarse a esperar un milagro de sentir que era importante para alguien?
Su corazón dolió pero no lloraría en público, se guardaría como siempre aquel sentimiento para sus cuatro paredes, para su almohada que era la testigo de todo su sufrir. Frotó rápido sus ojos para que no lo vieran llorar, justo en el momento que Nakajima volvía.

-Lo siento, debía saludar – le sonrió al mayor, no advirtiendo la falsa sonrisa que le daba - ¿Aún te llevas mal con ellos?
-Bueno… si me odian y hablan mal de mí, no creo que podamos ser mejores amigos, ¿verdad?
-Daiki, no creo que sean ellos los que hablan de ti…
-Yuto, ¿por qué siempre los proteges? – el menor lo miró sorprendido y él sólo suspiró, desviando la mirada hacia la ventana – No sé cómo alguien como tú, puede ser amigo de personas como esas
-Lo dices como si fueran malas
-Perdón, siempre me equivoco yo

Se quedó en silencio, el pelinegro no entendiendo su comportamiento, ¿cómo iba a hacerlo?
Era del tipo de persona que se llevaba bien con todo el mundo, él jamás podría sentir lo que era la soledad ni el dolorcito cruel del corazón al ver que los pocos amigos que se tenía, se alejaban para ir a juntarse con aquellos que tanto rencor te profesaban.

Jamás entendería.

Sus ojos amenazaron con lagrimear y se levantó del asiento, dejó su café a medio terminar y depositando un billete en la mesa se marchó bajo los reclamos del alto que no terminaban de procesar lo que sucedía.
Pero Arioka ya estaba harto, estaba tan hastiado de aquella desazón que le daba la vida con su frialdad, ¿por qué habría de esperar a ese milagro? No ocurriría, ni aunque se esforzara mil veces más porque siempre le darían la espalda, siempre lo terminarían cambiando por alguien más.

Su ausencia nunca generaría polémica.

No era de las personas que se creían débiles o que dependieran del resto para sentirse mejor, de hecho pensaba que era bueno y que era un ser independiente que muy bien, se las podía arreglar solo. Pero el humano es de sociedad por naturaleza, ¿si no había un lugar para que él fuera social, dónde más iba a encajar?
Sus pasos fueron lentos mientras caminaba por la calle, sus ojos vidriosos derramaban esas dichosas lágrimas sin darle ya importancia porque nadie giraría a verlo y a preguntarle qué es lo que sentía. Qué le pasaba. Miró hacia el frente un puente que se abría paso por encima de un río acaudalado y caminó tranquilo hacia él, subiéndose de un salto al barandal para dejar los pies balanceándose hacia el vacío.


Tal vez ese día, sí llegaría a saltar.

2 comentarios :

Natarashi dijo...

o.O me impacto lo puedo creer, pobre Daiki no le encuentra sentido a la vida, no sabe para que es su existencia u.u
me identifique un poco cuando era mas pequeña y me preguntaba porque vine a este mundo, en esos momentos de depresión que tenia, gracias por este drabble un poco triste pero una verdad que aveces vivimos, Animo no es bueno estar de malas

AmiS dijo...

eh???
no daiki!! aca te queremos... con amor y te queremos comer!! ok ya divago... mucho trabajo...
buen fic *O*


up