Seducción [OneShot]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Irónicamente el dp es yamajima ._.
: la tele del comedor
: universidad -3-



Título: Seducción
Autor: Satommy
Pareja: Inoodai
Género: Lemon, porno, SMUT e_é no sé, lo que prefieran
Extensión: Oneshot
Summary: La fuerza de voluntad no siempre es suficiente
Notas: Dos cosas, la primera, leí un fic donde me dejaban con las ganas de Inoodai e_é y no gente, no estoy obsesionada con la pareja por más que parezca que si… Y segundo, leí un fic que no me gustó XD dassadads ya sé ;3; en realidad ni era Inoodai pero me dejó con esa sensación de “final feliz” y toda la tontería D: tengo un problema para escribir u_u y ni siquiera sigo mis serial… Pero ya que… En verdad asdasasd necesito fic, necesito algo pervertido, enfermo, lemon del bueno, y como nadie me lo puede dar porque creo que mis autoras se están retirando (Aya, Denisse, Atzin e_é ustedes principalmente D:!) yo haré uno sadsad y ni siquiera sé si saldrá fuerte... pero yo quiero uno así… asdadsadsads ya e_e lean si quieren, me retiraré pronto porque ya ni sé que escribir y me siento una enferma XD!
Nota 1: Soany :D~ Mejórate de tu resfriado!!

--------------------------------


No, no es que le molestara que Daiki le mandara indirectas de doble sentido, tampoco que le molestara que rozara sus cuerpos cada dos por tres en los ensayos, ascensor, duchas, el tren o la calle, no, eso no es lo que le molestaba a Inoo. Lo que a él le molestaba era tener que controlar su cuerpo y sus impulsos porque no creía –o no quería creer- que ese comportamiento escondiera deseos escondidos por parte del menor, tal vez era un juego –y maldición que siempre trataba de recordárselo- por lo que nunca le daba tregua y cuando su cuerpo empezaba a despertar, se iba a corriendo. Oh si, Inoo Kei escapaba de Arioka Daiki porque creía que algún día lo iba a violar por su insensatez en seducirlo, coquetearlo… Provocarlo.

-Kei

La voz que susurró en su oído no era normal, un gemido combinado con súplica, una voz que te daba el camino libre a pensamientos indecorosos, una voz que te invitaba a saciar la sed de placer que emanaba de ese cuerpo que la pronunciaba. Se tensó apenas la escuchó, no quiso voltear ni se quiso mover ¿Por qué le afectaba tanto eso? Oh no, no era tampoco solo cuestión de su caballerosidad y buenas maneras el controlar su impulso sexual, no para nada, eso estaba algo lejos de la verdad… Él lo hacía porque si comenzaba con ese juego, nunca llegaría a ser algo formal y es que, para su mala suerte y poca resistencia, se había enamorado de Daiki, antes era su amigo y si, estaban mucho tiempo juntos pero cuando empezó con ese “sutil” coqueteo la atención que le prestó fue más y terminó envolviéndose en una tela de araña completamente peligrosa. Se había enamorado locamente de un pervertido que lo llevaba al límite de su resistencia.
No se dio cuenta de cómo, no se dio de a qué hora, pero una mano traviesa empezaba a deslizarse por su pecho, acariciándolo cuidadosamente, molestando sus pezones por sobre la tela para ir descendiendo con una lentitud desesperante hasta su entrepierna. Lo deseaba, Inoo deseaba que lo tocara. De tan solo pensarlo su miembro empezó a ponerse duro y mandó todo al demonio ¿Qué carajos ya importaba el controlarse? Lo quería y lo quería demasiado, quería que fuera suyo ahí y ahora, quería que lo tocara, quería tocarlo, quería que sus cuerpos se friccionaran hasta explotar de placer, ya no le importaba nada. De un movimiento rápido cogió a Daiki del brazo y lo jaló hacia adelante, casi haciéndolo caer pero acomodándolo en el sillón tan rápido como este se iba para abajo, se colocó sobre su cuerpo y vislumbro las hermosas mejillas rosadas del menor tornarse de un rojo intenso y marcado; su respiración, al principio tranquila, a aumentar desmedidamente la velocidad y oh si, deliciosamente, un pequeño bulto crecer debajo de sus pantalones. El mayor se tomó su tiempo, si lo iba a hacer disfrutaría de cada pequeño detalle.
Arioka tembló con la mirada llena de lascivia que el otro le dedicaba, de tan solo saber que lo estaba desvistiendo con esos ojos, su cuerpo vibraba de placer, por fin… Por fin había atrapado a Kei.

Una mano le acarició delicadamente la mejilla y cerró los ojos instantáneamente, disfrutando de aquel primer contacto, tan delicado, tan dulce y cuidadoso. Aquellos delgados dedos de pianista empezaron a descender por su cuerpo, rozaron su pecho, presionando sus pezones por sobre la tela al igual que él había hecho en un principio. Acarició su estómago, hundiendo su dedo en el ombligo, haciéndole tener un pequeño choque eléctrico por todo el cuerpo debido a ser su zona más sensible, delineó su cintura antes de bajar a sus caderas y acariciarlas. Deslizó sus manos debajo de la ropa, tocando su piel y erizándola solo con pequeños roces. Daiki veía embelesado el rostro de Kei, se veía completamente concentrado en recorrer y conocer su cuerpo centímetro por centímetro, ahí no solo había deseo, había algo más. Sus pensamientos volvieron a nublarse cuando sintió un pequeño beso en el cuello, uno que comenzó de simple toque, un leve roce que fue dejando paso a uno más ansioso y lleno de pasión, gimió casi avergonzado y se abrazó a su cuello, acercándolo más a su cuerpo, Inoo se separó lo suficiente para poder verse a los ojos mutuamente y con una sonrisa se posesionó de sus labios, el sabor mezclándose en una danza de lenguas tan coordinado que parecía que hubieran estado hechos para encajar el uno con el otro, los dedos del menor se enredaron en el cabello negro del otro, lo despeinaba a medida que se cogía cada vez más fuerte de él a causa de aquella excitación que tan solo el besarle le causaba.

Inoo volvió a sacar sus manos del interior de su ropa, solo para coger el borde de la camiseta y empezar a alzarla, era tan despacio que exasperaba pero ver su rostro iluminado como abriendo un regalo en navidad era más que hermoso, lo dejó tomarse todo el tiempo del mundo, quería sentir y saber cómo era el mayor, quería saber cómo lo trataría. Siguió besándolo con fiereza cuando tuvieron que separarse, para tomar aire y para mandar a volar aquella molesta prenda, estaba semi desnudo, con todo el torso a disposición de Kei, este se sacó la polera de un tirón, quedando ambos en el mismo estado, se volvió a acercar a su rostro para besarlo otra vez, era tan delicioso que no que se quejaba, ya ni siquiera le importaba hacerlo, con tan solo tener aquellos labios sobre los suyos le bastaba. Aquellas manos volvieron a acariciar su cuerpo, llenando su cuerpo de un calor mayor al de un inicio, cuando llegó al borde del pantalón se detuvieron e Inoo dejó de besarlo para poder mirarlo a los ojos fijamente, acarició su ya duro miembro por la tela y el sonrojo de sus mejillas se volvió más intenso, vio la sonrisa de lascivia pero a la vez de cariño del otro y otra caricia más ruda se hizo presente, haciéndolo gemir roncamente mientras entrecerraba los ojos. Aquella sonrisa nunca abandonó aquellos labios que se acababan de volver su vicio.

Veía cada gesto de placer en aquel inocente rostro, quería llevarlo a la locura como él lo había estado haciendo con cada pequeño juego de seducción que le había hecho en estos meses, quería descontrolarlo, quería escucharlo gemir su nombre como tantas veces se lo había imaginado en su mente mientras se masturbaba así mismo al no encontrar otra forma de saciar su sed. Desabrochó fácilmente su pantalón y bajó el cierre con cuidado, dejando entrever el miembro duro del menor, beso sus labios una vez más, pero un pequeño y corto roce antes de bajar por su pecho con una lamida, sin despegar su lengua de su cuerpo en ningún momento hasta que llegó a aquel pedazo duro de carne, miró de reojo al rostro expectante del menor y dio una lamida por sobre la tela del bóxer, viendo como este se mojaba por el líquido preseminal que ya expulsaba el menor por la punta de su miembro. Dio una pequeña mordida y otro gemido escapó de sus labios, perdió todo su autocontrol y de un tiró le quitó la ropa que sobraba dejando ver la erección pronunciada de Daiki, volvió a lamerlo, desde la base hasta la punta, chupando y succionando esta para llevarse siquiera un poco a la boca el sabor de la esencia del menor. Lamió otra vez antes de atrapar su hombría con la mano para empezar a masturbarlo. Sus labios volvieron a buscar los suyos, besándose con mayor intensidad que antes, el incentivo que le daba el mayor al pequeño que estaba bajo su cuerpo era notable, los gemidos se mezclaban entre los besos y cuando se escapó un pequeño “Kei” entre este, presionó la punta fuerte, haciendo que a cambio el menor le mordiera el labio. Se rió despacio y aún febril le dio varios besos por el rostro, descendiendo a su cuello para morderlo juguetonamente mientras dejaba marcas en este, no dejaría que nadie más lo tocara, Arioka Daiki desde ese momento era suyo y de nadie más. Bajó a su pecho aún dando mordidas pequeñas, mordiendo también sus pezones, dejándolos rojos y más duros de los que habían estado segundos antes, dejó de masturbarlo mientras su bosa seguía su recorrido por sobre su estómago, solo para que sus manos no dejaran en paz sus tetillas y su lengua pudiera lamer y jugar con aquella pequeña abertura en su cuerpo. Sintió el cuerpo del otro temblar y sabía que lo estaba llevando al límite, pero no, eso no terminaría ahí. De nueva cuenta llegó a su miembro pero ahora, sin ningún tipo de juego previo, lo introdujo a su boca, succionando toda la extensión, rozándola con los dientes y presionando el falo entre su lengua y su paladar, probando más de aquel líquido agridulce que el otro segregaba. Dejó su pezón derecho para que con su mano libre tanteara su entrada, introduciendo el dedo medio en esta, moviéndolo de lado a lado rápidamente, mientras su cabeza subía y bajaba cada vez a mayor velocidad, introdujo un segundo dedo y con estos lo embistió, haciéndolo gritar su nombre alto, llenando la habitación de un eco donde aún se oía su voz. Sacó el miembro de su boca y lo presionó con la mano izquierda, la derecha nunca dejó de jugar en su interior.

-No, aún no… No te puedes correr

Sonrió con malicia y Daiki tembló por la forma que sus manos le regalaban placer, de la forma en que todo el cuerpo de Inoo le regalaba aquel momento, llenándolo por completo pero a la vez haciéndolo sentir querido, quería terminar pero esa mano presionando su hombría no lo dejaba.

-Por favor…

Rogó pero no recibió respuesta a cambio, solamente otro pequeño beso, Inoo se levantó de su encima y empezó a quitarse la ropa que a él le sobraba, dejando ver su dureza al aire, Daiki jadeó al ver su miembro, “eso” entraría en él, y la sensación que le recorrió el cuerpo de tan solo imaginarlo casi lo hace correrse, pero se contuvo, vio como el mayor se empezaba a masturbar para darle lubricante natural a su miembro pero él no lo resistió y se acercó a darle una pequeña lamida, también quería probarlo, también quería darle placer como el mayor lo había hecho. Lo tomó de la mano y lo hizo sentar, el a cambio se bajó del sofá para colocarse entre sus piernas y volver a lamerlo, haciendo succiones por la extensión, poniendo más duro el miembro de Kei.
Disfrutaba de aquella lengua traviesa que jugaba con su hombría pero no era suficiente, así que tomándolo de los hombros lo hizo pararse y lo sentó en su regazo, le acaricio las mejillas y le acomodó los mechones de cabello que se pegaban a su frente, Daiki lo veía sonrojado y nervioso, le dio un pequeño beso en los labios que fue cambiando a uno más profundo e intenso, pero sin cambiar esa sensación de estarse complementando mutuamente.
Inoo volvió a bajar sus manos hasta la entrada del menor y separó sus glúteos con estas, introdujo sus dedos medios en la estrecha abertura y calló el gemido con otro beso, jaló sus dedos en direcciones opuestas, dilatándolo más y de una sola vez, cuando lo sintió suficientemente abierto, lo tomó de las caderas y lo posicionó encima de su miembro. Lo miró a los ojos, haciendo que le tuviera confianza y lo hizo descender lentamente hasta que la punta estuvo dentro de su estrechez, quería sentir más pero quería acostumbrar primero a Daiki a la invasión, éste por su lado posó sus manos en sus hombros y de un solo movimiento, se hizo penetrar, sacándoles a ambos fuertes gritos de placer. Cerró los ojos con fuerza, derramando unas pequeñas lágrimas que fueron secadas apenas salieron, dos pequeños besos en sus párpados le hicieron volver a abrir los ojos y la hermosa imagen de Inoo viéndolo con amor fue todo lo que necesitó. Empezó a subir y a bajar por su miembro, creando la fricción que tanto descontrolaba a ambos, era primero un movimiento suave y lento, pero luego se encontraba casi saltando en su regazo, gimiendo y gritando el nombre del mayor, quien solo lo abrazaba por la cintura, ayudándolo a ir cada vez más rápido, besaba su pecho, dejando más marcas sobre este, le mordía la piel, gimiendo también pero una voz más silenciosa. Cambió de posiciones de un momento a otro, dejando recostada una mitad del cuerpo de Daiki y la otra mitad, sujetándola fuerte. Tomó sus piernas con fuerza, separándolas y colocándolas en sus hombros para volver a introducirse en su interior con una sola estocada. Entraba y salía con vigor, tocando el punto exacto de descontrol del menor, lo penetró por quinta vez en esa posición y un fuerte gemido ronco, junto con un líquido blanco que salpicó parte de su rostro y pecho, le dieron a entender que se había corrido. Los espasmos de placer que aún daba el menor por haber llegado al climax, contrajeron su entrada, estrechándola más y presionando el excitado miembro del mayor entre sus paredes, le bastó una embestida más para correrse dentro. Bajó cuidadosamente sus piernas y ayudó al menor a sentarse bien en el sofá, se sentó a su lado y lo tomó por la cintura, haciéndolo subirse a su regazo y acurrucándolo en un abrazo tierno, besó su hombro desnudo, dejando una última marca que logró arrancarle una sonrisa de sus labios al menor.

-¿De qué te ríes?
-Es solo… No creí que fueras a hacerme caso… - aunque lo dijo calmado y hasta feliz, pudo sentir un pequeño dejo de tristeza en su voz.
-¿Por qué lo dices?
-Nunca creí que podrías corresponderme de ninguna forma, nunca me has prestado tanta atención… Y ahora solo tengo marcas tuyas por todo el cuerpo

Inoo sonrió y afianzó su abrazo, dejando varios besos en la nuca del menor, lo hizo girar el rostro para que lo vea a los ojos y darle un pequeño beso.

-Tal vez… Antes no, eras mi mejor amigo, pero ahora no hay nadie en quien piense más que en ti, me has enamorado Dai-chan, así que debes hacerte cargo de tus responsabilidades, debes hacerte cargo de mi
-Te tengo noticias Inoo Kei… Estoy perdidamente enamorado de ti así que no se me hará ninguna molestia hacerme cargo de tus sentimientos… Nunca…

Se miraron otra vez y cerraron su pequeño pacto con un beso, teniendo que cortarlo cuando escucharon la puerta de la sala de ensayos sonar. Se sonrieron con complicidad y cogiendo su ropa se fueron a esconder al armario. No, de ahora en adelante nadie los iba a poder separar, ambos se pertenecían el uno al otro.

FIN

14 comentarios :

azukin-notsumi dijo...

Ese pingüinito es un pervertido que se salio con la suya!!!

la moraleja de este fic es que con esfuerzo todo, y me refiero a TODO, se puede lograr XD

muchas gracias!

♥soanychinenlove♥ dijo...

dios mioo!! O//////////O ID haciendolo el sillon es tan excitante!!
creo que siempre voy a tener que ir al medico para inyectarme porque despues de esto no creo que baje la fiebre solo con pastillas ;D hahahha
fue tan pervertido!! *¬*
me encanta que daiki provoque -w-
es tan astuto al hacerlo *OO*
y Inoo no se queda atras!!
supo como devolverle a daiki todas las veces que se tubo que aguantar sus deseos carnosos *¬¬*
no dejandolo correrse >////////////< hahahah
y luego toque que toque y marque!!! casi muero con la parte de daiki vio "eso" hahahaha que conste no imagine solo derrame babas(?) *¬*
Gracias satommy me encanto, leeerlo me iso sentir tan pervertida a mucha honrra!! ;D
ahora falta calmar tus deseos ;w;
tan solo hubiera mas fics lemonosos a full o pudiera escribir ;OO;

Mika Teyuta dijo...

Ssadaddassadasasdada
Mi cuerpo pedía un buen lemon y vaya si lo he encontrado! *_____*
Dai-chaaaaan >////< has diafrutado de tu premio después de tanto esfuerzo y tantas insinuaciones jujuju muy bien x3
Omg me ha encatado *___* cada palabra, cada expresión, ¡Todo perfecto! Un lemon que te sacia, seh~ y encima InooDai x3 que es amor!
Sigue haciendo fics tan buenooos~
ja ne x3

mabelucome dijo...

O.O
Pero...Pero... Awwwww, asdasdasdasdasasasdasd
Como puedes escribir algo tan... asasdasd
Me ha gustado mucho tu lemon, claramente es muy Inoodai XD
Amo a esta pareja, son tan amorosos, tan... pervertidos...
La verdad es que últimamente reina el Yamachii (al menos en la mayoria de blogs que miro, no en todos, claro) y se necesitan unos buenos Inoodai como este.
Sigue tus seriales cuando te venga la inspiración, tranquila ^^ (Pero síguelos, no los abandones ¬¬ )

Ayaa dijo...

Antes de leerlo te digo algo:

¡No me estoy retirando! X'DDD
toda la culpa es de la escuela ;O; debería estar buscando mi tarea de derecho ahora pero no~ estoy aqui viendo que onda con los fics XD jajaja y bueno~ si escribo, pero suuupeeeerrr leeeentooooo por culpa de la tarea y a que prefiero quedarme dormida XD por eso ya no como .__. pero bueno~ escribiré pronto algo solo para ti si? I promisse u~ *---*
ahora, me voy a leer este sexoso InooDai~ *O*

AtZiN dijo...

jejeje, es que la inspiracion anda muy lejos de mi XD, pero ya la ire a visitar por estos dias jajajaja.

no maaa, estuvo babeable el fic, daiki es un perve insinuador jaja e inoo que no se queda atras.

muy bueno lo lemoso jojojo... XD

YuukiNii dijo...

Mymi te comento mañana x_x no doy con el sueño. Y qué crees?! subi las parejas que te dije xD hice mas de 100 votaciones hahahaa

Pao dijo...

con cosas así... yo para qué escribo si es del nabo?
pero tu... nunca fallas... te tardes o no, siempre sorprenderás
sajkjksajkdsahdsajkhdsafsa
era lo que necesitaba para dejar de odiar al mundo♥

Deemi Raainbow♥ dijo...

Waaaaaaaaaaaa, Me encantó ♥.♥

shiibi h. dijo...

"Oh si, Inoo Kei escapaba de Arioka Daiki porque creía que algún día lo iba a violar" Ñkslkalks INOO-CHAN! controlate -w- ... okey no xD violalo *O*! ahahaha ok no -_____-

"un gemido combinado con súplica, una voz que te daba el camino libre a pensamientos indecorosos, una voz que te invitaba a saciar la sed de placer que emanaba de ese cuerpo que la pronunciaba." OWO omg... quieroquedaichanmesusurealoido -//////.

"Se había enamorado locamente de un pervertido que lo llevaba al límite de su resistencia." hahahahahhahah XDDDD mori con lo de pervertido HAHAHAHAHAH SLÑAKLÑ

"Por fin había atrapado a Kei.
" POR FIN */////* ... kawaii dai-chan sonrojandose cuando él era el pervertido XDDD

"“eso” entraría en él" OWO

"-¿De qué te ríes?
-Es solo… No creí que fueras a hacerme caso… -" awwwwwwww ;OO; cosita dai-chan <3333

"Se sonrieron con complicidad y cogiendo su ropa se fueron a esconder al armario." XDDDD ajhsdjkhsaj imagina que abras tu armario y te encuentres a Inoo y a Daiki desnudos *OOOOOOO* HAHAHHAHAHAHAHlkasJKLaSD

*OOOOOOOOO* geniiiiiial pan pan!!!!

Natarashi dijo...

Ese Daiki es todo un loquillo ♥
pero no que no Inoo, Daiki te supo conquistar ♥.♥ y que hermoso estuvo
si a esos dos sera difícil separarlos se pertenecen, están predestinados a estar juntos ♥
gracias por este hermoso InooDai ♥

aNix FriKi dijo...

No ma, Daiki rules x_x
super insinuador, pero solo alocaba a Inoo.
weno el otro tambien tenia la culpa por no darle a Dai-chan lo que queria desde un principio.

y su amos es tan Ah!!... lindo, hermoso ♥
super amo esta couple ♥.♥
hasta luego siento q es real x_x

Nana Yamada dijo...

jajaja al "armario" que lugar mas sensual para tener un "segundo aire" asdads god,yo... lo siento, mi mente no se pudo contener y reprodujo todo lo que paso en ese lugar :'D
Dai-chan~ eres un niño traviesoo~ inoo no se queda muy a tras, aunque mucho fue el auto control que tubo
en fin, gracias, digo, gracias gracias

Nina Segawa dijo...

Me encantó me encantó!!!!!!
Dai-chan provocando me parece de lo mas sexy *A* me dejó enamorada, como ya es costumbre ahah


up