01 octubre 2010

Innocent and Pure [3]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Dear god, que Yabu no me mate ;3;
: Hasta que vuelvas conmigo - Gian Marco
: Japanolandia

Photobucket

Nota mía: Lol~ Tengo un sentimiento de culpa como no tienen idea XD Pero bueno, no hay nada que pueda hacer, lo hecho, hecho está 8D Los comentarios son ♥ Jajaja *está nerviosa* Aasdasdsad

----

-Frío~

Yabu se acomodó mejor la chalina para que no le protegiera solamente el cuello, sino también el rostro. Después de meses sentía frío, era obvio que estaban cambiando de estación del año.

-Nadie te obligo a venir

Ryutaro pasó de largo por su lado, caminando como si ni siquiera lo hubiera visto, el mayor no entendió bien lo que había pasado hasta que se hallaron distanciados una cuadra. Sonrió para si mismo, desde ahí pudo ver como el chico temblaba ligeramente por la baja temperatura y se frotaba las manos para generar calor.

-Es un necio…

Corrió hasta él y con una familiaridad que ya le daba miedo, Kota lo tomó de la mano, compartiendo así su calor.

-No hagas eso… - Ryutaro trató de soltarse pero el mayor aferró con más fuerza su mano
-Estás frío – dijo con dulzura – Y esto no te va a matar
-Tonto

Frunció los labios, otra vez el menor sentía ese sentimiento de calidez que nada tenía que ver con la temperatura, sino a algo que iba más profundo, algo más dirigido a su corazón… Se detuvo en seco ¿De cuando acá pensaba en cosas tan cursis? Sacudió la cabeza de lado a lado a ver si así se deshacía de esa idea tonta haciendo que el mayor se riera con eso. Lo miró molesto y le tiró un leve golpe en el brazo con la mano que tenía libre y se puso a refunfuñar.

-No te molestes – dijo el mayor aun sonriendo – Es tu culpa por hacer eso… Quien iba a pensar que podías ser tierno y gracioso al mismo tiempo…
-Oie!
-Lo siento – se rió de nuevo - ¿En qué pensabas?
-Nada importante – el menor contestó con una mueca
-Uhm… ¿Era sobre lo de ayer?
-¿Qué cosa de ayer?

El menor sabía que esa era una pregunta con trampa, sabía claramente a que se refería Kota pero, como ya había decidido, se iba a negar así mismo -y a quien le pregunte- todo lo ocurrido hasta las últimas consecuencias… Aunque eso lo llevara a la misión imposible de averiguar cómo rayos controlar el estúpido sonrojo que se le hacía presente en la cara cada que recordaba el hecho.

-Ya sabes, lo de nosotros… - Yabu parpadeó varias veces ¿De verdad no lo recordaba o es que él lo soñó?
-¿Qué cosa? No soy adivino como para saberlo
-Lo de la puerta de tu casa – no recibió respuesta pero, cuando pasaron por una vitrina muy bien iluminada, vislumbró el rubor en sus mejillas y como desviaba la mirada cada dos por tres, simplemente para tratar de ignorarlo, sonrió, su inocencia seguía intacta – De acuerdo, no pasó nada

Caminaron sin hablar todo el trayecto hasta la estación de trenes, Ryutaro estaba tan ensimismado en sus pensamientos que no se percataba de nada, ni siquiera lo hizo cuando Yabu lo soltó diciéndole que iría a buscar algo para tomar. Sintió frío en la mano y solo ahí se percató de que estaba solo ¿A dónde se había ido el otro? Empezó a sentir pánico, le dijo que siempre lo acompañaría… Se sintió traicionado y se molestó, más consigo mismo que con Yabu, porque a fin de cuentas, él era el iluso que había creído en esa promesa.
Empezó a caminar hacia el andén, cuando unos brazos lo abrazaron por la cintura.

-¿Por qué te vas?
-¿Por qué te fuiste tú? – contestó a la defensiva y aun resentido

El mayor empezó a reír pero no por la contestación, sino porque trataba de ocultar sus nervios, estaba siendo un impulsivo, irresponsable, inconsciente y estúpido por actuar de ese modo y ya ni siquiera estaba seguro porque lo hacía, se supone que era por Takaki, pero esos labios… Los tiernos labios de Morimoto…

-Se hace tarde

Ryutaro no se había movido ni un centímetro, estaba paralizado, las palabras no habían querido salir hasta ahora y su cerebro lo torturaba haciéndole recordar su primer beso… El solo recordarlo lo hacía querer otro más, no podía engañarse.

-Uhm, pero tus padres no llegan hasta más tarde, no?

La voz de Yabu fue tan sensual que creyó que caería al piso en ese momento, la respiración en su cuello más el roce de su nariz en su piel, lo hacían estremecerse, se sintió idiota, era la segunda vez o ya tercera que experimentaba un sentimiento tan nuevo en su ser, quería girarse y saborear aquellos labios nuevamente pero no debía, no tenía que hacerlo… Recién lo conocía.
Kota no resistió el impulso, ese cuerpo lo llamaba, esa aura, esa esencia, el recuerdo del sabor de sus labios… El menor lo estaba atrayendo de una manera que no conocía y se dejó llevar, lo jaló hasta una parte oscura en la estación y el menor, para ser un terco, se estaba dejando manejar con facilidad.

-Estás tiernamente sonrojado, Ryu-chan – murmuró nuevamente con esa voz seductora
-C-Cállate – su cerebro no reaccionaba, menos su cuerpo – Como… Como puedes saberlo si acá… No hay mu…

Las palabras se le cortaron al sentir la respiración del otro tan cerca de su rostro, se empezó a agitar, sentía el corazón latirle a mil lo que causaba que su presión arterial aumentara y empezara a sentir mareos, Yabu Kota lo alteraba tanto física como mentalmente…

-Sabes… - el mayor rozó levemente los labios del otro – Eres tan… Inocente… Tan… Puro… - volvió a rozar sus labios sin concretar ningún beso – Eres único, Ryu-chan
-Ahh…

El menor gimió al sentir como la pierna del mayor se colaba entre las suyas haciendo que su miembro se tensara por la cercanía.

-Uhm… Hazlo de nuevo – murmuró en su oído antes de lamer el lóbulo del menor
-Ahhh – gimió por segunda vez al sentir aquello y puso sus manos en el pecho del mayor tratando de alejarlo pero, no tenía ninguna fuerza de voluntad – Que… ¿Qué se supone que haces? – fue la única oración coherente que pudo pronunciar y dudaba poder formular otra
-Probarte – contestó otra vez acercándose a su rostro – Quiero probar cada parte de tu cuerpo

Y no pudo contenerse más, sus labios atraparon los del menor que le correspondió con igual pasión y necesidad, sus lenguas jugaban entre ellas y las manos de Ryutaro ahora se aferraban a la ropa del otro como si su vida dependiera de ello. Yabu bajó sus manos hasta la delgada cintura del chico, se colaron por debajo de su ropa tocando aquella piel suave y delicada que nunca imaginó siquiera rozar, llegó hasta los pezones duros del menor y los presionó levemente, sacando más gemidos de su parte, gemidos que se perdieron en el beso que aun se estaban dando.
El mayor bajó las manos nuevamente hasta la cintura del otro y cortó el beso solo para admirarlo, Ryutaro tenía los ojos entrecerrados, los labios ligeramente abiertos y húmedos, su pecho subía y bajaba incontrolablemente y sus mejillas estaban totalmente coloradas…

-Adorablemente puro… - murmuró – Ryu-chan – lo abrazó por la cintura y lo acercó a su cuerpo - ¿Tus padres se molestarían si hoy no llegas a dormir?

“Maldita voz” pensó el chico al oírlo murmurar cerca a su oído, haciendo que su respiración agitada rozara y erizara su piel, quería contestar que sí, que sí se iban a molestar y que no podía llegar tarde porque debía hacer tareas y trabajos, sin embargo, fue traicionado por su subconsciente, cuando tomo razón de lo que pasaba, se encontró así mismo moviendo la cabeza de lado a lado, negando lentamente.

-Ven…

Lo tomó de la mano para salir corriendo de la estación de trenes y otra vez lo sintió fácil de manejar… Sonrió lujuriosamente, podría hacer lo que quisiera con él y no obtendría ninguna resistencia de su parte.
Caminaron por unas calles algo desiertas y se metieron por un callejón para lograr salir a un pequeño pasaje donde nada llamaba la atención, solo un pequeño letrero con luces que tenía escrito “HOTEL” en él. Ryutaro empezó a temblar levemente… ¿De verdad iba hacerlo? Tal vez solo era una broma… Aunque internamente quería que si fuera real y que todo se consumara…
El encargado de las habitaciones los miró raro, ambos estaban agitados y con las mejillas sonrojadas. El mayor se acercó hasta él y pidió una habitación.

-¿Es tu hermano? – preguntó con recelo a Yabu
-Nuestros padres están peleando – contestó en voz baja para que el otro no escuchara – Lo saqué corriendo de casa antes de que presenciara algo más

El hombre mayor asintió y le pasó una llave, cobrándole menos por la habitación al pensar que aquellos dos estaban pasando, tal vez, una de las peores noches de su vida. Ryutaro pudo leer “Buena suerte” en los labios del señor cuando siguió a Kota escaleras arriba.
Entraron a la habitación y sin siquiera detenerse a prender las luces, su persona ya estaba aprisionada entre el cuerpo del mayor y la puerta.

-¿Estás seguro? – la voz de Yabu resonó en su interior, haciéndolo sentir calofríos – Si comenzamos…

Ahora él no toleró la tentación y enredando sus manos en el cabello del otro lo besó con fiereza y apuro, el mayor no perdió el tiempo y con sus manos le quitó el saco al menor y lo tiró al otro lado de la habitación, lo mismo pasó con su corbata y su camisa estaba en proceso de ser abierta y también desaparecer en algún lugar. Aquellos labios, los labios de Ryutaro eran adictivos, le gustaba sentir como estos se acoplaban a la perfección a los suyos, sus manos recorrieron el torso desnudo del menor y, como en un inicio, fueron a parar a su cintura, jugando con el borde de su pantalón, pero una oleada de conciencia se hizo dueño de él…

-Ryu-chan – sonrió con lascivia mientras paseaba sus manos entre los bolsillos traseros de Ryutaro – Debes llamar a tu casa – le dio unos cortos besos en los labios mientras su manos ahora se dirigían a los bolsillos delanteros del chico en busca de su celular, en el trayecto rozó deliberadamente su miembro haciéndolo gemir por el contacto – Acá está – sacó el aparato y se lo dio
-No… No hagas bulla – murmuró y marcó el número de su hermano, no debía llamar a sus padres – Shin… AH!

Se tapó la boca y miró abajo, de alguna manera Yabu se había arrodillado sin que él se diera cuenta y le había bajado el zipper y el pantalón rápidamente, pero su gemido no había sido por eso, había sido porque el mayor había lamido su miembro por encima de la tela de su ropa interior.

-Ryutaro… ¿Qué sucede? – preguntó el chico al otro lado de la línea - ¿Por qué gritaste?
-E-Es… Es que – trató de alejar la cabeza del mayor de su parte íntima pero recibió una pequeña mordida haciéndole morder a él sus labios para no gemir más alto – Nakaken me estáaaaaaaah! – se mordió otra vez el labio inferior, miró nuevamente hacia abajo y vio como Kota lamía su miembro totalmente erguido, su lengua subía y bajaba sin ningún recato –Está molestando… - trató de controlar su respiración y encontrar las palabras si es que no quería seguir asustando a su hermano menor – Shin… - cerró los ojos y sintió el placer recorrerle toda las espina dorsal, la boca de Yabu estaba succionando la punta, haciéndole sentir pequeños choques de electricidad en su cuerpo – Me voy a quedar a dormir aquí – murmuró para que no se le saliera ningún suspiro – Debo terminar un trabajo para mañana…
-¿Eso es todo? ¿Para eso me despiertas? Pensé que era algo más importante, hasta mañana

Ni siquiera le importó que Shintaro le contestara de tan mala manera, en ese momento solo dejó salir los gemidos que había estado reteniendo hasta ahora.
La boca de Yabu seguía jugando con su hombría, su lengua saboreaba cada parte, succionando y haciendo presión cada que llegaba a la punta…
Ryutaro sentía que se iba a correr, el placer lo estaba llevando al límite, sin embargo, de un momento a otro y antes de que llegara a su climax, el mayor se detuvo, lo cogió con ternura de la muñeca y lo llevó hasta la cama. Morimoto lo miró sin entender, Yabu ahora se había sentado al borde de la cama y posando sus manos en su cintura lo atrajo hacia él solo para darle unos delicados besos en el abdomen y en el pecho.
El mayor se recostó en la cama, atrayendo nuevamente el cuerpo del menor, por lo que este por inercia acomodó sus piernas a cada lado del cuerpo del otro, trató de sentarse sin poner todo su peso encima pero, cuando su cuerpo tocó la parte baja de Kota, pudo sentir lo duro que estaba, su miembro estaba rígido y todo por él, se sintió bien al pensar eso y sin darse cuenta, se movió para sentirlo más, haciendo que el mayor gimiera e hiciera un gesto de placer que le gustó ver, se movió de nuevo para obtener el mismo resultado, sonrió de satisfacción, sin embargo algo lo molestaba, Yabu seguía con ropa mientras que él ya estaba completamente desnudo. Con manos temblorosas recorrió el rostro del mayor, bajando por su cuello y llegando a su camisa…

-¿Puedo? – pregunto con timidez y sintiendo como su cara se ponía más roja de lo que ya estaba
-Si… - Yabu pasó el dorso de su mano por la frente del menor para acomodar sus cabellos que por el sudor le estaban tapando el rostro – Hazlo

Las manos inexpertas de Ryutaro empezaron a desabotonar aquella prenda dejando ver a su paso la pálida piel del mayor que, con la poca luz de la noche que entraba, le daba un efecto más afrodisiaco. Bajó la cabeza para besar el pecho de este, sus labios daban cortos e inocentes besos a cada centímetro de su piel… Yabu sabía que, si no fuera por aquel terrible sentimiento de querer hacer suyo a Morimoto, hace mucho lo hubiera alejado, no sentía nada bien al pensar que estaba manchando un alma tan pura... Estuvo a punto de reaccionar cuando su mente se nubló nuevamente al sentir como el menor besaba y chupaba sus pezones, mordiéndolos un poco haciéndole soltar más suspiros que confirmaban su deseo de poseer al chico.
Cambió de posiciones de un momento a otro haciendo que el menor se asustara levemente, Yabu se sacó todo lo que le sobraba de ropa lo más rápido que pudo y se rió por lo bajo al ver como Ryutaro le protestaba en un susurro. Calló aquel quejido con un beso largo, donde sus lenguas habían dejado aquel juego de necesidad por uno de pasión, las manos de ambos se daban caricias en todas partes, cada uno buscando más contacto a cada segundo que pasaba.
Kota bajó al cuello del chico, besándolo y dejando un vestigio para marcar aquel casto cuerpo, aquel cuerpo que él iba a profanar, sus manos recorrieron toda la espalda del menor por incontable vez, sintiendo como este se estremecía al sentirlo, así, llegando la espalda baja, separó un poco sus piernas y se acomodó entre ellas, Ryutaro se mordió el labio, no estaba seguro de lo que ocurriría, aunque se hacía una plena idea de eso. Gimió con dolor al sentir como algo invadía su interior y daba movimientos graciosos haciéndole sentir cosquillas en todo el cuerpo, era incómodo pero no quería echarse para atrás, ya había tomado la decisión de consumar todo. La invasión se sintió con mayor intensidad cuando el mayor introdujo dos dedos más de una sola vez, moviéndolos de lado a lado para dilatar cuanto pudiera la entrada del menor, quería saber lo que se sentía entrar en un cuerpo virgen, en alguien que no ha estado con nadie más, quería saber cómo eran las estrechas paredes de aquel niño.

-Ko… Kota… -murmuró entre el dolor y el pequeño placer que se estaba creando en él – Por… Por… Ahhhh – gimió al sentir los dedos del mayor ir con más velocidad, entrando y saliendo, rozando su interior haciéndolo querer más – Por… faahhvor – logró pronunciar
-¿Por favor qué, Ryu-chan? – murmuró en su oído antes de admirar, con la poca luz que había, el cuerpo del menor estremecerse de placer, esos ojos y labios entrecerrados… La imagen que se estaba grabando en su mente sería su perdición
-Tómame

La mente del mayor se nubló, no podía concebir imagen más hermosa que la de Ryutaro en ese estado pidiéndole que lo poseyera, sacó sus dedos y se acercó al rostro del menor para juntar de nueva cuenta sus labios, esté lo abrazó por el cuello con ambas manos, mientras sus piernas se enredaban en su cintura, dándole a entender que ya estaba listo. Con una de sus manos, Yabu cogió su propio miembro y empezó a rozar las cercanías de la entrada del otro, haciendo que este soltara suspiros y quejas en sus labios, sintió como lo mordía levemente en forma de reclamo y ante tal incitación no resistió más y empezó penetrarlo, sintiendo como las paredes del chico lo aprisionaban causándole un mil sentimientos a la vez, si de por sí las paredes del menor eran angostas, por la incomodidad al sentir la invasión estaba ajustando, dándole doble placer incentivándolo a que se moviera, sin embargo sabía que el otro aun no se acostumbraba.

-¿E-Estás… bien? – el placer era demasiado, quería sentir la fricción de su miembro contra aquellas paredes castas, quería escucharlo gemir su nombre infinidad de veces, quería ver como descontrolaba aquella alma pura…
-Si… - murmuró el menor con la voz un poco ronca – Solo… Solo espera un momento…

Ryutaro se maldijo así mismo, no había tenido fuerza de voluntad para detener al mayor pero claro que la tenía para acostumbrarse a aquella irrupción, se concentró todo lo que su mente le permitió y se enfocó solo en el placer que había sentido momentos antes. El dolor se fue amenizando poco a poco, por lo que aferró con más fuerza sus piernas a la cintura del mayor quien estaba haciendo un esfuerzo sobre humano para no empezar a embestirlo de una buena vez.

-Ya… - murmuró a la vez que movía sus caderas instintivamente en busca de más contacto – Hahhhhhhhhhhh

Ni siquiera pudo formular la palabra que quería, Kota lo estaba penetrando de una manera algo sádica… Sádica pero exquisita… Se trató de morder los labios para no gemir, pero el roce de sus cuerpos lo estaban desquiciando, no podía retener aquellos gritos, no si quería mantener su cordura.

-Ajusta más Ryutaro – le dijo Yabu mientras se introducía en él con otra estocada – Ajusta cada que te la meta

El menor ni siquiera sabía a qué se referían esas palabras, pero su cuerpo si lo entendió, cada que Yabu salía, apretaba su entrada para que, cuando se volviera a introducir en él, el contacto de su miembro con su interior sea mucho más marcado.

-Ah… Ah… Así, sigue ajustando…
-Ko… Kotah… Más… Máhhs

Yabu acometía contra el cuerpo del menor a una velocidad cada vez más rápida, sabía que no le faltaba mucho para correrse, ni a él ni al otro, por lo que se detuvo un poco para acomodar una de las piernas de Ryutaro en su hombro, mientras él se arrodillaba y sus dos manos se acomodaban a cada lado del menor para sujetar sus caderas, Ryutaro lo miraba expectante, quería saber que tan dentro lo sentiría con esa pose.
El miembro de Yabu entraba de lleno en su interior, haciéndolo tocar el cielo y haciéndolo firmar su sentencia en el infierno, la lujuria que se había hecho dueña de ambos lo confirmaba así, sentía como el cuerpo del otro arremetía contra él, tocando en el punto exacto, haciéndolo gemir incoherencias y proclamando su nombre cada vez más alto…

-KOTA!!!

Sintió como el liquido blanco salpicaba en todo su pecho, quiso limpiarse con las sábanas pero el mayor le ganó, limpiando todo rastro de su semilla con su lengua, Ryutaro comprimió su interior todo lo que pudo para que el otro se corriera en la estocada que le estaba dando y así lo hizo, con un fuerte grito de placer Yabu eyaculó dentro de su cuerpo pero ahí no se detuvo, siguió con su vaivén de embestidas mientras su miembro disminuía de tamaño y tocaba más partes sensibles dentro del recto del menor, quien, a pesar de ya haberse corrido, aun soltaba suspiros.

Ya agotado salió de su interior y se recostó a su lado, paseando su mano por el rostro de aquel niño, bajando por su cuello y tocando su pecho que subía y bajaba desmesuradamente, lo abrazó por la cintura y lo atrajo hacia él para que se acurrucara en su pecho, se tapó a ambos con las cobijas de la cama y esperó a que Ryutaro se quedara dormido para que él también lo hiciera.

----

-Frío~

Murmuró mientras despertaba, sin embargo algo en esa palabra lo descolocó, el no podía sentir frío, no si se supone que compartía calor con Ryutaro. Abrió los ojos de golpe buscando al menor pero no halló ni su ropa ni sus zapatos con la vista, se había ido, buscó su celular con desesperación, eran las 10 a.m., marcó su número pero el celular no llegaba a timbrar, lo mandaba directo a la casilla de voz…

-Que he hecho…

Yabu sintió una oleada de culpa que lo abrumó de sobremanera, se había dejado llevar y ahora lo había arruinado todo.

17 comentarios:

sOra-cHan dijo...

mvm!!!
primerass n_n
ahoraa voy a leer~

Carol~ dijo...

me falta el aire Satommy...
qué increible estuvo el lemmon
fue tan... tan... perv 8D, pero a la vez tan... especial >///<

Yabu Kota lo alteraba tanto física como mentalmente… ---> y a quién no XD

Caminaron por unas calles algo desiertas y se metieron por un callejón para lograr salir a un pequeño pasaje donde nada llamaba la atención, solo un pequeño letrero con luces que tenía escrito “HOTEL” en él. ----> ahora me entró la duda de cómo es que Yabu supo la locación de ese hotel O.o!?

Ryutaro pudo leer “Buena suerte” en los labios del señor cuando siguió a Kota escaleras arriba. ---> la expresión que me imagino de Ryu de total confusión es muy graciosa 8D

y al parecer a Shin no le gusta ser despertado una vez que está dormido.

Yabu sintió una oleada de culpa que lo abrumó de sobremanera, se había dejado llevar y ahora lo había arruinado todo. ---> en serio todo ahora está arruinado D:
Satommy quiero más, qué va a pasar con esos dos ahora, necestio saber Dx

P.D. ahora no se me va la imagen mental del "tómame" del ryu del banner -w-

sOra-cHan dijo...

D:!!!
*murio por el lemon*
& ASI DICES QE NO SABES HACER LEMON!!!!! oseaa eso sobrepasoo loss miiooss >.<

asdadadasdasdasdasdasdas

fuee genial!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
asdadasdasdasdasdasd
enserioo fue de otroo nivel!
.<
tantoo qe te presione por el! >.<
peroo valioo la penaa ! *O*

geniaL Satommy ! >.< *guarda la pala*

La paLaa no aparecera hoy n_n
amenos qe sea necesario ¬¬

♥soanychinenlove♥ dijo...

ayy dioss *explota* pero que lemon bien a lo full 1313 *¬*
y encima le supe la piernaa diossss *muere*
y..y ajusta..!!!! *desangraaa* no mass fue estupendamente explositoo me ecantoo^^

aww que lindo ryu olcultando lo del beso >o<
pero pobre despues de lo que pasoo no creo que las cosas vallan bien u.u pobre ryu!!

contiiiiiiiiiiii

Natsu 山田 dijo...

dasfsdfsdgg
Quee geneeaaaal
esee lemon :B sdsfsdf

dsdff lovee u sato n.n
waaaaa y ryutaro
*se panikea* sdasfdfsd
kiero maaas
conti onegaai n-n

ichigo-chan dijo...

osea heee!!!! me encanto waaa superaste mis limites en cuanto a lemon se refiere waaaa yabu perver que le hizo a mi nene, ok no tan nene despues de eso nee??
jajaja me encanto el lemon y que pasara ahora por que se fue ryutaro?? continuacion por favor satommy * ya no respira tiene que ir por su unchiwaa para hecharse aire y repirar** jujuj

Anónimo dijo...

woaaaa!! <333 el mejor yabutaro que e leeido!!! esta super! yabu no te sientas mal!!! ryutaro tambien te ama o si no no se iba dejado tomar por ti <333

AmiS dijo...

waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!
esta buenoooooooooooooo!!!..
kiero mass!!

shiibi h. dijo...

*____________*
estuvo super bonito el capitulo ♥♥♥♥

yabu trata muy lindo a ryutaro *__* asdasdasd y cuando lo hacen asjhdlasjdkasdj fue taaaaaaaaaan hot y lindoo al mismo tiempooooooooooo *////////////<

ame la escena de la estación de trenesss *_* ryu-chan ish super KAWAIIIII ASLKDJASKD ♥♥♥♥♥ y yabu tan sensualon XP hahahahha~~

casi lo mato cuando se lo llevó al hotel D<!!!! pero lo trato mui lindo asi que esta bienn :BBBBB~~
que se lo lleve cuando quieraaa~~ :BBBBBB ok no XB

!!me encanta tu fiic ⊙ω⊙ ♥♥♥♥♥ !!!

Ayaa dijo...

:O
que cosas LOL
ahahahahaha que buen lemmon~ suuper hot *3*
ahahahahaha ese Ryu-chan termino cayendo~ XD
Pero ahora Yabu se siente culpable D: y eso no es bueno u_u ademas que Ryu se niega a responderle las llamadas LOL gosh!!
Espero el proximo~

Anónimo dijo...

AAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH Y SE ME CAYO LA BABA mira niña que se me cayo la baba el leer ese yabutaro tan tan tan ♥♥♥♥♥♥♥♥
esa pareja no me tenia tan convensida pero TU si TU me isiste FAN DE ESA PAREJITA TAN HERMOSA ♥
espero ke se puedan encontrar y sa agan novios por el resto de su vida fangiresca

atte: nari naren [*^*]

Midori dijo...

Dioos! DD:! NOOO!!
ryu te quiere y lo sabes~
si no no te hubiera dejado hacerle lo que le hiciste 1313
fue tan asdfasfg~ *O*
"la cosa de ayer" awww x3
me encanta que ryu oculte su vergüenza~
necesito la contii~ >.<

Inma dijo...

Ahhh por fin me pude poner al dia y me lei los capis, me encantooo *.*, nunca habia leido un Yabutaro antes creo... y me encanta xD, saludos ^^

jump-nao-san dijo...

Diooos!!! que Lemmon más.... aaah!! *O*~ lo que me gusta de tus Lemmon's es que lo haces de una forma tan detallada que puedo imaginarlo a la perfeccion... -pervertida mode on*-
aw~ lo ameee... y no te sientas culpable... fue lo mejor!

Yukito dijo...

Wow nueva x estos lares
y simplemente decir ke ame el fic ♥ !!! ojala lo continues pronto n.n
esperare ansiosa
see you ~

Midori dijo...

Dios *O* mi mente volo~!
ahh! no puedo decir nada coherente ahora -w-!

aNix FriKi dijo...

♥//////♥ es tan genial esta historia

Ryu-chan aunque trato de resistirse no pudo contra Yabu x_x jujujuju

Aunque Yabu si se paso, haciendo que el otro le marcase a su hermano, mientras le hacia cosas indecentes ^^" jijijijijijijjijiji, mientras Ryu aguantando las ganas x_x

me gusto tanto este cap, que en el metro hasta me pase de estacion, jajajajaja -llegue tarde a la escuela x_x, pero vale la pena-

SEGUIRE LEYENDO ♥