In the middle [Drabble]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Sal a la herida[?] X'D♥
: Angelito sin alas - DCS ft. Juan Magan
: Mi cama destendida♥

Título: In the middle
Autor: Satommy
Pareja: Ninguna[?]
Género: Angst[?]
Extensión: Drabble
Notas: Estaba yo por ahí, vagando en internet cuando leí algo que no me gustó Q_Q yo y mi defecto de desquitarme escribiendo HAHAHAHA leí un fanfic en inglés :c medio rarito donde Takaki era un puto y hacía sufrir al mundo X'D y... y... lo odié, lo odié mucho uwu por ser metiche e hipócrita y tan sólo influir al mundo para su favor y el de sus amigos, no importando a quien dañara D': así que... salió esto e.eUu así que...[?] bleh X'D está raro


Oh, Daiki lo odiaba. Lo odiaba de tomo a lomo por ser idiota, por meterse donde no le correspondía, por aconsejar con palabras que él no iba a jamás comprender el peso que tenían y en lo mal que habían influido en la vida del mayor. En su propia vida.

Daiki definitivamente, odiaba a Takaki.

Siempre había creído lo buena persona que era él, ¿no era así como se veía a un amigo? Aunque más que amigo siempre lo pensó como hermano mayor. Preocupado, dedicado, sincero… Pensamientos erróneos de un ser tan hipócrita como era ese castaño y por un momento, por un mísero momento que sabría le costaría la nobleza de su vida, disfrutó que Chinen lo dejara como lo hiciera y empezara a salir con alguien más, que amara a alguien más.

Porque alguien como Yuya, no merecía estar con quien amaba.

De su rostro caían lágrimas que pesaban demasiado, humedecían su rostro pero él sentía como si el contacto húmedo quemara su piel, ¿por qué le hacía esto? Jamás terminó de entender o tal vez sí lo hacía pero sabía que de no haber estado Takaki al medio, empujando hacia atrás a Inoo, ellos aún estarían juntos porque una pareja siempre soluciona sus problemas. Una pareja, si conversa, puede vencer al mundo, a la vida y al maldito destino si es que se interponía entre ellos pero no fue así.

Entre ellos había influido algo peor.

-Daiki, yo creo que…
-Tú no crees nada, Takaki

Le cortó de pronto cuando el mayor trató de darle palabras de ánimo, ¿hasta dónde podía fingir? Había sido lo mismo con Yuto, ambos habían sido víctimas de su intervención.

-Tú sólo piensas en ti y en quienes te convienen, si tú decides estar a favor de alguien no te importa… ¡No te importa causarle daño a alguien más con tal de apoyarle! No eres un amigo, eres egoísta, eres cruel… Tú sabes que yo amo a Kei, ¿pero te importó acaso? No lo hizo, no te importaron tampoco las veces que me viste llorando por él, aunque estabas ahí “animándome”, ¿cuánto te costó fingir? Dime, Takaki… ¿cuánto te costó sonreírme para luego clavarme el puñal por la espalda? ¿Para convencerlo que al final me dejara? Maldito hipócrita!

Lo iba a golpear, lo iba a hacer e iba a decirle muchas más cosas, se iba a escudar en palabras de Chinen y en su novio, iba a recordarle todo lo malo que le había ocurrido tan sólo para sentirse un poco mejor en su vida. En su soledad. Pero Yuto lo rodeó por la cintura y con tanta facilidad lo cargó para alejarlo que la impotencia cobró parte en su cuerpo y empezó a hipar al llorar más fuerte, mirando de pie al mayor que no se había movido un solo centímetro.

Idiota.

-Ya terminó, Daiki

La voz del alto fue como una pequeña pomada de alivio para su corazón, dejando de forcejear mientras aún entre sus brazos, era llevado a algún lugar lejos de ahí. Había sido su culpa, lo sabía. Su torpeza al no darse cuenta que uno de sus amigos estaba influyendo en su novio cada que peleaban, cada que una discusión se hacía presente en su relación, ¿pero cómo no había podido verlo? Kei siempre estaba más lejano, hasta que un día lo escuchó diciéndole que mejor terminaba con él de una vez por todas, para que todo volviera a ser como antes.

Y le dolió, le dolió porque Takaki lo veía llorar.

Pero tomó sentido, cada vez que le dijo que mejor miraba más allá, que siguiera con su vida y pudiera olvidarlo, ¿en verdad le decía eso por su bien o tan sólo para alejarlo más? No entendía su egoísmo ni por qué se metía así al medio o por qué con sus palabras arruinaba lo bonito que tenía en su corazón, ¿es que acaso, alguien más quería a Kei y Takaki le estaba ayudando? Era posible… El castaño ya había hecho eso con su mejor amigo, ¿por qué no hacerlo con él?

Idiotaidiotaidiota
Te odio


Nakajima lo dejó caer en un sofá en algún lugar de la compañía y lo cubrió con una manta, haciéndolo bolita para que se acurrucara a su lado. Sus largos dedos acariciaron su cabello tratando de hacer que se calmase y su cuerpo dejara de temblar por el frío, el dolor y la impotencia. Él entendía, porque le había pasado igual.

-Sabes… Yuto – dijo al cabo de media hora, cuando sus lágrimas ya se habían agotado – Siquiera me alegra saber que Chinen jamás volverá con él

1 comentarios :

Ageha Chihara dijo...

primera!!! y hay.....
de cierta forma dolió....
no se.. me dejas con un nudo y con colera por el p... de Yuuya... más las cosas q hablabamos el domingo asdasdasas ¬¬
quiero más XD


up