Guns and Roses [2]

http://i89.photobucket.com/albums/k220/Satommy14/pensamiento1.jpg: Mañana vuelvo~~

: Chicos gritando
: En un cyber en mi ciudad :D



Nota: No gente, no me he olvidado de "No me olvides", solo que ese fic me parece más complicado que este -3- espero que les guste :D

----------------------------------------------------

Entró en la habitación por la ventana, estaba vestido completamente de negro y llevaba un pequeño bolso colgado de la cintura, se acercó al cuerpo que estaba descansando plácidamente en la cama y se lo quedó viendo unos minutos, una de sus manos sacó del bolso una jeringa vacía y acarició la aguja que esta poseía.

-Te demoras mucho, ya hice tu trabajo

Yuto saltó en su sitio, por poco el utensilio se le caía de las manos, se giró hacia dónde provenía la voz y vio a Ryosuke, jugando con una pequeña pistola a presión en las manos.

-¿Qué haces acá?
-Quería demostrarte que no soy alguien a quien puedes subestimar – lo miró con frialdad mientras se acercaba a su cuerpo – No soy lo que tú crees
-¿Un niño en busca de amor? - se rió, dejando que diera vueltas a su alrededor - ¿Acaso ahora no estás buscando el mío? ¿Y también mi aprobación? Muy osado de tu parte venir a hacer mi trabajo… Igual el dinero irá a mi cuenta
-El dinero no me importa, pero el que haya hecho un trabajo más rápido y limpio que el tuyo… Estoy seguro que eso, dañará tu ego

Nakajima se puso serio, iba a hacer otra vez un movimiento para hacerlo caer pero Yamada lo esquivó.

-Los errores se cometen solo una vez…
-¿Ah sí?

Ryosuke se quedó helado al sentir como una aguja atravesaba su piel, su mirada fue directo a su brazo y vio como esta estaba directamente introducida en su vena, miró con pánico al otro, tratando de entender o siquiera saber que era lo siguiente que quería hacer.

-No hagas cosas de las cuales después te puedes arrepentir – Yuto presionó más la aguja – Si haces un solo movimiento, te inyectaré aire en la vena, a los segundos toda tu sangre dejará de circular y morirás de un paro cardiaco… ¿Realmente lo deseas así? ¿Quieres morir de una forma tan inocente? Oh… Espera, claro que quieres morir así, como si no fueras un asesino…

Se quedó quieto mirando a Nakajima a los ojos, sopesando todas las posibles opciones que tenía para poder huir y salvarse de eso pero ¿a quién engañaba? No tenía ninguna que tuviera más del 3% de resultar posible, su cuerpo empezaba a temblar por el miedo y sabía que el otro muchacho podía leerlo fácilmente en sus facciones.

-Si tanto quieres matarme, hazlo ¿qué es lo que te detiene?

Yuto soltó una carcajada con sus palabras, lentamente sacó el aguja de su piel y delicadamente la guardó en su bolso.

-Tu rostro me detiene – pasó un dedo por su mejilla hasta la barbilla y la acarició solo con la punta – Me parece muy interesante la idea de jugar contigo, no puedo matarte mientras no lo haya hecho…
-¿Jugar conmigo? ¡¿A qué demonios te refieres con eso?!

Unas largas y delgadas manos le taparon la boca mientras lo arrastraban fuera de aquella habitación, empezó a quejarse y a moverse pero recordó la situación en la que estaban, teniendo que quedarse quieto para no hacer ruido y así no llamar la atención. Escuchó como una puerta se abría y alzó la mirada, estaban ahora en el despacho de aquel hombre.

-Acá tendremos privacidad

Yuto lo acorraló contra un estante de libros dejándolo estático y casi sin respirar como el día anterior en la universidad. Sintió una tibia respiración en el cuello, lo cual le alteró los nervios y seguido de eso, unas pequeñas caricias empezaban a recorrer su cuerpo, centímetro por centímetro, erizándole la piel con cada toque, aunque esta fuera por sobre la ropa.

-Te gusta… ¿Verdad Yama-chan? – susurró en su oído – Te gusta que te toque… - fue bajando poco a poco hasta llegar a su pierna para acariciarla delicadamente – Pero yo sé que… - lamió el borde de la oreja - Te mueres porque te toque “ahí” – subió lentamente hasta su entrepierna y presionó levemente la zona, sonriendo al escuchar el leve gemido que salía de los labios del otro – Te gusta…

Yamada quería pelear pero sus brazos ni sus piernas respondían a las órdenes que su cerebro enviaba, sabía que llegaría un momento en que no iba a poder resistirse, sentía esa ansiedad que Takaki le provocaba cada que estaba cerca suyo pero… Había algo más, solo que no lograba identificar qué. Otro gemido salió de sus labios cuando la mano del otro chico empezó a acariciar su miembro por sobre encima de la tela, besando ahora su cuello con delicadeza. Se estaba dejado llevar, su cuerpo estaba reaccionando, pero por segunda vez, todo se detuvo de un momento a otro.

-Mi celular – Yuto sonrió amablemente, poniendo dos dedos sobre los labios del mayor para callarlo y contestó – Si, ya terminé el trabajo Nishikido-san… - suspiró largo y tendido y empezó a caminar – No, no vi a Kei estos días… Eso que… ¿Por qué debo ser yo la niñera? – se quedó callado, ahora con una arruga en la frente – Se lo diré cuando lo vea… - bufó molesto – De acuerdo, iré ahora

Cerró el celular y lo guardó, se acercó a Yamada que seguía quieto en su lugar y le besó la frente.

-Debo irme, nos vemos mañana

Otra vez se quedó en blanco ¡¿Qué demonios era todo eso?! ¡¿A qué se supone que estaba jugando Nakajima Yuto?! Su corazón no dejaba de latir rápidamente, sus mejillas estaban completamente rojas y, aunque le doliera en el orgullo admitirlo, de verdad había deseado llegar a más esta vez, nuevamente tenía un problema entre las piernas.

----

Entraron al comedor principal, atrayendo instantáneamente las miradas, mientras uno solo sonreía el otro hacía muecas y mala cara a toda persona aquella que estuviera a su paso. A pesar de que todos supieran quien era y a pesar de que todos quisieran conocerlo nadie quería hablarle, para ellos, Arioka Daiki era un mundo aparte, un mundo en el que ellos no pertenecían y al que si lo hacían, simplemente Daiki no.

-Siguen sin acercarse a ti

Chinen miraba a todos los alrededores del comedor, las miradas fijas en él y en Daiki, el mayor solo hizo una mala cara y se dirigió a la mesa más alejada del lugar.

-También es tu culpa Dai-chan… No te gusta conocer ni acercarte a nadie
-Ellos son los que se alejan de mi
-Mentira y aunque fuera verdad, tú tampoco haces esfuerzo alguno en acercarte a ellos – miró al mayor que estaba a punto de decir algo y le metió un pedazo de pan en la boca – No, no puedes contar a Yama-chan o a Yuto en esto porque ellos buscaron ser tus amigos, tu no de ellos… Así que no te quejes ni pongas esa cara, solo te haces a la víctima
-Yo mmno me hagdo a da vidctima – terminó de comer lo que tenía en la boca y miró a su alrededor – No me hago a la víctima, te digo que ellos son los que… Ya! Ya! Ya entendí, no me vuelvas a alimentar Chii…
-Eres un obstinado o tal vez… - miró burlonamente al chico y soltó una risita, dejando el pan en la mesa - ¿Acaso no sabes hacer amigos?
-¿Qué? ¡No! Yo si sé hacer amigos

Se paró de golpe y empezó a ver a todos lados, empezando a caminar en dirección de la esquina opuesta de dónde se encontraban ellos. Yuri solo pudo reírse, viendo como el chico parecía casi desesperado en demostrarle que podía hacer amigos, tenía su mirada fija en él pero pronto se vio interrumpido cuando una figura se atravesó.

-¿Podrías darme permiso? – preguntó molesto pero el cuerpo no se movió – Te estoy diciendo que… ¿Quién eres y qué quieres?
-Que engreído – el chico alto le sonrío y despeinó antes de sentarse delante suyo, atrapando totalmente la atención del otro – Me sentaré aquí porque todas las mesas estás ocupadas, menos esta
-Estoy yo ocupándola
-No me expliqué… Todos los asientos de todas las mesas están ocupados, menos los de esta, así que me sentaré aquí
-¿Y quién te dio el permiso para poder hacerlo?
-Yo mismo
-¿Y tú eres…?
-Takaki Yuya, mucho gusto – le dio su mejor sonrisa, la que sabía que se lo ganaría en cuestión de segundos - ¿Y tú nombre, pequeño ángel?
-Chinen Yuri – sonrío con malicia – No te dejes llevar por apariencias, más que un ángel, soy un pequeño demonio…

Takaki se sorprendió por la respuesta pero en respuesta solo rió y empezó a comer, mirando de reojo a donde había ido su presa original.
Daiki caminaba al fondo del lugar, a la mesa del rincón que se encontraba detrás de una columna, sabía que había alguien sentado ahí ¿Qué tal malo podía ser el hablarle a alguien que evitaba mucho contacto con el mundo? Tal vez… Era tímido ¿Qué mejor que hablar con alguien tímido? Así no tenía que soportar toda una conversación incómoda sobre temas que no le interesaban en lo más mínimo.

-¿Qué deseas?

Una voz fina salió de los labios de aquel chico que tenía una apariencia delicada, estaba leyendo un libro con unas gafas un poco toscas para su rostro, sintió su corazón dejar de latir por unos segundos, tenía la mala costumbre de quedarse viendo fijamente mientras pensaba.

-¿Puedo sentarme acá? – aunque su voz saliera tan seria y tranquila, no lo estaba, internamente estaba temblando
-Si la silla está libre y no tiene un letrero de “reservado” puedes hacerlo

Arioka miró la silla, tenía un bolso encima así que lo levantó y dejó en la mesa para poder sentarse, escuchó una risa salir de ese chico y frunció el ceño en señal de molestia.

-No te molestes… - dejó su libro a un lado, seguido de sus lentes - ¿Qué te animó a venir acá? ¿El agobio de las personas que te rodean ya es demasiado? ¿O es que tu amigo con el que siempre estás te dejó por ese castaño?
-¿Eh? – Daiki se giró a ver a su mesa, era verdad, Chinen estaba hablando con alguien y parecía muy entretenido haciéndolo – No… - suspiró, ya había perdido a su único amigo – Es solo… ¿Por qué sabes que siempre estoy con él?
-No es un secreto que digamos… Eres demasiado popular, aunque a mí no me llamas mucho la atención
-¿Eso lo debo tomar como algo bueno o como algo malo?
-Pensé que sería bueno, como dije… Sé que odias la atención que recibes
-Gracias – Daiki sonrió y cogió el libro que hace unos momentos el otro estaba leyendo – Stephen King… Uno de los mejores y más famosos escritores de thrillers… ¿Puedo verlo?

El mayor solo logró asentir, mirándolo fijamente… Lo había estado siguiendo ya una semana antes de iniciar las clases y ayer también lo había vigilado de lejos pero hasta ese mismo momento no lo había visto sonreír, siempre tenía el ceño fruncido o un mohín en los labios ¿Cómo alguien con una sonrisa tan hermosa no la mostraba al mundo? Esquivó la mirada ¿Por qué estaba pensando en algo así? Se puso a ver a la gente del comedor para distraerse, ya nadie los miraba ni les prestaba atención, ese era el don de Kei, era uno de los motivos por los cuales su trabajo se hacía tan fácil, él era invisible para el mundo… Si Daiki se quedaba a su lado, también lo sería y en el momento que menos lo esperara…

-¡Que genial!

Su voz lo hizo volver a mirarlo y nuevamente perderse en esa sonrisa dulce e inocente ¿Era humanamente posible que existiera una sonrisa así? Se fijo en cada detalle del rostro del menor, recordando minuciosamente como sus mejillas se levantaban, como sus ojos se entrecerraban, la pequeña curvatura que se le hacía debajo de los labios, los dientes perfectamente alineados y blancos…

-¿Me acompañarás?
-¿Disculpa? - no había prestado atención, eso no solía pasarle, solo ocurría cuando meditaba en su venganza o en sus padres, pero ahora era diferente
-Te preguntaba si querías acompañarme a comprar el libro – frunció la frente - ¿Me estás siquiera prestando atención?
-Si lo estoy haciendo - se rió, tratando de amenizar el ambiente - ¿Pero por qué quieres que te acompañe? Que digamos solo le puedes decir a alguien…
-Eso es justamente lo que no quiero – dijo serio e incómodo – Quiero ir solo… Pero si lo hago, mis guardaespaldas me seguirán, si voy contigo se mantendrán a raya
-¿Por qué harían eso? ¿Su deber no es cuidarte a costa de todo?
-Digamos que les doy pena por no tener amigos, si me ven estrechando lazos con alguien más que no sea Chinen, dejarán el espacio suficiente para que pueda disfrutar esa pequeña “libertad”

Kei sonrió ¿la víctima ofreciéndose tan fácilmente con el asesino? Sabía que si Daiki se enteraba que él era quien mató a su hermano mayor, la cuestión sería diferente, pero no podía decírselo, tal vez cuando estuviera a punto de acabar con su vida lo haría… ¿La sonrisa se dibujaría en sus labios después de matarlo? La imagen angelical del chico recostado en una cama con los ojos cerrados se impregnó en su mente ¿Lo quería muerto o lo quería vivo? La pregunta solo tenía una respuesta, debía… Tenía que matarlo, para eso lo habían contratado.

-¿Me acompañarás?
-¿Por qué yo? – le preguntó al tiempo que cogía el libro y sacaba un lapicero para escribir en él – Si tanto lo quieres, te lo regalo… - terminó de escribir y se lo dio

Daiki quería protestar pero cogió de todas maneras lo que el otro le ofrecía para poder leer lo que había escrito.



“La vida pasa en un abrir y cerrar de ojos, pero eso no significa
que no disfrutes de aquel pequeño lapso.
La libertad que ansías tener no se encuentra escapando,
tampoco buscando excusas para huir,
solo la encontrarás cuando aceptes tu lugar en este mundo
y cuando te des cuenta que todos nos encontramos
donde estamos por un propósito específico.
No todo es el azar.”





Deseo que todo salga bien,
no dejes que la sociedad te agobie,
no dejes que el mal humor te atrape,
con una sonrisa puedes
hacer arrodillar al mundo a tus pies,
tómalo del lado amable y disfruta.

Inoo Kei



El mayor esperó a que el otro terminara de leer, pudiendo vislumbrar los pequeños cambios de gestos que tenía en el rostro, no había escrito eso para agradarle, mas bien era para marcar distancia, sus palabras habían sido escritas para alejarlo, no podía arriesgarse a crear lazos con la persona que tendría que matar en algún momento.

-Se mi amigo – dijo la voz de Daiki casi quebrándose al final de la oración – Por favor, se mi amigo…

Kei parpadeó varias veces ¿Qué significaba eso? ¿Por qué lo hacía? ¿Y por qué no podía decirle que no? Lo miró sobresaltado… Tal vez la indirecta que había escrito no era lo suficiente como para que entendiera que no quería ser nada suyo…

-¿Lo serás? – abrazó el libro como un niño pequeño y lo miró con anhelo
-Un amigo no se pide o compra, un amigo se hace

Sonrió ampliamente y se paró, cuanto antes huyera de ahí, sería lo mejor. Cogió su bolso y se dispuso a caminar cuando una mano lo detuvo, su corazón dejó de latir unos segundos y se giró a verlo, la sonrisa dibujada en sus labios le hizo perder el aire de los pulmones y deseó con todas sus fuerzas sacar su pistola y matarlo ahí mismo para no volver a sentirse tan idiota pero no podía, no era tan descuidado ni tan impulsivo.

-¿Qué sucede?
-Tú ya eres mi amigo, incluso me has hecho un regalo… - incluso sonrió más - ¿Quisieras comer conmigo de ahora en adelante? – miró hacia Chinen quien no daba señas de acordarse de él y ahí recién se dio cuenta que nadie del lugar le daba importancia a lo que hacía – Así también… Ahuyento la atención.
-Tú solo quieres usarme
-No, yo quiero ser tu amigo… - la sonrisa fue desdibujándose – No te quiero usar, quiero conocerte quiero… Quiero saber más de Inoo Kei… - lo miró a los ojos - ¿O es que tú no quieres serlo?
-No siento que sea buena influencia para el heredero de los Arioka
-Entonces solo trátame de Daiki, yo no pondré queja alguna
-¿En serio quieres ser amigo de un desconocido?
-Tu ya no eres un desconocido, eres Inoo-chan, un amigo de la universidad…

Kei iba a poner otra queja, pero sintió una mirada fija clavada en la espalda, se giró y vio como Yuto lo miraba con los ojos entrecerrados y casi con odio. Tal vez no debería desaprovechar tal oportunidad… Si Daiki había ido solo hasta el, por algo habría sido.

Yamada tenía la mirada fija en Takaki y en Chinen ¿Por qué el mayor estaba a su lado? Tal vez estaba esperando a Daiki… Pero si fuera así… ¿Por qué acercarse cuando estaba lejos? Sus pies empezaron a guiarlo hasta la mesa, cuando un brazo pasó por sus hombros, deteniéndolo y acercándolo a su cuerpo.
Yuto por fin ya había vuelto a su realidad ¿Por qué a Inoo se le daban tan fáciles las cosas? El ni siquiera era tan unido con Daiki a pesar de estar en su misma clase, pero no… El mayor ya estaba hablando con el, comiendo juntos y haciéndolo sonreir, hasta ahora nunca lo había visto sonreír al chico, le iba a decir a Ryosuke que se quedara ahí, que el iría a saludar a un primo cuando vio su mirada casi perdida, la siguió y vio a Chinen junto a un chico castaño, alto y de ojos pequeños.

“Takaki Yuya”

Sabía que era el aunque no lo conociera, sonrió con malicia, jugar con Yamada era algo mucho más divertido que matar personas, torturarlo, excitarlo y hacerlo gemir se estaba volviendo en su nueva adicción. Pasó un brazo por sus hombros cuando empezó a caminar y lo pegó a su cuerpo, tal vez ya era momento que se presentara con la banda rival, miró a Chinen y se compadeció de él, alguien tan inocente metido en un mundo del cual podría salir muerto en cualquier momento.

-¿Qué se supone que hacer?
-¿No quieres divertirte?

Nakajima susurró en su oído, lamiendo disimuladamente el borde de la oreja del mayor y sintiendo instantáneamente como este se estremecía. Se acercaron caminando lentamente a la mesa, sabiendo a perfección que Yamada temblaba con cada paso.

-Chii – saludó el alto cuando los alcanzaron

El más pequeño los miró y abrió los ojos sorprendido, luego empezó a reírse infantilmente.

-No me digas que ya atrapaste a Yama-chan… Solo llevamos dos días de clase y ¿ya le lanzaste la correa al cuello?

Ryosuke miró a Takaki esperando que tuviera una mirada sombría pero solo logró ver una sonrisa en su rostro.

-Yo no he sido atrapado por nadie – se quitó el brazo del alto fastidiado, logrando hacer reír a todos con su comportamiento - ¿Qué haces acá sin Daiki?
-Bueno… - suspiró – Le dije que no podía hacer amigos y se fue como si nada a hacerlos… Aunque se fue a hablar con ese chico raro… - señaló a la mesa de Inoo – Y no volvió…
-¿Lo eligió a el de entre toda la gente que está acá?

La voz de Yuto no pudo disimular su indignación, se paró y empezó a caminar hacia la salida, no sin antes tomar la mano de Yamada y sacarlo arrastrando a su lado.

-Eh… Eso fue raro – Yuri ladeó la cabeza y luego miró a Takaki - ¿Por qué los miras tanto?
-¿A quiénes?
-A Dai-chan y el chico ese
-Se llama Inoo Kei, es un viejo amigo… - sonrió de lado, emitiendo un sentimiento tan frío que le heló la sangre al menor – Solo estoy pensando en la suerte que tiene…
-¿Suerte? – ahora él era quien tenía la voz indignada - ¿Acaso tu solo quieres acercarte a Daiki?
-Mentiría si te dijera que no – estiró la mano y le acarició la mejilla – Pero no es lo que piensas
-¿Y qué es lo que pienso?
-Yo no creo en nada ni nadie, no creo en sentimientos… Pero siempre hay necesidades que el cuerpo debe satisfacer ¿no crees?
-En otras palabras… ¿Quieres acostarte con Daiki?

Abrió la boca idiotamente, mirando al castaño con los ojos bien abiertos, nunca había conocido a alguien que hablara del sexo tan fríamente… Yuya solo empezó a reírse y una mirada de lascivia y crueldad se dibujaron en sus ojos… “Acostarme con él y luego cortarle el cuello”.

----

Lo embestía salvajemente, demostrando todo su poder y hombría con cada estocada, los gemidos llenaban la habitación, la mujer solo gritaba el nombre del que la estaba poseyendo.

-¡Ryo!

Gritó alto y pudo sentir como se descargaba en su interior, el hombre se salió de inmediato y la cogió del cuello, la tiró fuera de la cama haciéndola caer con un estruendoso ruido, se levantó rápidamente y empezó a coger toda la ropa desperdigada en el piso y se la empezó a tirar a la cara.

-¡Lárgate! ¡LÁRGATE ANTES DE QUE TE MATE PERRA!

La mujer asustada y desnuda salió corriendo, tomando todas sus prendas entre sus brazos. Las lágrimas brotaban en cantidades, asustada por lo que le podrían hacer en esa casa, asustada por su vida.
Nishikido fue hasta su mesa de noche y sacó un libro de recortes y fotos, fue hasta la última parte de este y por debajo de la costura, de la tapa y de cartón y el forro de cuero sacó una foto...

-Idiota… Porque solo tú eres el único que…

Uno tres toques en la puerta lo hicieron cerrar el libro y dejarlo en la cama, se puso su bata y dio la orden de entrada.

-Qué quieres Subaru

El aludido pudo sentir la voz de nostalgia de su jefe y solo atinó a negar lentamente antes de sacar un sobre de su saco y acercarse a él para entregárselo.

-Los negocios de Corea del Sur no están bien, los encargados de matar a los tres accionistas de LG no lo han hecho, podríamos haber mandado a Inoo para hacerlo pero con el trabajo nuevo que se le ha encargado no se puede… El contrato está a punto de vencer, si no lo hacemos en un menos de un mes, estaremos en problemas…

Ryo cogió el sobre y leyó la información, rompió el papel en miles de pedazos y fue hasta su armario, tirando una maleta al piso.

-Ordena a Ohkura y a Maruyama que me acompañen, yo mismo haré ese trabajo…
-Con todo respeto señor, ¿puedo dar dos sugerencias?
-Qué cosa – lo miró con desde, sacando una 40 mm del armario y apuntándole con ella a la cabeza
-Que sea Yasu el que lo acompañe, necesita más trabajo de campo… Ohkura es el único que tiene cierto apego con Inoo y el… Sigue siendo un niño, suficiente vida ya le hemos quitado – escuchó una risa burlona e hizo una inclinación de cabeza – Más que como jefe, te lo pido como amigo
-De acuerdo Subaru, lo que digas – metió el arma de nuevo y empezó a sacar trajes y tirarlos en el piso - ¿Cuál es la otra sugerencia?
-Si tanto lo extraña… Sabe que no es difícil localizarlo, solo falta que usted me diga que lo haga

Se quedó quieto, los músculos de su rostro y cuerpo se tensaban… ¿Era tan fácil de leer? La mirada que le lanzó a su subalterno fue más que suficiente para que este saliera de la habitación sin decir una sola palabra más. Sacó su celular y mandó un mensaje a toda “su familia”. Un mes era suficiente para que ellos se sintieran nuevamente humanos.

----

Inoo miraba con recelo a todas direcciones, sintiendo varias miradas clavadas en él y en su acompañante ¿Por qué Daiki tenía que ser tan insistente?

-Hasta ahora no te lo he preguntado – dijo el menor caminado a su lado mientras observaba las vitrinas de las tiendas - ¿Qué carrera sigues?
-Arquitectura

Era una mentira, en realidad era la carrera que fingía seguir, los trabajos los diseñaba el pero nunca los hacía, de eso se encargaban otras personas, las maquetas que presentaba nunca fueron hechas con sus propias manos, pero tenía que mantener el perfil bajo y tener siempre una coartada, el estudio de una carrera tan trabajosa era más que perfecta.

-No tienes cara de arquitecto…
-¿A qué te refieres?

Lo miró con curiosidad, no tenía amigos por lo que mantener una conversación tan normal con alguien sin mencionar armas de por medio era… Fascinante.

-Es simplemente que… Para mi tú tienes un alma más de ¿artista?
-La arquitectura es un arte
-Yo te hablo de un arte que sale del corazón, no de la mente
-¿Si te dijera que no tengo corazón?
-Entonces yo te haré tener uno…

Otra vez su corazón dejó de latir y el aire de sus pulmones escaparon de él ¿Qué demonios era eso? Y estaba sonriendo ¿Por qué sonreía? ¿Por qué le sonreía al asesino más frío del Clan de los Nakajima? El no… No debía estar ahí…

-Me tengo que ir Daiki
-No puedo llegar a casa solo, si no lo sabes, aunque estoy seguro de que si… Me pueden matar en el camino

Inoo sonrió de lado ante la ironía y asintió, caminando callado a su lado. La musiquita de su celular rompió el silencio que se había formado y leyó el mensaje recién llegado.

“Tenemos un mes libre, el jefe se está yendo a Corea”

Sintió un nudo en la garganta y una opresión en el pecho… Hace un año, también se había ido y no habían tenido trabajos que hacer por dos semanas, el aburrimiento, la falta de una “misión” casi habían acabado con sus nervios, llevándolo al borde del suicidio. Yuto, quien lo odiaba, se había compadecido de él y lo llevó a vivir de la forma en que él lo hacía. Pero el sentía la pasión carnal tan vacía… No era algo que lograra llenarlo, no era que no le gustara porque era humano, pero simplemente no era algo que disfrutara al máximo.
Sintió unos brazos rodearlo por la cintura y una cabeza apoyarse en su pecho, bajó la mirada y vio a Daiki acurrucado en él.

-En otros países se puede abrazar a la gente para reconfortarla, en Japón es mal visto pero con la cara que llevas, estoy más que seguro que lo necesitas… Tú dijiste que no dejara que el mal humor me atrape, te digo lo mismo Inoo

Sus mejillas empezaron a arder… ¿Por qué en su seguimiento no se había percatado del tipo de persona que era Arioka Daiki? Su cuerpo reaccionó solo y lo abrazó por la espalda, apoyando su barbilla en la parte más alta de la cabeza menor.
Sabía que algo andaba mal pero desechó la idea en segundos, un demonio no podía tener sentimientos, abrazarlo de vuelta solo era una forma de devolver su cordialidad.

19 comentarios :

Carol~ dijo...

miiiiooooooo

sOra-cHan dijo...

me gusta Yuto! asdas
qiero ese Yuto!
es mi Yuto qasdasdasdasd!~
Yamada no sabes en la qe te metes!
Daiki es bien Uke! XD LOL
Takaki sexual -w-

Carol~ dijo...

Satommy si que me sorprendiste, no me imaginé que actualizarías en estos días. Me alegra que hayas salido de tu bloqueo inoodai, pero sabes D: si lo sigues escribiendo así, desplazarás al takachii como mi superhipermega pareja favorita >.<
El yamajima se roba la atención (sí lo seguiré diciendo hasta que ya no lo vea así) y adfasd yuto le va a ir a hacer cositas a yamada otra vez

y estaba siendo tan feliz con la interacción al principio del takachii, pero ahora que Chii sabe que Takaki quiere tirarse a Daiki, dudo ver takachii en un futuro -w-

Ryo muajajajaja me divierte su situación, tienes que hacerlo sufrir batante

regresando al inoodai... cuánto conflicto emocional interno puede ocasionar Daiki en Inoo en un mes XD?
adfadsfa quiero el capi tres pronto

p.d. me llevé el primer comment :3

rainbowfanfiction dijo...

Como era de esperarse se Satommy, ¡Me encantó! *o* Yuto es muy asdfghjg y me compadezco de Yamada, ¿Cómo no ceder ante Yuto? ♥.♥ Y Daiki es tan tierno y dulce con Inoo que hace que le tome más cariño del que le tengo *o*
Waaa, con el YamaJima, el TakaChii y el InooDai, ya quiero otro capítulo más ♥.♥

Ayaa dijo...

asdasdasdasd *---------* ver este nuevo capitulo me ha emocionado como no tienes idea *O*
aaww lo amé tantoo!!! me gusta que Kei sufra conflictos internos *O* es tan sexy eso!!!
y Takaki OMG metiendose con el diablillo de Chii XDDD que hermoso~ y por ultimo, me encanta la seduccion que existe entre Yuto y Yamada asdasdasd son tan sexys los dos!!!
Gracias por actualizar, necesitaba leer algo LOL
No tardes mucho con el sig capi pooorrrfaaaa LOL

Mokona! dijo...

kjbsdkajsdnasjnsajknsakjdankjsndkldkwiqwqdqwdq, qué buenoque no te dejé leer cuando me dijiste que tenías algo xD

INOODAI!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! SANDASLKDKLANDKLASNDAKDKLWJQKLQNKA Daiki es un hermoso -w-, hazlo sufrir y luego que sea feliz de nuevo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! no? -w-

Yamajima <3<3<3<3<3<<3<3<3<3<3<3<3<3<3<3<3<3<3<3<3<3<3<3<3<3< cosa más sexy!!!! Inoodai se me hace más angst-fluffy xD pero ambas parejas son hermosas *O*

pon un poquito de mi principito, shi? ;O; onegaaaaaaaaaaaai
Sabes que te adoro y amo tus fics y neta has mejorado un chingo!! (no es que tus otros fics fueran malos, pero éste los supera con creces!)

DAME MÁAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS D:

Mokona! dijo...

te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te extraño <3

Deemi Raainbow♥ dijo...

Waaa ♥.♥ me lo leí dos veces de lo mucho que me gustó xD ¡Quiero más! :B

azukin-notsumi dijo...

Update!!
Sugoi!!!
Yamajima!!!!!
OMG Sexy~!!!
Inoodai!!

joojojojojo creo que tantas emociones bloquearon mis neuronas por hoy
jojojojojojo

♥soanychinenlove♥ dijo...

asdasd yamajimaa *oo*
que buen unicio jajaja~
aiis maldije el movil porque tenia que sonar? ;D

aww daichan es tan lindo, como le pidio a inoo que fuera su amigo
y luego como lo abrazaba >_______<
esto es demasiado para el pobre de mi corazon <3<3
tan inocente que no entendio la indirectaa ;D
pero inoo lo matara T_____T

y takaki con chinen O.O
pobre mi angel esta en peligro x.x
bueno el mismo lo dijo no es tan angel¬¬

que planes tendra yuto con yamada *______*

muero x saberlo...
y inoo con daichan ahora que son amigos espero y cambieen algo >o<

me encanto la contii n.n
te quedo estupendaa *u*

Huevitos Choliponeses dijo...

esto me tiene estúpida xDDDD!!!!!!!!! hahaha Satommy-san arigatou!
*reverenciándose* en verdad morí leyendo el Yamajima era tan abcidbcjkbvsdjkvcmñsjfksknk *¬* kiero lemon!!!!!!!! >.< perdón se me salio pero en verdad deseo leer tus buenos lemons! xD El InooDai tan kawai como siempre pero lo más exitante de toda esta pareja son las reacciones k provoca Dai hacia Inoo xD aunk este lokito lo quiera matar :S! espero leer el drástico momento en k esto ocurra *imaginandose muchas versiones* y finalmente el TakaChii, siempre me ha encantado esta pareja es simplemente masokista de nacimiento xD los amo!
bueno espero con DEMASIADAS ansias el siguiente cap y gracias nuevamente por dar tu mayor esfuerzo :D gambatte! y onegaii >.< prontito el cap 3 xD!!!!

Isa_chan dijo...

Ya te dije~ Está lindísimo!
Escribe... aunque creas que 'nadie' lo sigue...
TQ!

Yukito Nakajima dijo...

Rayos... es qe la verdad no entiendo como diablos escribes cosas tan buenas lol

Ya te dije qe debería estar haciendo un trabajo para la U, y sin embargo me encuentro leyendo [en realidad comentando xD] tu fic

Aish...!!! qe bien valio la espera x3 !!! el capi te qedo buenisimo !!


"-¿En serio quieres ser amigo de un desconocido?
-Tu ya no eres un desconocido, eres Inoo-chan, un amigo de la universidad…"

Juro x mi vida qe ame esta parte fue tan... asdasdasd

Qiero conti !!! aunqe no se cuanto me demore el leerla LOL! [este capi lo tuve qe leer por partes :S]

Sigue escribiendo~~ ♥

A.ru.mi.~ dijo...

me encanta ♥ valió la pena la espera~

Haruki-chan dijo...

HOOOOEEEEEEEEEEEEEEEE ES TAAAN BELLO Y LOS CONFLICTOS DE INOOCHI CUANDO ESTA FRENTE A LA SONRISA MARAVILLOSA DE DAI-CHAN X DIOS Y EL YAMAJIMA X DIOS YA QUIWRO QUE YUTO ABUSE BIEN DE YAMA.-CHAN NO QUE SOLO LO ALBOROTA Y NO MAS LO DEJA CON LAS GANAS AJAJAJA

AAAAAAAAAA ESTUPIDO RYO HOMO QUE SUFRA QUE SUFRA Y AAAAAAAA LOS DE NEWS X DIOS, SI LLEGAS A PONER ALGO ECCHI ENTRE ELLOS X DIOS QUE MORIRE DE UN TRAUMA PERMANENTE >.< Y MAS SI ES ALGO ENTRE NEWS Y HSJ HOOOEEEEEEEEE TRAUMA TRAUMA!!!!!!!!!

°A° MI QUIERO CONTIIIII!!!!

d@nny dijo...

graias por el capi ^^

YuukiNii dijo...

OMG! POR FIN SE VEN! En verdad quiero ver a Daiki sufrir x'D y que inoo sea el que le inflinja dolor, así todo un momento de confesiones. asdasdasdasdasd

aNix FriKi dijo...

>w< me encanto!me encanto
el InooDai es el mejor ♥

y ese Yuto que nada mas deja a medias a Yamada, jajajaja
no le da duro xD

Haine dijo...

Q_______Q OMG ♥♥♥♥♥ no puedo decir más.
amo a Yuto XD es tan cool sfsdfsd
Me encanta, me encanta, este maldito y bello fic va a conseguir que no duerma, lo presiento, lo sé(?) :'D sfdsfs


up